Todo lo que hay que saber sobre el Arroz…y la receta clásica de la paella

En los cursos de cocina, el de arroz es uno de los más demandados. El arroz es un buen conductor del sabor y un alimento base para gran parte de la humanidad, conocerlo es imprescindible, te mostramos como cocinarlo, conservarlo y disfrutarlo.

Redacción25/09/2017

La alimentación humana se basa en los cereales, aunque no en todos los países se toma el mismo tipo de cereal, sino más bien el más adecuado al clima. Así, en Europa el cereal base es el trigo, tanto en pan como en pasta u otras presentaciones, mientras que en América es el maíz, que se toma desde seco, hasta en harina, en tortitas, etc.; y en Oriente el alimento base es el arroz, tanto tomado como base con cualquier otro producto como en harina para otras preparaciones.

Tipos de arroces que podemos comprar

Arroz Bomba, de grano medio, ideal para paellas (c) edansArroz Bomba, de grano medio, ideal para paellas (c) edans
  • Arroz glutinoso: tiene mucho almidón y está indicado para los sushis, porque se compacta
  • Arroz de grano largo, con una cocción más rápida y queda después de cocerse entero y suelto, resultando muy indicado para ensaladas y guarniciones.
  • Arroz de grano Medio: es el que más consumimos y queda estupendo para paella y arroces al horno y en cazuela.
  • Arroz vaporizado, no se pega ni se pasa, pero tarda más en cocer y absorbe peor los sabores. Es un arroz que se usa mucho cuando se preparan grandes cantidades y luego se utiliza cuando conviene.
  • Arroz de grano redondo: cuece muy deprisa, contiene mucho almidón y resulta indicado para los risottos, y también para el arroz con leche, ya que da cremosidad a la salsa de cocción.
  • Arroz salvaje, es un arroz oscuro que en realidad no es arroz, sino una hierba llamada avena de agua”, también conocida como “arroz indio”. Tras su cocción se mantiene entero, pero no aporta mucho, salvo lo puramente decorativo.
  • Arroz Basmáti: es un arroz de grano largo que procede de la India, y que tras su cocción se mantiene entero y suelto.
  • Arroz integral, es más oscuro porque conserva parte del salvado de la cáscara, y muy rico en vitaminas, pero tarda en cocerse mucho más: casi 45 minutos.

¿Cómo saber cuál es el arroz de mejor calidad?

Se nota cuando se cuece, porque el buen arroz no se abre. Cuando vamos a comprarlo, el arroz de gran calidad no está partido. Algunos tienen etiquetas de coloresextra, color rojo, con un 92% de granos sin romper;  Categoría I, color verde, arroz entero al 87%; y Categoría II, etiqueta amarilla, estará entero hasta el 80%.

¿Cuáles son las preparaciones más habituales para hacer arroz?

Los arroces pueden ser secos o caldosos: los secos se pueden hacer al horno, en cazuela, sartén en paella… mientras que los caldosos admiten más variantes: en guiso, melosos, normalmente por la cantidad de agua que pueden contener. Estos últimos tienen la ventaja de que absorben el sabor de los ingredientes que les acompañan.

¿Qué valor nutricional tiene el arroz?

El arroz contiene fósforo, bueno para el cerebro y potasio, que relaja los músculos y el sistema nervioso. Además, tiene tan poco sodio que puede incluirse en las dietas sin sal. Es de fácil digestión y no contiene gluten. Cada 100 gr. de arroz en crudo contienen 363 calorías.

¿Cuándo se sabe que un arroz está bien hecho?

Arroz carnaroli (c) jlastrasArroz carnaroli (c) jlastras

El arroz tiene que tener lo que se denomina “ánima”: el interior, al morderlo, ofrece una leve resistencia. No hay que olvidar que el arroz seco debe dejarse reposar unos minutos después de cocerse, para terminar de hacerse. Sin embargo, el arroz caldoso debe tomarse nada mas prepararse, porque si no se pasa y se abre.

¿Qué tipo de agua es el más adecuado para hacer arroz?

La mejor agua es la que se denomina dura, y la menos indicada es la más fina, porque con esta última el arroz tardará más en cocerse.

¿Cómo podemos calcular la cantidad de arroz por persona y el agua necesaria?

Como norma general, deberemos utilizar una tacita de arroz por persona, y el doble de caldo si es seco. En el caso de los caldosos se calcula tres partes de agua, aunque lo mejor es añadirle caldo caliente a medida que lo precise.

¿Cuál es la receta clásica de la Paella Valenciana?

Ingredientes para cuatro personas:

  • 750 gr de pollo en trocitos
  • 500 gr de conejo en trozos.
  • 4 tazas de cafe medianas de arroz de grano medio
  • 250 gr de judias verdes (ferraúra)
  • 125 gr de judías de grano tierno (tavella)
  • 200 gr de garrofón fresco, y 100 gr si es seco
  • 2 tomates
  • 8 cucharadas de aceite
  • 1 ramita de romero
  • 1 cucharadita de pimentón
  • Azafrán
  • Sal
  • 2 litros de agua o caldo, el doble que de arroz, si el arroz lo ponen en una taza el doble de caldo o agua.

Preparación

Arroz con Marisco (c) SauceSupremeArroz con Marisco (c) SauceSupreme
  1. Se trocea el pollo y el conejo y se sazona, se calienta el aceite en una paella y se fríen las carnes.
  2. Se añaden las judías verdes, se agrega el tomate pelado y picado y se rehoga. Se cubre con agua hirviendo hasta que las carnes estén tiernas, se añade el garrofón, la tavella, así como la ramita de romero. Rectificar de sal y agregar el pimentón, dejar cocer hasta que las carnes y los demás ingredientes se hagan y el caldo esté sabroso.
  3. Cuando el líquido queda un poquito menos de la mitad de la altura del recipiente se echa el arroz y se mezcla con la espumadera. Se deja cocer a fuego vivo los 10 primeros minutos y más bajo los 8 o 10 finales. Se deja reposar 5 minutos antes de servir.
  4. Si la persona no tiene mucha experiencia con la paella, puede rehogar el arroz directamente con los ingredientes y después añadir el agua o el caldo

Dudas más frecuentes cuando preparamos arroz

¿Por qué quienes entienden mucho de arroz lo echan después del agua?

Porque así se calcula mejor la proporción, aunque si no se tiene mucha experiencia es mejor rehogar el arroz junto al resto de los ingredientes y echar después el agua o caldo.

¿Y si se acaba el caldo aunque no esté terminado de cocer?

Es conveniente siempre dejar un poco de caldo caliente para añadir en este tipo de situaciones.

¿Y si se ha terminado la cocción, ya no queda caldo y los granos de arriba están aún duros?

El tiempo de reposo se hace cubriendo la paella con un paño húmedo, para que se haga la parte de arriba.

¿Cuando sabemos que el arroz está bien de sal?

No hay que esperar al final: cuando se echa el arroz y comienza a cocer, se debe probar y, si está soso, será el momento de echarle sal.

¿Y si se quema, qué podemos hacer?

Si el arroz se pega un poco no importa: es el socarrat. Pero si se quema, pondremos en un recipiente ancho, o en la misma pila de fregar, un fondo de agua y colocaremos la paella sobre el mismo para enfríar rápidamente el fondo.

Fotografías (c) edans, jlastras y SauceSupreme
embut_port

Todo sobre los embutidos: qué tipos hay y cómo utilizarlos y conservarlos

En bocadillo, para meriendas o como opción para improvisar una cena, los embutidos son muy versátiles, también para tus platos: desde una pasta a una ensalada.

Redacción11/09/2017

Los embutidos son un alimento clásico, frecuentemente asociado a muchos mitos y leyendas urbanas carentes de sentido. Con este artículo intentaremos dar respuesta a los principales interrogantes que rodean a estos productos.

¿Que tipos de embutidos existen?

Los embutidos pueden ser cocidos, que son aquellos en los que se cuece su carne y en la mayoría de los casos se prensa (pueden ahumarse o no), como es el caso del jamón de York, la butifarra, la mortadela, las salchichas frankfurt… Curados, que son los que se conservan normalmente macerando la carne en un adobo de especias o pimentón y dejándolo secar al aire seco y frío hasta que toman una cierta consistencia dura, como las longanizas, el fuet, el chorizo, el lomo, el bacón curado el jamón serrano… Y los frescos, en los que se embucha la carne con su adobo, como por ejemplo las salchichas o la chistorra, y se consumen así. Algunos ejemplos pueden ser la chistorra, que  se airea tres días; el chorizo, que puede ser curado o fresco. El fresco normalmente se hace frito o a la brasa y el curado en guisos, enseguida se nota la diferencia. Tampoco podemos olvidar los Embutidos de sangre que, además, llevan carne, visceras, manteca, tocino y otros productos, además de morcillas y fiambres, que son similares a los embutidos cocidos, pero de menor calidad. El jamón, por ejemplo, también se vende como fiambre de jamón; nos daremos cuenta, ya que es mucho más barato, al estar compuesto por carne pero también por otros elementos de menor calidad y precio, como féculas, huevo, leche, etc.

¿Se puede congelar el embutido?

Sí, el jamón de york o el pavo quedan bastante bien congelados, y si se congelan en su propio envase en lonchas mejor. Así, si vemos una oferta en el super podemos comprar varios paquetes y meterlos en el congelador. Después los iremos sacando al frigorífico, dejando que se descongelen tranquilamente. En el caso de los curados, si son de muy buena calidad es casi mejor no congelarlos.

¿Cómo se conserva el embutido, lo podemos meter en el frigorífico?

