Vendimia

I Salón de Vinos Radicales

El Sindicato del Gusto organiza la primera edición de una cita donde los expositores serán los pequeños comerciantes: los auténticos viticultores.

Con Mucha Gula23/04/2015
Un homenaje a los pequeños viticultoresUn homenaje a los pequeños viticultores

El próximo lunes 4 de mayo, de 12 a 20h, en la Sede del COAM (Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, en la calle Hortaleza, 63), tendrá lugar una cita interesantísima que los amantes del vino no pueden perderse. El Sindicato del Gusto, una asociación que encabezan grandes expertos vitivinícolas, como José Peñín, Federico Oldenburg o Massimiliano Pollés, autoridades en este mundo, celebrará la I edición del Salón de Vinos Radicales.

Hartos de vino que se compra por moda, de tendencias y de burdas copias, han decidido rendir homenaje a los pequeños viticultores, aquellos que realmente crean los vinos radicales. Ellos son los que apuestan por y defienden sus vinos hasta el final. Radical hace referencia a lo relativo a la raíz, la forma en la que estos productores realizan la cosecha de variedades autóctonas con sus propias manos.

Con esta cita, pretenden orientar el mundo del vino hacia lo pequeño, hacia la diferenciación ya que, según afirma su propio manifiesto, los valores por los que se deben conocer a los vinos son «singularidad, fidelidad a un paisaje, tradición, innovación, pasión, riesgo, inspiración y locura«.

El pasado 15 de Abril finalizó el plazo de inscripción para expositores, así que muy pronto podremos ver el programa completo de actividades. Un evento en el que participarán 40 comerciantes, y que reivindica la creación de un vino propio que pueda imponerse al mercado. 

Dehesa de los Canónigos

Dehesa de los Canónigos celebra los 25 años de su primera añada

La familia Sanz-Cid, propietaria de la finca y la bodega, recibió un emotivo homenaje de amigos, clientes y colaboradores en la celebración de los 25 años de su primera añada de vinos.

fsedeno06/06/2014

La familia Sanz-Cid, propietaria de la finca y la bodega Dehesa de los Canónigos, recibió un emotivo homenaje de amigos, clientes y colaboradores en la celebración de los 25 años de su primera añada de vinos en 1989. Dueña de Dehesa de los Canónigos desde 1931, la familia ha demostrado un respeto y amor a la tierra que han logrado hacer trascender a sus vinos, el producto estrella de una finca de 600 hectáreas en las que se reparten campos de labor, pinares y viñedos con los que los Sanz-Cid se han enamorado y comprometido.

Dehesa de los CanónigosDehesa de los Canónigos

Hospitalidad, familia y tradición son claves en Dehesa de los Canónigos, y de ello dejaron constancia las diferentes personalidades que tomaron parte en el evento de la celebración, dirigido por la periodista Loles Silva y que arrancó con Javier Pérez de Andrés, periodista y gastrónomo, con intervenciones en vídeo de quienes no pudieron asistir por sus compromisos profesionales: el torero Enrique Ponce, el presentador de informativos Pepe Ribagorda, ambos padrinos de la bodega, y el corresponsal de RNE en Israel, Francisco Forjas.

En el acto también participaron diferentes personalidades públicas, que fueron manifestando su reconocimiento a la familia Sanz-Cid, mostrándoles cariño y respeto, entre las que se contaban Juan Vicente Herrera, Presidente de la Junta de Castilla y León, José María Aznar, expresidente del Gobierno, quien acudió acompañado por su esposa la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; Juan José Lucas, Vicepresidente del Senado y Javier León de la Riva, Alcalde de Valladolid entre otros. Asistieron también representantes diplomáticos de varias nacionalidades, entre ellos Bernardo Córdova, Cónsul de México en España, que demostró especial sensibilidad y conocimiento de los vinos y la gastronomía española.

Algunas personalidades públicas participaron en el actoAlgunas personalidades públicas participaron en el acto

La ceremonia concluyó con un sorprendente espectáculo de arena, en el que el artista Felipe Mejía representó la historia de la bodega y el importante papel de los viñedos propios de esta bodega familiar, fue uno de los puntos principales del evento. La familia Sanz Cid, una de las fundadoras de la Denominación de Origen Ribera del Duero, fue la protagonista de un vídeo-homenaje a toda una trayectoria en el mundo del vino y en el que se reconocen los valores humanos de Luis Sanz y María Luz Cid.

La quinta generación dedicada al vino es la mejor referencia de un producto excepcional. Belén, una de los cuatro hijos de Luis y María Luz, es la enóloga de la bodega y, junto con su hermano Iván, el gerente, dirigen Dehesa de los Canónigos. Belén forma parte de la joven y brillante cepa de enólogos que está encumbrado el vino español a lo más alto. Y son precisamente quienes desde la cuna han estado involucrados en la viticultura, por tradición familiar, con la diferencia de que además tienen una formación técnica completa y rigurosa, que se han preocupado de adquirir estudiando por todo el mundo en las mejores instituciones, formación a la que las generaciones anteriores, en su mayoría, no tuvieron acceso, y aunan la sabiduría y experiencia heredada de antaño con los conocimientos y fundamentos más actuales.

Imagen tomada durante el eventoImagen tomada durante el evento

Belén logra hacer de sus vinos un referente de la Ribera del Duero. Su estilo propio a la hora de elaborar en el que aparece la impronta adquirida de su padre Don Luis, quien siempre ha tenido como lema «antes uvas que cubas» y que, sin duda, ha sabido interpretar, con una producción limitada a 200.000 botellas anuales, muy inferior al potencial de las 60 hectáreas actuales de viñedo de la finca, primando la calidad en el riguroso trabajo de la bodega con una vendimia que siempre realizan a mano y una buena labor en la posterior mesa de selección hace que sólo se elaboren las mejores uvas, garantizando el mejor producto, que el criterio enológico de Belén Sanz enriquece y afina sin dejar que se pierda la esencia de la fruta, logrando vinos muy elegantes con las complejidades presentes en su justa medida para resultar siempre muy agradables. Una línea a seguir, honesta y acertada, de la que Dehesa de los Canónigos hace bandera y que les aporta resultados, logrando el reconocimiento merecido y además estar muy bien posicionados en los más importantes mercados internacionales.

Dehesa de los Canónigos no es sólo vino, es un entorno privilegiado. No en vano, la bodega se encuadra en un caserón del siglo XIX de estilo vasco, rodeado de viñedos y pinos centenarios. Iván Sanz hace gala de la hospitalidad familiar, es el perfecto anfitrión para lo que han venido a denominar, y no sólo en las redes sociales, #experienciadehesa, desarrollando actividades enoturísticas memorables en el envidiable marco natural y arquitectónico que la finca proporciona.

Vista general de la cata

Los sumilleres de Makro o el arte de los vinos increíbles por menos de tres euros

A través de la cata que ofrecieron en Enofusión, os acercamos al trabajo del equipo de sumilleres de la cada, capitaneados por Andrea Alonso y Custodio Zamarra, que trabajan mano a mano con las bodegas para conseguir vinos-milagro para el canal HoReCa a menos de tres euros.

hector.parra11/02/2014
Vista general de la cataVista general de la cata

A través de otra de las catas de las que disfrutamos en Enofusión, titulada «Vinos que triunfan por su calidad, imagen y precio«, hoy os hablamos de otro interesante tema: la venta de vinos para el canal HoReCa, es decir, las compras que realizan los establecimientos de hostelería y restauración para luego ofertarlos en sus cartas a los clientes que les visiten. El concepto, de forma muy simplificada, consiste en conseguir vinos buenos o muy buenos a costes muy asequibles, algo que permite a los restauradores disponer de un margen de ganancia mientras que el cliente disfruta de un producto de calidad a un precio razonable.

Seguir este precepto trabajando con una clientela limitada y bodegas pequeñas parece medianamente viable, pero hacerlo cuando cuentas con decenas de millones de botellas vendidas al año en todo el país es casi un milagro. Y eso mismo es lo que han conseguido en Makro, apostando por la creación de un espectacular equipo de sumilleres capitaneados por Andrea Alonso, nariz de oro y una de las personas con un presente y futuro más brillantes en este sector. Si a su lado ponemos a Custodio L. Zamarra, que aunque ha abandonado Zalacaín todavía permanece unido a este proyecto, y a un completo y eficiente equipo de sumilleres repartidos por los establecimientos de la cadena, lo aparentenmente imposible se convierte en realidad.

Y es que este equipo de apasionados profesionales del vino han encontrado una fórmula que funciona muy bien: catar y catar, identificar vinos con potencial, pero a los que se les puede dar una vuelta de tuerca, y trabajar con las bodegas para afinar unos y crear otros nuevos, dando lugar a vinos en venta exclusiva o marca propia que venden a precios que nunca superan el umbral de los tres euros por botella. Hablamos de lo que ellos mismos denominan «vinos-milagro», difíciles de distinguir en muchos casos de caldos que cuestan hasta 10 veces más.

