Rosquillas ‘listas’ De San Isidro

Las 'tontas' y las 'listas' son las rosquillas con las que se celebran las fiestas de San Isidro en Madrid. Las 'listas' se han ganado ese nombre por el dulce glaseado que las cubre. Aprende a hacerlas con esta receta y monta la verbena en casa.

14 de mayo de 2020
Puedes aromatizar la masa con anís, como se hace en las masa de las rosquillas 'tontas', que no llevan cobertura, y si las cubres de merengue, tendrás las rosquillas de Santa Clara. Si no tienes manga pastelera, puedes hacer las rosquillas formando churros y uniendo las puntas en forma de un círculo. Receta de Pastelería La Barra Dulce. ACYRE (Asociación de Cocineros y Reposteros de Madrid)
  • 250 g de harina floja
  • 165 g de huevo (3 huevos)
  • 150 g de aceite de girasol
  • 25 g de azúcar
  • Para el caramelo:
  • 200 g de azúcar blanco
  • 200 ml de agua
  • Para el glaseado
  • 250 g de azúcar glass
  • 50 g de agua
  • 20 g de zumo de limón
  • 20 g de caramelo líquido

Dificultad:

Media

Precio:

Bajo

Así lo hacemos:

  1. Para preparar la masa, echar todos los ingredientes en un bol y trabaja (mejor con una máquina amasadora, si tienes). Debe quedar una masa lisa y homogénea.
  2. Precalienta el horno a 220ºC.
  3. Introduce la masa de las rosquillas en una manga pastelera con una boquilla lisa y gruesa. Coloca papel vegetal (o silpat) en dos bandejas de horno y ve haciendo la forma de rosquilla con el agujero grande porque se cerrará al aumentar el volumen de la masa y dejando espacio entre cada una porque crecerán al hornear.
  4. Hornea las rosquillas durante 10-12 minutos, hasta que estén doradas.
  5. Mientras tanto, pon en un cazo el agua y el azúcar para hacer el almíbar. Lleva a ebullición y deja cocer cinco o diez minutos. Apaga el fuego y reserva.
  6. Cuando retires las rosquillas del horno y hayan perdido algo de temperatura, sumérgelas en el almíbar y colócalas en la mesa de trabajo o sobre las bandejas.
  7. Prepara el glaseado añadiendo el agua al azúcar glass en varias tandas, remueve bien. Añade el zumo de limón y el caramelo líquido, mezcla bien con las varillas y obtendrás un glaseado espeso.
  8. Baña la superficie de las rosquillas por el glaseado y deja que se sequen sobre una rejilla. Con la ayuda de una cuchara, vierte más glaseado sobre la superficie haciendo la forma típica de rejilla. Deja secar y ya están listas para tomar.