¿Rosado o Clarete?

¿Rosado o Clarete?

Los rosados están de moda y su consumo va en aumento debido a la tendencia mundial de los consumidores de buscar vinos más frescos y ligeros.

Álvaro Comenge02/03/2021

Muchas veces nos referimos a los vinos tintos de color pálido con los nombres de rosado o clarete indistintamente. Aunque pudieran parecer lo mismo, realmente no lo son. Su elaboración es distinta.

Resumido de forma muy básica, los vinos tintos son el resultado de la fermentación del mosto en contacto con los hollejos durante todo el proceso, que es de donde se extraen los aromas y el color. En el caso del vino rosado, que también se elabora con variedades tintas, para lograr ese color más pálido, existen dos métodos. El primero de ellos, es similar a la elaboración de vinos tintos pero en este caso la fermentación no se hace en contacto con los hollejos durante todo el proceso, sino que se separan al cabo de un tiempo. A mayor tiempo en contacto con los hollejos, más oscuro el color y viceversa. El otro método es el del sangrado, que es una técnica bastante frecuente en la elaboración de tintos para conseguir vinos más concentrados. Se trata de retirar parte del mosto una vez que se llena el depósito. Con esta técnica, se consigue un mosto que es aún muy pobre de color, al no haber estado mucho tiempo en contacto con los hollejos, y el que queda en el depósito en contacto con las pieles adquiere mayor color y concentración.

 En el caso del vino rosado, que también se elabora con variedades tintas, para lograr ese color más pálido, existen dos métodos En el caso del vino rosado, que también se elabora con variedades tintas, para lograr ese color más pálido, existen dos métodos

En el caso del vino clarete, la elaboración es distinta. Antiguamente podían hacerse mediante una mezcla de vino blanco y vino tinto. En la actualidad se hacen mezclando y macerando juntas variedades de uva blanca y tinta. A mayor cantidad de uvas blancas, más claro será el vino resultante.

En el mundo existen varias regiones productoras de vinos rosados o claretes de prestigio, de las que cabe destacar la Provenza, donde normalmente utilizan coupage de diferentes variedades como Garnacha, Cariñena, Monastrell, Cinsault o Syrah. Suelen ser muy pálidos, color piel de cebolla. Son vinos de color tenue y estilo ligero, fresco y frutal. Otra zona importante es California, donde se elaboran vinos a base de White Zinfandel, generalmente, afrutados, pálidos, con poco alcohol y de dulzor medio. 

Carmen by ComengeCarmen by Comenge

En España también elaboramos grandes rosados y claretes por toda la geografía nacional y quiero mencionar algunas como Ribera del Duero, donde se pueden elaborar rosados a partir de tempranillo principalmente, o claretes mezclando hasta un 50% de Albillo, como es el caso de Carmen by Comenge. Otra región productora es Cigales, donde las variedades más empleadas son Tempranillo, Albillo y Verdejo y se mezclan los mostos en diferentes proporciones para conseguir diferentes matices y aromas. Son habituales los colores intensos, aunque en los últimos tiempos también se elaboran muchos de estilo provenzal. También en Navarra se elaboran grandes rosados, fundamentalmente a partir de sangrados de la variedad Garnacha, y en León se elaboran rosados muy interesantes con la variedad Prieto Picudo.

Las modas también afectan al mundo del vino. Los rosados de moda en la actualidad, son los de color piel de cebolla. Dicho color se puede lograr con técnicas para quitar color al vino, pero en mi humilde opinión, no debemos perder nuestra personalidad tratando de emular los vinos estilo Provenzal que están tan de moda. Con ello perderíamos parte de nuestra identidad y cultura.