Si sube la temperatura, bajan los precios… de los refrescos

23 de julio de 2012Actualizado el 22 de marzo de 2020

En mitad de tantas malas noticias que se producen este verano, te contamos una buena y la mar de curiosa que nos llega desde el Palma Aquarium.

Quienes se acerquen a disfrutar de este fantástico parque marino de la capital de Mallorca, se van a encontrar una máquina expendedora de bebidas que varía su precio en función del calor que hace. Así que, por una vez, aunque parezca increíble, habrá muchos turistas y visitantes que se pongan tan contentos cuando suba la temperatura ambiente. La pantalla de la máquina irá registrando y mostrando la temperatura y cuando haya menos de 25 grados, el refresco de 330 mililitros costará 2 euros; si hay de 26 a 29 grados, 1,40 euros, y si se superan los 30 grados, el precio se reduce a la mitad y pasa a costar ¡1 euro!

Esta es la original campaña que ha emprendido la marca Limon&Nada, de Minute Maid (Coca-Cola), colocando 18 máquinas expendedoras de estos refrescos de limón en distintos parques acuáticos y de atracciones, y que durará hasta el mes de septiembre.

alicia hernández

Alicia Hernández es una destacada periodista especializada en gastronomía y viajes y redactora jefe de Con Mucha Gula. Su pasión por la buena mesa y la cocina la ha llevado a consolidarse como una referente en el ámbito periodístico gastronómico.... Ver más sobre el autor