Los embutidos curados es mejor no meterlos (además, aflora la sal), pero si se hace, será mejor sacarlos un poquito antes de comerlos para que recuperen su temperatura, y también procurando que al guardarlos no se toquen unos a otros. La mejor conservación del embutido curado, los chorizos, longanizas, etc. es en un lugar fresco, seco y ventilado: la famosa ristra de chorizos colgada con una cuerda de un clavo en una terraza, despensa, fresquera o porche, a condición de que no le de el sol, es lo ideal, sobre todo cuando hace frío. Aunque, por supuesto, no pueden eternizarse colgados, porque se secan hasta llegar a no poder tomarse. Los embutidos cocidos tienen que estar en el frigorífico a una temperatura de 3 a 5 grados, aproximadamente. Si los compramos en bandeja, cuando la abramos los debemos envolver en papel film y guardar en un taper, existiendo modelos especiales para embutidos, que suelen ser largos y finitos para que no tenga excesivo aire, ya que se resecan. De 2 a 3 días es lo máximo que debemos tenerlos en el frigorífico, teniendo en cuenta que los síntomas de que no están bien suelen ser el olor y también una especie de rebabilla, mientras que otras veces se arquean por los laterales, en ese caso, ya están en las últimas… NUNCA DEBEMOS TOMAR EMBUTIDOS SI CONSIDERAMOS QUE NO ESTÁN SUFICIENTEMENTE FRESCOS. Los frescos tipo salchicha deben conservarse como si fueran carne, de 0 a 5 grados y también aguantan un poco más que la carne: 3 ó 4 días. Igual conservación tienen las morcillas: si se les pone una capita blanca por encima no hay problema, ya que se ponen bajo el grifo y se retira fácilmente con un estropajo suave.

¿Engordan los embutidos?

Hay que tomarlos con precaución, como todos los alimentos. Lo fundamental es el equilibro: si, por ejemplo, ponemos 50 gramos de embutido en un bocadillo, si es de salami tendrá unas 250 kilocalorías y si es de chorizo 200, pero si es de Jamón de York tendrá 70 y si es de pavo, 60 aproximadamente. Los embutidos tienen bastantes proteínas, no hay que olvidar su principal ingrediente es la carne, pero también grasas, siendo los que más el salami y el chorizo. No entramos en el jamón serrano, porque depende principalmente del tipo de jamón, aunque el normal tiene unas 170 kilocalorías, aproximadamente. Sobre todo, los embutidos tienen un alto contenido en sal, especialmente los curados en salazón, como por ejemplo el jamón o el chorizo curado, debido a que al curarse la carne se seca y mantiene una mayor concentración de la sal que se añade en su preparación. Existen, no obstante, entre los embutidos cocidos la versión baja en sal: no quiere decir que sean más sanos, sino únicamente que tienen menos sal, ya que se le añaden fosfatos o proteínas de origen animal o vegetal, y así se consigue mejorar el aspecto y la firmeza del producto.

¿Qué platos podemos preparar con embutido?

Se pueden utilizar de mil maneras: en guisos, con legumbres, a veces simplemente como aperitivo… El jamón de York se utiliza con frecuencia para hacer san jacobos, que en casa les suelen encantar, y que acompañados con huevos es un alimento muy versátil. Un bocadillo de embutido mediano con una ensalada es una buena cena: el pan se puede calentar, se le echa un chorrito de aceite y queda muy rico. Igualmente recetas como los Canelones de jamón con espárragos y una suave bechamel son una maravilla.

¿Qué contienen exactamente los embutidos? Por ejemplo los más conocidos, como el chorizo y el salchichón

El chorizo se suele hacer con carne de cerdo y panceta de cerdo picada y adobada con ajo, especias, pimentón rojo, sal. Todo ello se mete en la tripa del intestino delgado del cerdo o en tripa artificial y se cura al aire, también puede ahumarse. El salchichón se hace de forma muy parecida al chorizo, pero se incluye también tocino, sal, especias, pimienta negra, nuez moscada, clavo, y se embucha no añadiendo, en su caso, pimentón. Normalmente en ambos casos la carne se deja macerar 24 horas y después se procede a su curación.

¿Se pueden hacer embutidos en casa?

Sí, y no es demasiado difícil. De hecho, la mayoría de las escuelas de cocina enseñan a prepararlos. También se puede conseguir más información al respecto en La Vida es Bella, y también en el Taller de las Tradiciones.

FRUTA_MED

Alimentos y medicamentos: no siempre buenos compañeros

La mayor parte de la población mundial toma algún tipo de medicamento de forma continua, por ello es conveniente saber que muchos alimentos interfieren en su eficacia.

Redacción06/09/2017

Es frecuente que en los prospectos de los fármacos indiquen que ese medicamento no puede tomarse con alcohol, en especial los antibióticos. Sin embargo, muy rara vez se indican alimentos que no deben tomarse con a la vez que ciertos medicamentos, como sucede con el Sintrón (anticoagulante), que ve alterado sus resultados en función de si se toma cierto tipo de verduras con vitamina K, ya que ésta  facilita la coagulación, justo lo contrario que persigue el medicamento, neutralizando así su efecto.

 

¿Por qué ambos, medicamentos y alimentos, interactúan? Sencillamente, porque ambos van al torrente sanguíneo. Sucede lo mismo con diferentes medicamentos que no pueden tomarse a la vez, algo que sin embargo se indica siempre en los prospectos.

 

Medicamentos con el estómago lleno o vacío

Antes de entrar en qué alimentos interactúan con qué medicamentos, habría que aclarar cuándo se deben tomar los medicamentos: ¿En ayunas?, ¿durante la comida?, ¿después de la comida?. Lo cierto es que la mayor parte de los medicamentos se absorben mejor con el estómago vacío. Así por ejemplo, si hay que tomar paracetamol o ibuprofeno porque nos duelen mucho la cabeza o las articulaciones, será mejor tomarlo con el estómago vacío o antes de comer, ya que tardan en llegar a la sangre entre 10 y 30 minutos, mientras que si acabamos de comer tardará de una hora a cuatro en hacernos efecto.

Cuanto más graso, calórico y caliente sea lo que hemos tomado, más lenta será la digestión y más tardará el medicamento en hacernos efecto.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que algunos medicamentos, como los antinflamatorios, como es el caso del ibuprofeno o la aspirina, pueden hacer daño a nuestro estómago si está vacío, por lo cuál para un tratamiento prolongado de los mismos sera más conveniente tomarlos con el estómago lleno y, muy posiblemente, tomando a la vez algún protector gástrico.

La comida, por tanto, se utiliza como elemento de efectividad del medicamento, o falta de efectividad, como sucede con sedantes y ansiolíticos, que se toman nada más comer para que el efecto no sea demasiado potente ni rápido, y también sucede con la levodopa, utilizada para combatir el Parkinson.

Si un prospecto recomienda tomar un medicamento en ayunas, se refiere a tomarlo media hora antes de empezar a comer o dos horas después de terminar, mientras que si indica tomarlo en las comidas, se refiere a hacerlo justo después de comer.

 

¿Con qué debemos tomar las pastillas?

Siempre con agua, evitando tomarlas con leche o zumos.

 

Alimentos y su interrelación con diferentes medicamentos

Café

  • Con Antibióticos para infecciones urinarias, produce un aumento de los efectos de la cafeína, hiperactividad, excitación…
  • Con medicamentos para la osteoporosis puede disminuir sus efectos hasta un 85%
  • Con broncodilatadores para el asma puede provocar una potenciación de los efectos de la cafeína, causando episodios de irritabilidad, temblores, palpitaciones.

Alcohol

  • Con Paracetamol puede causar daños en el hígado.
  • Con ansiolíticos y sedantes, potencia los efectos sedantes de las benzodipecina, pudiendo llevar al coma y muerte en el peor de los casos.
  • Con antinflamatorios irrita la mucosa gástrica, ya que ambos elementos, lo hacen pudiendo provocar daños estomacales.
  • Con antihistamínicos, para la alergia, potencia sus efectos sedantes.
  • Con vasodilatadores que se recetan para la angina, potencia su efecto, pudiéndose dar una peligrosa bajada de la presión sanguínea.

Verduras con vitamina K: brócoli, coliflor, espinacas, repollo…

ColiflorColiflor

 

Su consumo a la vez que se toman anticoagulantes orales, que se recetan a personas con riesgo de trombos para provocar un déficit de vitamina K, hace que estas verduras, que la contienen de forma natural, provoquen niveles inestables en los calores de coagulación.

Con anticiogulantes, lo mejor es una dieta estable y con poca vitamina K.

Lácteos: leche, yogures, queso…

  • No deben combinarse con antibioticos como la ciproxloxacina y las tetraciclinas, ya que reducen la absorción y disminuyen su efecto en el organismo. La concentración en sangre de estos medicamentos  puede bajar hasta un 55% si se combinan con lácteos o alimentos y zumos enriquecidos con calcio.
  • Con medicamentos para la osteoporosis, no se pueden tomar lácteos hasta dos horas siguientes a la ingesta.

Regaliz: caramelos, pastillas para la garganta, el aliento,  infusiones…

Contiene ácido glicirrízico, que actúa en nuestros riñones, aumentando la retención de agua y sodio, y eliminando el potasio. Su combinación con medicamentos para la hipertensión, diuréticos o beta-bloqueantes, anula sus efectos e impedirá la disminución de la hipertensión arterial.

Quesos y ahumados

La Tiramina es una sustancia que se encuentra en alimentos fermentados o algo envejecidos como quesos curados, vino tinto, pescado ahumado, plátanos maduros, chocolate o embutidos, y que aumenta la presión sanguínea y cardíaca. Una enzima, la monoaminoxidasa (MAO), transforma la tiramina cuando entra en nuestro cuerpo, pero hay unos antidepresivos, los IMAO, que destruyen esta enzima.

