Rollitos de sushi dragón con bacalao noruego

Este sushi que mezcla salmón y aguacate es una receta refrescante y nutritiva perfecta para estos días de calor.

23 de junio de 2020Actualizado el 30 de abril de 2024
El Bacalao Noruego, debido a su crianza en los fiordos noruegos no tiene riesgo de parásitos y se puede consumir crudo sin necesidad de congelarlo previamente.
  • 120 g de filetes de bacalao noruego sin piel y sin espinas
  • 1 cucharadita de azúcar
  • una pizca de sal
  • ½ cucharada de vinagre de arroz
  • 60 g de arroz de sushi
  • 80 ml de agua
  • 4 cucharadas de pepino
  • 2 cucharadas de cebolla tierna
  • 2 cucharaditas de aceite de girasol
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 2 cucharaditas de aceite de sésamo
  • 1 hoja de alga nori
  • 1 aguacate
  • esterilla
  • papel film

Dificultad:

Media

Precio:

Medio

Así lo hacemos:

  1. Mezclar el azúcar, la sal y el vinagre de arroz en una sartén pequeña, y hervir suavemente mientras se remueve. La mezcla estará lista cuando el azúcar y la sal se disuelvan. Enfriar la mezcla antes de usar. Cocer el arroz para sushi. Transferir el arroz a un plato ancho y verter un poco de la mezcla.
  2. Asegurarse de que el arroz no se humedezca demasiado, agregando poco a poco. Dejar que el arroz se enfríe a temperatura ambiente. Cortar el filete de bacalao por la mitad y cortar el pepino y la cebolla tierna en tiras. Tener aceite de girasol en una sartén caliente y cocinar el bacalao durante 30 segundos, por un lado, retirar la sartén del fuego y voltear el pescado.
  3. Agregar la salsa de soja y el aceite de sésamo, y dejar que se caliente. Retirar el bacalao de la sartén y verter la salsa. Dividir la hoja de nori por la mitad. Cubrir la esterilla con papel film. Mezclar agua con un poco de vinagre de arroz y humedecerse ligeramente las manos para evitar que el arroz se pegue.
  4. Colocar media hoja de nori con el lado áspero hacia arriba sobre una esterilla y extender una capa de arroz sobre la hoja. Voltear la hoja para que el arroz quede hacia abajo. Colocar el bacalao, el pepino y la cebolleta a lo largo del borde inferior de la hoja. Usar el tapete para enrollar los maki juntos. Cortar en rodajas finas el aguacate y cubrir el rollo de maki con las rebanadas superpuestas entre sí. Presionar suavemente el rollo.
  5. Cortar cada rollo en dos, luego en dos y dos hasta que tenga 8 piezas. Servir el sushi con salsa de soja, wasabi y jengibre.