sangria_port

5 trucos para hacer la mejor sangría o tinto de verano

Al contrario de lo que se piensa, para hacer buenas sangrías o tintos de verano lo mejor es utilizar un buen vino de crianza, preferentemente tinto, y combinarlo con prudencia con otras bebidas, evitando al máximo elevar la graduación alcohólica.

Redacción09/07/2019

 

El tinto de verano, la sangría o las diferentes bebidas que podemos hacer con vino son las estrellas en  la época estival. Hacerlas bien y disfrutarlas es fácil si utilizamos productos de primera calidad.

Proponemos 5 claves para hacer de ellas la mejor copa o acompañamiento de las comidas:

1) No vale cualquier vino

Es importante utilizar siempre un buen vino, dentro de la gama de los jóvenes, de maceración carbónica o, simplemente, sin crianza en madera. Pruébalo y verás como notas la diferencia, aunque escojas de entre los más económicos.

2) El reposo se nota, y mucho

Es recomendable dejar reposar la bebida unos minutos, una vez hecha, para que tome todos sus sabores antes de consumirla.

3) Intenta evitar que el hielo te ague la bebida

Si el vino es de calidad, como proponemos, podemos utilizar hielos hechos con el propio vino o hielos hechos con los refrescos que se vayan a incluir, para no aguar la bebida en exceso. Un buen truco para refrescar vinos blancos y rosados es utilizar uvas congeladas en vez de los tradicionales cubitos, aportando algo de sabor a fruta sin desvirtuar su sabor.

4) Usa frutas madura y con unas gotas de limón

Si se incluyen frutas en la bebida, es preferible que estén maduras, para que transmitan más sabor. Además, después de pelarlas y trocearlas conviene echarles unas gotas de limón, para que no se oxiden.

5) Reduce su aporte calórico sin renunciar al sabor

Para que la sangría sea menos calórica, si se quiere endulzar, recomendamos utilizar edulcorante o azúcar moreno, además de utilizar zumos naturales mejor que refrescos. Para carbonatarla podemos añadir agua con gas.

Como siempre, estaremos encantados de completar esta lista con otros trucos que envieis a través de vuestros comentarios.

Todo sobre el cava, siempre en Navidad

Es la bebida por excelencia de las Fiestas navideñas y absolutamente imprescindible en el brindis de nochevieja.

Redacción18/12/2018

Breve historia

Los orígenes del cava se remontan a 1880Los orígenes del cava se remontan a 1880

Ya en el siglo XIV, Francesc Eiximenis hablaba de los vinos «saltants i formigalejants». Muchos siglos antes, el propio Virgilio en la Eneida citaba a los «sumantem», que bien podrían haber sido vinos espumosos. La tradición atribuye «el vino espirituoso o espumoso en general» a Dom Pierre Perignon, aunque en realidad vinos espumosos ha habido con anterioridad, posiblemente porque fue el benedictino quien mejoró la técnica y el «coupage», o sea, la mezcla de vinos. También le corresponde al fraile el mérito de haber aplicado dos novedades importantes para la conservación de la espuma: el tapón de corcho y la botella de vidrio, lo suficientemente fuerte para no estallar a pesar de la presión del gas.

Este vino, de doble fermentación, tuvo un gran éxito entre los bodegueros y viticultores catalanes, así como entre otros europeos. Aunque en las enciclopedias casi sólo figura como artífice en España José Raventós, es de justicia señalar a otros también como precursores de la industria del Cava: Agustín Vilaret de Blanes, productor y teórico de tema, y Luis Justo Villanueva, profesor de química en el Institut Agrícola Català de Sant isidre, quien tomó rápidamente partido por el método de segunda fermentación en botella. Justamente Villanueva tuvo dos alumnos del Penedés: Miquel Esquirol y el mencionado Josep Raventós.

El cava se elabora a partir de tres tipos de uva: Macabeo, Xarel-lo y Parellada (c) julia99El cava se elabora a partir de tres tipos de uva: Macabeo, Xarel-lo y Parellada (c) julia99

Ambos viticultores experimentaron el método en el domicilio de Raventós, experimentos que se consolidarían en la casa solariega de Can Codorníu en Sant Sadurní d’Anoia. Se considera 1872 como la fecha en la que se inicia la produción de vino espumoso en la casa Codorníu, pero el mismo no estuvo presente en el mercado hasta 1880. Alrededor de estos primeros caldos se creó una importante industria del Cava, lo que ahora se denomina la «región del Cava», que en la actualidad esta formada por 159 municipios, la mayor parte de los cuáles se encuentran en el Penedés. La fórmula de la elaboración del cava también se extiende a La Rioja, Aragón, Navarra Euskadi, Valencia y Extremadura.

Variedades de uva

El cava se realiza con tres tipos de uva: Macabeo, que produce vinos equilibrados en acidez, finos y de aroma sutil; Xarel-lo, que produce vinos con cuerpo, sabrosos y de buena acidez; y Parellada, que produce vinos suaves. A estas variedades se le han sumado otras como Chardonnay, Subirat o Malvasía Riojana y las tintas Garnacha, Monastrell, Pinot Noir y Trepat, esta última sólo autorizada para la elaboración de cava rosado.

Elaboración

Las botellas se colocan en posición horizontal en locales subterráneos o cavas (c) e_calamarLas botellas se colocan en posición horizontal en locales subterráneos o cavas (c) e_calamar

El cava se elabora como cualquier vino, primero con la recogida de las uvas. Al llegar a la bodega se elabora «el vino base» con la extracción del mosto mediante estrujado y prensado suave. Después estos mostos se clarifican y, una vez limpios, inician el proceso de fermentación con levaduras y control de temperatura. Cuando se finaliza la vinificación se determina la proporción de cada tipo de variedad, para dar cada categoría concreta. En el método tradicional se embotella el vino, añadiendo una mezcla de azúcar y levaduras. Las botellas se colocan en posición horizontal en locales subterráneos o cavas, en un ambiente oscuro y húmedo a una temperatura máxima de 15º. Durante 9 meses envejece y las burbujas de gas carbónico producidas en la segunda fermentación se disuelven en el vino, mientras los aromas se hacen pujantes. Se puede prolongar la crianza -en el caso del reserva- en quince meses, y si se llega a un Gran Reserva será como mínimo de 30 meses, elaborándose únicamente en los tipos bruts.

Cuando se acaba la crianza se eliminan los posos de la segunda fermentación colocando las botellas en los llamados «pupitres», donde a diario se les da un octavo de vuelta con un pequeño movimiento vibratorio. Acabada esta operación se coloca la botella en posición invertida denominada «en punta», hasta el momento de eliminar el sedimento acumulado en el tapón, operación denominada «degüelle». Antes eran los artesanos quienes dejaban escapar una pequeña cantidad de espuma que desechaba los residuos, ahora algunos bodegueros utilizan el sistema de congelación del cuello de la botella. Después del degüelle se rellenarán las botellas con el mismo producto para la obtención de los diferentes tipos de cava, y se podrá añadir el donominado «licor de expedición», mezcla de vino y azúcar para, finalmente, cerrarlas con su tapón definitivo.

Tipos de cava

  • Brut nature: sin adición de azúcar.
  • Extra Brut: hasta 6 gramos de azúcar por litro.
  • Brut: hasta 15 gramos.
  • Extra seco: entre 12 y 20 gramos.
  • Seco: entre 17 y 35 gramos.
  • Semiseco: entre 33 y 50 gramos.
  • Dulce: más de 50 gramos.

Obviamente, cuanto menos azúcar añadida tiene el cava mejor, pues solapa los defectos del vino, que en sí mismo debe ser suave y agradable.

Denominación de Origen Cava

Según la Unión Europea, hoy el Cava es un «espumoso de calidad producido en una región determinada», teniendo reconocida la denominación cava desde 1989 exclusiva para este producto. En 1991 se creo el Consejo Regulador del Cava, cuyo objetivo es el control de calidad y produción, la regulación, la promoción, el asesoramiento…

¿Qué diferencia hay entre cava y champagne?

El tipo de elaboración es la misma, aunque el tipo de uva es distinta. En el caso del champagne es Pinot Meunier, Pinot Noir y Chardonnay, y por supuesto, los franceses venden mejor sus vinos: con más glamour.

En la copa: cómo servir y disfrutar del cava

  • La temperatura de servicio tiene que ser entre 5 y 8 grados, siendo los más jóvenes los que deben servirse más fríos. No se debe meter en el congelador: si está a temperatura ambiente se pondrá unas horas en el frigorífico ó 20 minutos en una cubitera.
  • La copa debe ser fina y transparente, aflautada o en forma de tulipa, pero siempre alargada y estrecha para que conserve sus aromas.
  • Servicio: Se sirve con la bolleta ligeramente inclinada, haciendo resbalar lentamente el líquido por la pared de la copa, que nunca se llenará a más de 2/3 de su capacidad.
  • Conservación: en un lugar fresco y con poca luz, o un armario climatizado.
  • Momento de consumo óptimo: Aunque muchos lo toman en los postres, el cava es muy versátil, resultando perfecto para la comida, ya que marida con pescados, arroces, foie… y también como aperitivo, e incluso en sustitución de una copa por la noche.

Los mejores cavas en relación calidad-precio del mercado

  1. Parisad Gran Reserva 2000, 24 €, ¡Impresionante! De Can Rafosl dels Caus
  2. Brut Nature 2006 RECAREDO, 15 euros, quizá el mejor Brut Nature de España
  3. Ferrer Brut Nature Altre Nos, 13 euros, Otro gran Brut Nature
  4. Jaume Giró Giró Selecte Gran Reserva 2005, 12 euros, Muy buena relación calidad-precio.
  5. A Priori de Bodegas Collet, Muy fresco y por 6-7 euros
Fotografías de e_calamar y julia99

Bodegas Roda y la década prodigiosa

La bodega riojana realiza una cata vertical, con vinos de 10 añadas, que permite comprobar cómo cada vino se ve afectado por las condiciones climatológicas.

fsedeno13/05/2015
Vino de 2008 de Bodegas RodaVino de 2008 de Bodegas Roda

La riojana bodega Roda nos ha cogido de la mano y llevado de paseo por la primera década del siglo XXIen una cata vertical de sus vinos, con el valor añadido de analizar y explicar las condiciones climáticas que afectaron a sus viñedos desde el año 2000 al 2009. Una década de vinos en la que podemos percibir la influencia del clima, en la que se explican conceptos como el de añada meteorológica y donde se puede comprobar el resultado final en sus vinos.

La cata demostró que el reto de lograr un producto de calidad homogénea, con un estilo reconocible, en la línea que los consumidores puedan apreciar y valorar en una bodega, no es nada fácil. Pero Roda lo logra bastante bien, a pesar de las variables condiciones climáticas que cada año se dan en la viña.

Es una bodega joven y moderna, con 19 añadas en el mercado y situada en el barrio de la estación de Haro, el lugar con más densidad de bodegas del mundo. En sus aproximadamente 20 años de existencia, según explicó Agustín Santolaya, su Director General y usando sus palabras, se han visto adelantados por la derecha y por la izquierda por otras bodegas que se han hecho abanderadas de las innovaciones. Una historia en la que siempre han apostado fuertemente por la calidad de la uva, incluso sorprendiendo en los inicios.

Para su primera vendimia se anunciaron en la zona de Haro, indicando que compraban uva de cepas viejas, que no importaba el precio y que incluso ellos se podían ocupar de la vendimia y el transporte. Conceptos entonces atrevidos y lejanos a las prácticas del viticultor, pero que les sirvieron para encontrar rápidamente proveedores para las uvas buscadas. Respondieron viticultores mayores con cepas muy viejas y en vaso, circunstancias que se ajustan a la filosofía de la bodega, iniciando entonces una relación estable entre productor y bodega, que en la mayoría de los casos, continúa hasta la actualidad. Esta apuestaen la que Roda fue uno de los primeros jugadores, se demostró con el tiempo ganadora, dando paso a esa nueva expresión riojana, buscando vinos más intensos, tendencia que ha resultado muy secundada, llegando a convertirse en moda y haciendo cambiar en buena medida el estilo de los vinos de Rioja.