Así, el uso de fármacos IMAO (antidepresivos) y una dieta rica en alimentos con tiramina se pueden producir dolores de cabeza, fiebre e incluso crisis de hipertensión.

Soja: leche, yogures, suplementos enriquecidos

  • Con anticoagulantes, antiepilépticos y antiinflamatorios pueden potenciar sus efectos negativos
  • Con tamoxifeno, usado en el tratamiento del cáncer de mama, puede anular sus efectos.

Leticina, extracto

Con tiroxina, medicamento para el trastorno de la tiroides, disminuye sus efectos.

Zumo de Pomelo

PomeloPomelo
  • Con fármacos que se emplean para bajar el colesterol no debe mezclarse.
  • Con fármacos usados tras un trasplante de órganos, tampoco.
  • Los fármacos para la hipertensión tampoco son buenos compañeros.
  • Altera el efecto de los antihistamínicos para la alergia.
  • No mezclar, igualmente, con benzodiaceptinas recetados para la ansiedad.

Zumo de naranja

  • Con medicamentos para la osteoporosis puede disminuir hasta un 60% la concentración en sangre de los mismos
  • Con suplementos de hierro aumenta la absorción del mismo.

Alimentos ricos en potasio: plátanos, aguacates, fruta con hueso o judías

Con diuréticos producen exceso de potasio y, como efectos secundarios, pueden producir arritmias y palpitaciones.

Salvado de avena

Con medicamentos para bajar el colesterol, reduce notablemente los efectos.

Fuente: Ocu-Salud 99, Diciembre 2011/Enero 2012

colesterol

Comida y colesterol: qué comer cuando se tiene el colesterol alto

El colesterol existe de forma natural en nuestro organismo, pero conviene mantenerlo a unos niveles adecuados para tener una mejor calidad de vida y reducir el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares . Te contamos cómo tu dieta puede ayudar a conseguir este objetivo.

Redacción18/08/2017

El colesterol es una sustancia que existe de forma natural en nuestro cuerpo. Los lípidos contienen esteroles, y uno de ellos es el colesterol que, sintetizado por el hígado y trasportado por el torrente sanguíneo, desempeña un papel importantísimo en muchos procesos metabólicos. Por lo tanto, debemos tener claro que tener colesterol no es malo, sino que por el contrario, resulta imprescindible.

Sin embargo, tener niveles de colesterol elevados en la sangre puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas. Además, estos niveles suelen aumentar con la edad, además de por otras patologías o situaciones, por lo que es conveniente comprobar de forma periódica que nuestros niveles de colesterol estén dentro de unos límites razonables.

¿Cómo se obtiene el  colesterol?

Por una parte lo fabrica el organismo (endógeno) y por otra lo recibe de los alimentos (exógeno).

¿Qué tipos de colesterol hay?

  • El Bueno o HDL: Según el prestigioso cardiólogo Valentín Fuster, hay grasas que son trabajadoras cualificadas que realizan tareas de alta precisión, como el colesterol HDL o colesterol bueno, que mantiene las arterias en buen estado, además de ser imprescindible para que funcionen algunas moléculas vitales, como las vitaminas liposolubles, que solo se disuelven en grasa.
  • El Malo o LDL: Son grasas que el cuerpo necesita en pequeñas cantidades pero que si tiene más de las que debe puede resultar muy perjudicial para la salud, en especial para las enfermedades cardiovasculares, ya que pueden obstruir las arterias creando placas o coágulos.

¿Cuáles son los niveles de colesterol normales?

El nivel de colesterol se mide en miligramos por decilitro de sangre, considerándose valores normales los que se encuentren entre 200 y 239. Por otra parte, su valor máximo no debe exceder de 250 y nivel del beneficioso o HDL debe ser superior a 45, mientras que nivel en sangre del LDL o colesterol malo no debe llegar a 130. Es importante aclarar que estos niveles de referencia son genéricos, siendo el médico quien debe validarlos en función de las particularidades de cada paciente.

Un nivel elevado de LDL puede obstruir las arterias, creando placas o coágulos.Un nivel elevado de LDL puede obstruir las arterias, creando placas o coágulos.

¿Qué tipos de grasas existen? ¿Cómo identificarlas?

Según Fuster, para saber qué grasas son mejores y peores hay un sencillo truco: las grasas que son líquidas a temperatura ambiente son preferibles a las sólidas. Normalmente, las que son líquidas a temperatura ambiente son vegetales y las que son sólidas tienen un origen animal. La excepción son las grasas “trans”, que proceden del mundo vegetal pero se hidrogenan, y que se utilizan en bollería y margarinas. Estas grasas trans son igualmente perjudiciales, ya que según Fuster, elevan el colesterol malo, reducen el bueno, aumentan los triglicéridos, etc.

Tipos de grasas

Las grasas se dividen en saturadas, que elevan los niveles de colesterol malo y suelen ser de origen animal; e insaturadas, que reducen los niveles de colesterol malo y pueden pertenecer, a su vez, a una  de las siguientes subclases:

a) Monoinsaturadas: reducen el colesterol malo y aumentan el bueno, las contiene el aceite de oliva virgen extra y se recomienda que la mitad de las grasas que consumimos cada día sean de este tipo. También se encuentran en los aguacates, las almendras y avellanas y algunos alimentos de origen animal como el pato o el bacalao.

b) Poliinsaturadas:

  • Omega 3: Pescado azul y aceite de pescado, mejoran el nivel del colesterol igual que el aceite de oliva, pero también reducen la tendencia de la sangre a formar coágulos, ayudan a controlar la tensión arterial y previenen las arritmias. Tienen omega 3 los pescados azules como el salmón, la anchoa o la sardina y los blancos como la merluza o el rape. El pescado blanco suele tener menos porque es menos graso.
  • Omega 6: Aceites vegetales como el girasol, que se encuentra a mitad de camino, a nivel de beneficio para la salud, entre el aceite de oliva y las grasas del pescado.
El salmón reduce la tendencia de la sangre a formar coágulos, ayuda a controlar la tensión arterial y previenen las arritmiasEl salmón reduce la tendencia de la sangre a formar coágulos, ayuda a controlar la tensión arterial y previenen las arritmias

Ningún producto tiene sólo un tipo de grasa

Es importante entender que ningún producto tiene sólo un tipo de grasa: por ejemplo, el propio aceite de oliva virgen extra tiene un 74% de grasa monoinsaturada (la buena) y un 13% de grasa saturada (la menos buena), pero un filete de ternera también tiene un 29% de grasas monoinsaturadas (beneficiosas) y, curiosamente, el pollo magro, el pato y el cerdo ibérico tienen más grasas monoinsaturadas que saturadas. Por ello, debemos valorar el conjunto de ambas antes de clasificar un alimento como beneficioso o perjudicial para nuestros niveles de colesterol.

Alimentos y colesterol

A continuación incluimos una relación aproximada, que pretende ser una guía para que el lector tenga una idea más clara de qué alimentos conviene incluir en nuestra dieta para tener a raya el colesterol:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pan integral
  • Pescados azules y blancos
  • Carnes poco grasas como el pavo, pollo, conejo…
  • Frutos secos, en especial las nueces, avellanas y almendras, así como pipas de girasol entre otros.
  • Frutas y verduras: naranjas, peras, manzanas, aguacates, alcachofas… también los que contienen pectina: zanahoria, manzana, repollo, brecol…
  • Legumbres y cereales como los garbanzos, lentejas, judías, arroz son aconsejables.
  • Un vaso de vino tinto de calidad en las comidas.
La mejor forma de reducir el colesterol es elegir alimentos bajos en grasas saturadasLa mejor forma de reducir el colesterol es elegir alimentos bajos en grasas saturadas

Alimentos cuyo consumo conviene reducir

Con el mismo objetivo, esta es la lista de alimentos cuya ingesta debemos controlar y reducir, dado sus efectos negativos sobre nuestros niveles de colesterol:

  • Los ricos en grasas saturadas: Mantequilla y margarina, leche entera, embutidos (excepto el jamón ibérico), el paté…
  • Los que tienen grasas trans: bollería industrial, precocinados… Incluso cuando en la etiqueta sólo pone grasas vegetales, ya que en España no están obligados a decir en las etiquetas que tienen grasas trans.
  • Carnes y grasas como el cerdo (no ibérico), la ternera, el cordero, las vísceras, etcétera, deben limitarse a dos veces por semana.

También nos ayudan a reducir el colesterol malo

Cerramos las listas de alimentos con otros cuantos que, sin ser los más favorecedores, también pueden contribuir a ayudarnos a controlar nuestros niveles de colesterol dentro de los límites recomendables:

  • Salvado de avena: 25 gramos diarios que se pueden tomar con el desayuno y que es imprescindible en las dietas hiperproteícas.
  • Cebolla y ajo.
  • Leticina de soja y la soja en general: leche de soja, lácteos, etc.
  • Infusión de hojas de romero o cocinado.
  • Infusión de espino blanco.
  • Infusión de té y la de té oolong.
  • Tener un peso adecuado y hacer algo de ejercicio cada día también ayuda a tener el colesterol a raya.
  • La levadura roja de arroz, que se puede comprar en cápsulas, es una buena opción, al estar compuesto por ingredientes 100% veganos, sin ningún tipo de colorantes ni conservantes. Estas cápsulas controlan de forma óptima el nivel de colesterol sanguíneo.
Levadura Roja de Arroz concentrada con 10mg de Monacolina K y 30mg de Coenzima Q10, 180 Cápsulas | Controla los niveles de colesterol sanguíneo | 100% Vegano, libre de citritina y aditivos, sin gluten
  • LEVADURA ROJA DE ARROZ CONCENTRADA con 10 mg de Monacolina K, que...
  • FÓRMULA con Levadura Roja de Arroz (Monascus purpureus) altamente...
  • ALTAMENTE CONCENTRADA. Dosis de 10 mg de Monacolina K por cápsula,...
  • 100% VEGANO: Usamos ingredientes No-GMO y 100% Vegetales, sin...
  • 100% SATISFACCIÓN GARANTIZADA: ¡Si no quedas completamente...
Hacer algo de ejercicio cada día también ayuda a tener el colesterol a raya.Hacer algo de ejercicio cada día también ayuda a tener el colesterol a raya.