Los cinco vinos elegidos por Makro para la cataLos cinco vinos elegidos por Makro para la cata

La cata de Makro nos trajo cinco vinos escogidos por el equipo de sumilleres, y que ellos mismos nos presentaron a la vez que nos explicaron su proceso de trabajo. Comenzamos con Bicos, Alpertas y Folgos, elaborados en colaboración con Martín Codax y de los que pudimos catar el primero de ellos, un albariño limpio, fresco, afrutado y floral, con un punto de carbónico que le hace ligero y refrescante, ideal para acompañar arroces, pastas o pescado blanco y a un precio de 3 euros. Todo un milagro.

De Somontano nos llega Lazán 2012, del que Makro comercializa rosado y tinto, y en el que colaboraron con Bodega Pirineos consiguiendo, sólo con un cambio de etiqueta, multiplicar por 20 sus ventas. En nariz presenta frutos rojos y recuerdos florales en un tinto fresco, ligero, amable y con la fruta presente también en el postgusto. Elaborado con tempranillo y cabernet, es buen compañero para carnes blancas, asados, aves y entradas ligeras y tiene un increíble precio: 1,95 euros.

Seguidamente viajamos al Bierzo para catar un tinto joven: Sestercio, elaborado por Bodega vinos del Bierzo y con el que se hizo un trabajo integral que comenzó con un cambio a botella borgoñesa y una nueva etiqueta, además de mejorar el pr0pio contenido, dando como resultado unas ventas multiplicadas por diez para un vino donde sobresale la fruta negra con matices minerales y toques de regaliz y violeta. Un tinto fresco y frutal pero con volumen, sedoso y con un paso en boca largo y elegante. Y como el resto, a un sorprendente precio de 2,45 euros.

El siguiente vino nos lleva a Toro con un Vizconde de la Villa tinto roble que ha obtenido incluso un zarzillo de plata. Frutos bien maduros, fruta en sazón y toque minerales, con ligeros tostados de su paso por barrica. Elaborado con tinta de toro, se muestra bien estructurado, sabroso y equilibrado, mostrando en boca su potencia con taninos maduros de fruta y un amplio paso de boca con final de fruta madura y recuerdos de retama. Elaborado por la Sociedad Cooperativa de Vinos de Toro, su precio es de 2,15 euros.

Andrea Alonso y Custodio L. Zamarra presidieron la cataAndrea Alonso y Custodio L. Zamarra presidieron la cata

Y dejamos para el final el tinto crianza de Montelciego, un rioja de las bodegas del mismo nombre de gran producción y elaborado con tempranillo, entre otras variedades, y en el que percibimos notas balsámicas y especiadas, con presencia destacada de frutos secos maduros. En boca se muestra sabroso, amplio y balsámico, con buena estructura, armonía y equilibro, redondeado con su fondo especiado. Ideal acompañante para carnes blancas y rojas, aves, asados, arroces, quesos e incluso comida italiana, estamos ante otro gran vino que Makro vende a 2,29 euros la botella, por lo cuál no es de estrañar que el pasado año 2013 hayan vendido 1.100.000 botellas en sus 37 centros y este año esperen llegar al millón y medio.

En resumen, asistimos a una prueba fehaciente de que con el equipo y el tiempo adecuados es posible conseguir vinos de nivel a precios muy asequibles, algo que resulta muy interesante para todos, ya que un cliente que dispone de vinos a buen precio se aficionará a disfrutar de ellos y éso es una garantía de futuro para un mercado que parece estar ya iniciando el lento camino hacia la ansiada recuperación.

Los sorprendentes Gewürztraminer de Viñas de Vero

La cata vertical con maridajes de Viñas de Vero Gewürztraminer con algunos de los platos del chef madrileño Rodrigo de la Calle en el Villamagna sorprenden por su originalidad y calidad.

Eva Celada20/11/2013

La reciente cata vertical con maridajes de Viñas de Vero Gewürztraminer con algunos de los platos del chef madrileño Rodrigo de la Calle en el Villamagna soprendieron por su originalidad y calidad. Mauricio González, presidente de González-Byass comentaba en el acto que algunos de los vinos que tuvimos el privilegio de probar están prácticamente agotados y que sólo en esta ocasión es posible catarlos porque ya no quedan en bodega. Y no nos sorprende, vinos todos ellos blancos, con un perfecto equilibrio entre azúcar residual y acidez, con cuerpo, llenos de matices minerale. Vinos con personalidad que potencian y armonizan la excelente cocina de Rodrigo de la Calle, concretamente el 2001 es una auténtica obra de arte.

Imagen tomada durante el eventoImagen tomada durante el evento

El menú, compuesto por unos aperitivos de Ajoblanco con melón, sandwich de cítricos, croqueta de quinoa y macaron de algas, como primer plato Puerro tostado con esencia marina: una delicia, tomamos el Gewürztraminer de Viñas de Vero 2012. Con la añada 2006 tomamos la Coliflor crujiente con mole y maíz seco, demasiado picante para mi gusto, lo que me imposibilita para disfrutar dicho plato.

Seguimos con el que en mi opinión es el maridaje mejor conseguido: el Viñas de Vero Gewürztraminer 2001 con el Risotto de algas y salmonete: puro sabor a mar, intensidad y profundidad en cada bocado. Exquisito también el Lomo de Wagyu con hongos y mostaza, que se acompaña con la añada 1994 y, finalmente el postre, Tierra de panela, madroños y peras, que se acompaña con una rareza: el Gewürztraminer 1991.

Servicio de sala correctísimo y el pan excelente.

Elena Adell, en el Taller del Vino de Azpilicueta

Diseña tu propio vino con Azpilicueta

El taller consta de tres pasos: cata de cuatro vinos monovarietales, dos mezclas guiadas por la enóloga y, finalmente, la creación de nuestro propio vino, teniendo en cuenta las diferentes características de cada uno. ¡Haz tu propio coupage!

Joaquín del Palacio02/10/2013
Elena Adell, en el Taller del Vino de AzpilicuetaElena Adell, en el Taller del Vino de Azpilicueta

Este año Millesime ha incluido moda y diseño decorativo en los espacios. A pesar de ello, de lo mejor que se ha visto por allí ha sido el Taller de Vino propuesto por  Azpilicueta, una iniciativa original, divertida y muy interesante. Hacer tu propio vino es algo que nos apetece a todos los que lo amamos y lo disfrutamos; a todos los que tenemos nuestro propio gusto siempre nos apetece tener la oportunidad de hacer el coupage ideal, que siempre es diferente al de cualquier otra persona en el mundo. Es posible que, una vez que hayas elaborado tu vino, te guste más el del vecino, pero eso ya será otro tema.

La presentación del taller corría a cargo de Elena Adell, enóloga de la bodega y buena comunicadora. Para el taller han pensado en todo, pues el equipo es muy completo. No faltan ni la agenda ni el bolígrafo para apuntar todos los detalles, es fundamental. Una pipeta y un medidor para hacer perfectamente las mezclas también son necesarios, así como una bata para no mancharse tampoco ha faltado. Lo más sorprendente de todo era una calculadora, y es que hay que afinar mucho para hacer un buen coupage. Pero lo más importante es la materia prima, y en este caso eran cuatro vinos de Azpilicueta monovarietales: de garnacha en roble francés, tempranillo en roble francés y otro de tempranillo en roble americano, y graciano en roble francés.

Tras una rápida cata individual de cada uno de ellos, observando sus diferentes características organolépticas, se pasa a hacer dos combinaciones guiadas por la enóloga con estas variedades. En la primera se pone el 60% de garnacha, un 20% de tempranillo en roble francés y otro 20 % de tempranillo del americano. Resulta ser una mezcla que mejora los aromas, haciéndolos más florales y aportando un sabor más completo. Después se propone la segunda combinación, y se opta por el 40% de un tempranillo y el 40% del otro tempranillo, quedando un 20% para graciano que aporta una intensidad superior con más taninos.

Una vez conocidas las posibilidades por parte de los asistentes, se pasa a la elección de la mezcla por parte de cada uno. Más tempranillo, más clásico de Rioja; más graciano, más intensidad, etc. Al final, cada uno se lleva su propia combinación; le guste o no, cada uno se lleva su propio vino, con su propia etiqueta. Hacer el vino que te apetece es un sueño, ahora ya cumplido, no significa que sea mejor o peor que otro, pero no te quepa duda de que el que te llevas lo has compuesto tú.