En la actualidad, la bodega maneja unas 120 hectáreas de viñedos, de las que 70 son propias. Trabaja apoyándose en la cubierta vegetal de las viñas, usándola como protector de los suelos y como colchón para equilibrar los desajustes hídricos. En época de sequía, conviene prescindir de ella, pero en los momentos más húmedos viene bien para regular la humedad, incluso como soporte para los insectos, que son capaces de controlar las plagas, además de aportar nutrientes al suelo, especialmente en el momento en que se decide eliminarla, permitiendo que el ganado ovino de la zona entre en las viñas y coma las hierbas que crecen junto a las vides, dejando sus excrementos como abono.

Cuenta con 17 zonas de cultivo distintas, cada una con sus características de suelo y orientación diferenciadas, preocupándose de vinificar las uvas de cada zona de forma diferente, siempre en tinas de madera y usando levaduras autóctonas. Para la crianza usan roble francés con un 40% de barrica nueva, aproximadamente, con unas crianzas medias de 14 meses para los Roda y de 16 para los Roda I.

Vista de las Bodegas Roda, en La RiojaVista de las Bodegas Roda, en La Rioja

La cata se centró en sus Roda, los vinos de perfil más de fruta roja, aunque los dos primeros los etiquetaron como Roda II. Fue a partir del 2002 cuando la bodega empezó a denominarlos Roda, a diferencia de los Roda Ique son los vinos con más sensaciones y complejidades de fruta negra, que es como actualmente se continúan etiquetando. La cata se centró en los vinos más susceptibles de mostrar las diferencias que el clima aporta a la bodega, que resultan algo más sencillos, ya que los Roda II muestran más complejidades, fomentadas en parte por la barrica, que de algún modo, pueden enmascarar el perfil climático visible en los vinos.

La cata fue excepcional. No es habitual encontrarnos en una cata vertical de 10 años de la historia de una bodega, sin saltarse ningún año, demostrando absoluta honestidad, ya que no se cayó en la tentación de ocultar los periodos de menor calidad. Esto permite valorar la línea de personalidad, haciendo ver las diferencias entre ellos, con el análisis detallado de las circunstancias fenológicas ocurridas en la añada meteorológica, que comienza y acaba con la vendimia.

Durante el evento se explicó el concepto de integral térmica, el índice climático que se calcula sumando las temperaturas medias diarias superiores a 10º C durante el periodo del 1 de marzo al 25 de octubre, periodo en el que las cepas tienen actividad. Se detalla la cifra de cada año siempre en el entorno de Haro, donde se ubican todas las viñas con las que elabora la bodega.

Comenzamos la cata con la añada del 2000, un año muy bueno en cantidad. La viña venía descansada del 1999, un año especialmente escaso. Resulta que las viñas tienen memoria y después de un año pobre en producción, vienen descansadas y suelen dar mayores cosechas, lo que ocurrió precisamente este año. Con un otoño bastante lluvioso, en primavera las viñas brotaron con un clima muy favorable, que produjo una magnifica floración y siguió un verano bastante seco, que la viña vieja aguantó bien. Fue lo que en la bodega consideran como el primer año del cambio climático, ya iremos viendo cómo va marcando sus vinos en el futuro. El vino resultante, a día de hoy con bastante tiempo de crianza, se muestra en nariz con buena intensidad, llamativos aromas de monte bajo y aún fruta roja algo compotada. Muy sedoso en boca, equilibrado y con tanino muy domado.

La añada del 2001 fue una cosecha de más calidad, con un invierno lluvioso y una primavera seca y calurosa. Aún así se produjo un corrimiento de flor que dejó los racimos sueltos e incompletos. El verano no fue muy húmedo, pero tuvieron un otoño bueno con pocas lluvias, que aseguraron la falta de hongos en las uvas y por tanto, su buena salud. Fue un año meteorológico de libro, con el que los viticultores sueñan y una de las grandes añadas de la historia de La Rioja. El vino se muestra en nariz igual que el de 2000, mucho monte bajo y menos intensidad alcohólica que el anterior, pero más redondez, elegancia y una acidez más fresca que le aporta aún mucho potencial de guarda.

2002 fue un año muy frío, con un ciclo vegetativo atípico, un invierno difícil con muchos días bajo cero (hasta 15 grados). Los brotes primarios se helaron todos y los secundarios tardaron mucho en brotar, con lo que los racimos exhibieron varios momentos de maduración simultáneamente. El verano también fue bastante frío y el mes de agosto, lluvioso. El resultado fue un vino más intenso, con más protagonismo de la barrica y aromas terciarios, procedentes de la madera, muy presente. En boca los taninos están marcados y tiene viveza y una bonita untuosidad. Un vino de perfil muy Atlántico, más del estilo de la Rioja Alta

10 años de los vinos de las Bodegas Roda10 años de los vinos de las Bodegas Roda

2003 fue, a diferencia del anterior, un año mucho más cálido, con un invierno bastante húmedo y una primavera suave y con humedad, lo que favoreció una muy buena brotación. El verano, con unas temperaturas máximas altas y puntas de 40 grados, fue el más cálido de la década, además de muy seco, con lo cual las viñas tuvieron que sufrir y esforzarse para obtener agua, tarea en la que las viejas son especialmente eficientes. Sobre todo, por su poca carga de frutos, por lo que aguantaron bien el estrés hídrico. La vendimia de aquel año comenzó con algo de lluvia, posteriormente el tiempo mejoró, sin llegar a comprometer la salubridad de la uva. El vino se muestra mucho más mediterráneo con mucha fruta roja y algo de fruta negra compotada, taninos muy dulces y redondos, justo lo contrario que el año anterior, una cosecha más típica de La Rioja Baja. Es curioso cómo Haro, en la zona media de la Rioja, juega con los estilos según el año. Hay quien dice que en el equilibrio se encuentra la virtud…

2004 fue un año húmedo con buena brotación de la vid, aunque alguna granizada de agosto afectó a algunos de los viñedos. En septiembre las temperaturas altas, alternándose con precipitaciones, amenazaron con la presencia de la botritis, pero el buen tiempo se estableció a finales de mes hasta el final de la vendimia. Por ello, los incipientes brotes de hongos se secaron y no fueron a más, produciéndose una cosecha excelente. El resultado de esta añada es muy expresivo en nariz, elegantemente complejo, con bastante alcohol pero muy bien integrado y con taninos muy redondos y elegantes, y un retrogusto largo, muy vivo y agradable.

2005 vino marcado por un invierno relativamente suave y una primavera escasa de agua, por lo que la brotación fue temprana. En junio hubo lluvias que beneficiaron mucho a la vid y continuaron con un verano seco, que produjo un envero temprano, pero que se corrigió con un septiembre fresco y seco, que frenó ese adelanto en la maduración. Las lluvias llegaron el 12 de octubre, prácticamente cuando la bodega tenía la vendimia acabada, y no llegaron a afectar a la cosecha, en lo que resultó una de las mejores de su historia. El resultado es un vino muy denso con mucho cuerpo, más fruta negra de la que esperamos en Roda, más al estilo de Roda I, en nariz especiado y más presencia de barrica, un vino serio.

2006 fue un año bastante favorable, con un otoño lluvioso y una primavera que ayudó a una buena brotación y buen cuajado. Las tormentas de principio del verano proporcionaron agua en buen momento. El resto de la estación fue fresca y seca, y septiembre y octubre acabaron el ciclo vegetativo con altas temperaturas, provocando una vendimia temprana. En nariz el vino se muestra este año especialmente expresivo, con mucha fruta roja madura y especias. En boca resulta un vino muy elegante, que pudo pasar desapercibido en su día después de las espléndidas cosechas de 2004 y 2005, pero la finura que está demostrando con el paso del tiempo lo hacen importante.

2007 fue un año fresco, con muchas lluvias en primavera, razón que hizo que apareciese el mildiu en toda la región, provocando una baja productividad. La brotación fue bastante normal y el verano fresco y seco provocó un retraso en la maduración que dio lugar a una larga y tardía vendimia. Las condiciones descritas y la baja producción causaron unos granos de uva con muy alta calidad, que se tradujeron en un vino muy expresivo, con mucha fruta roja y negra en equilibrio, alguna madera bien integrada y taninos muy bien redondeados. Un vino muy largo y de perfil bastante Atlántico.

Bodegas Roda, en la localidad riojana de HaroBodegas Roda, en la localidad riojana de Haro

2008 fue un año frio y húmedo. Después de un invierno seco, la primavera llegó con precipitaciones muy abundantes y el verano resultó muy seco, pero fresco. El otoño compensó con días soleados y noches frescas, lo que trajo consigo unas uvas bastante sanas y de excelente acidez, pero con menos azúcar de lo habitual, dando lugar a un vino mucho más ligero y bastante menos expresivo, de los que traen recuerdos de otras épocas y estilos riojanos, nada que ver con la alta expresión.

Acabamos la cata con el año 2009, que resultó bastante cálido, con un invierno y primavera lluviosos, buena floración y cuajado. El verano fue muy seco y caluroso, lo que provocó algo de estrés hídrico que las viñas viejas soportaron bien. A mediados de septiembre llovió algo, aportando algún alivio a la viña, vendimiando temprano y con buen tiempo, llegando la uva, a pesar de las lluvias de septiembre, con buen estado sanitario. El vino resultante es de una expresividad muy mediterránea, de fruta roja con un tanino dulce, cálido y sedoso, con el alcohol bastante vivo, pero equilibrado y con buena acidez, que le permitirá evolucionar.

AñoITE (Integral Térmica Eficaz)
20001583
20011600
20021439
20031750
20041675
20051543
20061853
20071549
20081401
20091669
Promedio1606

Los mejores vinos para regalar el Día del Padre

El día del Padre se acerca y regalar corbatas ya no se lleva... Si tu padre es un amante del vino, regálale el mejor siguiendo estas sencillas pistas y recomendaciones de nuestro experto, José Godoy. ¡Triunfarás seguro!

jgodoy03/03/2015

Un 19 de Marzo le hice el primer regalo a mi padre. Cuántos podremos decir lo mismo… Esa madre astuta que le muestra a su hijo que ése es un día especial, y que busca en el monedero los ahorrillos que enseñen a su hijo algo nuevo.

Aquel dinero no compraba un regalo, compraba una enseñanza para toda una vida. No era un día para gastar, no hacían falta grandes pompas, era un día para recordarnos y para reconocer la importancia de un padre.

Mi madre me daba el regalo que «yo» había comprado justo antes de que mi padre llegase de trabajar, diciéndome que hoy era el día de papá, y yo se lo entregaba orgulloso gritando «¡Felicidades papá!».

Pues llega esa efemérides, y si ya estás harto de colonias, corbatas y calcetines, regálale una botella de vino. Le regalarás sensaciones, sabores que recordará mucho tiempo, le regalarás vida. Échale un vistazo a los que te recomiendo, y si no te cuadran, espero que al menos te puedan alumbrar alguna idea. Pero antes, ten en cuenta estos cuatro consejos:

  • El vino es para él, así que asegúrate bien de saber lo que le gusta.
  • No tiene por qué conocerlo. Dentro de lo que le guste, habrá bodegas haciendo vinos de estilo similar que también le puedan gustar.
  • Por supuesto, él será quien elija cuando bebérselo, pero asegúrate de que lo hace. Si lo va a guardar en un armario, cómprale una estatuita de Lladró. El vino es para bebérselo.
  • Date una vuelta por tiendas especializadas, habla con profesionales y pregúntales, porque igual encuentras el regalo que a tí te gustaría que te hicieran dentro de un tiempo.

Espumoso

Celler BatlleCeller Batlle

Si nos quedamos en territorio nacional, yo tengo predilección por Gramona y Raventós. De Gramona, el Imperial o el III Lustros, para bolsillos más ajustados, y el Celler Batlle para dejarnos llevar. De Raventós i Blanc, el Reserva de La Finca es un espumoso que nunca falla a muy buen precio. Si queremos darle un festival, el Manuel Raventós es una locura: se paga, pero da mucho.

Si nuestro padre es aventurero y está avanzado en lo de probar, yo buscaría el espumoso Barranco Oscuro, de Granada. Un vino natural, distinto, y muy particular. Y si le gusta el Champagne, André Clouet es otro que no falla a un precio contenido y relativamente fácil de encontrar. Si queremos ir un poco más allá, un milesimado de Gosset puede ser más que un regalo.

Blanco

Sorpréndele con un Ariyanas sobre lías de Málaga. Un moscatel seco muy bien elaborado, fácil de beber, con presencia pero fresco y ágil. O con un Tondonia reserva blanco. Los que me sigáis, sabéis que me gustan mucho. Complejos, pero con la frescura de una acidez viva. Historia en una botella. U ofrécele la untuosidad de un vino blanco poderoso: Capellanía de Marqués de Murrieta puede ser una buena experiencia.