A tener en cuenta:

  • No se debe descartar ningún alimento: cuando se tiene colesterol alto es mejor tomar con frecuencia unos alimentos y tomar menos otros, pero nunca dejarlos de tomar si un día apetecen.
  • Las grasas son necesarias para el metabolismo, de hecho el 30-35% de las calorías de la dieta deben proceder de las grasas.
  • Algunos productos dicen estar enriquecidos con DHA o EPA, que son varios tipos de omega 3, pero no está demostrado que resulten igual de beneficiosos que los que contiene el pescado. Por tanto, cuando vemos un producto enriquecido con omega 3, no tiene porqué ser necesariamente beneficioso.
  • Ante cualquier duda, nuestro consejo es siempre consultar con el médico.

Bibliografía:

  • La Cocina de la Salud, de Valentín Fuster, Verrán Adriá y Josep Corbella. (Planeta)
  • Cómo curan los alimentos, Miguel ángel Almodovar (RBA)
  • Gastronomía saludable, Rafael Ansón y Gregorio Varela (Everest)

Diez claves para perder el peso ganado en Navidad

De media engordamos 3 kilos durante las Fiestas, es el momento de deshacernos de ellos para no lamentarlo en verano. Te contamos cómo.

Redacción09/01/2017

El promedio de peso extra que acumulamos durante las fiestas navideñas ronda los 3 kilos. No sólo comemos más fuera de casa, sino que también bebemos más y comemos más dentro del propio hogar. Quienes nos invitan y agasajan también nos ofrecen más comida y más calórica, en resumen: un desastre dietético.

Sin embargo, es impensable hacer dieta en Navidad ya que, al estrés que ya suelen aportar estas fiestas no se le puede añadir el de que en restaurantes, bares o casas de amigos y familia nos pongan ensaladas y productos poco calóricos. Sin embargo, sí podemos quitarnos esos kilos ganados antes de entrar en meses de más calor y ver, aterrorizados, los michelines que hemos acumulado.

Huir ahora de la famosa “Operación bikini” es más saludable, porque tenemos más tiempo y no serán necesarias dietas extremas que al final se convierten bajada de peso “yo-yo” que por tanto vuelve a recuperarse.

Claves para perder el peso ganado durante la Navidad

A continuación damos algunas claves para perder el peso ganado durante la Navidad:

  1. Organizar un plan de acción: pesarse por la mañana antes de desayunar desnudo/a, anotar el peso y hacerlo regularmente cada semana, mismo día y a la misma hora. Anotar en un cuaderno el menú de la semana, incluso el del tupper, y hacer la compra para tener los productos adecuados.
  2. Reducir los carbohidratos: Tomar únicamente pan en el desayuno, un pan de calidad y una cantidad adecuada, que se puede acompañar de lo que se desee sin demasiada cantidad. Reducir el consumo de patatas, pastas y arroces a como mucho una ración a la semana.
  3. Reducir el alcohol: No tomar alcohol en absoluto o, como mucho, una copa de buen vino en la comida, preferiblemente tinto. Según el doctor Escribano, la mejor bebida alcohólica es la que contiene menos alcohol.
  4. Reducir los dulces: No tomar dulces, ni bollos, pasteles, tartas, etc. Si tenemos mono, un pedacito de chocolate negro y preferiblemente antes de la comida, nunca por la tarde o por la noche. Cuidado con las galletas: son muy calóricas, una galleta aporta 70 calorías, siendo mejor un pedacito de pan con un poco de miel para quitarse el mono.
  5. Los lunes sin carne: Los lunes tomaremos sólo vegetales, es una forma de depurarnos tras el fin de semana, optando preferiblemente por el consumo de zumos, verduras, ensaladas, algo de queso, frutas de diferentes tipos y frutos secos.
  6. Cuidado con los refrescos: Un refresco puede contener más azucar que un bollo de pastelería industrial, proporcionando además calorías vacias. Se deben evitar al máximo, y es mejor no tomarlos, siendo preferible tomarse una cerveza sin alcohol.
  7. Las carnes: las magras de pollo y pavo son las menos calóricas, pero la carne de ternera tiene más hierro, la de cerdo es igualmente sana, el secreto esta en hacerlas a la parrilla, a la plancha, al horno sin demasiada grasa, para que no esten insipidas echarle hierbas aromáticas. 2 ó 3 raciones de carne a la semana, no más. En cuanto a los embutidos evitar el chorizo, el salchichón, fuet etc, tomar pavo NATURAL, jamón ibérico de calidad y jamón de York (no fiambre).
  8. El domingo, descanso: un día a la semana comamos sin pensar en la comida, tampoco excedernos pero comer de todo sin pensarlo, ese domingo nos ayudará a mantener el resto de los días, porque tenemos un día para pasarnos y nos merece la pena esperar, por eso el lunes compensamos.
  9. Comer fuera de casa: Si tenemos que comer fuera de casa, hay que procurar tomar, a ser posible, productos crudos. Las ensaladas son perfectas y tabién los pescados, que hacemos menos en casa. Evitemos siempre las frituras fuera del hogar, suelen hacerse con aceites de peor calidad.
  10. El ejercicio: Se nos abren las carnes cuando pensamos en hacer deporte, ir a un gimnasio o similar, es cierto. Pagar la matricula cada enero es un ritual que termina en frustración en marzo y, por supuesto, en baja del gimanasio. Pero, ¿a que todos los días nos lavamos los dientes por la mañana? Aquí está el truco: antes de lavarnos los dientes, hagamos una pequeña tabla de ejercicios: estiramientos, movimiento suave de cuello, pectorales con los brazos, algo muy ligero, cinco minutos sólo… También debemos intentar pasear un poco, sólo para hacer algún recado, subir o bajar usando las escalera, algo que se convierta en hábito saludable.

Efectos positivos

Siguiendo estas sencillas normas notaremos algunos efectos como:

  • Más energia y vitalidad, porque tomamos más vegetales crudos.
  • Nos sentiremos menos hinchados y retendremos menos líquidos, por el efecto de la reducción de los carbohidratos.
  • Perderemos peso paulatinamente, porque sólo hemos reducido el consumo de productos calóricos y grasos, por lo que no perderemos masa muscular y, por lo tanto, no os quedaremos flácidos, ni con “la cara chupada”.
  • Mejorará la calidad de nuestra piel y nuestro pelo, a consecuencia de que tomamos más antioxidantes.
  • Mejorara nuestro estado de ánimo y autoestima, con lo cuál subirán nuestras desfensas y tendremos menos propensión a padecer catarros, dolores de cabeza, etc.

Nuestra salud tiene mucho que ver con nuestra alimentación, el ser humano esta diseñado genéticamente para comer vegetales y  alguna pequeña proteína, y éso, en modo actividad. Nosotros mismos nos hemos convertido en sedentarios y, además, no paramos de comer alimentos procesados, por eso engordamos y enfermamos. Afortunadamente, tenemos la medicina para compensarlo, pero si ayudamos con una alimentación más saludable, sencillamente visitaremos menos al médico.

En Mayo, con estas observaciones que les proponemos, estarán en su peso óptimo y podrán lucir tipo y además estar en forma. Pesarse cada semana es clave, aunque ya hayamos perdido peso, porque si subimos un kilo podremos estar otra semana para bajarlo y así nunca acumularlos… hasta las siguientes Navidades.

Panetonne

Panettones y Pandoros, ¿cuáles son los mejores?

El Panettone y el Pandoro son dos dulces de origen italiano cada vez más frecuentes en Navidad. Les mostramos qué diferencia hay entre ambos, y también cómo comprar los mejores.

Redacción03/01/2017

Estos dulces de origen italiano vinculados con la Navidad son cada vez más frecuente en nuestro país, pero no todos son iguales, y no es lo mismo un panettone que un pandoro. A continuación les contamos cómo son, cómo diferenciarlos y cómo comprarlos de la máxima calidad, según un artículo de la Organización de Consumidores y Usuarios que reproducimos por su interés:

Panettone: con corteza y fruta

PanetonnePanetonne

El auténtico panettone es un dulce típicamente navideño muy asociado al norte de Italia (Lombardía, Piamonte). De base cilíndrica y con una cúpula en forma de seta que se sale del envoltorio, sus ingredientes están regulados en una normativa italiana que preserva su buen nombre:

  • Mantequilla: como mínimo un 16%. Es la única grasa admitida.
  • Harina de trigo y levadura natural.
  • Azúcar y sal.
  • Huevos de gallina categoría A: como mínimo un 4% de yema.
  • Fruta confitada y pasas: como mínimo un 20%, aunque si se indica claramente en el nombre del producto puede no llevar ni fruta ni pasas.
  • Opcionales: miel o conservantes que en todo caso deberán figurar en el etiquetado.