Juan Vinuesa dirige la cata de Avenencia

Avenencia con la Señorita Malauva

fsedeno23/05/2013
Juan Vinuesa dirige la cata de AvenenciaJuan Vinuesa dirige la cata de Avenencia

Señorita Malauva, no puedo ni criticar ni reprobar su inexistente mal genio, todo lo contrario, prefiero llamar la atención al lector, especialmente a aquellos que aún no la conozcan, de que tras su pintoresco nombre se encuentra una vinoteca vanguardista con intenciones de taberna moderna y elegante, un lugar donde el vino y su cultura tienen todo el protagonismo, lográndolo con los acertados maridajes de los productos gourmet que proponen y proveen, un lugar para perderse un rato, curiosear entre sus cajones llenos de botellas, charlar con el personal sobre vinos o delicatessen, pedir su consejo a la hora de elegir vino para cualquier ocasión o beberse en el mismo establecimiento el vino que se elija, sin pagar ni un céntimo más por el servicio, toda una experiencia de lujo a precio de vinoteca. Señorita Malauva es ideal para las reuniones informales o para tomarse un vino con los amigos, además cuenta con un reservado excepcional, una confortable cueva, preparada para acoger pequeños grupos y celebrar cualquier tipo de reunión, comida o celebración en un espacio que sin duda hará el evento memorable.

Ubicada en la calle Barbieri 20, junto al mercado de San Antón, en el corazón del barrio de Chueca, se establece como una alternativa más al ocio gastronómico madrileño, su peculiar concepto de vinoteca se origina en Valladolid donde se abrió la primera Señorita Malauva y también tienen un establecimiento en Palencia. Cuentan con un club de clientes donde obtener descuentos e información de las diversas actividades que Señorita Malauva ofrece, todas las semanas organiza catas maridadas, y en una de las últimas, Juan Vinuesa presentó los vinos que elabora en Rueda y la Ribera del Duero: Vinos Avenencia. Juan nos reunió allí para explicarnos porque y como elabora sus vinos, que son el resultado de su convencimiento de que es posible hacer vinos diferentes, de autor, pero asequibles, saludables y sensibles a los sentidos.

Catamos 4 vinos de los que se pueden encontrar en Señorita Malauva:

  • Un excepcional blanco de Rueda, Avenencia Verdejo, con un breve paso por barrica que le ha aportado untuosidad y unas elegantísimas notas a fruta de hueso sin perder la frescura y vitalidad del Verdejo.
  • Probamos también tres Riberas del Duero, un muy agradable Avenencia 12 meses, muy expresivo en nariz, resultó todo un espectáculo ver como evolucionaban sus aromas a medida que pasaban los minutos con el vino en la copa. Resultando un vino muy fácil de beber ideal para cualquier ocasión.
  • También degustamos Avenencia Vendimia Seleccionada, un muy elegante vino con 16 meses de crianza, más al estilo de Burdeos, con los taninos presentes pero amables, sutil madera y agradables tostados.
  • Acabamos la cata con la joya de la corona de Avenencia, Terracum, un «vinazo» con 26 meses de crianza, elegante y equilibrado, muy redondo, taninos muy domados y sedosos, pero aún con fruta y una llamativa licorosidad.

Avenencia perfecta la que hubo entre los vinos de Juan y la Señorita Malauva. Una muy agradable experiencia para una tarde-noche de vinos con amigos, interesante cata de buenos vinos a un precio anticrisis y todo un descubrimiento de las posibilidades que la vinoteca Señorita Malauva nos ofrece de pasar un buen rato.

Mauro y San Román, el estilo de la Familia García

fsedeno16/05/2013
Eduardo e IsaacEduardo e Isaac

Hace unos días Isaac, propietario de «la Vinoteca» de Palencia, organizo una cata de Mauro y San Román, los vinos que actualmente elabora Mariano García en sus bodegas de Valladolid. La cata la dirigió Eduardo García, hijo de Mariano y enólogo de las bodegas.

Mariano García fue el enólogo durante 30 años de la prestigiosa bodega Vega Sicilia y uno de los referentes en la viticultura española moderna. Mariano, que es un sabio de la vid y el vino de segunda generación, pues su padre ya trabajaba en Vega Sicilia cuando él nació, ha logrado que sus hijos continúen con el oficio familiar, facilitando a Eduardo desarrollar sus estudios de enología por todo el mundo, especialmente en Francia, constituyendo así la tercera generación de la familia García dedicada al vino. A Eduardo se le notan las ideas claras: lo que ve y experimenta es lo que le vale, no hace apuestas a ciegas, todo lo tiene atado y pensado, conoce perfectamente la viña, la variedad y el proceso de vinificación, lo que le permite trabajar con los objetivos definidos y una línea a seguir que deja poco al azar.

Precisamente es esta última generación de enólogos repartidos por todas las denominaciones de origen españolas, con una solida formación técnica, la que en mi opinión, logrará poner en lo más alto a los vinos españoles, pues son los que aúnan los conocimientos académicos y técnicos con la experiencia y la pasión indispensables en su oficio.

El proyecto de Mauro nació en 1978 como apuesta personal de Mariano García, con la vista puesta en los vinos de Burdeos y buscando vinos potentes y fructuosos. Actualmente manejan unas 70 hectáreas de viñedo, mayoritariamente tinta fina (tempranillo) y algo de Syrah. Los viñedos se encuentran a unos 740 m de altitud sobre suelos calcáreos que aportan cierta finura y frescor a los vinos, y en total manejan unas 22 parcelas con cepas de unos 20 años que cultivan de forma ecológica, aunque no se diga, y que están proporcionando un rendimiento de unos 4500 Kg/Ha.

Eduardo García, durante la cataEduardo García, durante la cata

En la cata se mostraron Mauro 2010 y Mauro VS 2008, ambos Vinos de la Tierra de Castilla y León, producidos en Tudela de Duero, justo al otro lado de la línea divisoria de la D.O. Ribera del Duero, faltó el Terreus pero no se puede tener todo, y dos vinos de la D.O. Toro, producidos en Pedrosa del Rey: Prima 2010 y San Román 2009.

La cata comenzó con el Mauro 2010, 90% tempranillo y 10% Syrah, esta última variedad poco habitual en la zona, pero por la que la familia apuesta para sus vinos. En nariz muestra mucha fruta y algún recuerdo mineral, bien estructurado en boca, con buena acidez, es elegante, redondo y con los taninos bien presentes pero agradables, de largo postgusto.

Continuamos con el Mauro VS 2008, 100% tempranillo. VS hace referencia a Vendimia Seleccionada, ya que se elabora con las viñas más viejas, con unos 35 meses de crianza en barrica, 70% nueva, es un vino pensado para guardar unos años, con larga vida, en nariz tiene fruta confitada y especias, en boca resulta redondo  e intenso con los taninos algo duros todavía, que unos años de botella acabarán domando. Los Mauro son vinos complejos, con carácter, ricos en matices  que piden un buen acompañamiento en la mesa.

El proyecto vitivinícola de la familia García, hace algo más de 15 años que trascendió hacia el oeste, con los vinos que la familia elabora en su bodega Maurodos en Pedrosa del Rey con D.O. Toro. Las viñas se ubican en los términos de de Villaester y San Román de Hornija, con suelos pobres, sueltos y pedregosos con un fondo de arcilla que aporta la necesaria humedad, buena parte de las cepas más viejas están plantadas en pie franco, ya que en estos suelos tan pobres la filoxera no actúa.

Imagen de los vinos catadosImagen de los vinos catados

De esta zona empezamos catando el Prima 2010, 90% tempranillo y 10% garnacha, de cepas de entre 10 y 30 años. Es un vino fácil de beber, con mucha fruta, algo floral, goloso, taninos dulces e integrados, muy agradable y sin pretensiones complejas, apto para casi todo y todos, para disfrutarlo sin más.

Finalizamos con San Román 2009, 100% Tinta de Toro (tempranillo) con 24 meses de barrica, un 60% nueva, se muestra frutal con algún recuerdo mineral, en boca es sabroso y suave con un persistente final. Potente, pero nada que ver con los tradicionales y recios vinos de Toro. Con una relación calidad precio excelente, este 2009 se convertirá en uno de los vinos más buscados, especialmente después de que la prestigiosa revista norteamericana The Wine Advocate de Robert Parker le atribuyese 96 puntos.

Orvieto Classico Bigi 2008

Cata «clandestina» de los «Luxury Low Cost» italianos de Negrini

fsedeno17/12/2012

Nos convoca Negrini a una cata de vinos italianos low cost, y me sorprende la dirección donde nos citan, acostumbrado a acudir a la Accademia del Gusto, cuando llego, despistado, a la dirección, veo de reojo veo un cartel de Negrini en la puerta de una tienda de bolsos donde me encuentro con Nicoletta en la entrada. Rápidamente me hace pasar y descubro, al fondo, un espacio gastronómico con los productos de Negrini y un DJ creando ambiente con música italiana. Me explica que en la trastienda del local ha montado la cata de su catálogo de vino low cost a modo de «speakeasy» o bar clandestino.