Tinto

Paixar 2011Paixar 2011

Una Mencía del Bierzo puede ser un gran regalo. Bembibre 2010 de Dominio de Tares o Paixar 2011 de los hermanos García será raro que no gusten. El primero, más afrutado y floral, el segundo, más mineral. Los dos potentes, pero elegantes.

Si no hay manera de que pruebe algo que no sea Rioja, ve a por Sela o Ángeles de Amaren. Fáciles de beber, riojas actualizados que seguramente le sorprendan. Pero ten una botellita de 904 de la Rioja Alta en la recámara por si pone muy mala cara, si es 2001, mejor. Un clásico que nunca decae. Si no la pone, compártelo otro día con él. Será un buen homenaje.

Dulce

Si tu padre es lo suficientemente dulce como para amar este tipo de vinos, regálale un Tokaj. Hay Tokaji de 3 puttonyos muy accesibles: Oremus si quieres complicarte lo justo y Hétszölö si eres capaz de darle una vueltecita. Ahora, si te decantas por la segunda, pregunta por el 5 puttonyos, una verdadera fiesta.

Conviente tener en cuenta una regla no escrita que dice que los Tokaji han de tomarse, al menos, con la edad de los puttonyos más 2. Es decir, si tiene 5 puttonyos habrá que tomarlos con al menos 7 años de edad. Si estamos en 2015 habrá que buscar a partir del 2008 y si optamos por el 3 puttonyos, pues 2012 para atrás. Son vinos que tienen mucha vida y que se disfrutan más con unos añitos.

Y si el precio no nos importa, un vino de hielo es algo que todo padre se merece. De Canadá, más fáciles y algo más económicos, Inniskillin es el rey, y Pilliteri un buen escudero.

Generoso

Amontillado TradiciónAmontillado Tradición

Si es amante de los generosos, regálale una botella de Amontillado Tradición. Te lo agradecerá siempre. Un vino al que nunca terminas de sacarle todos los aromas que tiene, y que permanece en la boca y en el recuerdo varias conversaciones.

Pero si es más de manzanillas, la Pasada Pastrana de Hidalgo es algo con lo que le sorprenderás. Si te dice que está pasada, dile que no, que lo que está es más educada, tiene una crianza más larga en barrica…

Cata de Marqués de Riscal

Enofusión 2015, el vino ocupa (por fin) el lugar que merece

Enofusión, el Congreso Internacional del Vino, acaba de celebrar su quinta edición en el marco de Madrid Fusión con el programa más ambicioso y completo de toda su historia.

hector.parra05/02/2015

Enofusión, el Congreso Internacional del Vino, acaba de celebrar su quinta edición en el marco de Madrid Fusión con el programa más ambicioso y completo de toda su historia. Durante tres días, el Palacio de Congresos de Madrid ha acogido una exhaustiva muestra del sector vitivinícola actual, esperando superar las cifras de asistencia de más de 10.000 personas del pasado año, entre sumilleres, bodegueros, importadores, distribuidores, hosteleros, prensa internacional y amantes de la gastronomía y el vino en general, cifras que a tenor de lo visto habrán marcado un nuevo record.

Detalle del enoBar en EnofusiónDetalle del enoBar en Enofusión

Nuevamente, el congreso ha contado con sus tres espacios fundamentales: Expobodegas, enoBar y el cada año más solicitado Centro del Vino, donde se han desarrollado las 18 catas dirigidas en las que se han presentado novedades como La Freixeneda, el primer tinto de la bodega Freixenet, se han redescubierto joyas atemporales como los Château Angélus del 2006 o una amplia variedad de Tokajs y se han repasado añadas históricas, disfrutando además de maridajes únicos e irrepetibles como los organizados por Makro, o el de la DO Ribeiro maridando con sushi lo mejor de sus blancos gallegos. El programa se ha completado con los Círculos del vino, charlas temáticas que en esta edición han tratado temas tan interesantes como la creación y desarrollo de una marca de vino, las razones por las que un buen vino no vende o el trabajo de las bodegas que apuestan por la singularidad y las producciones muy limitadas, además del desayuno Blogueros del Vino y Comunicación, donde se buscaron las claves para la promoción de una bodega y de sus vinos a través de los medios que nos ofrece Internet.

Cata de Marqués de RiscalCata de Marqués de Riscal

Comentaba uno de los compañeros asistentes que percibía por primera vez que Enofusión toma cuerpo como entidad propia, que dejaba de ser un apéndice de Madrid Fusión relegado a una esquina del Palacio de Congresos de Madrid, para convertirse en un evento maduro y completo, con actividades para todos los gustos en torno al vino. No puedo estar más de acuerdo. Aparte del aumento de público que se ha registrado de forma global en Madrid Fusión, es destacable el lleno que han tenido la mayoría de las catas y el enobar, que funcionaba a pleno rendimiento la mayor parte del día, todo ello a pesar del aumento de espacio que suponía su vuelta al lado izquierdo del edificio.

La zona de exposición contaba con 20 stands donde se podían catar referencias interesantes de diversas Denominaciones de Origen mientras se charlaba con los bodegueros, con presencia por ejemplo de algunos colleiteiros de la DO Ribeiro, entre los que degustamos algunas referencias reseñables como el Ribeiro de Autor de Antonio Montero. El enoBar ofrecía también más de 120 referencias que se pueden degustar de forma autónoma: la botella y tú, sin intermediarios, pero con información exhaustiva en forma de fichas, toda una oportunidad exclusiva de tutearse con algunos de los mejores caldos del momento, y que tuvo un año más un gran éxito entre aficionados y profesionales, convirtiéndole en el epicentro de Enofusión.

Cata de Protos, con Marilena Bonilla y David SeijasCata de Protos, con Marilena Bonilla y David Seijas

En cuanto al programa de actividades, me gustaría destacar en primer lugar la celeridad con las que se desarrollaban las catas este año. La experiencia manda, y tras cuatro ediciones, las bodegas y los expertos participantes conocen la importancia de ceñirse al horario fijado para poder cumplir con los compromisos del calendario, algo que aunque en algunos casos deslució alguna de las actividades por su exceso de brevedad, también es de agradecer porque permite a los asistentes disfrutar de todos los eventos programados sin tener que ir de un lado para otro con la lengua fuera.

Los seis Tokajis catadosLos seis Tokajis catados

Entre las catas, todas ellas de altísimo nivel, destacaría el Lunes la celebrada por el Consejo regulador de Jerez para celebrar los 50 años de la denominación de origen Manzanilla, así como los «Maridajes Singulares» de Makro, con el más que solvente tándem formado por Custodio López Zamarra y el chef Íñigo Lavado y combinaciones tan irresistibles como los Noodles de rabo de toro con Habla del Silencio Selección del Sumiller 2013 o el Chocolate a la parrilla, armonizado con un Oporto Don Pablo Tawny.

El Martes las catas de Marqués de Riscal y Protos, por ejemplo, demostraron que la madera está dejando paso a la fruta en los tintos, para adaptarse a la demanda global, y que las denominaciones más clásicas están emprendiendo un camino hacia el consumidor, buscando siempre no perder por el camino los matices que aportan tanto el terruño como las variedades autóctonas de uva, y que terminarán siendo en muchos casos las únicas diferencias entre unos países productores y otros. Divertido «choque de opiniones» entre Marilena Bonilla, enóloga de Protos, y David Seijas, ex-sumiller de elBulli y en la actualidad sumiller de elBulliFoundation sobre los taninos y si se deben potenciar o limitar, lo que demuestra que aún no está todo dicho.

Cata de Juvé y Camps en EnofusiónCata de Juvé y Camps en Enofusión

Interesante también la cata de cavas de Juvé & Camps, observando la gran diferencia que puede haber entre unos cavas y otros, así como el más que curioso maridaje entre Ribeiro y sushi presentado por Pablo Vidal, Director Técnico del C.R.D.O. Ribeiro y que protagonizó la anécdota divertida del día al confundir el de pato con el de anguila y comérselo a destiempo, situación que solventó de forma muy natural. Una combinación muy interesante que Vidal recomendó extender a otros productos, como un buen filete, para acabar con algunas leyendas urbanas sobre el Ribeiro, vinos que tienen un espectro de armonía mucho más amplio del que algunos quieren. Muy interesante también la cata «Por los caminos del Tokaj’, a cargo de Zsófia Bozzai, donde pudimos degustar seis de estos «vinos de reyes», dulces y tan interesantes como su historia.

Cuestión de Gusto, por NomacorcCuestión de Gusto, por Nomacorc

El miércoles nos acercó a los vinos de Uruguay, en una cata en la que participaron las bodegas más prestigiosas del país, como Pizzorno, Marechal, Carrau, Deicás o Bouza, además de la cata vertical de la Colección Vivanco, aunque me quedo con la cata-maridaje de Freixenet, que repite formato, esta vez acompañando los cavas con las tapas elaboradas por Juan Antonio Medina, jefe de cocina de Zalacaín, y que permitió experimentar la versatilidad de los cavas a la hora del maridaje. Además de las catas de Jean Leon e Ysios, Nomarcorc ofreció un interesante recorrido por el efecto de los tapones a la hora de potenciar, reducir e incluso eliminar algunos de los sabores y aromas más característicos de los vinos, mostrando así la influencia del cierre en el carácter y estilo final de un vino.

En definitiva, un programa completo y de altísimo nivel, que demuestra que las posibilidades de Enofusión no tienen techo, y cuya ambición esperamos se vea reflejada aún más en la próxima edición, que aguardamos con impaciencia desde ya mismo.

Los mejores vinos del año de hasta 5 euros

Ofrecemos una lista de vinos a precios de hasta 5 euros y de buena calidad, según la selección realizada por la Guía Gourmets de vinos 2015, en la que se encuentran los mejores de España.

Jennifer Arenas03/02/2015

Los vinos que presentamos a continuación han conseguido una calificación de 90/100 puntos en la reputada Guía de Vinos Gourmet 2015 y se encuentran, por tanto, entre los mejores de España de este año, presentando además una muy buena relación calidad-precio:

Blancos:

  • Canto Real: 2013, blanco, D. O. Rueda, 91 puntos.
  • Nebla Verdejo: 2013, blanco, D. O. Rueda, 91 puntos.
  • Siete Siete: 2013, blanco, D. O. Rueda, 90 puntos.

Rosados:

  • Las Campanas: 2013, rosado, D. O. Navarra, 90 puntos.

Tintos:

  • Coto de Heryas Roble: 2013, tinto, D. O. Campo de Borja, 94 puntos.
  • Hacienda Molleda Roble: 2013, tinto, D. O. Cariñena, 94 puntos.
  • Montevannos Joven: 2013, tinto, D. O. Ribera del Duero, 94 puntos.
  • Fernández Gómez: 2013, tinto m. carbónica, D. O. Ca Rioja, 93 puntos.
  • Ladero: 2008, tinto crianza, D. O. La Mancha, 92 puntos.
  • Altorredondo: 2011, tinto 12 meses en barrica, V. T. de Castilla y León, 92 puntos.
  • Azabache Vendimia Seleccionada: 2011, tinto crianza, D. O. Ca Rioja, 91 puntos.
  • Apricus: 2013, tinto, D. O. Ribera del Duero, 91 puntos.
  • Armas de Guerra Roble: 2013, tinto, D. O. Bierzo, 90 puntos.
  • El Circo Acróbata: 2013, tinto, D. O. Cariñena, 90 puntos.
  • Señorío de Guadianeja Petit Verdot: 2013, tinto, D. O. La Mancha, 90 puntos.
  • Tinto Arroyo Joven: 2013, tinto, D. O. Ribera del Duero, 90 puntos.
  • Torrederos: 2013, tinto, D. O. Ribera del Duero, 90 puntos.
  • Aldoba: 2008, tinto crianza, D. O. La Mancha, 90 puntos.

Generosos:

  • La Gitana: manzanilla, D. O Manzanilla de Sanlúcar, 94 puntos.

Dulces:

  • De Alberto Dorado: dorado Rueda, D. O. Rueda, 92 puntos.
  • Satina Dulce: dulce, D. O. Rueda, 90 puntos.

Raíz de Guzmán, la elegancia hecha vino

La bodega burgalesa Raíz de Guzmán celebra estas navidades ofreciendo sus estuches de vinos al mejor precio, para regalar a familiares y amigos.