Las claves para reconocer un Panettone de calidad

Estas son las 5 claves para saber si tienes en tus manos un panettone de calidad:

  1. No ha de tener partes quemadas ni defectos visibles.
  2. La corteza debe ser compacta y de color uniforme.
  3. Debe resultar blando al corte.
  4. No debe tener grandes huecos en mitad de la miga.
  5. La fruta confitada y las pasas han de encontrarse repartidas elegantemente.

Pandoro: sin corteza y con vainilla

PandoroPandoro

El genuino pandoro es un postre de origen veronés que se toma sobre todo en Navidades. Con base en forma de estrella (normalmente de 8 puntas) y estructura abombada, estos son sus verdaderos principales:

  • Mantequilla: como mínimo un 20%. Es la única grasa admitida.
  • Harina de trigo y levadura natural.
  • Azúcar y sal.
  • Huevos de gallina categoría A: como mínimo un 4% de yema.
  • Aroma de vainilla.
  • Opcionales: leche o conservantes que en todo caso se indicarán en el etiquetado.

Las claves para reconocer un Pandoro de calidad

Estas son las 5 claves para diferenciar un pandoro auténtico de una burda imitación:

  1. Estable: no debe chafarse fácilmente ni lucir un aspecto semiderrumbado, ya que esto indica una mala preparación (levaduras demasiado fuertes o una prisa excesiva al cocinarlo).
  2. Blando al corte, sin defectos visibles y sin corteza (diferencia importante respecto al panettone).
  3. Miga de un amarillo dorado y homogéneo.
  4. El sabor predominante debe ser mantequilla y vainilla.
  5. Base no demasiada oscura, ya que indicaría una temperatura excesiva durante su elaboración (en el horno están al revés: la base arriba y la cima abajo).
Un fruto idóneo para todo tipo de platos

El tomate, una hortaliza versátil

Este año triunfa en miniatura, con las variedades cherry, pera y rama

Con Mucha Gula06/09/2016

El tomate es un ingrediente que no puede faltar en una alimentación saludable, debido a sus diversos nutrientes y a su sabor, dulce y salado a la vez. Se convierte así en el protagonista de numerosas ensaladas, salsas y otros ricos platos.

Aunque el tomate es una fruta, no se suele comer de postre y se considera una verdura u hortaliza. En 1554 el tomate fué descrito por el botánico italiano Piero Andrea Mattioli como “pomo d’oro”, manzana dorada, de ahí que en Italia se le llame “pomodoro”; en la Francia del siglo XVIII fueron conocidos como “pomme d’amour” o manzana de amor.

Entre sus cualidades nutricionales destacan su alto contenido en hidratos de carbono y ácidos orgánicos, como el ácido ascórbico (la vitamina C), y su composición a base de fibra y minerales, como el potasio y el licopeno, responsable éste último de darle al fruto su característico e intenso color rojo.

Además, el fruto es un gran antioxidante, que ya se ha asociado con la protección del organismo frente a determinados cánceres, como el de próstata yademás es muy ligero, debido a su alta proporción de agua, aportando alrededor de 20 kilocalorías por cada 100 gramos.

Ensalada de tomate raff con queso majorero y albahacaEnsalada de tomate raff con queso majorero y albahaca

Al ser muy sensible al frío, se ha cultivado tradicionalmente en los meses más calurosos, pero desde que se popularizaron los invernaderos se puede disfrutar del tomate durante todo el año.

En España, las principales zonas de producción se encuentran en Andalucía, Murcia, Canarias y la Comunidad Valenciana, siendo el 99% del tomate español comercializado de producción nacional y no de importación.

Las variedades más comunes son Cherry, Daniela, Kumato, Pera, Raf, Rama y Rambo, aunque en los últimos años se ha disparado la venta de los frutos enanos del tomate, como Cherry, Pera o Rama, al ponerse de moda la gastronomía en miniatura. La venta de los bonsáis de las tomateras es una tendencia, por tanto, en auge.

A la hora de hacer la compra debe observarse bien el tomate, ya que son muy delicados, y si encontramos algún defecto, es mejor no comprarlos. Puede suceder que el fruto esté golpeado, por lo que se ablanda y tiene mal sabor, o que tenga deformaciones debido a los cambios bruscos de temperatura en su crecimiento; o cicatrices, que se producen por las lluvias o por efecto de los animales.

Salmorejo de tomate con jamón cocido y huevoSalmorejo de tomate con jamón cocido y huevo

En cuanto al consumo, siempre deben lavarse bajo el grifo o dejándolos en remojo en un barreño durante unos minutos antes de utilizarlos. Después hay que secarlos, preferentemente con papel de cocina mejor que con un trapo, por cuestiones de higiene.

Cuando los tomates están verdes se colocan en un lugar fresco pero no frío y protegidos de la luz, y si queremos acelerar su maduración se pueden colocar junto a una manzana madura dentro de una bolsa.

Si se utiliza vinagre con los tomates varía su acidez natural, por lo que es mejor evitarlo, ya que es una de sus propiedades más interesantes.

Algunas de las recetas que se pueden elaborar con tomate son: Gazpacho andaluz y diferentes tipos de ensaladas, también se utiliza para adornar platos como pescados o utilizarlo en forma de purés, e incluso como protagonista de un plato.

La leche: ¿buena o mala para nuestra salud?

La nutrición también se rige por las modas. De pronto el pan engorda muchísimo y hay que dejarlo de tomar, o el azúcar es nefasto para nuestra salud y una cucharadita de azúcar para endulzar el café hay que sustituirla por sacarina. Ahora le ha tocado el turno a la leche: ¿debemos o no tomarla? La doctora Luzón nos lo aclara.

Ana Luzón26/08/2016

En los últimos años se habla mucho sobre la leche y la posibilidad de que no sea beneficiosa para la salud, e incluso, a partir de la madurez, perjudicial. La doctora Ana Luzón nos aclara alguna de las dudas más frecuentes sobre este alimento durante siglos imprescindible.

¿Qué tipo de alimento es la leche?

Es un alimento de origen animal que contiene agua, proteínas de alta calidad, azúcares, minerales y vitaminas.

¿Cuál es la razón para que algunas personas sean intolerantes a la leche?

La intolerancia a la leche se puede deber a una intolerancia a la lactosa, azúcar que necesita un enzima llamado lactasa para poder degradarse. Cuando existe un déficit de esta enzima, la lactosa sin degradar ocasiona molestias en el intestino. Esto se soluciona tomando lactosa en pequeñas cantidades a lo largo del día, en lugar de una cantidad importante de una vez. El yogur tiene la lactosa parcialmente fermentada, por lo que en casos de intolerancia a la lactosa es una alternativa a la leche. Otra posibilidad es que se tenga una alergia a la caseína, una proteína de la leche. Habitualmente esto ocurre en la primera infancia y después desaparece la alergia.

¿Es la leche perjudicial para las personas a partir de su madurez?

Esta es una cuestión que, actualmente, genera opiniones encontradas. Los alimentos lácteos proporcionan unos nutrientes que, aunque existen en otros alimentos, garantizan un aporte diario suficiente y que, cuando no se consumen, no siempre está asegurado este aporte. En el caso del calcio, está comprobado que las personas que no toman leche ni sus derivados, tienen una ingesta insuficiente. Si toman suplementos de calcio, es muy fácil que tomen más de lo necesario, al no tener en cuenta la ingesta que realizan con los otros alimentos, aumentando el riesgo de cálculos renales, por ejemplo. Mi opinión, mientras no se demuestre lo contrario, es que la leche y sus derivados deben formar parte de la dieta habitual.

En el mercado hay leche desnatada, semidesnatada, entera, enriquecidas… ¿Cuál es la leche más adecuada para tomar cada día?

En la infancia se debe tomar leche entera, porque las vitaminas contenidas en la nata: A, E y D son muy necesarias para asegurar el aporte suficiente en los niños. Los adultos, dependiendo de su actividad, complexión y tipo de grasas que tomen, pueden tomar leche semidesnatada o leche entera. Es decir, si toman una cantidad suficiente de grasas insaturadas para que haya un equilibrio respecto de las saturadas contenidas en la leche, carnes rojas, etc., y son personas con un peso adecuado, no hay ningún inconveniente para que tomen leche entera. En el caso de que estas premisas no se cumplan, es mejor tomar leche semidesnatada, que aún contiene parte de las vitaminas citadas antes, pero con un contenido menor en colesterol y menor aporte calórico.

¿Puede la leche de almendras o soja sustituir la leche de vaca?

En caso de que se quiera sustituir, es más completa la de almendras, pero siempre teniendo claro que no va a aportar todos los nutrientes ni en la misma cantidad que la leche de vaca.

¿Cuánta leche podemos o debemos tomar cada día?

Como promedio, unos tres vasos diarios o su equivalente en derivados. Las mujeres gestantes o en periodo de lactancia, necesitan más (unos cuatro o cinco vasos o su equivalente en queso o yogur). Las mujeres después de la menopausia necesitan un mínimo de cuatro vasos diarios o equivalente.

¿La leche cocinada tiene las mismas propiedades que la leche sin cocinar?

La mayoría de los nutrientes de la leche se conservan con el calor. Las vitaminas del grupo B sí se afectan con la temperatura. Por supuesto, también dependerá del tiempo de cocinado y la temperatura que se alcance.

Perder peso

En forma para el verano: cómo perder peso de forma responsable

Descubre las claves para lucir un buen cuerpo este verano, perdiendo peso de forma saludable.

Ana Luzón13/07/2016
Se recomienda seguir una dieta equilibrada durante todo el añoSe recomienda seguir una dieta equilibrada durante todo el año

Ya ha llegado el buen tiempo y aprovechamos los fines de semana para viajar a la playa a tomar el sol y desconectar. Pero ¿nos sentimos bien cuando nos vemos en bañador o biquini?

