Restaurante Laventura: Cocina con fundamento que sienta bien | Comer
 
Restaurante Laventura: Cocina con fundamento que sienta bien
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
24/03/2010



Jaime Tamarón, en el comedor del piso superior de LaventuraJaime Tamarón, en el comedor del piso superior de Laventura

Antes se decía eso de “comer como en casa”, pero ahora se cocina muy poco en los hogares. Quizás por ello, encontrar un restaurante con una cocina bien elaborada con productos de temporada, en un ambiente agradable, sea lo más parecido a comer como en casa. Esto sucede en el restaurante Laventura, cuyo chef, propietario y Jefe de Sala, Jaime Tamerón, te lo pone muy fácil para que comer en su establecimiento sea todo un placer.

Nombre: Laventura
Dirección: Calle Ventura Rodriguez nº 3, Madrid
Teléfono: 91 253 70 31
Página Web: La Ventura
Tipo de cocina: Cocina de mercado, con toques de cocina creativa
Entorno: Comedor luminoso y muy agradable en dos alturas, no fumadores abajo
Servicio: Atento y familiar
Accesibilidad: Hay cuatro o cinco escaleras para bajar al comedor de no fumadores y bastantes más para el de fumadores
Ambiente: Familiar y urbano, con parejas y amigos
Aparcacoches: No, aunque tienen parking concertado con 2 horas gratis.
Precio: 35-40 euros con bebidas incluidas
Fecha visita: Almuerzo, domingo 28 de Febrero de 2010

Cocina:

Alcachofas con miel de romero y hummus de garbanzosAlcachofas con miel de romero y hummus de garbanzos

Nos dejamos aconsejar por el chef y propietario sobre diferentes platos, algunos emblemáticos del restaurante. Iniciamos el menú con un aperitivo, un Chupito de crema de verduras con aceite de trufa blanca bastante bueno; los aceites aromátizados no me gustan mucho, pero este estaba muy equilibrado. Seguimos con un Tartar de atún rojo con caviar de salmón (18 euros), que viene acompañado de pan de pasas tostado: bastante conseguido el tartar, buena acidez, buena textura. Después recibimos con gozo una Croqueta de jamón (3 euros/unidad), bastante consistente, con buen sabor y mucho jamón;  Muy ricas las Alcachofas con miel de romero y hummus de garbanzos, las alcachofas van fritas y resultan crujientes, poco aceitosas, el hummus suave, un plato curioso. Después llega uno de los platos más solicitados  de la carta: Lasaña de carabineros y calabacín con Muselina (14 euros) espectacular, delicioso, sabor intenso a mar, suavidad en el gratinado, todo en su punto.

Pargo al horno con una guarnición de picado de tomate y cebollitaPargo al horno con una guarnición de picado de tomate y cebollita

Compartimos a continuación un Arroz caldoso con Carabineros (20 euros), en este tipo de platos lo básico es el fondo, que en este caso resulta muy bueno, intenso pero a la vez suave, tiene la cremosidad necesaria para no dejar apelmazado el arroz, no obstante se utiliza el Calaspero italiano de grano largo pero con buena resistencia o “ánima” , que proporciona el almidón justo. Otro comensal pide Solomillo con Foie, también buenísimo, donde el foie va dentro de la carne y se acompaña con una salsa de Pedro Ximénez o similar. La carne jugosa, tierna y con sabor; otro comensal pide Pargo (20 euros), que es recomendación del día y va al horno con una guarnición de picado de tomate y cebollita, la textura del pescado completamente en su punto, algo bastante dificil.

Goloso de chocolate con Sabayón de Grand Marnier y crema MascarponeGoloso de chocolate con Sabayón de Grand Marnier y crema Mascarpone

Compartimos dos postres: el Goloso de chocolate con Sabayón de Grand Marnier y crema Mascarpone (5 euros), bastante bueno, y el Milhojas de Brie con Pasas Sultanas y Helado de chocolate, algo menos conseguido, ya que el milhojas resultaba duro y la salsa brie un poco grasa (6 euros).

En cuanto a vinos, el restaurante cuenta con una amplia y surtida bodega, muy bien acondicionada, y siguiendo las recomendaciones del propietario, tomamos un blanco de Somontano: Viñas de Vero Gewurtztraminer 2008 y un tinto de Madrid, también 2008, de El Regajal. Ambos muy adecuados para el menú que degustamos.

Observaciones:

Además de la carta y los platos recomendados del día, hay un menú degustación, que el día que fuimos consistía en Terrina de setas con Foie Mi-cuit, Alcachofas fritas con miel de Romero y Humus de Garbanzos, Lasaña de calabacín y carabineros con pil-pil, Pargo rojo con arroz cremoso, Variado de postre, agua y copa de vino, todo por 35 euros más IVA. Se admite cualquier modificación sobre los platos, la amabilidad en sala es máxima. Muy buena vajilla y mantelería. La temperatura de agua: Salan de Cabras y vinos, perfecta, el ritmo de servicio: ágil y correcto.

Calificación:

Se trata de uno de esos restaurantes que conoces por referencia y que realiza una cocina bien elaborada con productos de calidad que su dueño compra cada día para elaborar el menú de la jornada, una cocina depurada, bien trabajada, tomándose su tiempo y con sabor, creatividad e inteligencia. Con una buena relación calidad-precio y ambiente agradable. Muy recomendable para ir con la familia y amigos, para quedar bien sin que te claven.

Puntuación:

7,5/10

 

Galería fotográfica:

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.