Siente Áster, los vinos con carácter que te harán amar (aún más) la Ribera del Duero

Las nuevas añadas de Bodegas Áster, Finca El Otero, Áster y Áster El Espino, aúnan tradición y modernidad... y prometen emocionarte.

Alicia Hernández25/05/2023

Casi cuatro décadas lleva Bodegas Áster persiguiendo la excelencia en Ribera del Duero, dando todo el protagonismo al terreno y a las viñas que rodean la elegante bodega, siguiendo el patrón de los châteaux franceses. La bodega abre sus puertas a todos los visitantes, organizando visitas guiadas e interesantes propuestas de enoturismo en este paraje tan idílico.

Un idilio comprometido con la zona, con el viñedo propio de 88 hectáreas, repartidas en viñas viejas en los alrededores de la localidad de Anguix, en Burgos, y con una forma de entender el vino que siempre ha apostado por el respeto a la viña como única manera de garantizar la calidad. Así se despertó en los años ochenta, así se ha mantenido desde los noventa, momento del despegue de la bodega y ya con el nuevo siglo, sus vinos en la escena nacional e internacional.

Elegante, como un chateaux francés, así es la bodega Áster, en Anguix, Burgos.

Ahora, veinte años después, el compromiso se multiplica con Siente Áster, la demostración de intenciones de una bodega que afianza sus bases en el terruño, el tiempo y la cuidada elaboración para expresar los diferentes sentires de la bodega y sus vinos.

Viñedos que nunca bajan de los 30 años de edad, altitudes superiores a los 800 metros y un suelo cargado de arcillas y limos, perfilado entre lomas y colinas donde el sol de Castilla y León aprieta, Áster representa por duplicado el sentido y la sensibilidad de una zona donde la tinta del país no pide variedades foráneas para sus coupages, encontrando en el carácter diferencial de cada parcela los ingredientes para dotar de diferente alma a cualquiera de sus vinos.

Suelos de arcilla y limos

Una devoción y conocimiento por el suelo únicos que permiten a Alejandro López, enólogo de la bodega (elegido por el Master of Wine Pedro Ballesteros en la revista Decanter dentro de su Top 10 de los enólogos revelación españoles en 2018), encontrar los caminos con los que marcar el destino de Siente Áster por dos vías distintas.

Lo clásico, desde la pureza, se expresa con Finca El Otero y con el propio Áster. Estos dos vinos expresan la intensidad, en un corte más tradicional, buscando vinos carnosos y profundos donde la estructura y la capa, sin dejar atrás la fruta, demuestran un perfecto conocimiento del terroir, de la vinificación y del apasionado del vino. Lo moderno, igual de puro aunque en otro lenguaje, se manifiesta con el carácter vibrante de Áster El Espino. Juntos ejercen como motor de una vitivinicultura y enología que sólo se entiende desde el respeto total, desde la uva a la copa.

Finca El Otero 2019

Convertido en la joya de la corona de la bodega, Finca El Otero lleva varias añadas encandilando a público y crítica. Wine of the Year por Tim Atkin MW con la actual añada de 2019 con 97 puntos; Top 100 de los vinos de España para James Suckling en 2018 o Mejor Tinto del Mundo para The Wine Merchant en 2016 con la cosecha de 2012, si algo define a Finca El Otero es constancia y autoexigencia. Sólo así se comprende cómo este tinto que procede de las delicadas uvas de Finca El Otero, un single vineyard con viñas de más de 70 años, para este vino de pago redondo, amable y cremoso, de gran amplitud y complejidad donde la suavidad de entrada se manifiesta en tonos especiados y balsámicos. Perfecto ejemplo de Ribera del Duero, su paso por barrica de 16 meses en roble francés nuevo perfila un vino donde la madera ayuda a ensamblar un vino que sólo se elabora con añadas excepcionales.

Un auténtico hijo del terruño que habla del carácter continental de Anguix y que presume de taninos suaves y dulcificados, fruto de remontados delicados y de un viñedo que ya por sí solo es auténtica seda. PVP recomendado: 52 euros.

Finca El Espino 2020

Casi como un orfebre, el enólogo Alejandro López persigue de las 88 hectáreas de viñedo aquellas parcelas que, con conocimiento e intuición, dan vida a Áster El Espino 2020, una voz de una nueva Ribera del Duero, basado en un estilo más contemporáneo. Sólo desde un coupage minucioso, siempre desde vinificaciones por separado, se puede entender este delicado tinto que hace de la elegancia y la escultura sus razones de ser.

Capa alta, pero vibrante, cargado de la jugosidad de la fruta negra y de la viveza de los colores, es una representación fiel de lo que la tinta del país puede ofrecer en vinos refrescantes que seducen a la nariz desde el primer contacto. Acunado por 12 meses de roble francés de varios usos, Áster El Espino plasma en cada gota el buen hacer que va de la viña a la bodega, dejando que su corazón tinto sea capaz de representar esas vinificaciones mimosas, con maceraciones prefermentativas en frío o con malolácticas separadas, tanto en roble como en depósito, para volver a sentir ese vibrato enológico que se disfruta por igual desde el copeo o desde una mesa gastronómica. PVP recomendado: 32 euros.

Áster 2019

De nuevo la parcela salta a la palestra. Lo hace con Áster 2019, otro embajador de Ribera del Duero basado en un estilo tradicional. Fuerza, equilibrio y estructura para un vino donde la selección parcelaria permite ensamblar un vino armónico, recurriendo a diferentes zonas del viñedo para alcanzar ese balance que despunta en potencia aromática y colores intensos.

Un tesoro de entrada para no olvidar el legado de Ribera del Duero en la máxima expresión de la tinta del país, capaz de compartir escena con clásicos castellanos como lechazos y cochinillos, pero también para rodearse de aves, caza de pluma, arroces, verduras o guisos marineros. PVP recomendado: 18 euros.

Bodegas Áster
Término El Caño. Ctra. Palencia-Aranda de Duero, km. 54,9.
Anguix. Burgos