Restaurante Martilota, delicioso exotismo en Alcalá de Henares

Restaurante Martilota, delicioso exotismo en Alcalá de Henares

El segundo proyecto de Noel Duque y Jorge Prados nos seduce con una innovadora y variada carta, resultado de sus viajes y experiencias. Un restaurante muy recomendable para comer en Alcalá de Henares

Ana S. Diéguez29/03/2021

Martilota nos proporciona un viaje gastronómico en toda regla, a través de sabores y aromas de todo el mundo, que convergen en su divertida carta para apasionar al comensal. Un precioso restaurante de enormes dimensiones. Vegetación, luminosidad y un bonito colorido, son las señas de identidad de Martilota. Su nombre, la simbiosis perfecta. Las hijas de sus dueños, Martina y Carlota, bautizaron el segundo proyecto de dos jóvenes empresarios de Alcalá de Henares, Noel Duque y Jorge Prados.

El restaurante Martilota cuenta con más de mil metros cuadrados, repartidos en dos amplias plantas con varios ambientesEl restaurante Martilota cuenta con más de mil metros cuadrados, repartidos en dos amplias plantas con varios ambientes

Los orígenes de Martilota

Aventureros y emprendedores, Noel y Jorge, abrieron su primer restaurante, Noah, hace ya ocho años. Su gran aceptación, les animó a lanzarse a abrir Martilota cinco años después. Un ambicioso proyecto. Un local que cuenta con más de mil metros cuadrados, repartidos en dos amplias plantas con varios ambientes, para que podamos disfrutar de Martilota en cualquier momento del día. Un espacio mágico, con una cuidada decoración en la que los pequeños detalles cobran un protagonismo indiscutible.

Una carta ecléctica y mediterránea

Martilota es una gran opción para comer en Alcalá de HenaresMartilota es una gran opción para comer en Alcalá de Henares

Su carta, ecléctica de corte mediterráneo, busca adaptarse a todos los gustos, manteniendo siempre la esencia de la tradición y garantizando los mejores ingredientes en todos sus platos.

Gofre de foie con cremoso de maracuyá y Pedro XiménezGofre de foie con cremoso de maracuyá y Pedro Ximénez

Comenzamos disfrutando de una cerveza fresquita, que llegó acompañada del aperitivo de la casa, una rica causa limeña, que dio paso a los originales entrantes. El primero en llegar fue un divertido gofre de foie con cremoso de maracuyá y Pedro Ximénez. Delicado, suave y untuoso. Llegó acompañado de unas finas y crujientes rebanadas de pan de cristal, sorprendiéndonos muy gratamente por su acertado equilibrio de matices. Con un delicioso sabor de boca, pasamos a probar unas fantásticas zamburiñas ahumadas con eneldo y cítricos, y unas espectaculares navajas tibias con vinagreta de setas de temporada y piñones.

Poke de salmón noruego y aliño de mayo-japoPoke de salmón noruego y aliño de mayo-japo

De los atractivos platos principales de la carta, optamos por compartir tres. Comenzamos por el poke de salmón noruego y aliño de mayo-japo que nos enamoró nada más probarlo. Diferente y con una innovadora y deliciosa salsa, nos condujo a probar el tartar de atún rojo “Balfegó” del Mediterráneo. Un plato muy presente actualmente en la mayoría de las cartas, pero que en Martilota adquiere una nueva dimensión, gracias al toque que aportan las aceitunas negras y las piparras. Realmente recomendable. El steak tartar cortado a cuchillo, de una gran calidad, nos encantó y lo disfrutamos hasta darle fin, antes de pasar a la merluza con crema de espinacas a la catalana y trinxat de coliflor. Un plato sofisticado, delicado, ligero y saludable, que conquista los paladares más sibaritas.

Merluza con crema de espinacas a la catalana y trinxat de coliflorMerluza con crema de espinacas a la catalana y trinxat de coliflor

De los postres de Martilota, nos llamó la atención su torrija caramelizada con crema y helado de piña tropical. Una perfecta fusión de sabor y exotismo con el perfecto grado de dulzor. Ideal para concluir, dejándonos con un agradable sabor en boca y muchas ganas de volver.

Papúa Colón

La gran acogida de Martilota animó a sus precursores, Noel y Jorge, a inaugurar Papúa Colón, que ha supuesto su gran salto a la fama en el panorama gastronómico actual, a pesar de la crítica situación que atraviesa la hostelería como consecuencia del COVID. Noel y Jorge. Un tándem perfecto que arrancó su carrera profesional en su localidad natal, Alcalá de Henares, y que son un gran ejemplo a seguir en su afán de comerse el mundo.

Martilota

Plaza de la Paloma, 28801 Alcalá de Henares (Madrid)

Teléfono: 917653982

Reservas: reservas@martilotarestaurante.com

Precio medio: entre 25€ y 35€