La nutricionista y doctora Ana Luzón nos explica cómo perder peso de forma saludable, para encontrarnos a gusto con nosotros mismos y no recuperar los kilos perdidos con el temido “efecto yo-yo”.

¿Cuál es nuestro peso adecuado?

Actualmente se toma como referencia el IMC (Índice de Masa Corporal) para calcular el rango de peso en que debe estar una persona. Este índice, se elabora con el cociente entre el peso y la talla (en metros) al cuadrado. Es decir, una persona que mida 1,70m. y pese 70kg. tendrá un IMC de 70 / 2,89 = 24,22.

Entre 18 y 25 de IMC se considera que se está en normopeso. Aunque indudablemente es una referencia, hay elementos que determinan el peso de un sujeto y que pueden hacer que su IMC sea superior. Por ejemplo, cuando se tiene una complexión atlética y una consistente masa muscular, el IMC puede ser algo superior a 25 y no tener sobrepeso.

¿Cuántos kilos podemos perder cada mes sin poner en riesgo nuestra salud?

Cuando buscamos bajar de peso es muy importante no perder masa muscular, en primer lugar para no poner en riesgo la función renal (las proteínas son moléculas muy grandes que, en exceso, pueden obstruir los túbulos renales y el músculo está compuesto por proteínas); y, además, porque la masa muscular determina un gasto de energía en situación basal (de reposo absoluto) mayor o menor: a mayor masa muscular, mayor gasto energético basal. Por eso los especialistas hacemos tanto énfasis en que cualquier dieta no vale, debe aportar a diario todos los nutrientes necesarios para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Con esta premisa cubierta, una mujer puede perder semanalmente alrededor de 1 kg. (unos cuatro al mes) y un varón algo más (unos 6 kg. al mes) de grasa, que es lo que interesa eliminar.

Es frecuente que la primera semana se pierda más peso, porque al comenzar un cambio de alimentación a unos contenidos equilibrados, además de con menor contenido calórico, el líquido retenido en los tejidos se elimina por una mejora de la circulación sanguínea y linfática.

¿Es lo mismo peso y volumen?

En una dieta equilibrada, no tenemos que renunciar a aquello que más nos gustaEn una dieta equilibrada, no tenemos que renunciar a aquello que más nos gusta

No necesariamente. Dos personas con la misma estatura, edad y sexo pueden pesar lo mismo y tener diferentes tallas. Incluso, la misma persona puede pesar más en determinado periodo y disminuir de talla. La causa principal será la masa muscular en ese momento, aunque puede haber otras razones. Hay que tener en cuenta que el músculo pesa mucho más que la grasa, por lo que el peso no es el único elemento que determina el volumen. Si alguno tiene curiosidad, puede comparar en un matadero lo que ocupa un kilo de grasa fresca y uno de carne magra. Constatará que el volumen de la grasa es mucho mayor.

¿Qué claves son necesarias para perder dos o tres kilos sin tener que ponernos a dieta?

Dejando aparte las fluctuaciones hormonales de las mujeres en edad fértil, que determinan una retención de líquidos en el momento de la ovulación y en el periodo perimenstrual, en términos generales para bajar de peso hay que conseguir que el balance energético a lo largo del día sea negativo, es decir, que el aporte de energía sea inferior al consumo. Para ello, si no se quiere disminuir la ingesta de alimentos, habrá que aumentar el gasto con ejercicio que, además, activará la circulación sanguínea y ayudará a eliminar el líquido remansado en los tejidos.

¿Cómo mejorar la calidad de nuestra piel desde la nutrición?

No se trata de hacer dietas milagro, sino de mantener una buena alimentaciónNo se trata de hacer dietas milagro, sino de mantener una buena alimentación

Con una alimentación equilibrada rica en antioxidantes, suficientes proteínas de buena calidad, glúcidos complejos más que simples, grasas en la proporción correcta. Es decir, con una Dieta Mediterránea no sólo la piel, sino el resto de nuestro organismo estará en excelentes condiciones.

Cuando una persona come como es debido, también se le nota en la piel y viceversa, ya que la falta continuada de determinados nutrientes esenciales hace que la piel tenga peor aspecto. Y, por supuesto, la hidratación es imprescindible, no sólo en épocas de calor. Las personas que toman poco líquido tienen la piel más apergaminada.

Ileana Izverniceanu: “En OCU defendemos a los consumidores ante la industria alimentaria, poco interesada en ellos”

Son frecuentes, y en ocasiones polémicos, los estudios en el sector de la alimentación que la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) realiza periódicamente y que, en muchos casos, abren los ojos a los consumidores para elegir con mayor conocimiento. Entrevistamos a su portavoz.

Redacción08/07/2015
Ileana Izverniceanu, portavoz de OCUIleana Izverniceanu, portavoz de OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) nació en noviembre de 1975 para cubrir un hueco en la sociedad española: la información y defensa de los derechos de los consumidores. La  se convierte así en la primera asociación española de consumidores, mediante su inscripción en el Registro de Asociaciones del Ministerio de la Gobernación.

Según nos cuenta su portavoz, Ileana Izverniceanu, sus orígenes no fueron fáciles y estuvieron marcados por el desconocimiento, por parte de los propios consumidores, de sus derechos, la escasa filiación y ausencia de una verdadera política de consumo: Nuestro propósito era y es ser una organización privada al servicio exclusivo de los intereses de los consumidores y sus derechos. Su desafío era ser independiente, manteniéndose al margen de los partidos políticos, de los sindicatos, de los poderes económicos  o cualquier confesión ideológica.

¿Cuáles han sido los grandes retos y logros en estos  cuarenta años?

Entre otros la lucha contra los monopolios, especialmente el telefónico, las actuaciones en defensa de los afectados  por el envenenamiento masivo de la colza, el fraude de las gasolinas, la lucha contra los 903, la batalla legal contra los afectados de Forum y Afinsa, las demandas colectivas por el colapso en Barajas por la nevada o las cláusulas abusivas de entidades financieras y compañías aéreas, demandas individuales en favor de los afectados por preferentes o clausula suelo, y ser los pioneros en lanzar las compras colectivas en España para todos los consumidores.

¿Qué es lo que aún falta por conseguir?

La creación de una Comisión Nacional de Consumo y Competencia, que sería una Agencia Estatal independiente encargada de la aplicación de las normas de protección de consumidores con impacto en el funcionamiento de los mercados. Se trataría de unificar en una misma agencia independiente, de ámbito nacional, las competencias en materia de defensa de la competencia y de protección de los consumidores, al menos en lo que respecta al ámbito de la competencia desleal.

En el sector de la alimentación, ¿cuáles han sido los grandes logros?

En OCU siempre hemos luchado por trasladar una información adecuada sobre los productos que consume. En el marco de la alimentación hemos luchado por garantizar la seguridad alimentaria, en muchas ocasiones más allá de los que señalaban unas normas, en muchas ocasiones conservadoras, dictadas al amparo de una industria poco interesada en proteger al consumidor. Creemos que con nuestras continuas reivindicaciones en esta materia hemos contribuido a mejorar la protección de los consumidores, por una parte evitando prácticas que con el tiempo se han demostrado que no eran seguras y por otra mejorando la información que los consumidores tienen sobre los productos alimenticios en general. Por poner ejemplos que ilustren esto, OCU ha “tirado de la manta” en numerosas ocasiones, desde conseguir que el incremento, que pretendía el Gremio de Panaderos, del precio del kilo de pan se redujera en 8 pesetas allá por 1977, hasta destapar con nuestros análisis que en España sí había carne de caballo en algunas hamburguesas, aunque lo negara el ministro del ramo, al igual que ocurría en países vecinos.

Los estudios comparativos de productos son, posiblemente, uno de los grandes temas que nos ayudan en la elección de los alimentos, y nos protege un poco de la poderosa industria alimentaria, ¿teméis que no os permitan continuar haciéndolos?

Los intentos por parte de la industria de dificultar, cuando no directamente impedir, esos estudios han sido notables.  Hemos luchado para garantizar el derecho de los consumidores a recibir información veraz, objetiva e independiente. Confiamos en que finalmente esto sea posible. Agradecemos enormemente el apoyo que hemos tenido de nuestros socios, de todos los consumidores en general y de numerosos medios de comunicación por apoyarnos en defensa de la libertad de información.

¿Cuál es vuestra opinión sobre el Real Decreto recién aprobado, que regula estos estudios?

Estamos satisfechos del resultado final. Éramos conscientes de que al final el Real Decreto se iba a aprobar, pero como hemos comentado en nuestra valoración, al final se ha aprobado en unos términos muy distintos a los inicialmente previstos. En estos cambios se han tenido en cuenta casi todas las peticiones de OCU. Las fundamentales se refieren a la necesidad de realizar análisis contradictorios solo en caso de incumplimiento y a la garantía de confidencialidad de los laboratorios. En los dos casos ha sido fundamental el apoyo que recibimos a través de los ciudadanos y de los medios de comunicación.

¿Qué retos que os marcáis para los próximos 40 años?

Trabajar 40 años más, adaptándonos al nuevo consumidor y a las nuevas tecnologías.

InfoAlérgenos, la solución para informar al consumidor de los alérgenos en alimentos no etiquetados

Tactik ofrece un servicio que permite cumplir la nueva normativa de información al consumidor sobre alérgenos en alimentos no etiquetados o a granel utilizados en cafeterías, restaurantes y tiendas, de una manera rápida, sencilla y eficaz, evitando así sustos y sanciones.