Lo cierto es que, tras un buen rato de cata muy bien dirigida por el personal de Negrini, he de reconocer, casi a mi pesar, que cuánto más aprendo me doy cuenta de que menos sé, y en este caso he descubierto unos vinos asequibles e interesantes, diferentes, con la personalidad de las variedades de uvas italianas, la mayoría desconocidas en nuestro país. En la cata había muchos más vinos de los que yo razonable y prudentemente puedo catar, pero me dejé aconsejar y guiar por los expertos, y a continuación describo lo que probé:

Foss MaraiFoss Marai

Empezamos por los blancos, concretamente por un Brut Spumante Foss Marai, un espumoso blanco Charmat de la región del Véneto realizado con uvas Prosseco, Sauvignon y Chardonnay, presentado en una elegante botella del tipo cristal de murano, de un color amarillo pajizo, con una burbuja finísima y equilibrada, una excelente acidez: una alternativa diferente y curiosa al Champagne, con perdón, por solo 8,99 euros, ideal para quienes no les gusta. Los precios que daré son los del distribuidor. Ya saben, si los ven en las cartas de su restaurante italiano favorito muy probablemente, como mínimo, estén duplicados.

A continuación pruebo un Branciforte Bianco Firriato, de la región de Sicilia, 100% Grecanico, de aspecto pajizo pálido, un vino muy seco, salino, con poca acidez y un fino final amargo, un poco difícil para tomar sólo, pero ideal para unos arroces potentes tipo paella. 4,60 euros.

Sigo con un Ciro Bianco DOC Librandi de Calabria, 100% Gaglioppo, un vino con un bonito amarillo dorado claro, mas frutal y con un puntito untuoso, cierto amargor y muy largo. Un vino muy interesante, ideal para pescados ligeros o primeros de verduras. 4,99 euros.

Después viene un Isola del Sole IGT, Bodega Argiolas, otro blanco seco de Cerdeña con un 85% de Vermentino y 15% de Nuragus, amarillo pajizo, un vino más directo y fácil de beber, herbal y seco. Estupendo para mariscos, pescados o aperitivo. 4,70 euros.

Orvieto Classico Bigi 2008Orvieto Classico Bigi 2008

Sigo con un Pinot Grigio Cavit DOC, blanco seco de Trentino, 100% Pinot Grigio, de poco color pajizo pálido, con buena acidez y excelente paso en boca, herbal y largo. Es un vino muy de moda en Estados Unidos, ideal para aperitivos ligeros, entrantes y primeros platos delicados. 4,15 euros.

Para acabar con los blancos, un Orvieto Classico Bigi de la región de Umbria, elaborado con Trebbiano, Malvasía, Verdello, Drupeggio y Grechetto. Éste tiene un bonito color dorado, resultando amable en nariz, frutal, chispeante y juguetón en boca, con cierta complejidad pero de paso fácil, con un punto untuoso y agradable amargor final, medianamente largo, ideal para pescados y carnes blancas. 4,80 euros

Los rosados los pasé un poco de largo, pero me paré en el Ciro Rosato DOC, Bodega Librandi, ya que el blanco de esta bodega me gustó bastante. De la región de Calabria, está elaborado con 100% de Gaglioppo, un clarete bastante agradable, con poca acidez, fácil de beber y con un final medio, ideal para embutidos, entrantes fríos, pescados a la plancha o conejo. Está algo pasado de precio: 5,60 euros.

Comienzo los tintos con un Zero Negroamaro IGT Salento, Bodega Menhir, de la región de Apulia 100% Negroamaro, un tinto potente, aunque con aristas, en la etiqueta anuncia unos improbables 13 grados, para mí que son más. Un vino que pide comida: pastas con ragú de carne, conejo a la cazadora o queso semicurado: 5,99 euros.

Quota 29 PrimitivoQuota 29 Primitivo

Sigo con un Quota 29 Primitivo IGT Salento, Bodega Menhir, tinto de la región de Apulia, con 100% de uva Primitivo, con crianza en barrica de roble. Este es uno de los vinos especiales de la cata, poco habitual, con unos terciarios presentes que pueden gustar o no y que, al despejarse, dejan los tostados. En boca es tánico pero equilibrado; un vino diferente, personalmente de los que más me gustaron. Ideal para embutidos y pastas con carne o quesos semicurados. Excelente precio. 5,99 euros.

A continuación, pruebo un Chiaramonte Sicilia, Bodega Firriato, tinto con 6 meses de crianza en barrica de roble, muy tánico con alguna punta, con fruta presente y buena acidez. Ideal para cerdo asado, cordero, cabrito, liebre y quesos curados. 7.70 euros.

Sigo con un Montepulciano D’Abruzzo Valle Reale, de la región de Abruzos, 100% Montepulciano, con 18 meses en barrica, matices balsámicos, redondo y con buena acidez, ideal para carnes rojas, caza, quesos curados. 13,45 euros.

El último sprint, el mejor, empieza con uno de los vinos más comerciales de la cata: un Ocra-Bolgheri DOC, Bodega Guicciardini Strozzi, vino de la Toscana elaborado con Cabernet Sauvignon, Syrah y Merlot, con 12 meses de crianza. Es un vino fácil de beber, con muy buena acidez, muy redondo, con los taninos muy bien integrados y largo. Estupendo para caza, asados y quesos de media y alta curación. 9.99 euros.

A continuación cato el Ciro Riserva Duca San Felice, Bodega Librandi, de Calabria, 100% Gaglioppo. Con tres años en depósitos de acero inoxidable, tiene matices minerales, mucha fruta, taninos agradables y muy fácil de beber. Para tomar con asados, carnes rojas y quesos curados. 9.90 euros.

Continuo con un Barolo DOCG Serralunga, Bodega Principiano, 100% Nebbiolo, de la región de Piemonte que, con 30 meses en barrica, resulta un vino muy equilibrado, tánico, largo y con su agradable puntito de acidez. Ideal para carnes, caza, quesos curados y guisos: 20.80 euros

Amarone della ValpolicellaAmarone della Valpolicella

Acabo con un Amarone Della Valpolicella D.O.C, Bodega Corte Giara, con un 80% de Corvina Veronese, 15% Rondinella y 5% Oseleta, elaborado con uva parcialmente pasificada y criado dos años en barrica, resulta un vino muy fácil de beber con los taninos dulces, notas de café y cacao. Marida con quesos curados, caza menor, asados de carne. Ideal para tomar solo con calma, 24.90 euros.

Son buenas iniciativas aquellas que dan a conocer los vinos asequibles y nos permiten descubrir verdaderas joyas en relación calidad-precio, especialmente ahora que el mercado se dirige a este tipo de producto. Los vinos italianos son grandes desconocidos para la mayoría y, aunque reconozco que la riqueza enológica española nos hace más complicado el conocimiento de unos vinos que no se encuentran fácilmente y no tienen apenas canales de distribución, sin embargo resulta todo un ejercicio para ubicarnos en el lugar que ocupamos con nuestros vinos y los que consumimos habitualmente, especialmente en este caso los low cost.

Éxito de participación en el XIII Salón de los Mejores Vinos de España

XIII Salón de los Mejores Vinos de España de la Guía Peñín

hector.parra31/10/2012
Éxito de participación en el XIII Salón de los Mejores Vinos de EspañaÉxito de participación en el XIII Salón de los Mejores Vinos de España

El XIII Salón de los Mejores Vinos de España, organizado por la Guía Peñín en Madrid, ha presentado lo mejor del vino español, reuniendo en un evento único, casi 400 vinos calificados en la Guía Peñín de los Vinos de España 2013 como excelentes o excepcionales (93 o más puntos), procedentes de 138 bodegas de 43 zonas elaboradoras españolas y que fueron degustados por más de 3000 visitantes, entre importadores, distribuidores y medios de comunicación nacionales e internacionales. Durante el salón se presentó además la edición 2013 de la Guía Peñín y se impartieron dos catas sobre variedades de cepas raras, además de una cata privada con una selección de los vinos mejor puntuados de la nueva Guía Peñín 2013.

Foto de familia de los galadornados en la primera edición de los Premios Guía PeñínFoto de familia de los galadornados en la primera edición de los Premios Guía Peñín

El evento se clausuró con la entrega de los Premios Guía Peñín, que arrancan este año con el fin de premiar y distinguir la labor de los profesionales del vino en España.  El Premio al Vino Revelación 2013, otorgado a un vino catado por vez primera en la Guía, que sea de una calidad excepcional, recayó en As Caborcas 2010 (DO Valdeorras), de la Compañía de Vinos Telmo Rodríguez. El galardón a la Bodega del Año 2013, aquella que más vinos consigue posicionar entre los excelentes en la nueva edición de la Guía, correspondió a Teso la Monja, ubicada en la DO Toro. Finalmente, el Premio a la Mejor Labor de Divulgación 2.0, otorgado tras votación en la web de la guía por su labor de divulgación del mundo del vino, fue para Verema.com.