Con Mucha Gula17/12/2014
Los viñedos de la bodega Raíz de GuzmánLos viñedos de la bodega Raíz de Guzmán

La bodega Raíz de Guzmán, con sus 25 hectáreas de viñedos, produce al año solo 120.000 botellas de vino de uva 100% tempranillo, asegurando así la exclusividad y potencia de sus vinos a sus clientes. Caldos burgaleses, de sabores y aromas únicos, con más de 16 años de experiencia, propios de la D. O. Ribera del Duero y que surgen a partir del respeto por la tradición bodeguera de la zona. Esta crianza en pequeñas cantidades y la minuciosa selección y elaboración del vino favorecen una buena relación calidad-precio y aseguran una alta calidad.

Los estuches que han elaborado para esta Navidad, de 1, 2 o 3 botellas, y que se pueden comprar a través de su web y en diferentes puntos de venta gourmet, varían entre una gama de vinos joven, crianza, reserva y dos de autor, por lo que hay para todos los paladares, incluso los más exigentes.

De entre ellos, cabe destacar el estuche de dos botellas de 0,75l. cada una, de vino Roble 2013, intenso y fino, a 17,10€ (antes 19€), que ya ha recibido la blogger Rebeca Labara, como nos cuenta en este vídeo, y que se caracteriza por ser un caldo joven y dinámico:

Estuche de Navidad de 2 botellas de vino RobleEstuche de Navidad de 2 botellas de vino Roble

Y para personalizar aún más este detalle, el destinatario recibirá una dedicatoria con las palabras que la persona que envía el regalo ha elegido para felicitarle la Navidad, como la que me ha llegado a mí. El conjunto de estos tintos poderosos, su original embalaje y la emotiva e individualizada felicitación navideña constituye una experiencia intensa y recomendable.

Además, en su finca ubicada en la localidad burgalesa de Roa, se encuentra el Restaurante Disfruta Raíz, ubicado en un complejo enoturístico de trato familiar con cocina de temporada, también tradicional por supuesto, en el mismo entorno que el acogedor Hotel Raíz, ideal para alojarse en alguna de sus cinco habitaciones o en su Suite.

Raíz de Guzmán, caldos de calidad de la Ribera del DueroRaíz de Guzmán, caldos de calidad de la Ribera del Duero

La promoción es especial para estas Navidades, en la que por compras superiores a 25€, los compradores entrarán en un sorteo de una «Experiencia Raíz» para una persona con hasta cinco acompañantes, en la que se incluye una visita a la bodega, la comida en el restaurante Disfruta Raíz y la estancia de una noche en el hotel.

Para regalos de empresa, a amigos o familiares, Raíz de Guzmán se convierte en una muy buena opción para sorprender a tus seres queridos durante estos días navideños. ¿Y qué mejor que disfrutar y brindar todos juntos con una copa de estos sugerentes vinos para celebrar el año que ya llega?

Los vinos que te harán disfrutar de la Navidad

Nuestro experto en vinos realiza una selección de blancos, tintos y rosados para disfrutar en Navidad, sin prejuicios y con descubrimientos para todos los gustos... y presupuestos.

jgodoy11/12/2014

Ya van sonando campanas. Se acercan fechas señaladas, una buena excusa para darnos algún capricho, para dejarnos seducir por una nueva sensación, para abrir una nueva puerta. Se habla mucho de los vinos estos días; de los que son especiales, de los caros, de los que beberemos en Nochebuena o en Nochevieja. De tipos de uva, de zonas vinícolas con nombres impronunciables y de Champagne: hablamos muchísimo de Champagne, incluso si está elaborado en Málaga…

Partiendo de la premisa de que toda lista es injusta, os voy a dejar unas humildes recomendaciones para disfrutar en estas fiestas… o en cualquier momento del año.

Pero antes conviene tener en mente algunos consejos:

  • Conviene limpiarse de prejuicios. En el vino ya no existen. Sólo abre la botella y pruébalo.
  • Es interesante aprender que los blancos también envejecen.
  • No guardes un buen vino esperando una buena ocasión: ábrelo y crea un momento inolvidable.
  • Hay un vino para todos. Ya no vale el «no me gusta el vino». Dime qué no te gusta del vino, y yo te ofreceré uno que te abra la puerta.
  • El vino es para compartir y compartirlo.

Blancos

  • El económico Blanco Nieva Verdejo 2013, DO Rueda. Bodegas y Viñedos de Nieva.
    En torno a 5 euros. Aunque hay vinos interesantes por menos, este es un vino que creo que se merece estar en cualquier lista. Fiel reflejo de lo que debería ser una verdejo joven y honesto. Ideal para abrir boca mientras nos tomamos el aperitivo, esperando que se termine de hacer el cordero o el pavo de Nochebuena. PVP aproximado, 6 euros.
  • El interesante R. Viña Tondonia Reserva 1999. R. López de Heredia. DOCa Rioja.
    En algún sitio tenía que entrar un blanco de Tondonia, y me he decantado por incluirlo aquí en lugar de en las joyas, porque en España seguimos pensando que los vinos blancos hay que beberlos jóvenes. Así que antes de probar una joya de Tondonia con 30 ó 40 años, hay que empezar por este «jovencito» de apenas 15. Historia viva, acompañará muy bien a pescados azules al horno o a la brasa, carnes blancas y caza menor. PVP aproximado, 21 euros.
  • El raro Vallegarcía Viogner 2011. Pago de Vallegarcí VT Castilla.
    Este vino no debería estar en la categoría de “raro”, pero la uva Viogner sigue siendo una desconocida para el gran público español.  Este es un trabajo muy bien hecho con ella. Un vino con cuerpo y que nos regalará muchas sensaciones. Puede acompañar pescados a la brasa o incluso carnes blancas y de caza menor sin ningún miedo. PVP aproximado, 16 euros.
  • El extranjero Kirchberg Grand Cru 2007. Louis Sipp. AOC Grand Cru Alsace.
    Aquí creo que lo fácil hubiera sido poner un riesling alemán. Lo difícil, no poner un riesling. Así que buscando el equilibrio, me decanto por este pequeño productor. Aquel 2004 aún resbala por mi garganta… Es un vino que necesita de 5 ó 6 años al menos para expresarse en su plenitud. Este es un vino de culto, para disfrutarlo con pescados a la brasa (blancos o azúles), con carnes blancas o de caza menor (perdices, conejos…) y con unos buenos quesos de vaca u oveja. PVP aproximado, 17 euros.
  • La joya O´Soro 2009. Bodegas Rafael Palacios. DO Valdeorras
    Este vino es el resultado de un trabajo desarrollado durante muchos años por Rafael Palacios. Aquí no se llega en un día. Para muchos es el mejor blanco de España, y para algunos el único «pero» es que aún no lo podemos comparar con los eternos blancos de Viña Tondonia, de López de Heredia. Me encantaría catar dentro de 30 años una vertical de ambos vinos. Tiempo al tiempo. La pena, menos de media hectárea de uva godello. Pero si tenemos oportunidad, es un blanco poderoso a la vez que elegante, que se amoldará a pescados azules al horno o a la brasa, carnes blancas, de caza menor y que nos dejará un buen recuerdo si acabamos la comida con él. PVP aproximado, a partir de 85 euros.

Tintos

  • El económico Castro Ventosa Joven 2013. Bodegas y Viñedos Castro Ventosa. DO Bierzo.
    Seguro de vida. Bodega familiar del enólogo más buscado de nuestro país: Raúl Pé. Un vino muy afrutado, fresco y fácil de beber. Por su acidez puede acompañar bien a cualquier paté, tan recurrente en estas fechas, aunque es esa alternativa para el aperitivo de aquellos a quienes «sólo les gusta el tinto». PVP aproximado, 5,60 euros.
  • El interesante Cifras Garnacha Tinto 2011. Bodegas Exeo, DOCa Rioja.
    Abramos la puerta hacia otra Rioja. Un vino de una frescura envidiable, que nos ofrece una idea de las posibilidades de esta región de recursos vinícolas sin fin. Un vino que acompañará genial cualquier plato de caza de pluma (pichón, pato, etc) y que se divierte con un atún a la plancha o se adapta a buen lechazo y al cochinillo. PVP aproximado, 16 euros.
  • El raro Candio 2010, Bodegas Suertes del Marqués. DO Valle de la Orotava.
    Este es un vino por el que los que me conocen saben que tengo predilección. El perfil aromático (si le prestamos un poquito de atención) nos muestra unos aromas volcánicos muy elegantes, que nos trasladan a ese Valle de la Orotava tinerfeño. No hay nada que le pueda agradecer más a un vino que el que me transporte al lugar del que viene. A la vez, y aunque con cuerpo, es fácil de beber y tiene frescura. Acompaña bien a carnes rojas y caza. Una gran copa por sí sólo. PVP aproximado, 28 euros.
  • El extranjero Domaine Camus Bruchon 2012, A. Savigny-Narbantons 1er Cru C.
    Aquí también había dilema. Borgoña o Piamonte. Bueno, pues hoy Borgoña. Un pequeño productor de una zona menos conocida: Savigny-lès-Beaune. Una población donde, al carecer de la categoría de Grand Cru, los Premier Cru se convierten en punta de lanza en términos de calidad. Un pinot noir pleno, elegante y fresco, de viñas viejas, que podemos tomar joven aunque será a partir de los 8-10 años cuando comience a alcanzar su plenitud. Nos acompañará bien casi cualquier carne, gracias a su versatilidad (elegante corpulencia a la vez que frescura) o a guisos y estofados. Una delicia. PVP aproximado, 38 euros.
  • La joya Muchos Riojas alrededor de los 30 años.
    Y aquí no tenemos que volvernos locos. Hay verdaderas joyas que a precios razonables nos pueden regalar sensaciones únicas. Eso sí, hay que saber entender lo que nos vamos a encontrar, y saber también dónde y cómo estuvo conservado. Yo, en este caso, recomiendo ir a las bodegas directamente. Serán vinos muy pulidos en boca, muy redondos y normalmente con una buena acidez. En nariz son vinos que desarrollan unos perfiles únicos y que yo no suelo decantar. Prefiero ver todo lo que el vino quiere contarme en la copa. Servidlo terminando las entradas, id metiendo de tanto en tanto la nariz en la copa para ver que nos va contando y como va cambiando y nos lo tomaremos con la carne para empezar con él la sobremesa. De las mejores relaciones calidad precio, Viña Real, de Bodegas CVNE. De entre los años 70 y 80.

Rosados

  • El económico Artazuri 2013. Bodegas y Viñedos Artadi. DO Navarra
    Elaborado por uno de los mayores seguros de vida en el panorama vinícola de nuestro país, el grupo Artadi, es un rosado que siempre cae bien. Fresco, afrutado, divertido, fácil de beber y que irá genial con arroces amarillos y pastas con tomate. PVP aproximado, 6,55 euros.
  • El interesante Radix Syrah 2013. Bodegas Parés Baltá. DO Penedés
    Un rosado distinto, muy distinto, que en ocasiones se confunde con un tinto. Tiene una capa alta de color pero mantiene la frescura de un rosado, asi como su tanino ligero. Un rosado para sorprender y para acompañar. PVP aproximado, 18,50 euros.
  • El raro Schatz Muskattrollinger 2012. Ronda, Má Bodegas F. Schatz
    Federico Schatz, un alemán con acento andaluz, nos presenta un rosado único elaborado en la provincia de Málaga, concretamente en la Serranía de Ronda. Con una crianza de al menos 5 meses, este es un rosado poderoso, con cuerpo y preparado para aquellos amantes de los tintos ligeros, o para aquellos a quienes «no les gusta el tinto». Aquí tienen una puerta nueva para introducirse. Muy rico con pato, caza de pluma y con atún. PVP aproximado, 17 euros.
  • El extranjero Château Sainte Marguerite Rose 2013. AOC Côtes de Provence
    Este es un vino que descubrí hace muy poquito en una visita a la zona. La producción es pequeña y me temo que no será fácil de encontrar, pero es un vino que no podía obviar. Es un vino con cuerpo, con volumen en boca, fresco y versátil, a la vez que ligero de color. No sobresale por su frutosidad, tiene la austeridad de los vinos de Provenza, pero no la necesita, es su estilo. Una grata sorpresa que jugara con cualquier entrada, pasta, arroz o pescado que se le ponga. PVP aproximado, 18,50 euros.
  • La joya Viña Tondonia Gran Reserva 2000. R. López de Heredia. DOCa Rioja.
    De nuevo un vino de Tondonia, pero es la única bodega que se atreve a lanzar al mercado un vino rosado con más de 10 años, que esté muy bueno y que aún le quede vida por delante. Elaborado con Tempranillo, Garnacha y Viura, tiene una crianza de más de 4 años en barrica y el resto en botella. Una maravilla con el que podremos disfrutar desde cualquier tipo de pasta o arroz, hasta cerdo, aves, caza menor o de pluma o pescados azules o blancos.