Con Mucha Gula01/07/2015

El 13 de diciembre de 2014 entró en vigor el Reglamento de la Unión Europea 1169/2011 de información al consumidor. Entre otros requisitos, esta normativa establece que todos los establecimientos o empresas alimentarias en los que se sirvan alimentos no envasados o a granel sin etiquetar han de proporcionar al consumidor información de todos los productos que contengan como ingrediente cualquiera de los 14 alérgenos establecidos legalmente.

Este requisito sería aplicable a:

  • Cafeterías, restaurantes o similares
  • Comercio minorista
  • Los suministrados a otros establecimientos como escuelas, hospitales, residencias de ancianos, restaurantes, etc.
  • Cualquier establecimiento que venda al cliente final productos que no vayan etiquetados previamente

¿Cómo ha de facilitarse esta información?

Para cumplir con la normativa, los establecimientos han de poner a disposición del cliente, antes de consumir el producto, información sobre los alérgenos que contiene el mismo de forma escrita, clara y accesible.

infoAlérgenos ha nacido para facilitar esta tarea: es un servicio creado por Tactik que desarrolla de forma integral todo el proceso, poniendo en marcha un sistema sencillo, rápido y eficaz para recopilar los datos y ofrecérselos al cliente. Así, utilizando dispositivos móviles propios o proporcionados por el establecimiento, el cliente pueda acceder a la información sobre alérgenos del establecimiento, como requiere la ley.
El sistema también permite proporcionar esta información de forma escrita o verbalmente, para aquellos casos en los que el cliente no pueda acceder vía web.

¿Cómo funciona el servicio?

Los pasos clave para implantar el servicio, aunque cada proyecto se puede personalizar en base a las características y necesidades del establecimiento, son los siguientes:

  1. Formación inicial sobre la gestión de alérgenos en un establecimiento, para que el personal sepa identificar los alérgenos e informar adecuadamente al cliente. La formación puede ser online o presencial, y no es obligatoria.
  2. Identificación de los alérgenos presentes en el establecimiento. El cliente tiene un soporte total durante el proceso de identificación de los alérgenos e incluso, si lo requiere, personal de infoAlérgenos puede participar directamente en la identificación de los mismos y el montaje del sistema. El sistema también permite que el propio establecimiento genere y gestione toda la información de forma continua.
  3. Desarrollo del sistema de información vía web y subida de datos, con la opción de que lo haga el propio cliente, siempre con asesoramiento y soporte, o bien el equipo de infoAlérgenos.
  4. Revisión final del sistema, y adecuación a la normativa. Una vez implantado, Infoalérgenos puede realizar una auditoría para comprobar que está correctamente diseñado e implantado, y que cumple lo requerido por la normativa.

¿Qué ofrece infoAlérgenos?

Un servicio básico por un precio anual, además de servicios adicionales que se contratan aparte, y que permiten perfeccionar el sistema.

Para más información se puede contactar con Tactik a través de la página web de infoAlérgenos, el correo electrónico tactik@tactik.es o el teléfono 93 243 51 10.

Tres smoothies detox para disfrutar con el calor

Con la llegada del buen tiempo es buena idea adquirir hábitos más saludables, como hacer ejercicio o tomar batidos detox.

Con Mucha Gula02/06/2015

De vez en cuando llega un punto en el que el cuerpo nos dice que ya va siendo hora de empezar a tomarse la vida de forma un poco más saludable. Cuando nos vienen estos pensamientos, siempre es bueno contar con unos cuantos ases en la manga: el primero es reforzar un poco el ejercicio, y el segundo, en caso de sobrepeso: alli.

Para quienes no lo conozcáis, alli es un medicamento de venta sin receta médica que ayuda a perder un 50% más de peso que haciendo sólo dieta. Viene en unas cápsulas duras de 60 mg, su principio activo es el orlistat y actúa bloqueando parte de la absorción de grasas en las comidas. Fue el primer medicamento sin receta que se autorizó en la Unión Europea para el sobrepeso y tiene una herencia de evidencia clínica de más de 100 estudios clínicos, con datos de más de 30.000 pacientes.

Conviene recordar que alli potencia el esfuerzo, pero tiene que venir acompañado de una combinación de dieta y ejercicio. Hay que tomarse en serio este compromiso, y por ello os ofrecemos una selección de recetas para depurar el organismo.

Aprovechando la época de calor, podemos preparar estos smoothies deliciosos que nos ayudarán a seguir el camino detox. Recordad que sólo tenéis que mezclar todos los ingredientes en la batidora hasta que tengan la consistencia que os guste:

Smoothie de piña y fresa

Base: Leche desnatada,

Ingredientes:

  • Piña en trozos.
  • Un puñado de fresas.
  • Una manzana.

Truco: Si congeláis los trozos de piña, será más fácil mezclarlos y le dará al smoothie un toque fresco delicioso.

Smoothie de arándanos y pepino

Base: Agua de coco no azucarada.

Ingredientes:

  • Un puñado colmado de espinacas.
  • 150 gr de arándanos.
  • 1 pepino en rodajas.
  • 1 plátano maduro.

Truco: Podéis sustituir el agua de coco por leche desnatada, según si os gusta más cremoso o menos.

Super smoothie verde

Base: Leche de soja no azucarada o leche desnatada.

Ingredientes:

  • Un puñado colmado de espinacas.
  • 1 pepino en rodajas.
  • Trozos de piña.
  • Un kiwi pelado.

Truco: Si queréis que sea más dulce, probad a añadirle un poquito de miel ¡Notaréis la diferencia!

alli 60mg cápsulas duras
alli está indicado para el sobrepeso en adultos con IMC de 28 o más, y debe usarse en conjunto con una dieta hipocalórica baja en grasa.
Para saber más se puede visitar la página web de alli, donde ofrecen todo tipo de información y resuelven dudas.
Lea las instrucciones de este medicamento y consulte al farmacéutico. Post patrocinado por GSK CHC.

¿Hay alimentos que previenen y curan enfermedades?

Existen alimentos que aparentemente previenen determinados tipo de cáncer, tienen efectos antioxidantes o curan enfermedades. ¿Qué hay de verdad en los supuestos alimentos saludables?

Ana Luzón30/03/2015

Ante la avalancha de información ensalzando o denostando un sinfín de alimentos conviene tener presente que, cuando se pondera determinado alimento por sus propiedades beneficiosas para la salud o por sus efectos para prevenir determinadas enfermedades, hay que tener en cuenta cómo se han llevado a cabo los análisis y estudios para ver si los resultados son extrapolables o no.

Se habla del brécol para prevenir el cáncer de colon y de próstata (entre otros), de la granada como antiadiarreico y vermífugo, es decir, indicado para prevenir los antiparásitos intestinales (pero, para este efecto habría que tomar la corteza y los tabiques internos de la fruta), de los vegetales fermentados como quelantes de tóxicos (¿y de nutrientes necesarios?), de las bayas de goji, que iban a ser poco menos que la salvación de la humanidad, y podríamos continuar con una lista casi inacabable. Es bueno recordar cuál es el modo de comprobar si algunos compuestos de ese alimento ejercen determinadas acciones. Ésto se puede llevar a cabo de tres maneras: in vitro, en experimentación animal o con un grupo de población a lo largo de un periodo amplio de tiempo.

  • Si se lleva a cabo el estudio in vitro, las cantidades que se utilizan del compuesto a estudiar son siempre muy superiores a las que aportaría una ración normal de ese alimento, aunque se tome a diario, por lo que los resultados no son extrapolables.
  • Cuando el estudio se lleva a cabo con animales, después hay que comprobar que en los humanos ejerce la misma acción, lo que no es tan sencillo, porque los factores genéticos y ambientales pueden modificar las conclusiones que se hayan obtenido con animales.
  • En el caso del estudio con un grupo de población, aún se complica más la cosa, porque no es factible tener a ese grupo alimentándose únicamente con un alimento. Se podrá llevar a cabo un trabajo con un “modo de alimentación” y observar las variaciones en la salud a largo plazo.

Un ejemplo es el Ensayo PREDIMED, llevado a cabo con unas 7500 personas divididas en tres grupos: uno tomaba una dieta mediterránea suplementada con aceite de oliva virgen extra, otro una dieta Mediterránea suplementada con frutos secos, y el tercer grupo, o control, llevaba una dieta baja en grasa. Pues bien, estando proyectado para un seguimiento de seis años, hubo de detenerse porque a los 4,8 años habían fallecido casi 300 participantes. Aunque se pudieron extraer algunas conclusiones, es evidente que no es tan sencillo llevar a cabo un trabajo de este tipo.

Hasta el momento, haciendo estudios de poblaciones y analizando la prevalencia de sus enfermedades, se puede intuir qué alimentos son los responsables de los beneficios o los riesgos de esa población, pero aún queda mucho camino por recorrer para poder afirmar de modo categórico si un alimento de forma aislada es beneficioso o pernicioso, salvo excepciones no muy numerosas, como el aceite de palma en sentido negativo, o la grasa del pescado azul o el aceite de oliva virgen extra en sentido positivo. Además hay que tener también en cuenta que los efectos de unos se pueden contrarrestar o potenciar con otros.

Otro factor a tener presente es que no todos reaccionamos igual ante los mismos elementos: hay compuestos que generan respuestas opuestas o diversas en determinados individuos (habitualmente, debido a la presencia o ausencia de determinado gen), si bien es cierto que uno de los efectos suele predominar con diferencia con respecto al/los otros en los individuos. Esto es aplicable a cualquier tipo de sustancia.

Por eso, es mejor hablar del modo correcto de alimentarse o de cocinar los alimentos (al menos, con los datos de que disponemos en la actualidad), que de si determinado alimento es “lo mejor” o “lo peor”. De hecho, actualmente no está admitido hablar de ningún alimento aplicándole el adjetivo de “terapéutico”. Se puede hablar de sus propiedades beneficiosas o saludables.