Ysios, primera parada de nuestra visitaYsios, primera parada de nuestra visita

Al margen de cifras y premios, nuestra visita al Salón nos permitió catar algunos de los vinos mejor puntuados en la nueva guía, así como conocer el trabajo de algunas bodegas que están pegando fuerte. Comenzamos con un espectacular Ysios Edición Limitada 2007 (Tinto Reserva) con 94 puntos, tras el cuál Daniel del Río nos dío a catar el Termanthia 2010 (Tinto), una maravilla creada en Toro por Bodegas Numanthia con 97 puntos. Seguidamente charlamos con Dominik Huber, de Terroir al Límit, que nos dió a probar su Torroja Vi de la Vila 2009, un Priorat fluido, elegante e ideal para acompañar la cocina española con 96 puntos.

Vinos de Teso La MonjaVinos de Teso La Monja

Nuesto recorrido sigue para conocer un cava tan interesante como el Manuel Raventós 1998 de Josep María Raventós i Blanc, con 96 puntos y muy pocas botellas, una joya difícil de encontrar salvo en los grandes restaurantes, a un precio que ronda los 190 euros. Llegamos ahora a una de las bodegas que más interés teníamos en visitar, y que finalmente se llevó el premio a la Bodega del Año: Teso la Monja, donde catamos un excelente Victorino 2010 con 96 puntos al que le siguió el Alabaster 2010, con 96 puntos y más cuerpo, un imprescindible de la DO Toro.

También es muy interesante el trabajo de Bodegas y viñedos Artadi, donde de la mano de Carlos de la Guardia probamos las dos vertientes de su trabajo: un más novedoso El Carretil 2010, con 98 puntos; y El Pisón 2010, con 96 putos y un enfoque más clásico. Dos tempranillos riojanos que demuestran de en esta DO pueden encontrarse opciones radicalmente diferentes.

Nisia 2011 de Bodegas Ordónez, con 95 puntosNisia 2011 de Bodegas Ordónez, con 95 puntos

Y llegamos a Rias Baixas con un espectacular Albariño: Pazo de Señorans Selección de Añada 2005, muestra del gran nivel al que se encuentran los blancos gallegos, con una acidez perfecta. Y el que le sigue no se queda atrás, llegamos a uno de nuestros favoritos del Salón: Nisia 2011 de Bodegas Ordónez, con 95 puntos, un verdejo de Rueda absolutamente arrebatador. Y de ahí volvemos al Tempranillod e la DOCa Rioja de la mano de Sierra Cantabria, una de las nominadas a Bodega del Año con una excelente oferta de referencias entre las que destacamos Amancio  2008, con 24 meses de crianza y con 96 puntos en la Guía Peñín 2013.

Nuestra visita al XIII Salón de los Mejores Vinos de España continúa con otra de nuestras preferidas: Pago de Carraovejas,  donde destacamos El Anejón de la Cuesta de las Liebres 2009, con 96 puntos y candidato a Vino Revelación. Y viajamos seguidamente a la Ribera del Guadiana, desde donde Pago Los Balancines está haciendo un excelente trabajo en Badajoz, algo que queda patente, entre otros, con su Fincas de Matanegra 2009, un Tinto Crianza con Garnacha tintorera, Cabernet Sauvignon y Tempranillo, con 96 puntos. Probamos a continuación un Priorat muy especial, elegante y mineral, de mano de Rodríguez Sanzo: Nassos 2009, con 93 puntos.

Flequi Berruti nos muestra As Caborcas 2010, que obtuvo el Premio al Vino Revelación 2013Flequi Berruti nos muestra As Caborcas 2010, que obtuvo el Premio al Vino Revelación 2013

Nuestro recorrido hace ahora una parada muy especial en Valdeorras, para probar el que se convertiría en Vino Revelación 2013: As Caborcas 2010, de la Compañía de Vinos Telmo Rodríguez, sin duda un gran tinto con 12 meses de crianza y 95 puntos y sobre el cuál charlamos con Flequi Berruti. Justo después pasamos por la mesa de Vega Sicilia, para probar su Macán Clásico 2009, otro más que digno candidato a Vino Revelación, con 15 meses de crianza y 100% tempranillo, en la línea del trabajo de la afamada bodega.

Solera 1830 PX de Alvear, una auténtica joyaSolera 1830 PX de Alvear, una auténtica joya

El final de nuestro recorrido lo marcaron tres paradas obligatorias, empezando por Gramona, para probar su Celler Batlle 2000 Brut Gran Reserva, con 98 puntazos, algo insólito para un cava y que, sin embargo, en la modesta opinión de quien les escribe no era el mejor que la bodega catalana llevó al Salón (y es que las puntuaciones siempre tendrán ese matiz subjetivo que les da un punto interesante…).  Y cerrando la crónica, dos auténticas joyas: Reliquia PX de Barbadillo, con 96 puntos, y PX 1830 de Alvear, con 98. Algo se mueve también en Montilla-Moriles, tendiendo a estilos más actuales como el PX Dulce Viejo 2000 de Alvear, demostrando una vez más que nada está escrito y que, a pesar de que pueda haber disparidad de criterios con respecto a las puntuaciones, si bien quizás no están todos los que son, si que son todos los que están en este XIII Salón de los Mejores Vinos de España.

Javier Rodríguez con su Nassos 2009, un Priorat muy especialJavier Rodríguez con su Nassos 2009, un Priorat muy especial

Por último no quería dejar de comentar la buena organización del Salón, con detalles que van desde el WiFi hasta la agilidad de los sistemas de guardarropa y entrega de copas, pasando por la separación entre profesionales y público de a pié quienes, a pesar de tener que abonar 50 euros para entrar, tenía a su disposición los vinos de 140 de las mejores bodegas de España, algo que vale mucho más de lo que cuesta.

En resumen, un ambiente estupendo y la calidez de la gente de la Guía Peñín para poner un broche de oro a un evento que se consolida año tras año y que, si no es víctima de su propio éxito (se acerca, en mi modesta opinión, a su tamaño límite para pasar a convertirse en otra cosa que me gusta bastante menos que la idea original), se convertirá junto a Enofusión, en dos de las citas imprescindibles del mundo del vino en la capital.

Gin Show Madrid 2012, la muestra de las ginebras premium

fsedeno25/09/2012

La terraza Fuse del Hotel Puerta América ha acogido, por segunda vez en Madrid, el Gin Show, un evento en el que se reunieron más de 40 ginebras premium del todo el mundo y más de una docena de tónicas diferentes para dar lugar a más de 6.000 gin tonics servidos y otros 4.000 combinados diversos: Dry Martini, Gin Fizz, Memories of Asia, Scotch Rose, Clover Club, Slow…

A la muestra acudieron unos 2800 asistentes, entre profesionales del sector y público aficionado, quienes tuvieron ocasión de conocer varias novedades, sobre todo en tónicas, como Ledgers tonic, INDI&lemon o Me tonic y en  ginebras la M5 elaborada en Logroño; también tuvimos oportunidad de conocer, por fin en Madrid, el N’Gin, ya visto este verano por el levante español.

Entre las ginebras participantes pudimos encontrar: Bayswater, Beefeater 24, Black Death, Blue Gin, Boe, Bombay Sapphire, Botanic, Botanist, Bothnia Bay, Brecon, Brockmans, Citadelle, Darnleys View, Diplome, Fifty Pounds, G/10, Gin Mare, Goa, Haswell, G’Vine, Hendricks, Ish, Lark, Magellan, Martin Miller’s, Masters, Mombasa, N’Gin, Nº3, Pink 47, Rives, Tanqueray 10, The Botanicals, The Duke y Zephyr, entre otras. Y en cuanto a tónicas, pudimos ver: 1724, Abbondio, Boylan, Fever tree, Indi&Co, Indi&Lemon, Ledger’s Tonic, Markham, Nordic Mist, Q Tonic, Schweppes, Seagrams Tonic , Tomas Henry y alguna otra.

No todo fueron ginebras y tónicas, pues también probamos los nuevos y sorprendentes zumos Cuckoo, que elaborados con un 100% de fruta seleccionada, resultan un complemento perfecto para mezclar en cocktelería o tomar solos. Se presentan en tres sabores: «Manzana Turbia», elaborado con manzanas de los campos de Lleida; «Clementina Suave» de los campos valencianos; y «Frambuesa Real», estas originarias de granjas polacas. También se presentó, como novedad, la colección de aromas Scrappy’s Bitters de producción muy reducida y elaborados con fruta orgánica y hierbas frescas, que proporcionan a los mixólogos unas excelentes materias primas para sus creaciones.