Finos Palmas 2014, delicadeza y vigor

La selección finos Palmas 2014 nos ofrece cuatro variedades, desde una palma hasta cuatro, que son un completo disfrute por su complejidad y singularidad.

Con Mucha Gula02/12/2014

Bodegas Tío Pepe presenta su nueva Colección Finos Palmas 2014 y tenemos la oportunidad de asistir a una cata dirigida por el extraordinario Antonio Flores «nariz» de González Byass, quien nos explica cuál ha sido el proceso de preselección de las botas en las que el vigor de la «flor», en parte motivado por la climatología de este verano, menos caluroso, ha otorgado carácter al fino. Tras la clasificación en bodega, tiza y venencia han sido protagonistas en la cata final. En esta edición, las botas han sido escogidas por Jaime Goode, reconocido blogger del mundo del vino, que ha acompañado a Antonio en ese incesante ir y venir por las centenarias Bodegas de La Constancia, La Cuadrada o La Reservada en busca de los Finos Palmas, tal y como comentó el propio Flores.

¿Qué son las Palmas?

Las Palmas son denominaciones que, como define Manuel María González-Gordon en el libro «Jerez-Xerez-Sherry», se aplican a aquellos vinos finos de Jerez que se distinguen notablemente por su limpieza, finura y delicadeza en el aroma, y el número de palmas es proporcional a su grado de vejez.

Esta definición es la mejor que describe esta tipología de vinos, prácticamente en desuso y que González Byass recupera en la Colección Cuatro Palmas. Es el resultado de la ímproba labor de selección y clasificación por tiempo de vejez y finura de los mejores finos.

Una Palma

Tío Pepe tras una prolongada crianza bajo el velo de flor, Fino Uno Palma, procedente de 3 botas, y a la vista ofrece un oro pálido con reflejos verdes y dorados, limpio y brillante. Nariz punzante y delicada, flor en estado puro, con frutos secos, manzana, camomila, salino y mineral. La albariza presente. En boca muy seco, con carácter, fresco y persistente. 15,5% de alcohol, crianza 6 años siguiendo el sistema tradicional de solera y criadera y una acidez total 3,35 g/l, muy indicado con pescados y mariscos, lo tomamos con vieira.

Dos Palmas

Fino Dos Palmas representa el vino vivo en su máxima expresión. Procedente de la selección de 2 botas, Fino Dos Palmas es fruto de la larga crianza biológica.  A la vista se ve un fino viejo, dorado limpio y brillante. Nariz muy intensa, auténtico extracto de flor. Frutos secos, incipientes notas oxidativas, final salino y especiado. En boca equilibrado con final largo, sabroso y explosivo. Tiene 15,5% de alcohol, con una crianza de 8 años siguiendo el sistema tradicional de solera y criadera, y una acidez de 3,35 g/l.

Tres Palmas

Tras largos años de vejez, Fino Tres Palmas conserva el estilo y el carácter de Tío Pepe. Procedente de la selección de una bota, este fino amontillado lleva la “flor” al límite. A la vista oro viejo con reflejos verdosos y cobrizos, frutos secos y avellana, siendo ésta muy presente. Tiene trazas minerales, especias y maderas viejas, toques tostados, caramelo. En boca es potente y elegante, sutil y profunda con un final salino y cremoso. Es un auténtico amontillado. Tiene 16%, diez años de crianza con el sistema tradicional de solera y criadera.

Cuatro Palmas

Tío Pepe llevado al extremo, la tiza del capataz marca la bota escogida. Procedente de una sola bota, finura y elegancia son protagonistas en este amontillado viejísimo, que tiene un color caoba intenso, con reflejos castaños y ribete verdso. Nariz con recuerdos a cedro, tabaco, hierbas secas, lacas y mueble antiguo. En boca tiene un perfecto ensamblaje de acidez y madera. Su comienzo bajo velo de flor aún perdura casi medio siglo después. Tiene un 21% de alcohol, con crianza de 48 años siguiendo el sistema tradicional de solera y criadera y una acidez total de 8,3 g/l.

Todos ellos son vinos que se compenetran bien con cocina oriental, especialmente la japonesa, así como con escabechados o productos con una cierta acidez, como es el caso de las alcachofas que maridan con dificultad con el vino, y que sin embargo resultan excelentes con estos amontillados.

 

Uvas congeladas

Vinos de hielo: los reyes silenciosos

Elaborados con uvas congeladas de forma natural en la viña, nos acercamos a los orígenes y características de estos vinos tan especiales.

jgodoy31/10/2014

A comienzos del siglo XVIII, cuando Louis XV le ofreció a Madame de Pompadour una copa de vino dulce de Tokaj, el monarca se refirió a éste como «Vino de Reyes, rey de los vinos». Y es que el pobre no tuvo tiempo de probar los Vinos de Hielo. Aún tardarían más de un siglo en elaborarse a conciencia. Seguro que habría dudado. Y me reconozco amante del Tokaj, pero tengo debilidad por los reyes del invierno. Hoy vamos a intentar conocerlos un poco más.

Un poco de historia sobre los vinos de hielo

La historia de los Vinos de Hielo comienza en Alemania, o allí al menos es donde encontramos las primeras referencias escritas. La mayoría de los autores tanto de un lado como del otro del Atlántico coinciden en situar su nacimiento en la región de Franconia (centro-sur de Alemania) en 1794. Como suele pasar con los grandes descubrimientos de la Historia, surgieron de manera accidental.

Uvas congeladasUvas congeladas

En Dromesheim, en la región vinícola de Rheinhessen, (sud-oeste de Alemania) sí existe más documentación sobre una cosecha de 1829, lo cual le ha servido a las bodegas de la zona para exhibir orgullosas una escultura conmemorativa con la leyenda «Dromesheim, lugar de nacimiento del Vino de Hielo», algo que al parecer no les corresponde, pero así son las cosas. En aquel durísimo invierno de 1829 el forraje para los animales escaseaba y muchos propietarios de viñedos decidieron dejar las uvas en la viña para alimentar al ganado durante el invierno… Hasta que alguno probó una uva y, sorprendiéndose del dulzor y acidez que contenían, decidieron prensar y elaborar el vino.

En 1858, la bodega Schloss Johannisberg fue la responsable del primer Vino de Hielo hecho «a conciencia» del que hay constancia, y desde ahí hasta los años 60 del siglo XX, es decir, en más de 100 años hay documentadas menos de una decena de añadas de este vino. Y esto, ¿por qué?

Por varios factores. Producir Vino de Hielo supone un riesgo muy alto para las bodegas. Por la época del año en que se produce, el viñedo se expone a todo tipo de enfermedades (mildiu, oidio, botrytis, etc.) y peligros (tormentas, vientos, pájaros, etc.). Además, llega un momento en la viña de no retorno, es decir, a partir de un punto o haces Vino de Hielo, o apenas se rentabiliza la producción. También estás expuesto a la climatología: si no hiela como debe, también pierdes. Por todo esto, si no existía la demanda, era muy difícil crear la oferta.

Será en la ley del vino alemán de 1971, cuando aparezca por primera vez el término Eiswein (Vino de Hielo en alemán), pero no como una categoría propia, sino para acompañar a otras en la forma Spätlese-Eiswein y Auslese-Eiswein. Por fin en 1982 en Alemania y en 1983 en Canadá, aparece la categoría EisweinIcewine respectivamente, de forma individual y con una legislación específica para su elaboración que más adelante trataremos. Comienza la Historia Contemporánea de los Vinos de Hielo.

Pero, ¿qué son los Vinos de Hielo?

Niveles de azúcar y acidez en la uvaNiveles de azúcar y acidez en la uva

Es un vino dulce elaborado con uvas congeladas de forma natural en la viña. Al congelarse, la mayoría del agua permanece en estado sólido dentro de la uva durante el prensado, concentrando en el mosto todo lo que nos interesa: aromas, azúcares y ácidos.

Finalmente obtendremos un vino con una gran potencia aromática, muy concentrado y denso, y con una alta acidez, necesaria para equilibrar el azúcar que contiene. Si hay algo que diferencia a los vinos de hielo de otros vinos dulces es la acidez. La planta genera más ácidos durante el invierno para protegerse del frío. Es su forma de luchar contra las temperaturas. Este proceso natural, que dura meses, necesita de unas condiciones climatológicas muy especiales y es imposible de reproducir artificialmente, así como muy difícil de lograr en lugares que no reúnan estas condiciones.

¿Dónde se elaboran?

Pues evidentemente, los vinos de hielo se elaboran en lugares donde se alcanzan temperaturas bajo cero. La uva debe llegar con buena madurez al momento de la vendimia natural (septiembre-octubre), y a partir de ahí conviene que desciendan las temperaturas hasta que lleguen las heladas, para que la maduración se ralentice y no se pasifique.

Los principales productores son Alemania, con 1.3 millones de litros producidos en 2012 y Canadá, con unos 850.000. Hoy también podemos encontrar Vinos de Hielo en casi toda Centro-Europa: Austria, Suiza, Eslovenia, Rumanía, Polonia, Luxemburgo, Hungría, Moldavia, etcétera, aunque en la mayoría de los casos son producciones muy pequeñas y difíciles de encontrar.

Dentro de Alemania, Brücke Overhauser de Dönhoff en la región de Nahe y Scharzhofberger de Egon Müller en el Mosela, son dos de los grandes. En Canadá, Inniskillin en Ontario sobresale un par de cuerpos por encima de los demás y Jackson Triggs tiene de las mejores relaciones calidad-precio en estos vinos en todo el mundo.

Vinos de hieloVinos de hielo

En España hay varias bodegas que intentan elaborarlo de año en año, con las dificultades que entraña hacerlo en una latitud tan meridional. En Rueda y Rioja se han llegado a elaborar en algunos años pero, lamentablemente, no he podido probar nada, así que los comentaremos en otra ocasión. O si alguien los ha probado, lo puede compartir y así aprendemos todos…

Y ¿cómo?

Como he comentado anteriormente, una vendimia natural en el Hemisferio Norte se realiza entre finales de Agosto y primeros de Octubre. El Vino de Hielo normalmente se vendimia entre Diciembre y Enero, o incluso a principios de Febrero en algunos años.

Una de las reglas principales en la legislación es que la temperatura de las uvas en el momento de la vendimia y del prensado, ha de ser al menos de -7ºC en el caso alemán y de -8ºC en el canadiense. En cualquiera de los casos, la temperatura límite no estipulada por ley sino por conocimiento empírico, es -14, a menos se pueden romper las prensas y no producir jugo apenas.

La vendimia y el prensado se realizan de noche, para asegurar la temperatura. Normalmente hay prensas móviles que se sacan al viñedo y se prensa in situ. El prensado se lleva a cabo durante horas en algunos casos. La fricción del hielo genera calor, por lo que normalmente hay que dejar descansar la prensa cada poco. Y todo el proceso hay que terminarlo antes de que el día se haga dueño de la situación. Cada grado de temperatura añade entre un 3% y un 4% de agua, por lo que la coordinación en cada paso es fundamental. Al final obtendremos entre un 5% y un 20% de mosto del total de la producción. Pura esencia de uva.

El mosto pasa a los tanques de fermentación. Una fermentación alcohólica normal dura entre 10 días y un par de semanas, en el caso de los Vinos de Hielo puede durar meses debido a los altísimos niveles de azúcar y acidez que contiene el mosto.

¿Con qué variedades de uva?

Variedades de uvaVariedades de uva

Hoy en dia ya con casi todas: Pinot Noir, Merlot, Shiraz, Sangiovese, Chardonnay, etc. La más utilizado es Riesling en Alemania y Vidal en Canadá. De alguna manera son las banderas de los vinos de hielo y creo que las que mejores resultados dan. Pero podemos encontrar cosas muy interesantes con todo tipo de uvas, especialmente recuerdo una maravilla de Icewine de Gewürztraminer de Jackson Triggs, un Cabernet Sauvignon que me volvió loco de la bodega Tawse, también en Ontario, y un St Laurent de la bodega Weinrieder de Austria con unos recuerdos a higos, ciruelas y castañas realmente embaucadores.

