Cata en Martín Codax en Vilariño, junto a su enólogo, Luciano Amoedo, en la estupenda terraza de la bodega

Ruta del Vino Rías Baixas: un paraíso enogastronómico

Eva Celada📷 Héctor Parra01/02/2012

O Rosal: El vino del paisaje

Situada en el extremo suroccidental de Galicia, en el tramo de frontera con Portugal surcada por el Río Miño, esta ruta comprende las localidades de A guarda, O Rosal y Tomiño donde se elabora el vino con D.O. Rias Baíxas  O Rosal, obtenido de la mezcla de las uvas de albariño y loureiro como un mínimo del 70%, además de caiño blanco.

Recomendamos visitar:

Vista de A Guarda desde el Monte de Santa TeclaVista de A Guarda desde el Monte de Santa Tecla

A Guarda y en especial el Monte de Santa Tecla, desde donde se puede ver por un lado la impresionante desembocadura del río Miño, y la localidad portuguesa de Caminha en la otra orilla, y el poderoso Atlático en la otra. En esta localidad además se celebra en julio la Fiesta de la Langosta, donde se puede degustar este manjar en sus diferentes preparaciones. También destaca la Mostra de las tradiciones marineras a finales de julio, donde, por supuesto, hay degustación de comida: percebes, platos de cocina marinera y degustación de pez espada, una de las grandes especialidades de la zona, que se ofrece en la mayoría de los restaurantes a finales del mes de julio, con platos como el Pez espada al albariño, a la milanesa e incluso albóndigas de pez espada en establecimientos como Arruaz, y de postre las Roscas de yema, que se venden en panaderías y pastelerías. Merece la pena conocer el Castro de santa Trega, el Museo Arqueológico, el Museo del Mar o, sencillamente, pasear por sus calles y disfrutar de las casas indianas.

O Rosal, con un bello casco urbano donde se puede contemplar un antiguo lagar: el Lagar de Soberbia y  también la iglesia de Santa Marina, el 12 octure se celebra la Fiesta del Cabaqueiro en recuerdo de los ceramistas romanos. En el Bajo Miño se encuentra el Sendero de Pescadores Río Miño-Tamuxe, finalizando el mismo en el Molino de las Aceñas. Toda la localidad cuenta con cruceiros y petos de ánimas (popularmente conocidos como Almiñas), monumentos religiosos de carácter popular que se levantan frente a las ermitas y en los cruces de caminos. A mediados del mes de julio  se celebra la Feria del Vino.

Tomiño, enmarcado entre el río Miño y las sierras de Argallo y el macizo de Galiñeiro, cuenta con increíbles paisajes que pueden verse desde los miradores del Nido del cuervo o desde el Monte Tetón.

Restaurante Lagar en Eiras

Terraza del Restaurante Lagar en EirasTerraza del Restaurante Lagar en Eiras

El Restaurante Lagar en Eiras lo llevan Miguel Martínez y su compañera Encarna Cabadas, fantásticas las ostras, la Empanada de Maíz (4 euros) espectacular, absolutamente caseras.

Igual de bien hechas están las Filloas de boletus (6 euros), excelente el Café de pota y muy amplia la bodega, se nota que a  sus dueños les gusta el vino de la zona. En cuanto al ambiente, resulta muy acogedor y diferente.

Casa Rural Quinta do Ramo

Milhojas de pulpo (Quinta do Ramo)Milhojas de pulpo (Quinta do Ramo)

Situada en Tomiño, Quinta do Ramo posee ocho habitaciones dobles y dos cuádruples rodeadas de un amplio jardín con diferentes rincones absolutamente deliciosos, llenos de plantas aromáticas, árboles, fuentes y música, no solo ambiente sino también en directo.

Posee además un restaurante muy correcto con productos autóctonos, bien planteado el Milhojas de pulpo y el Rodaballo a la plancha, muy buena bodega.

Bodega Santiago Ruiz

Rosa Ruiz junto a algunos de los utensilios de la antigua bodega familiarRosa Ruiz junto a algunos de los utensilios de la antigua bodega familiar

A los 70 años y una vez jubilado, Santiago Ruiz que realizaba vino de forma casera al igual que su abuelo materno  desde 1860, adquirió los primeros depósitos de acero inoxidable.

Hoy, su hija, Rosa Ruiz, se ocupa de la bodega familiar, enclavada en una edificación del siglo XVII que auna toda la modernidad con una amplia muestra de la antigua bodega familiar, y por la que se entra como si se entrara en una vivienda, para pasar a los viñedos. Es de una enorme belleza como lugar para visitar. En cuanto al vino, se produce a partir de albariño 70%, Loureiro: 15% y el resto Treixadura, Caiño Blanco y Godello: de color amarillo verdoso, pálido y muy brillante es muy aromático con notas frutales a manzana, cítricos, hierbas frescas… manteniendo una acidez muy equilibrada. La visita dura aproximadamente una hora e incluye cata.

Toia Suarez sirve uno de sus vinos de Quinta Couselo en una terraza que merece la pena visitarToia Suarez sirve uno de sus vinos de Quinta Couselo en una terraza que merece la pena visitar

Bodega Quinta Couselo

Situado en el Valle del Rosal, en una pequeña bodega familiar de la que se tiene referencia de que se hacían vinos blancos desde principios del pasado siglo, actualmente en Quinta Couselo es la tercera generación de la familia que hace vinos. Los más afamados: el Turonia, un monovarietal de Alvariño, y Quinta de Couselo, tipo Rosal.

Además, la bodega cuenta con una destilería en la que se elaboran licores de cilantro, Hierbas, café, mirabel y orujo.

Las visitas al viñedo, la bodega y la cata no tienen coste alguno y ,si se tiene la suerte de que te atiende su propietaria, Toia Suarez, resultará aún más agradable, no perderse la terraza.

El Licor de Cilantro es una de las joyas de la destilería de San Lorenzo, en GoianEl Licor de Cilantro es una de las joyas de la destilería de San Lorenzo, en Goian

Pazo Valdomiño

Los aguardientes y destilados gallegos son internacionalmente conocidos, algunas destilerías pueden visitarse como la destilería de San Lorenzo, en Goian, donde se encuentran algunos de los mejores destilados de la zona.

Aguardientes de Orujo, Licor de Hierbas, café, crema Licor, crema de café o licor de miel, así como el famoso licor de cilantro, algunos envasados en bellísimas botellas, se venden en la propia destilería, en tiendas especializadas y también por Internet

Restaurante Abadía Das Eiras

El pescado también ofrece preparaciones suculentas (Restaurante Abadía Das Eiras)El pescado también ofrece preparaciones suculentas (Restaurante Abadía Das Eiras)

Junto a la Iglesia Paroquial de San Bartolomé del siglo XVIII, se encuentra este restaurante que, además, cuenta con habitaciones con magníficas vistas.

Excelente la Parrillada (8,50 euros) con verduras de la huerta del pueblo, asi como las Croquetas caseras de langostinos y castañas (8 euros), de muy buena calidad también la Chuleta gallega (20 euros) y el Arroz con vieiras (16,50 euros),  así como las Filloas (3 euros).

Muy buen nivel también en la bodega, dirigida por el sumiller, Angel Martínez