El evento fue una apabullante muestra de experiencias con ginebras, con un stand destacado, el del Túnel de los Botánicos, donde se exhibían una amplísima muestra de distintas hierbas y destilados realizados con ellas, y donde verdaderamente se ve la complejidad, riqueza y posibilidades de la ginebra. El stand estaba atendido por el sabio personal de The Cocktail Room, un referente en Madrid como escuela y tienda especializada en coctelería.

El paseo por los diferentes stand nos deparó varios momentos destacables: uno fue en el stand de Magellan, con un gin tonic clásico, azul, refrescante y ligeramente cítrico, perfecto para la calurosa tarde de septiembre; y, justo en el stand de enfrente, redescubrimos agradablemente la elegante Fifty Pounds, esta vez sin elementos raros. (Aún tengo en la memoria el penúltimo Madrid Fusión y el sospechoso combinado de Fifty Pounds con algas). Uno de los descubrimientos del Gin Show ha sido la excelente Nº3, la de la llave, que permite elaborar algunos de los gin tonics más equilibrados, redondos, sin aromas exóticos, aunque ya saben que para gustos… los botánicos.

El evento contó con alicientes añadidos, como música en directo, maridajes con comida oriental, exhibiciones de flair y curiosidades como gin tonic sin alcohol (Monin) o helados con ginebra Hendrick’s. Los asistentes tuvieron la oportunidad de adquirir los productos exhibidos en el stand que Santa Cecilia montó para su comercialización.

La muestra daba para mucho más, pero la prudencia y la obligación del consumo moderado debía primar. Esta edición ha sido la segunda realizada en Madrid, otras dos han tenido lugar en Barcelona y este verano se celebró otro en Valencia. Esperamos que la moda del gin tonic no decaiga y tengamos Gin Shows para rato…

Imagen tomada durante la cata

LiveTasting!, la Guía Peñín visita a los blogueros por toda España

hector.parra13/04/2012

Ayer asistimos a la primera de las catas que la Guía Peñín ha bautizado como «Live Tasting!«, eventos que permiten acercar a los medios «no convencionales», como blogueros y medios online especializados en vino, gastronomía y estilo de vida, a los vinos con mejor puntuación y, también, a todo el trabajo que tienen por detrás las diferentes guías que edita y publica Pi & Erre, la empresa fundada por el propio José Peñín y encargada, cada año, de la elaboración de la guía. Tras este primer encuentro en Madrid, tendrán lugar otros dos en Valencia y Barcelona.

Es curioso conocer de manos del propio director de la guía, Carlos González, como tres catadores, dos de ellos además encargándose respectivamente de la dirección, como es el caso de Carlos, y de la edición, como lo es el de Javier Luego, se ocupan junto a Pablo Vecilla de realizar todas las catas de los casi diez mil vinos puntuados en la última edición de la Guía Peñín. A pesar de que el nombre estigmatiza en cierto modo la publicación, José Peñín colabora muy esporádicamente, pero son estos tres catadores quienes viajan por todo el país para hacer las catas in situ.

¿Qué método se sigue para elaborar la Guía Peñín?

Imagen tomada durante la cataImagen tomada durante la cata

Como datos orientativos, tan sólo el 15% de los vinos se prueban en la sede, mientras que el resto se catan en las propias bodegas, intentando eliminar en ambos casos el efecto los posibles deterioros de calidad producidos durante el transporte y el almacenaje de los vinos por parte de terceros, además de favoreciendo un contacto directo con los bodegueros. Este contacto se atestigua a través de la grabación de más de 200 vinos que la Guía Peñín tiene publicados en su canal de YouTube, y que sirven como testimonio del trabajo realizado. Los datos hablan por sí solos: han catado 700 cavas y 1250 riojas, todos ellos siguiendo el método de cata de la guía, que otorgapuntuaciones que oscilan entre 50 y 100 que siguen un método en el que se parte del todo (100) y se va restando, según se van observando matices que resten puntuación. Estos datos se recogen en una base de datos, de la que se encarga Erika Laymuns, y que hoy en día contiene unas 17.000 referencias y, finalmente, y tras una re-cata de los 700 vinos con mejor puntuación, que tiene lugar en Julio en la sede de Guía Peñín, van a parar a las guías impresas, de las que pronto os hablaremos: la conocida Guía Peñín, que se vende junto a un interesantísimo «Manual del Catador», otra guía reducida con el Top 90 y que se acompaña con una Guía de Destilados con más de mil referencias y, finalmente, una interesante guía de vinos «que hablan castellano», incluyendo referencias de España, Argentina, Chile, México y, próximamente, Cuba.

El equipo organizador de LiveTasting! al completoEl equipo organizador de LiveTasting! al completo

También tuvimos ocasión de hablar del que quizás sea el tema más controvertido de la Guía Peñín: que todas las guías incluyen publicidad. Respecto a este tema, Carlos González nos comentó que sólo se permite la publicación de etiquetas de vinos, y siempre antes de conocer las puntuaciones otorgadas que, siempre según Pi &  Erre, nunca se ven afectada por el hecho de contratar un espacio publicitario.

Todo este volumen de datos tiene también acceso mediante las nuevas tecnologías, a través de una web de la que se encarga, junto a la estrategia en Redes Sociales, Victoria Lara, y a la que se obtiene el acceso mediante un código que se incluye en la guía en papel, y que permite acceder desde cualquier lugar, con un usuario y contraseña, al buscador de vinos. Una opción interesante que se completará en breve con el inminente lanzamiento de las aplicaciones para smartphones, de forma que podremos tener todas la información de la guía a nuestro alcance en cualquier momento y lugar.

Catando una selección de cinco de los mejores vinos según la guía

Los cinco vinos catadosLos cinco vinos catados

Y como no es lo mismo oírlo que catarlo, tuvimos la ocasión de probar los cinco vinos mejor puntuados en sendas categorías en la última edición de la Guía Peñín, en una cata dirigida por el propio Carlos González, director de la misma.

  • Comenzamos por un cava Gramona Celler Battle 2000, con 97 puntos y una burbuja muy especial, toda una joya.
  • Le siguió el Naiades 2008, un ejemplo de vino perfectamente equilibrado con unos 97 merecidos puntos ganados a base de su nariz caliza y su carnosidad y buena acidez en boca.
  • A continuación probamos dos formas casi opuestas de hacer dos tintos de bandera: Vega Sicilia Reserva Especial 91/94/99 y Viña El Pisón 2009, ambos con 97 puntos y con una interesante cata frente a frente que muestra que el buen vino puede tener matices radicalmente opuestos, según se elabore siguiente métodos más o menos clásicos.
  • La cata se cerró con La Bota de Fino (Bota nº 27), de Navazos y de la cuál ya os hemos hablado en Con Mucha Gula. Un broche de oro, con sus 99 puntazos, para uno de los referentes de la D.O. Jerez que supuso un más que digno colofón para esta cata de altura.

En definitiva, una experiencia interesante al poder conocer a todo el equipo de la Guía Peñín y su método de trabajo, además de poder volver a catar cinco de los mejores vinos de nuestro país, en un evento muy bien organizado en cola Álvaro Cerrada, de Ya lo cato yo.

Inma Amo posa junto a su obra

Vinoro 2012: Arte en la copa y en la sala

Con Mucha Gula07/03/2012
Vinoro ha unido el arte de 32 bodegas con Oros y la obra de la artista plástica Inma AmoVinoro ha unido el arte de 32 bodegas con Oros y la obra de la artista plástica Inma Amo

En un marco difícilmente superable, el Hotel Ritz de Madrid, tuvo lugar Vinoro 2012, un evento que consiguió unir el arte de 32 bodegas que habían conseguido un Oro para alguno de sus vinos en uno de los numerosos concursos que se celebran, junto a la obra de la artista plástica Inma Amo, que devuelve a la vida viejas barricas pintando bellos motivos enológicos sobre ellas.

Mientras la pintora era abordada en busca de información por los profesionales y aficionados presentes, las bodegas sacaban orgullosos sus vinos galardonados, y un eficiente servicio proveía de copas limpias a los presentes. Todo funcionando como un reloj.

Inma Amo posa junto a su obraInma Amo posa junto a su obra

A priori, que un vino consiga una medalla de oro en un concurso significa poco. Con los premiados de un año estaríamos toda nuestra vida bebiendo una botella distinta diaria. Ésto, unido a mucho vino poco conocido o directamente desconocido para mí, me hizo temer lo peor, sin embargo, en esta ocasión, el Salón deparaba sorpresas…

Un fino «finísimo» de la bodega montillana Pérez Barquero bajo la marca «Gran Barquero» fue el comienzo perfecto de la velada. A continuación, nos paramos en una sorpresa: la Bodega Reina de Castilla. En Rueda hacen un vino llamado «El Bufón» que es realmente un verdejo de los más serios y bien elaborados que he probado últimamente.