¿Con qué nos lo bebemos?

Evidentemente son vinos que se disfrutan mucho por sí solos, despacito, conversando con ellos lentamente. Se merecen que les prestemos atención. Sobre todo los canadienses son vinos muy fáciles de disfrutar, expresivos y francos desde el primer momento. Los alemanes suelen necesitar algo más de tiempo, tanto de crianza en botella como recién servidos en copa. Algunos vinos de hielo alemanes agradecen incluso la decantación.

Sirven como aperitivos, ya que la alta acidez nos hace salivar y la saliva prepara el estómago para la digestión. Son geniales con cualquier tipo de foie-gras, caliente o frío, y maravillosos con casi cualquier tipo de queso, aunque quizá un poquito menos con los de cabra. Si lo acompañamos con postres, lo ideal es que el postre no sea más dulce que el vino, así que genial con cualquier tipo de fruta. Con chocolates, mejor los vinos de hielos tintos (aunque generalmente son rosados) y mejor con el negro.

Para los más atrevidos, funcionan muy bien con escabeches: el de uva Vidal con pato a la naranja y con la comida asiática algo picante, sobre todo con la Thai. El de Pinot Noir me hizo buena pareja con unos lomos de venado.

Copa y libro de notas de cata, una pareja imprescindible en esta cita

XV Salón Peñín de los Mejores Vinos de España

Se acaba de celebrar en Madrid el XV Salón Peñín de los Mejores Vinos de España, uno de los mejores escaparates para los vinos nacionales de calidad, en los que la personalidad y elegancia toman protagonismo frente a criterios más comerciales, predominantes en ediciones anteriores.

fsedeno21/10/2014

Entrada al XV Salón Peñín de los Mejores Vinos de España en la madrileña Plaza de Toros de las VentasEntrada al XV Salón Peñín de los Mejores Vinos de España en la madrileña Plaza de Toros de las Ventas

Madrid ha acogido el XV Salón de los Mejores vinos de España, un evento que este año se ha celebrado en la Plaza de Toros de las Ventas, ocupándose la totalidad de la galería de la primera planta. En la muestra estaban presentes únicamente los vinos que han alcanzado los 93 puntos o más según las calificaciones de la Guía Peñín, participando más de 200 bodegas. Lamentablemente no estaban todas las puntuadas con 93 puntos o más, como ocurre habitualmente, y se echó en falta la presencia de algunas bodegas. El salón se confiere como un escaparate para las nuevas añadas calificadas en la guía 2015, muchas recién sacadas al mercado y algunas aún sin salir, pero que se encontrarán en breve. En los 15 años que viene celebrándose se está convirtiendo en un referente anual y punto de encuentro para profesionales del sector, hosteleros y aficionados en general, ya que es uno de las pocas ocasiones donde se tiene la oportunidad de catar una de las más completas selecciones de los mejores vinos españoles.

Copa y libro de notas de cata, una pareja imprescindible en esta citaCopa y libro de notas de cata, una pareja imprescindible en esta cita

Este año no ha sido de grandes novedades y salí del evento con la sensación de haber descubierto poco en número pero, reflexionándolo, me he dado cuenta de que en casi todo lo nuevo la riqueza en matices, el equilibrio y la elegancia toman el protagonismo: los vinos apabullantes poco a poco van pasando a la historia y esta cualidad se está extendiendo lentamente a todos los vinos españoles.

En el salón se encuentran grandes vinos con la marca hecha, reconocidos, valorados, con su público y su estilo a seguir. Las novedades que descubrí, casi todas ellas tienen en común la preocupación por el matiz y la sensibilidad del elaborador en potenciar lo que los distingue, en vez de primar lo típico y comercial.

Contador 2012Contador 2012

Obviamente no pude cubrir las más de 200 bodegas presentes en la muestra que, se repartían en 151 mesas, ni mucho menos, eso ya lo ha hecho y valorado el equipo de la Guía Peñín, pero entre lo que pude catar merece la pena mencionarles un magnifico vino de la Tierra de Castilla y León del Comando G, ya saben, las Garnachas de Gredos, elaborado con garnacha blanca y gris, El Tamboril 2012, de cepas muy altas a 1200 metros y en suelo granítico de la abulense localidad de Navatalgordo, un vino luminoso con una mineralidad y acidez elegantísimas.

Otro de los sorprendentes blancos fue el Pazo de Señorans selección de añada 2007, un albariño criado 30 meses sobre lías en depósitos de acero inoxidable aportándole una elegancia y untuosidad excepcional sin perder los matices varietales. Sorprende ver como las largas crianzas benefician a algunos vinos que a priori no se muestran aptos para ellas. En la mesa la bodega también mostraba, aunque fuera de catálogo, pues se quedo en 92 puntos Peñín, su 2013 que con 6 meses sobre lías no logra la complejidad del anterior, pero ofrece brillantemente todo lo que se le puede pedir a un albariño.

Barón de Chirel 2010Barón de Chirel 2010

Otro sorprendente descubrimiento de blancos añejados vino de la mano de la bodega Valdesil con sus Godellos de Valdeorras, muy bueno el Valdesil parcela O Chao 2011, despuntando la variedad Godello en la Galicia interior, una variedad que tiene mucho que decir de la mano de buenos elaboradores y que les invito a descubrir si no la conocen, otro ejemplo de vino blanco con larga vida es Valdesil Godello sobre lías 2007, una muestra de cómo añejar blancos puede resultar interesante, en este caso con una oxidación que personalmente valoro como positiva y sobre todo muy interesante para hacer un vino serio, recomendado para un consumo reposado, largo y placentero.

No puedo dejar de mencionar entre los blancos el Qué Bonito Cacareaba 2013 de Bodega Contador, un Malvasía, Viura y Garnacha Blanca que ya se ha hecho un clásico en sus 10 años de vida, aunque a Benjamín Romeo le viene de largo ya hacer grandes blancos, de la bodega también tuve la ocasión de catar, pasando ya a los tintos, el Contador 2012 premiado con 99 puntos Peñín, un vino al no se le puede poner ningún pero, a pesar de su juventud, pero habrá que ver cómo está este Contador dentro de 5, 10 o 15 años con mas doma de botella, sin duda espectacular.

Otro tinto que me llamo la atención de la Tierra de Castilla y León, pero de bodega Toledana, es Garnacha de Arrayan 2012, con viñas de Cebreros (Ávila), Arrayan elabora otro ejemplo de finura y elegancia a pesar de los 15 grados. Entre los destacables del Salón, no debo dejar de mencionar un elegantísimo Barón de Chirel 2010, de los Herederos del Marqués de Riscal, un vino que ahora mismo y sin tiempo de guarda muestra una estructura, equilibrio y redondez magistral, este es otro ejemplo de vino para seguir en los próximos años, eso sí, está menos premiado en puntos que Contador, solo tiene 94 puntos Peñín pero también es 5 veces más asequible que el de 99 puntos.

Vino y queso, la pareja perfecta

Con Mucha Gula10/10/2014

El vino y el queso forman una pareja gastronómica de las que gustan a todo el mundo. Maridan a la perfección y dan mucho juego, ya que dependiendo del tipo de queso se puede acompañar con un determinado vino.

En Expirit.es han probado algunas combinaciones que resultan muy apetecibles y acertadas, ya que consiguen potenciar entre sí su aroma y su sabor. 

Trucos para servir el queso

Antes de pasar a los maridajes, merece la pena tomar nota de algunos buenos consejos para servir el queso:

  1. El corte: Cortar en triángulo el queso no es una cuestión arbitraria, sino de maduración. Éste no madura de forma homogénea, sino que está más curado en las partes más cercanas a la corteza que en el interior. Cortándolo de esta forma, podremos disfrutar de las distintas maduraciones en la misma porción.
  2. Composición de una tabla: Para degustar diferentes quesos, es importante que empecemos siempre por el más suave y acabemos por el más fuerte, de los menos curados a los que más lo están. Un consejo para no confundir sabores entre queso y queso es comer un poco de manzana, pues nos ayudará a limpiar la boca.
  3. Maridaje: En el momento de maridarlo con vino, también tenemos que tener en cuenta la curación de los quesos. No siempre se acompaña con tintos, los blancos también funcionan a la perfección. La máxima de esta combinación es potenciar los matices de estos dos productos y apreciar así mucho más los sabores de ambos.

Maridajes para todos los gustos

Capellanes y Mahón

Un queso de Mahón, Menorca, elaborado artesanalmente con leche cruda de vaca. Su sabor combina el gusto a mantequilla con el de frutos secos tostados.

Para acompañar, una copa de Pago de los Capellanes Joven Roble 2013 es un Vino Tinto elaborado con uva Tempranillo 100%, en la DO Ribera del Duero.

Marieta y Romero

Para aquellos que les gusta probar nuevas combinaciones, sin duda tienen que degustar este queso elaborado con leche cruda de oveja, macerado en manteca y al romero, con aroma a heno y a hierbas naturales. Tiene un sabor suave con un agradable regusto picante.

En este caso, combina a la perfección con un vino blanco albariño de las Rías Baixas. Marieta es de color amarillo con reflejos de limón. Su sabor de intensidad alta con notas de melocotón, manzana madura y melón. Ligera punta de burbuja, paso goloso e intenso.

Mendoza y Añejo

Si prefieres un sabor más contundente, este queso añejo elaborado totalmente de forma artesanal, a partir de leche cruda de oveja será la elección acertada. En el paladar se puede apreciar que es un queso de pasta mantecosa con un ligero toque a frutos secos. Su corteza ha sido bañada en aceite de oliva durante su maduración.

Ideal para maridar con una copa de tempranillo Abel Mendoza, su aroma recuerda a fruta madura, hierbas de tocador, elegante, especiado y roble cremoso. En boca es graso, afrutado, especiado y equilibrado.

Transistor y Ajo

Una apuesta por los productos ecológicos. Este queso manchego está elaborado con leche de oveja y curado con ajo ecológico. Se caracteriza por su fuerte sabor con un matiz picante.

Para acompañarlo te proponemos un vino blanco de Rueda compuesto en su totalidad por uva verdejo. El Transistor es un vino de gran complejidad, de aromas potentes a especias dulces y hierbas de tocador. En boca es graso, con notas ahumadas, muy sabroso y fresco.

Viñas del Vero y Pastora

Por último, una torta de La Pastora, un queso de leche cruda de oveja natural. Su sabor es intenso, delicado y de gran untuosidad. Al tener una corteza tan ligera que con el calor tiende a deformarse, su correcta conservación es protegerlo con una banda de tela de algodón.

Todo un capricho que armoniza con una copa de vino blanco Somontano de uva Chardonnay. Viñas del Vero es un vino complejo, elegante y rico en sensaciones.

Dormir entre taninos: los mejores hoteles con bodega en España

La escapada perfecta para los amantes del vino es alojarse en hoteles con bodega propia. Esta selección recorre las distintas Denominaciones de Origen, con ofertas en alojamientos que ofrecen una experiencia completa de enoturismo: desde catas y comidas maridadas hasta tratamientos en spa.

Alicia Hernández07/10/2014

Es tiempo de vendimia, de practicar enoturismo y organizar algunas escapadas al campo ahora que se encuentra en uno de sus momentos más hermosos y románticos: el otoño. Si te gusta el vino y te apetece conocer desde dentro las bodegas, aquí tienes algunas recomendaciones seleccionadas por el portal de viajes Trivago con los mejores hoteles con bodega repartidos por toda España. Toma nota.

RIBERA DEL DUERO

Vinos

Hotel Boutique AF PesqueraHotel Boutique AF Pesquera

Las tierras que recorre el río Duero son unas de las más productivas y con tradición vitivinícola de España. La capital de Ribera del Duero es Peñafiel. En su castillo se encuentra la sede del Museo del Vino, visita obligada para los amantes de la viticultura. Junto a Aranda de Duero, San Esteban de Gormaz, Peñaranda y Roa forma uno de los ejes principales de la Ruta del Vino Ribera del Duero, en la que además de visitas a bodegas hay un sinfín de actividades relacionadas con el enoturismo.

Hotel

Al pie del Castillo de Peñafiel (Valladolid) se encuentra el Hotel Boutique AF Pesquera, que ocupa un antiguo edificio industrial de comienzos del siglo XX. Dispone de habitaciones, suites y hasta lofts con un diseño exclusivo y ecléctico. Diseño que contrasta con el de su spa Agua Sana, sobrio y construido con materiales naturales, en el que se puede acceder al gimnasio y a la piscina de tratamientos.

