Reymos 1918, Brut Nature de Moscatel
Héctor Parra

Héctor Parra

Fotografías:

Traducción:

Publicado el
21/01/2013



Reymos 1918

Hoy nos vamos hasta Cheste para probar este Reymos 1918, el primer Brut Nature de moscatel del mercado que, además, se ofrece en una elegante presentación obra del diseñador valenciano Francis Montesinos.

Estamos ante un espumoso con una segunda fermentación en depósito según el método Charmat donde el dulzor de la moscatel queda muy bien corregido, convirtiéndolo en un vino fácil de beber a temperaturas muy frías, y que además aporta un caracter muy mediterráneo, armonizando perfectamente con los platos de la zona.

Reymos 1918 sólo está a la venta en tiendas especializadas y en grandes restaurantes, y la bodega destina un 1,8% de sus beneficios para obra social.

DATOS DEL VINO
Bodega:
Cheste Agraria 
Denominación de Origen:
Valencia
Zona:
Cheste, Valencia
Tipo:
Espumoso
Variedades:
100% Moscatel de Alejandría
Grado Alcohólico:
11,5%
Precio de venta al público (aprox.):
14 euros
Temperatura de Servicio:
5-7ºC

Ficha de Cata

Fase Visual:

A la vista muestra un color amarillo pálido, con destellos verdosos y burbuja fina.

Fase Olfativa:

En nariz aparece ya su elegante intensidad, con presencia predominante de fruta blanca y matices cítricos, herbáceos y florales. No olvidemos que estamos ante una moscatel corregida, lo que reduce los umbrales a los que esta uva nos acostumbra en la fase olfativa.

Fase Gustativa:

En boca persiste la elegancia y el equilibrio, resultando un vino ligero, ágil en paso y con gran frescura, donde predominan notas de pera y algo de manzana, con la aparición al final de inesperados matices tropicales tipo piña, y otras frutas de hueso. Su cremosa espuma termina de redondear un conjunto con buena acidez y un ligero toque de amargura.

Maridaje:

Reymos 1918 es un excelente compañero en mesa de arroces, pescados o pastas, sin olvidar mariscos y quesos suaves. En nuestro caso lo catamos con una tabla de quesos suaves y una paella y el resultado es sencillamente excepcional. Un vino que puede abrir los ojos de muchos consumidores a las posibilidades de armonización de los espumosos.

Conclusión

Este Reymos 1918 nos ha sorprendido muy gratamente. Un espumoso que concentra muchos de los matices de la comarca en la que se elabora (Cheste, Valencia) y que consigue sorprender con su equilibrio y frescura, resultando un inesperado compañero para un buen arroz o un plato de marisco. Muy recomendable para probar algo diferente y disfrutar así del mediterráneo, también en la copa.

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.