Un fino “finísimo” de la bodega montillana Pérez Barquero fue el comienzo perfecto de la veladaUn fino “finísimo” de la bodega montillana Pérez Barquero fue el comienzo perfecto de la velada

Volviendo a los conocidos, me paro en CVNE y pruebo su Contino Gran Reserva 2004, vino que me parece el gran escondido de Rioja: realmente tan impresionante, como poco conocido por el gran público. Cambiando de tercio me topo con una pequeña bodega, esta vez de la Ribera del Duero; otra agradable sorpresa al probar su Valsardo 2000, un vino intenso, fresco y con madera elegante. Nada que ver con las concentraciones tan en boga de los últimos años en la D.O.

González Byass con su Beronia, demostrando que sabe hacer tintos, Bodegas Aliste con su notable Marina de Aliste, un vino procedente de una pequeña parcela de tempranillo de la Sierra de La Culebra en Zamora, muy cerca de Portugal. Y, sin salir de la provincia, nos encontramos con un magnífico Piedra Lagarona de la torensana Estancia Piedra. De Pla de Bagés nos llegan los vinos de la Bodega El Molí, que con su Collbaix La Llobeta 2007 nos demuestra la perfecta adaptación al terruño que tienen sus cepas Cabernet Sauvignon y Merlot.

Aún pecando de injusto, dejo bodegas sin probar y resumo la velada: un éxito de público, una iniciativa innovadora, al mezclar arte y vino, y muchas sorpresas agradables. Muy buena organización de Ernesto Gallup (vinoquedadas) y un espléndido servicio de copas.

Winefuture Hong Kong acogerá una cata magistral audiovisual de vinos españoles de más de 70 bodegas

Con Mucha Gula05/11/2011

Hong Kong se convierte en la capital del vino en Asia con Winefuture Hong Kong 2011, tras la primera edición celebrada en La Rioja en 2009. El considerado uno de los mayores eventos de la industria del vino se traslada a Asia para congregar, una vez más, a las mayores personalidades mundiales del vino, como el afamado crítico norteamericano Robert Parker, la británica Jancis Robinson, James Suckling o los españoles Miguel Torres (Bodegas Torres) o Pedro Ferrer (Freixenet). El bodeguero y cineasta Francis Ford Coppola es el invitado de honor a esta edición de este foro mundial del vino, que reúne a expertos de todo el mundo para analizar temas como la crisis económica, las tendencias del consumo, la bajada de las ventas, el medio ambiente, el etiquetado, el packaging o los mercados emergentes, entre muchos otros. El objetivo de esta iniciativa nació en la primera edición Winefuture Rioja’09 con el fin de crear un foro que estudie y evalúe los retos a los que se enfrenta el sector.

Winefuture cuenta con la participación de más de 1.000 delegados comerciales, 50 ponentes, 600 conferenciantes, 3.000 catadores de 45 nacionalidades, así como más de 170 periodistas acreditados y 40 regiones vinícolas de todo el mundo representadas. Más de 600 botellas de vino descorchadas y 15.000 copas serán usadas durante los 3 días de congreso.

Winefuture contará con la presencia de unas 70 bodegas españolas presentes en la zona de expositores, ofreciendo el apartado más comercial y de negocios en el mercado asiáticoWinefuture contará con la presencia de unas 70 bodegas españolas presentes en la zona de expositores, ofreciendo el apartado más comercial y de negocios en el mercado asiático

La representación española en Winefuture está encabezada por el organizador y Master of Wine Pancho Campo, que conducirá una novedosa cata magistral audiovisual que mostrará algunas de las más importantes regiones vinícolas españolas al mercado asiático. Catadores de Hong Kong, China, Singapur, Japón o Corea del Sur son sólo algunos de los países que podrán degustar la diversidad de los vinos españoles. Otra de las novedades que hacen diferente esta cata internacional de vinos españoles es el guiño a la gastronomía nacional y a aspectos culturales, que tendrán su espacio durante la cata mediante imágenes y videos explicativos.

La cata podrá ser seguida en directo, al igual que las otras dos a cargo de Jancis Robinson y Robert Parker Jr, a través de una página especialmente habilitada en Con Mucha Gula para la ocasión desde la 11.15 AM hora española de mañana, domingo 6 de noviembre. El ciclo de catas magistrales que completan Jancis Robinson y el considerado crítico de vinos más influyente del mundo, Robert Parker, son otros de los atractivos que Winefuture para aficionados y el sector vinícola.

Además, Winefuture contará con la presencia de unas 70 bodegas españolas presentes en la zona de expositores, ofreciendo el apartado más comercial y de negocios en el mercado asiático. En el apartado de conferencias, además de Miguel Torres y Pedro Ferrer, también estarán presentes personalidades de la industria española como José Manuel Ortega Gil-Fournier y Mauricio González-Gordon.

En el Salón se ha confirmado la tendencia a la descarga sensorial

El XII Salón de los Mejores Vinos de España se despide marcando un punto de inflexión

Con Mucha Gula15/10/2011

Los pasados días 13 y 14 nos hemos reunido profesionales y aficionados en el duodécimo Salón de los Mejores Vinos de España, organizado por la Guía Peñín. Casi todos los vinos puntuados con más de 93 puntos por el equipo de la citada guía estaban presentes en las 84 mesas del Salón, aunque echamos en falta a bodegas como la de Dominio de Tares, que no acudieron a la cita, suponemos que por los 2.300 euros de la cuota de este año o quizá por la norma que impuso la organización a las bodegas de ir los dos días y de comercializar sus vinos a los aficionados en el segundo, fuera del circuito de distribución habitual.

Los verdejos de Vinos Sanz cerraban el Salón en la mesa 84Los verdejos de Vinos Sanz cerraban el Salón en la mesa 84

En esta ocasión, los que venimos luchando desde nuestros medios por una descarga sensorial de los vinos nacionales hemos salido con una sonrisa seráfica: algo se está moviendo en España, al fin. Parece ser que los tablones, concentraciones, sobremaduraciones y altas graduaciones en los vinos, tan en boga en los últimos años gracias a la influencia del señor Parker y su equipo, están pasando de moda. Hasta el Aalto Ps, que me asustó en alguna de sus antepenúltimas salidas al mercado, en esta añada del 2006 se muestra civilizado sin perder un ápice de su complejidad y manteniendo perfectamente el carácter de este gran vino. Lo que se adivinaba en las dos últimas añadas se confirma en ésta

En cualquier caso, lo más impactante se encontró para nosotros en los nuevos estilos de las grandes bodegas y en las nuevas bodegas emergentes. De eso vamos a hablar:

Clásicos renovados

Gran sorpresa en la riojana Dinastía Vivanco. Todos sabíamos que sus «Colección Vivanco» son grandes vinos y, entre ellos, quizá su «Parcelas de Garnacha» destaque con luz propia (a este redactor le enamora su Mazuelo, le impresiona su Graciano y espera con ansia su nuevo Maturana), pero la sorpresa estaba en su Crianza. Este 2008 ha supuesto un giro en el estilo riojano, en el que el roble nuevo predominaba sobre todo y, por fin, la fruta ha salido con fuerza sobre los aromas de carpintería fina. Mantiene una acidez muy refrescante, compensada con el amable carácter frutal, y tiene el esperado fondo elegante de madera. Sigue siendo inequívocamente un rioja, pero ahora lo recomiendo encarecidamente como vino de buena relación calidad-precio.

En Bodegas Bilbaínas nos topamos con un impresionante Viña Pomal «Alto de la Caseta». Un nuevo vino de la centenaria bodega riojana que rompe con todo lo anterior, mostrándose muy bordelés y complejo. Su «La Vicalanda» Gran Reserva 2004 se muestra como un típico riojano de su crianza, con las especias, tabacos y cueros mandando. Contino sigue en su línea de excelencia con su «Graciano» y CVNE con el sempiterno Imperial del 2007, que sigue en la brecha sin achantarse ante los nuevos riojas emergentes.

En el Salón se ha confirmado la tendencia de los bodegueros hacia la descarga sensorialEn el Salón se ha confirmado la tendencia de los bodegueros hacia la descarga sensorial

Bajo el Manto de su distribuidora Avanteselecta, los sorianos de Dominio de Atauta aportaron con su «Parada de Atauta» 2009 y «Valdegatiles 2009», dos de los vinos más elegantes de la jornada. También de la misma distribución, los riojanos de Obalo, que no me habían gustado hace un año en su bodega -cata de barricas-, lograron convencerme con sus dos crianzas «Obalo» y Altino», este último con un perfil más moderno. Han evolucionado a bien sin duda y me alegro. Por su parte la bodega navarra Chivite, con sus «Colección 125», en línea de excelencia con su magnífico rosado y su borgoñón blanco, y destacando sobre ambos su «Vendimia Tardía«: un moscatel botritizado a la altura de los grandes dulces del mundo.