Gastro

Las propuestas gastronómicas del hotel incluyen el restaurante Luna Llena, de cocina tradicional con toques más actuales, y la taberna La Perla, un gastrobar de tapas de autor.

Catas

En el sótano del edificio original hay una cava especialmente acondicionada, donde están custodiadas las maravillas que Alejandro Fernández, creador de las Bodegas Tinto Pesquera, fue reuniendo a lo largo de cuarenta años. Caldos que se pueden adquirir en botellas únicas de colección y muestras de las mejores vendimias de los últimos años.

TORO

Vinos

Bodega ValbusendaBodega Valbusenda

La DO Toro comprende las provincias de Zamora y Valladolid y posee una variedad de uva autóctona, la tinta de Toro, utilizada para la elaboración de tintos y rosados. El interés por la cultura del vino encuentra el maridaje perfecto con el turismo cultural ya que Zamora posee el mayor conjunto de edificios románicos de toda España y la ciudad de Toro, se ha convertido en un importante centro bodeguero. Precisamente los días 17 y 18 de octubre tendrá lugar su popular Fiesta de la Vendimia.

Hotel

Valbusenda Hotel Resort & Spa, a 25 km de Zamora, dispone de lujosas habitaciones y suites con un toque minimalista, equipadas con la última tecnología y espectaculares vistas a los viñedos que rodean el hotel. Cuenta con un spa donde disfrutar de toda la esencia y beneficios de las viñas, único en la zona y que ofrece tratamientos basados en las últimas técnicas de vinificación.

Gastro

Innovación, elegancia y tradición se dan la mano en el restaurante La nube, donde los productos de la región cobran un especial protagonismo en cada plato.

Cata

Desde el restaurante, los amplios ventanales permiten observar la bodega, la rica vega del río Duero y el jardín ampelográfico. Este jardín tiene más de 250 variedades de uva de todo el mundo y está dedicado al estudio de la vid.

ISLAS BALEARES

Vinos

Villa RotanaVilla Rotana

La Denominación de Origen Binissalem-Mallorca es una de las más conocidas y produce en su mayoría tintos. La otra denominación más popular es Pla i Llevant, cuyo punto fuerte son los vinos blancos. Además de estas denominaciones de origen en el archipiélago hay otros vinos de la tierra, como Serra de Tramuntana – Costa Nord (Mallorca), de la Isla de Menorca, Ibiza y FormenteraEn los últimos años los vinos de Mallorca, la isla con más producción, han experimentado un resurgir y actualmente existen más de 70 bodegas y 500 marcas de vino, teniendo en su haber innumerables reconocimientos internacionales.

Hotel

Situada en un valle de la costa este de Mallorca, la Reserva Rotana constituye una de las propiedades más grandes de la isla, con 200 hectáreas de jardines, un campo de golf y viñedos. Su edificio es una casa señorial del siglo XVII reformada en un hotel de lujo. Conserva el estilo arquitectónico original y cada habitación está amueblada con antigüedades y obras de arte, sin renunciar a todos los elementos del confort moderno. Además de las habitaciones y suites, dispone de villas y una finca rústica del siglo XVIII llamada Es Mayolet, rodeada de los viñedos con los que se elaboran los vinos de Rotana.

Gastro

Su restaurante, recomendado por la Guía Michelin 2014, sirve una refinada cocina mediterránea elaborada con los productos de la propia huerta de la finca e ingredientes de temporada.

Cata

De las seis hectáreas que la reserva ha destinado al viñedo ecológico salen cinco variedades, que pueden catarse durante la estancia.

PENEDÉS (CATALUÑA)

Vinos

Viñedos en MastinellViñedos en Mastinell

En el Penedès se elaboran unos vinos tanto tintos como blancos, reconocidos en todo el mundo, pero también es la región por excelencia del cava, siendo Sant Sadurní d’Anoia la capital de este producto y la reina de esta Denominación de Origen la variedad xarel·lo.

Entre viñas y bodegas aguardan masías, pueblos medievales, conjuntos de arte románico y modernista y espacios naturales que sin duda valen la pena conocer a través de las Rutas del Vino y el Cava: senderos entre viñedos que se pueden recorrer a pie, a caballo o en bicicleta, además de elementos patrimoniales como el monasterio de Sant Sebastià del Gorgs, emblema del románico del Penedès, o los edificios modernistas en Sant Sadurní d’Anoia, Vilafranca del Penedès y Gelida.

Hotel

El hotel Cava & Hotel Mastinell está situado a las afueras de la localidad de Vilafranca del Penedès. Llama la atención su arquitectura, que recuerda a las botellas apiladas de una bodega e incluye detalles que homenajean al modernismo de Gaudí, siendo al mismo tiemo un edificio sostenible. Ofrece 12 habitaciones, diez de ellas dobles superiores, una individual y una suite. Todas son amplias y exteriores, con vistas a las viñas. El hotel ofrece tratamientos y masajes de vinoterapia y cavaterapia que se pueden disfrutar en la comodidad de la propia habitación.

Gastro

Su restaurante, En Rima, ofrece una cocina catalana y mediterránea centrada en la riqueza de las variedades locales y productos de temporada. Sus platos se pueden degustar con cualquiera de sus caldos Mastinell y de D.O. Penedès, y observar cómo se preparan en el área de showcooking.

Cata

Para completar la experiencia enológica, el hotel organiza visitas guiadas a sus bodegas, visitas a los viñedos a pie, a caballo o en bicicleta, cata de vinos y cavas, talleres de maridaje y hasta visitas guiadas por el patrimonio cultural y arquitectónico del Penedès.

RÍAS BAIXAS

Vinos

Viñedo en A CapitanaViñedo en A Capitana

Salnés, O Rosal, Ulla, Soutomaior y Condado son las zonas con Denominación de Origen de Rías Baixas. Se trata de un territorio compuesto por pequeños pueblos marineros, pazos y monasterios con encanto. Un buen ejemplo de estos pueblos marineros es Cambados, uno de las mayores productores de vino Albariño de la región, donde se puede visitar el Museo Etnográfico y del Vino.

Hotel

El Hotel A Capitana está ubicada en una construcción solariega rodeada de viñedos que data de principios del siglo XV. Dispone de 11 habitaciones con una decoración tradicional, un acogedor salón social, café-bar y aparcamiento propio. Cuenta con una extensa finca, con un entorno natural envidiable formado por jardines con bojs, donde se puede disfrutar de los merenderos, árboles frutales y viñedos.

Cata

El huésped puede conocer con más detalle cómo es el proceso desde que las uvas son cosechadas hasta que se convierten en los albariños y espadeiros de A Capitana. Además de los cuatro centenarios lagares de piedra, de los que sigue funcionando uno que se destina al prensado de los tintos autóctonos, se pueden visitar otras construcciones antiguas como el lavadero de ropa o los canales de granito

EL MARCO DE JEREZ

Vinos

Habitación en el Hotel Villa JerezHabitación en el Hotel Villa Jerez

Este año es imprescindible visitar la Ciudad Europea del Vino, Jerez, a la que se le ha otorgado este distintivo por su larga trayectoria histórica, difusión comercial en el extranjero y arraigo en la cultura andaluza. La Ruta del Vino y el Brandy recorre los ocho municipios salpicados por bodegas y viñedos del Marco de Jerez.

Hotel

El Hotel Villa Jerez es una antigua casa señorial jerezana reformada como hotel boutique. Se encuentra a tan solo unos pasos de la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre y de las bodegas de vino de la Denominación de Origen de Jerez. El hotel cuenta con habitaciones y suites, todas ellas exteriores, con vistas al jardín o a la piscina. Cada una de las habitaciones tiene una decoración diferente que crea un ambiente cálido y acogedor. Sumergirse en la piscina exterior de agua salada, dar un paseo por el jardín o relajarse en la terma y ducha escocesa son actividades que el huésped puede disfrutar en el hotel.

Gastro

Placeres que llegan hasta el paladar desde su restaurante Las Yucas, que ofrece especialidades gastronómicas regionales y nacionales, y el bar, en el jardín y donde saborear sin prisas un cóctel.

Cata

Visitas a las empresas vinícolas más célebres como Osborne o González Byass (cuya marca más conocida es Tío Pepe), con catas que se pueden compaginar con actividades culturales como los espectáculos de flamenco y ecuestres, o actividades en la naturaleza y gastronómicas.

RIOJA ALAVESA

Vinos

Vista exterior del Hotel Marqués de RiscalVista exterior del Hotel Marqués de Riscal

En esta zona se produce parte de los famosos vinos de Rioja. El vino más característico es el tinto y la mayor parte de la producción se elabora a partir de la variedad de uva Tempranillo. Existe una ruta que recorre villas de Samaniego, Laguardia, Elciego o Labastida, que tradicionalmente han estado vinculadas a la cultura del vino.

Hotel

El Hotel Marqués de Riscal es uno de los alojamientos más vanguardistas de España. Su espectacular diseño e interiorismo llevan el sello de Frank Gehry, lo que se puede apreciar en todas las estancias del hotel. Dispone de un espacio para disfrutar de las propiedades nutritivas de la uva aplicadas a la salud, el Spa Vinothérapie Caudalie. En él, los huéspedes se pueden sumergir en un baño hollejo de uva en una barrica o dejarse mimar en una envoltura corporal de miel, vino y uvas, además de acceder al circuito termal.

Gastro

El restaurante Marqués de Riscal, reconocido con una estrella Michelin y con el chef Francis Paniego al frente, fusiona la cocina tradicional con la más vanguardista.

Cata

El hotel está situado en la Ciudad del Vino, un área que se puede recorrer en bicicleta y atraviesa campos de viñedos, capillas centenarias y miradores con unas vistas panorámicas únicas. Durante la estancia se pueden visitar los viñedos, las bodegas centenarias y el centro de proceso y elaboración.

LA RIOJA

Vinos

Finca de los ArandinosFinca de los Arandinos

Es la tierra con nombre de vino. Y eso dice mucho de la tradición vitivinícola de esta región, volcada con el vino y pionera del enoturismo. En La Rioja las bodegas centenarias se unen aquí con los diseños más vanguardistas, las fiestas tradicionales con los cursos y catas más avanzados. Durante todo el año ofrece motivos para una escapada, desde las fiestas de la vendimia a jornadas gastronómicas y visitas a los museos en los que el vino siempre está presente.

Hotel

A tan solo 10 minutos de Logroño, y con unas vistas espectaculares, el Hotel Finca de los Arandinos está asentado sobre una atalaya a los pies del Moncalvillo y abrazado por las viñas, los olivos y los campos de frutales de la zona. Un espacio enoturístico inspirador y vanguardista rodeado de vino y de viñedos, donde el diseñador de moda David Delfín ha recreado su original mundo. Cuenta además con un spa donde se ofrecen masajes y tratamientos de vinoterapia, una confortable terraza a pie de viña, un mirador con espectaculares vistas y una sala de catas. Dispone de 14 habitaciones con terraza, de las cuales 10 han sido decoradas por David Delfín y el resto están situadas sobre la nave de barricas de la bodega, integrada en el propio hotel y donde se elaboran vinos de Rioja.

Gastro

En el restaurante Tierra la inspiración y el saber hacer del chef Diego RodrÍguez, junto con el asesor gastronómico Mikel Zeberio, hacen que la cocina sea una apuesta segura, utilizando productos de temporada, controlando la calidad desde el origen, y poniendo nombre y apellidos a todas la materia prima y sus orígenes.

Cata

La bodega está integrada en el mismo edificio, de líneas sencillas, se caracteriza por una cuidada y moderna arquitectura. Tras la visita, se organizan catas de sus vinos: Los tintos El Conjuro, Finca de los Arandinos, Malacapa, y el blanco, Viero. También hay paseos a caballo entre las viñas y paquetes de Experiencias Enológicas, con comidas y cenas maridadas.

José González Godoy, en el centro junto a algunos de sus compañeros en Ametsa

José González Godoy: «Los ingleses empiezan a tener otra percepción de los vinos españoles»

José González Godoy, director de Ametsa en Londres, nos ofrece su particular visión del mundo del vino desde la capital inglesa, recordándonos que estamos perdiendo la batalla del consumo joven.

jgodoy30/09/2014

José González Godoy, en el centro junto a algunos de sus compañeros en AmetsaJosé González Godoy, en el centro junto a algunos de sus compañeros en Ametsa

Londres es una gran metrópoli donde confluyen diversas gastronomías internacionales, con un gran consumo de vino.