Sabemos, eso sí, cuáles son las necesidades a cubrir de bastantes nutrientes para evitar carencias o excesos y qué alimentos los pueden proporcionar, pero aún queda mucho camino por recorrer, por lo que hay que evitar los entusiasmos desmesurados o las aversiones radicales. De hecho, ante las informaciones con un tinte desorbitado a favor o en contra de un alimento, es muy recomendable plantearse si no habrá un interés extracientífico en la difusión de ese contenido.

Carne picada de vacuno a examen: muchos aditivos y baja calidad

La OCU ha estudiado 22 marcas de carne picada de vacuno y ha detectado un alto nivel de aditivos, carnes de otras especies, carnes de baja calidad y un nivel de higiene deficiente.

Con Mucha Gula11/03/2015

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha vuelto a poner en tela de juicio el contenido real de la carne picada de vacuno. La OCU ha llevado a cabo un estudio en los envases de 22 marcas de este alimento y de preparados hechos con él, y se ha detectado en su contenido un alto nivel de aditivos, carnes de otras especies, carnes de baja calidad y un nivel de higiene deficiente.

Los resultados de este análisis comparativo se publican en el número 401 de la revista OCU-Compra Maestra, correspondiente al mes de Marzo.

Las muestras fueron adquiridas en varios establecimientos, supermercados e hipermercados, y en el estudio llevado a cabo por OCU se ha analizado la calidad de la carne, su contenido en grasa, agua o colágeno, y la presencia de patógenos o bacterias que señalan una higiene deficiente. Además, se ha analizado la presencia  de otros tipos de carnes: caballo, ave o cerdo, en niveles superiores a los permitidos por la Ley.

Carne picada y preparados de carne picada

En el estudio comparativo de OCU se han analizado dos productos diferentes: por un lado carne picada de vacuno, y por otro preparados de carne picada, conocidos también como burguer meat. La diferencia entre ambos es que, mientras que en la carne picada no se pueden añadir otros ingredientes (como hortalizas, cereales y aglutinantes), en la categoría burger meat sí es posible añadirlos, lo que hace que su categoría comercial sea inferior y, en teoría, su precio. Se han analizado tres marcas de carne picada y 19 marcas de preparados de carne picada o burguer meat, debido a que la gran mayoría de la oferta disponible en supermercados corresponde a los preparados de carne picada.

Aditivos, sulfitos y grasa en exceso

La práctica totalidad de los preparados incorporan sulfitos, alérgenos que en algunas personas puede producir reacciones adversas si no se respeta la cantidad máxima recomendada.

OCU advierte que se añaden aditivos y colorantes en exceso, que consiguen mejorar el aspecto del producto incluso cuando está muy cercana su fecha de caducidad, o incluso cuando el producto se encuentra ya en malas condiciones, algo que puede ser peligroso para los consumidores.

Además, el porcentaje de grasa es muy elevado, llegando en algún caso a superar el 22%. Solo cinco de los paquetes analizados obtiene una buena o muy buena nota. Por otra parte, la presencia de colágeno indica que se han utilizado cortes de baja calidad comercial, con abundancia de tendones. A pesar de que en los preparados no existe un límite legal, este porcentaje llega en algún caso al 32%, lo que denota una baja calidad.

OCU llama la atención sobre el hecho de que a pesar de la baja calidad, el precio de algunos productos es muy elevado, incluso en algunos casos hay preparados burguer meat más caros que la propia carne picada. Una vez más, se pone de manifiesto que lo que parece barato puede no serlo tanto. Además, una legislación laxa y un etiquetado a veces incompleto y engañoso inducen a confundir al consumidor entre lo que es carne picada tal cuál  y los preparados industriales, con muchos otros ingredientes.

Vacuno y otras carnes

En su estudio OCU ha comprobado mediante análisis de ADN la presencia de otras especies. Solo en siete de las muestras analizadas no se han detectado trazas de otras especies (ave y cerdo). En 13 casos se han detectado trazas o un porcentaje inferior al 1%, que a raíz del escándalo de la carne de caballo es el porcentaje a partir del que se considera que no hay fraude. Aún así, en dos casos se supera este porcentaje.

No se ha detectado la presencia de carne de caballo. Una buena noticia, que da idea de que la industria ha reforzado los controles a raíz del escándalo de la carne de caballo denunciado por OCU. Escándalo imposible de detectar sin estudios comparativos independientes como los que realiza OCU, añadidos a los controles periódicos y suficientes por parte de la administración.

Para evitar esta situación OCU pide a la administración un cambio en la legislación:

  • Evitar que se tolere el añadido sistemático de sulfitos, que contraviene el espíritu de la legislación y que se tenga en cuenta que la presencia de estas sustancias en los diferentes productos que integran nuestra dieta puede superar las dosis recomendadas.
  • Cambiar las obligaciones del etiquetado, ya que el actual resulta confuso y la denominación real del producto no suele figurar de forma clara y visible, lo que sin duda favorece la confusión y el engaño al consumidor.

Dietas personalizadas, antioxidantes y alimentos que previenen enfermedades

Las XIX Jornadas Internacionales de Nutrición Práctica, celebradas en Madrid, presentaron interesantes estudios sobre alimentación y genoma, antioxidantes y gastronomía saludable, con la participación de prestigiosos profesionales.

Ana Luzón25/02/2015

Las XIX Jornadas Internacionales de Nutrición Práctica, que se han celebrado los días 18, 19 y 20 en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, han tratado temas de gran relevancia relativos a la Nutrición, con la presentación de estudios e investigaciones de grandes profesionales de la materia, tanto del ámbito médico como del gastronómico.

La dieta del ADN

Entre otros temas, se trataron la Hormesis, evidencias sobre la relación dosis-efecto, sobre la que el Dr. César Nombela explicó cómo una dosis inferior de una sustancia puede conseguir el efecto contrario a la dosis tóxica o terapéutica y afirmó que una rebaja en el consumo calórico  de la dieta occidental es beneficiosa para la salud, aumentando hasta un 30% la esperanza de vida.

El Dr. Alejandro Cifuentes, director del Laboratorio de Alimentómica, Instituto de Investigación de Ciencias de la Alimentación (CIAL) habló de la Alimentómica, que es el estudio de la Alimentación en función del genoma del individuo, poniendo de relieve que para trabajar en esta ciencia es imprescindible contar con el apoyo de los “bioinformáticos”, profesionales escasos y muy valorados, e hizo un llamamiento en este sentido a los futuros profesionales de la informática. También explicó cómo pueden intervenir los alimentos en la prevención de enfermedades como el cáncer o el Alzheimer. En este sentido, están trabajando en la actualidad con el extracto de romero.

Otros especialistas, como el Dr. Fermín Milagro, del  Departamento de Ciencias de la Alimentación y Fisiología de la Universidad de Navarra, centran su investigación en la Nutrición Molecular  y el metabolismo, lo que supone un acercamiento cada vez mayor a la dieta personalizada según nuestro ADN y otros factores, que pueden determinar una mayor predisposición en algunas personas a la obesidad o a desarrollar una diabetes.

Antioxidantes y antinutrientes a examen

Otro de los temas que se han tratado ha sido el de los antioxidantes y sus efectos beneficiosos para la salud, a cargo de la Dra. García Casal (Caracas), quien insistió en la diferencia de los resultados encontrados con estas sustancias “in vitro” y los efectos “in vivo”, dado que las dosis en los alimentos son muy inferiores a las pruebas realizadas en el laboratorio. Por otra parte, resaltó que algunos antioxidantes, como la vitamina E o la vitamina A, en dosis altas resultan tóxicos. Otro tanto ocurre con el hierro, por lo que hay que tener cuidado con la ingesta de suplementos de modo indiscrimando, tan de moda en la actualidad.

La Dra. Teresa García Jiménez habló de los antinutrientes, las sustancias que impiden que los nutrientes puedan ser utilizados o absorbidos por nuestro organismo. Comentó que la perversión de esta época nuestra en países desarrollados consiste en buscar el modo de alimentarse sin nutrirse, es decir, buscar el modo de saciarse sin engordar. También habló de los peligros que puede haber según la forma de cocinar los alimentos, bien por defecto (es el caso del huevo sin terminar de cuajar en las tortillas, lo que supone un riesgo elevado de intoxicación por Salmonella), o por exceso (sobrecalentamiento de las grasas en sartenes o barbacoas, generando compuestos peligrosos para la salud). Respecto a los microondas, insistió en que los recipientes adecuados a utilizar deben ser de cristal o cerámica y sin dibujos. También recomendó el uso del horno tradicional y de la olla a presión para garantizar la eliminación de agentes biológicos patógenos en los alimentos.

Gastronomía saludable

Mario Sandoval en las Jornadas de NutriciónMario Sandoval en las Jornadas de Nutrición

El último día se dedicó a la Gastronomía aplicada a la Ciencia y la Salud. Entre otros, Mario Sandoval (Coque) y Marta Miguel (CIAL-CSIC) presentaron los resultados de su colaboración para elaborar snacks con propiedades saludables. La Dra. Dolores del Castillo (CIAL) habló sobre los estudios que están llevando a cabo para utilizar otras fracciones de la cereza del café, que en la actualidad se desechan, generando un problema de sostenibilidad. La Dra. Cristina De Lorenzo (IMIDRA) y Fernando del Cerro (Casa José) hablaron del trabajo que están realizando sobre cómo llevar a cabo la adecuación sensorial de los platos en el paciente oncológico, de modo que las alteraciones en la percepción de los sabores que padecen durante el tratamiento quimioterápico no les impida llevar una correcta alimentación.