Cambiando de tercio, nos paramos en el verdejo fermentado en barrica de Belondrade y Lurton 2009: quizá la mejor edición que haya probado nunca, acompañado de su rosado Clarisa. Muy bueno. La Torensana Numanthia se ha llevado uno de los premios gordos: ni más ni menos que seis vinos clasificados por encima de los 93 puntos Peñín en sus añadas 2008 y 2009. Desde su más asequible Termes, pasando por los Numanthia y acabando en su mítico Termanthia, se mantienen el argumento de elegancia y vuelven a los orígenes de excelencia marcados por la familia Eguren en sus primeras añadas. Los Eguren, por su lado, se mantienen grandes en su línea de Toro en la añada 2009, metiendo a su vino básico Almirez entre los grandes, con nada menos que 94 puntos, mientras sus Vitorino y Alabaster rozan los cielos con su potencia, complejidad y ligereza, componiendo un conjunto que ya supera hasta a sus vinos riojanos de Sierra Cantabria, grandes también.

Los vinos catalanes han mostrado un buen nivel en generalLos vinos catalanes han mostrado un buen nivel en general

Mi otro enólogo preferido de La Rioja junto a los Eguren, Miguel Angel de Gregorio, me ha vuelto a emocionar con el blanco viura Mártires 2010 y con el tinto Aurus 2008. Sigue por ahí Miguel Angel, pero principalmente continúa con tus vinos «no-por-baratos-peores» de Finca Nueva. La Bodega Contador conforma el trío magnífico de enfants terribles riojanos con una línea apabullante desde su «Qué Bonito Cacareaba» hasta su irregular «Contador« (un vino del que sólo hablo de botellas). La probada, del 2009, grandísima.

Los vinos catalanes han estado bien representados por Ferrer Bobet, Acústic Celler (Braó y Acustic), Albert i Noya, Parés Balta (grande su Marta de Baltá), Raventós i Blanc, Gramona, Recaredo… Muy buenos los blancos monovaritales de Xarello y garnacha blanca, y muy buen nivel en general.

Las emergentes garnachas tintas

Se han colocado con fuerza en su primer año de vino en la calle la encantadora pareja de Elisa y Enrique, con sus vinos de viña vieja de Domaine Lupier, de los que hablábamos casi en primicia y hace casi un año en Madrid Fusión. El respeto a la tierra y su fe en esta uva han hecho dos vinos magníficos y esperanzadores: «El Terroir» y «la Dama» sobresalen por su carácter del resto de garnachas navarras y nacionales. Notable también el 2009 de la riojana Baigorri y muy interesante el «Pegaso Granito» de Telmo Rodríguez

Las garnachas tintas, como las de Bernabeleva de Vinos de Madrid, han sido una de las sorpresas del SalónLas garnachas tintas, como las de Bernabeleva de Vinos de Madrid, han sido una de las sorpresas del Salón

La estrella del salón, para nosotros, se localizó sin duda en los caros (casi todos), emocionantes (todos), escasos y nuevos vinos de viña viejísima de Madrid, Ávila, y lo que se halla bajo el descriptivo título de Garnachas de Gredos: capas bajas, casi pinot noir, complejidades, frescura y mineralidad muestran el camino que nos gusta, y donde vemos mucho futuro fuera del A B C.  En esta línea, Jiménez Landí con sus «Piélagos» y «Ataulfo», y el «Comando G» me hicieron casi llorar con unos vinos totalmente emocionantes. La Bruja Avería, Las Umbrías y Rumbo al Norte nos parecen una creación impecable. Sin olvidarnos de Bernabeleva de Vinos de Madrid, con un Cantocuerdas de albillo espectacular, y acompañado por sus garnachas «Viña Bonita» y «Arroyo de Tórtolas», IMPRESIONANTES.

Mi otra debilidad: Los generosos

En su línea de siempre, estos vinos no tienen que cambiar. Lo único que les falta, y con urgencia, es la promoción, comprensión y difusión en nuestro país. Desde Montilla con Alvear y sus Amontillado Solera Fundacional y dulce PX 1830, pasando por los Amontillados VORS y Manzanilla en rama saca de Otoño de Barbadillo, simplemente perfectos, hasta los fijos del Equipo Navazos: dos 99’s que se me antojan escasos para las botellas 27 (bota de fino) y 30 (Manzanilla Pasada «Capataz Rivas»). Pero claro, no me hagan mucho caso porque soy un friki de los generosos, y si empiezan con ellos les recomiendo esa manzanilla en rama de Barbadillo bien fría como iniciática.

Conclusiones

En el XII Salón de los Mejores Vinos de España pudimos catar muchos otros grandes vinos, cuyos detalles deberán leer en la propia Guia Peñín 2012, de la que les hablaremos en los próximos días, en cuanto salga de imprenta.

La sonrisa seráfica con la que abría el artículo es provocada por la sensación de que este año ha sido el punto de inflexión a partir del cual los bodegueros definitivamente mirarán al viñedo, respetarán el terruño e interpretarán simplemente lo que la tierra da. Fuera los artificios, fuera las potencias por las potencias, fuera el roble por el roble. Hagamos vinos más bebibles, como es el caso de todos los que he nombrado en este artículo, y podremos atraer a las nuevas generaciones. Hagamos caso a los gurús y nos acabaremos bebiendo los vinos nosotros mismos. La gente del vino llevamos muchos años endogámicos y hemos perdido el norte en muchos casos.

Alberto Pizarro representará a España en la final internacional de la World Class Competition 2011, que tendrá lugar a mediados de julio en Nueva Delhi

Alberto Pizarro, Mejor Coctelero de España en la World Class Competition 2011

Con Mucha Gula21/06/2011
Alberto Pizarro representará a España en la final internacional de la World Class Competition 2011, que tendrá lugar a mediados de julio en Nueva DelhiAlberto Pizarro representará a España en la final internacional de la World Class Competition 2011, que tendrá lugar a mediados de julio en Nueva Delhi

Alberto Pizarro, bartender de Bobby Gin, en Barcelona, se ha proclamado vencedor de la final nacional de la World Class Competition 2011, celebrada ayer en Le Cabrera-Casa América y organizada por Diageo Reserve. Pizarro, que declaró sentirse «ilusionado, agradecido y consciente de la responsabilidad que supone representar la mixología española ante el mundo«, representará a España en la final internacional del certamen que tendrá lugar a mediados de julio en Nueva Delhi y en la que competirá con los ganadores los 34 países participantes por obtener el título del Mejor Bartender del Mundo.

Los ocho finalistas presentaron su cóctel ganador de las sesiones previas y pusieron a prueba su imaginación con un improvisado Luxury Drop de tequila Don Julio en una distendida jornada en la que, al final, se impuso la creatividad, destreza y savoir faire de este barcelonés de 32 años. Su Urdemales, una creación a base de Ron Zacapa Centenario Nº23, cautivó por su originalidad y perfección técnica a un exigente jurado que contaba con la presencia del eslovaco Erik Lorintz, ganador internacional de la World Class Competition 2010 y actual Head Bartender del American Bar del Hotel Savoy en Londres.

Su Urdemales, una creación a base de Ron Zacapa Centenario Nº23, cautivó por su originalidad y perfección técnicaSu Urdemales, una creación a base de Ron Zacapa Centenario Nº23, cautivó por su originalidad y perfección técnica

Formado al amparo del prestigioso Francesc Bretau y tras pasar por algunos de los más destacados templos del combinado en la ciudad condal, como el Banker’s Bar del hotel Mandarin  Oriental, Alberto Pizarro ha logrado alzarse con el título del mejor bartender de España gracias a un cóctel elaborado con Ron Zacapa Centenario Nº23.

Sus características organolépticas, su elaboración, su añejamiento «por encima de las nubes» y, también, el propio pueblo de Zacapa y su cultura, le han inspirado en la selección de los ingredientes: Pedro Ximénez, destilado seco de Cacao Mozart, twist de naranja impregnado con aceite esencial de canela y humo de serrín de roble enriquecido con PX deshidratado y aceites esenciales, un toque final con el que Pizarro consigue «devolver el ron a las nubes» y crear, según palabras de Erik Lorintz, «un momento único para el recuerdo» en el comensal.

Con esta evocadora creación y en representación de nuestro país, Pizarro viajará el próximo 11 de julio a Nueva Delhi, donde se disputará la gran final mundial de la World Class Competition, un certamen que contará con la presencia de personajes tan influyentes en la coctelería mundial como Gary Regan, Simon Difford, Salvatore Calabrese o Dale Degroff y que se ha convertido ya en el escenario de las nuevas tendencias y de la reinvención de los grandes clásicos de la mixología, en un homenaje al arte de la coctelería y a la cultura de los destilados Premium y en un reconocimiento al trabajo y la innovación de los profesionales del combinado. Su objetivo, «ganar, sí, pero sobretodo, aprender y pasarlo lo mejor posible; porque sólo si disfrutas con tu trabajo puedes hacer disfrutar al público final«.