El elevado poder adquisitivo de los londinenses, así como el número cada vez mayor de visitantes, convierten a esta ciudad en un buen termómetro de consumo de vinos.

En relación con este tema nos hacemos cinco preguntas que responde nuestro asesor:

¿Se consume vino en Londres? ¿Qué influencia tiene el vino español?

Es un pueblo que históricamente ha comprado mucho vino, ya que nunca fueron productores. Por lo tanto, en general, tienen una visión bastante amplia del mercado. Aquí se pueden ver vinos de cualquier parte del mundo sin dificultad, hasta de Tasmania. Del vino español han tenido, sin embargo, una idea barata, como de nuestra gastronomía en general, pero es una vision que va cambiando y evidentemente apuestas como Ametsa ayudan. La primera vez que vine a trabajar a Inglaterra en 2007, era difícil vender un vino español por encima de 30 ó 40 libras. Hoy, en Ametsa no es raro que se vean botellas de 80 libras en cada servicio. Es nuestra responsabilidad cambiar esa visión, de todos: de los bodegueros, de los proveedores, de los importadores y de los sumilleres. Mostrar que el vino español lucha en una guerra de calidad, y no de precio.

En la ciudad, ¿son importantes los maridajes tradicionales? Blancos con pescado, carnes con tinto, postres con dulces…etc.

En general sí. Nosotros, a lo mejor, podemos romper las líneas más alegremente, pero a ellos se les abren los ojos sobremanera cuando hacemos algun maridaje más atrevido, y no todos lo entienden. Tienes que tener cuidado con quién juegas así. Ha de ser un cliente muy abierto a probar cosas, de lo contrario puedes no crearle la experiencia que desea. Tambien estamos abriendo la puerta a los que para mí son los verdaderos vinos de Jerez: amontillado, oloroso y palo cortado, ya que aquí, históricamente, había más mercado de «creams» y «semi-dulces» que de vinos secos. Alguna vez jugamos extendiendo el maridaje del menú degustación con los vinos generosos de Andalucía Occidental. El maridaje en Ametsa son 5 vinos, y siempre hacemos al menos un generoso, pero alguna vez hacemos dos o tres.

¿Qué vinos españoles gustan más en un restaurante de lujo como Ametsa y por qué?

José González GodoyJosé González Godoy

Normalmente gustan más los vinos que tienen algo distinto que ofrecer. El cliente, en general, ha subido su presupuesto en cuanto al vino español, y lo que busca es que el vino le devuelva, en forma de sensaciones, lo invertido. Por norma, el cliente de menos de 50 años quiere probar algo que no sea Rioja, y el mayor de 50 años, o te pide Rioja directamente, o te dice que le gusta Rioja y que si tienes algo que recomendarle de ese estilo. Depende del cliente, entras a explicarle que dentro de Rioja podemos encontrar estilos muy diferentes, pero esa ya es otra conversación. Lo que también pasa con este perfil de cliente es que si un día les muestras esa otra puerta diferente, el próximo día ya será fiel a ese nuevo vino. Rioja sigue siendo la referencia, y que lo siga siendo por mucho tiempo, no en vano es lo que más exportamos, pero también hay ya hueco para otras muchas denominaciones y lo interesante es que vayamos cogiendo ese mercado de calidad que ofrece la ciudad.

¿Se dejan aconsejar los clientes de alto poder adquisitivo a la hora de comprar vino?

La mayoria sí busca consejo. Ametsa empieza a ser un restaurante en cuyo personal confían, por lo tanto, la mayoría te dicen abiertamente que no conocen nada de vino español y que si les podemos recomendar algo. El británico es un cliente al que le gusta descubrir, aunque ojo, le gusta ir sobre seguro; si no, no se aventurará demasiado, pero si te lo ganas y se siente confortable, se lanza. Además, quien tiene inquietud la tiene sincera y puede estar horas hablando de vinos y de zonas nuevas y de uvas autóctonas. Empieza a respirarse cierta avidez de saber más sobre los altos vinos y la alta gastronomía española.

En España el vino no busca a los jóvenes, huye de ellos, y está perdiendo la oportunidad de su vida para reinventarse durante la crisis.

En España el mundo del vino ha perdido una gran parte del consumo de jóvenes, algo que no pasa en Francia, por ejemplo. ¿Cómo es en Inglaterra, percibe usted que allí en un bar o pub, los jóvenes toman vino?

En España hemos perdido a esos consumidores porque no sabemos hablar con ellos. En las asociaciones de sumilleres seguimos vestidos de mayordomos y no hacemos reuniones, hacemos aquelarres. Alguno aún no se ha enterado que en hostelería trabajamos para crear experiencias y satisfacer las necesidades de los clientes, no nuestros egos. Después alguien siempre pregunta, «¿y los jóvenes?» y cuando los jóvenes hablamos, los «mayores» nos callan y siguen con su retahíla. Las altas esferas de las bodegas poderosas siguen teniendo el mismo discurso que en el siglo pasado. Las que de verdad tienen poder de comunicación, no quieren comunicarse. Algunas siguen pensando que te hacen un favor enseñándote la bodega. Estamos perdiendo a los jóvenes porque huimos de ellos.

En Inglaterra sí, los jóvenes sí beben vino, claro que beben vino. Porque el vino va a donde están los jóvenes. Los proveedores se preocupan de que sus vinos estén en sitios en los que en España sería impensable. Muchas bodegas se rasgarían las vestiduras. Aquí en cualquier discoteca o pub, lo tienes. En España el vino no busca a los jóvenes, huye de ellos. Y que nadie lo dude: siendo el vino mucho más barato que los espirituosos, el vino español está perdiendo la oportunidad de su vida para reinventarse durante la crisis. Me alegró mucho una iniciativa que me envió Juancho Asenjo para introducir el vino en discotecas. Pero no puede ser una, tienen que ser todas, y tiene que ser de verdad, no valen medias tintas. Tenemos que reinventarnos: el cliente no va a venir a nuestra casa, eso se acabó.

¿Te animas a vendimiar? Cinco planes de enoturismo en plena temporada

Las bodegas se preparan para uno de los momentos claves del vino: la vendimia. Y muchas invitan a los amantes de la enología a conocer de cerca este proceso. La Rioja, Somontano, Ribera del Duero, Rioja Alavesa y Rueda, cinco planes de enoturismo para disfrutar con amigos y en familia.

Alicia Hernández16/09/2014

Las bodegas se preparan para uno de los momentos claves del vino: la vendimia. Y muchas invitan a los amantes de la enología a conocer de cerca este proceso. Si quieres apuntarte a vendimiar, aquí tienes cinco planes en distintas regiones:

1.- La Rioja

Bodegas David MorenoBodegas David Moreno

La Rioja celebra sus fiestas de San Mateo, y el día 21 de septiembre será el más grande en Logroño. Al mediodía se realiza el tradicional pisado de la uva y ofrenda del primer mosto a la Virgen de Valvanera, en el Paseo del Espolón. Pero a lo largo de la semana hay jornadas gastronómicas, degustación de caldereta, choricillo, champiñones…, así como una feria de artesanía, catas, visitas narradas a espacios del vino, música y deporte.

Muchas bodegas riojanas abren sus puertas durante la vendimia, una de ellas es Bodegas Marqués de Arviza, en la Rioja Alta, levantada sobre calados de los siglos XVI y XVII. La visita a la bodega con una pequeña cata comentada y maridada de sus vinos crianza y reserva con productos de la zona: 10 euros. También menús en sus salones privados, entre 29 y 39 euros, con recetas típicas como los caparrones de Anguiano y el Bacalao a la riojana.

En la Bodega David Moreno los niños van a disfrutar de lo lindo pisando las uvas en un tonel de madera… y luego tomando el mosto. Durante los meses de septiembre y octubre hay visitas de vendimia en familia por la mañana (a las 10 h) o por la tarde (a las 17 h), incluyendo comida o cena.

2.- Ribera del Duero

Viñedos y Bodega Cepa 21Viñedos y Bodega Cepa 21

Bodegas Cepa 21 es una de las más modernas e innovadores, y con vinos de gran calidad. Del 15 de septiembre al 15 de octubre organizan su Taller de Vendimia, que incluye una visita guiada por las viñas en la que se aprende a reconocer cuándo la uva está madura y lista para ser recolectada, a vendimiar la cepa a mano, a prensar la uva y valorar el grado de azúcar que tiene el mosto. La vista termina con una cata comentada de sus vinos. El precio: 15 euros.

Las Bodegas Emilio Moro están ubicadas en Pesquera de Duero (Valladolid) y organizan distintas visitas, dependiendo de los vinos que se caten. Este mes acaba de adaptar una de ellas a personas con discapacidad visual. La visita básica a la bodega y cata de Finca Resalso y Emilio Moro. Precio: 10 euros / 15 euros incluyendo Malleolus. Tapas y vinos incluye la degustación con ibéricos y tortilla: 20 euros. Una cata original: visita a la bodega y degustación directamente desde barrica, por 15 euros. Y la visita combinada con un menú gastronómico: entre 50 y 60 euros.

3.- Rioja Alavesa

Visitas de Fábula en Rioja AlavesaVisitas de Fábula en Rioja Alavesa

Divertido, original… y con moraleja. Las visitas teatralizadas de la Bodega El Fabulista, en Laguardia, se inspiran en los cuentos eróticos y relatos de Félix María Samaniego -plagados de sentencias moralizantes y críticas veladas contra hábitos sociales, actitudes políticas o personajes de su época de dudosa integridad-, y muestran el proceso de elaboración de vino en la bodega, alternándolo con la historia, tradición y costumbres de la comarca de Rioja Alavesa. Precio: 11 euros.

Para completar la visita, el Hotel Wine Oil Spa Villa de Laguardia ofrece estancias y actividades en Rioja Alavesa, entre las que se encuentran los novedosos recorridos en buggies y bicicletas eléctricas por la comarca, experiencias en viñedo realizando las actividades de vendimia y visitas al Centro Temático del Vino Villa-Lucía y su Experiencia 4D ‘En tierra de sueños’. Todo ello sin olvidar las propuestas gastronómicas en sus dos restaurantes, El Medoc Alavés y el Bistró El Villa, auténticas odas a la cocina vascoriojana.

4.- Somontano (Huesca)

Visita en segway en Bodega Viñas del VeroVisita en segway en Bodega Viñas del Vero

Enodestino.com organiza una jornada completa para conocer los secretos de la vendimia y elaboración del primer mosto de forma tradicional los fines de semana de septiembre. Tras la recolección en el viñedo, os dirigiréis a la bodega para pisar la uva y degustar el primer mosto, acompañado por un almuerzo a la brasa para recobrar las fuerzas. Por la tarde, se visita una de las emblemáticas bodegas de DO Somontano (Enate, Viñas del Vero, Pirineos, etc) con degustación final de vinos. Es un viaje completo, con alojamiento de dos noches y desayuno, la actividad de vendimia y visita a la bodega, una cena degustación en Barbastro, en una antigua fábrica de chocolate, y toda la información sobre el destino. Precio: 208 euros.

5.- Rueda (Valladolid)

Uva verdejo, la 'reina' de RuedaUva verdejo, la ‘reina’ de Rueda

Rueda es la tierra de la uva blanca verdejo y en la Bodega PradoRey le rinden homenaje durante el mes de octubre con una visita muy especial descubriendo todos sus secretos y terminando con la cata de PradoRey Verdejo 2013 vendimia seleccionada y PR3 Barricas 2009, acompañada de un picoteo. Precio: 10 euros.

Otras propuestas originales son su Taller de coctel de vino (viernes y sábados en septiembre y octubre), por 12 euros, y la visita al viñedo centenario ‘El Balcón de la Lobera’, en La Seca, donde mostrarán los trabajos en el campo y se podrá disfrutar de un almuerzo en el propio viñedo. Después, visita a la bodega con cata y picoteo de ibéricos. Precio: 20 euros.

En sus bodegas de Ribera de Duero, PradoRey organiza la Jornada VIP de la Vendimia, un fin de semana para sentirte como un vendimiador y disfrutar del aire libre y del viñedo en su momento más especial. Del 3 al 5 de octubre, incluye dos noches de alojamiento, comidas, cenas y todas las actividades programadas por 195 euros.