Los estilos de cerveza: qué son y porque es necesario definirlos

Los estilos de cerveza: qué son y porque es necesario definirlos

Mucho más útil es hablar de las cervezas por su cuerpo, grado alcohólico, tostado de las maltas, equilibrio de sabor entre malta y lúpulo, etc. Es decir, lo que llamamos estilos de cerveza.

Manuel Lavado Campuzano07/09/2021

En muchos de nuestros artículos hemos hablado de estilos de cerveza. Es un concepto que utilizamos mucho quienes nos dedicamos a la cerveza, especialmente a la llamada artesanal. En nuestra experiencia vendiendo cerveza artesana, de vez en cuando todavía llega alguien diciendo: “quería una cerveza”, entonces hay que explicarle que existen muchos tipos de cerveza y preguntar ¿quieres algo fuerte o ligero?, ¿más amargo o más dulce?… Generalmente con hacer dos o tres preguntas es suficiente para acertar con la recomendación. Entonces, ¿por qué tenemos que hablar de cientos de estilos de cerveza?

En primer lugar, dudo de que alguien haya probado  los miles de cervezas diferentes que se elaboran en todo el mundo,y de que además recuerde las características de todas ellas. Clasificar las cervezas por marcas, y dentro de estas por variedades sería absolutamente imposible.

Otras bebidas fermentadas como el vino, tienen unas características propias de la región en que se cultivan las uvas, y que dependen de su clima, suelo, prácticas tradicionales, etc. Es por esto que existen las denominaciones de origen. En el mundo de la cerveza, la calidad depende más de las recetas y técnicas de elaboración llevadas a cabo por los maestros cerveceros, así como de la experiencia de estos. Por este motivo, salvo algunas indicaciones geográficas o de calidad en algunas cervezas alemanas o belgas, solemos hablar más de estilos que de origen geográfico, pudiendo producirse una Pilsner alemana en Australia por poner un ejemplo extremo.

La enorme variedad hace que clasificar las cervezas por marca sea imposible.La enorme variedad hace que clasificar las cervezas por marca sea imposible.

Definir las cervezas por su color no es suficiente

El gran público sigue pidiendo una cerveza, una cañita o tiende a identificarlas por colores: rubia, tostada o negra se suele decir en España. El color define tan solo algunas características del sabor de una cerveza, pero no todas ni mucho menos, si pedimos una “rubia” estamos pidiendo una cerveza elaborada con maltas no demasiado tostadas, y obviando su cuerpo, grado alcohólico, equilibrio entre malta y lúpulo…

Existen además falsas creencias muy generalizadas, como que una cerveza oscura es más fuerte que una “rubia”, por poner solo dos ejemplos: una Dark Lager checa con un color casi negro tiene normalmente menos de un 5 % de alcohol, mientras que en Bélgica nos podemos encontrar con trapenses triples de un bello color dorado con hasta un 9 % de alcohol.

Existen falsas creencias como que una cerveza oscura es más fuerte que una "rubia".Existen falsas creencias como que una cerveza oscura es más fuerte que una "rubia".

¿Qué son los estilos de cerveza?

Cuando la cerveza no era un producto tan globalizado ni estandarizado, lo habitual era que en cada región cervecera se consumieran los estilos locales, dentro de los cuales podía haber más o menos variedad. Podemos suponer que la gente pediría cosas como una pinta de la “especial” o de la “extra fuerte” o de la “suave”. De aquí surgiría lo que hoy llamamos estilos clásicos.

Con la craft beer revolution en los Estados Unidos a finales del siglo XX aparecen adaptaciones de estilos clásicos y también nuevos estilos. Pronto esta tendencia se expande por todo el mundo, y los miles de cerveceros artesanos no solo siguen lo que se hace en Estados Unidos, sino que además experimentan con ingredientes y técnicas de elaboración locales. A partir de aquí podríamos hablar por lo tanto, de estilos modernos. Hoy en día, en muchos establecimientos especializados en cerveza, podemos encontrar una gran oferta y variedad y se hace más necesario que nunca “poner orden en el caos”.

Uno de los primeros autores que hace un esfuerzo por clasificar las cervezas que se consumen en todo el mundo es Michael Jackson (no el que todos pensamos), que publicó su New World Guide to Beer en 1988. En esta obra trataba de clasificar las cervezas que había probado en sus numerosos viajes, y todavía hoy la consideramos muchos como la guía más completa que se había escrito hasta entonces.

 Aunque no existe una lista oficial de estilos de cerveza, es bastante útil seguir las directrices del BJCP (Beer Judge Certification Program) o de la Brewers Association; ambos publican periódicamente sus guías de estilos actualizadas y están muy al tanto de lo que se mueve en el mundo cervecero.

Si estas guías te parecen demasiado áridas o profesionales, tal vez te sea de utilidad la breve introducción a los estilos que publicamos hace ya algún tiempo aquí en Con Mucha Gula.

Hoy en día, en muchos establecimientos especializados en cerveza, podemos encontrar una gran oferta y variedad de cerveza artesana.Hoy en día, en muchos establecimientos especializados en cerveza, podemos encontrar una gran oferta y variedad de cerveza artesana.

¿Por qué los cerveceros españoles ponen etiquetas en inglés?

Esta pregunta nos la ha hecho mucha gente que se acerca por primera vez a la cerveza artesanal. En realidad los elementos obligatorios que deben figurar en el etiquetado están en español. Lo que ves en inglés, francés o alemán es el estilo de cerveza, que no es un elemento obligatorio, sino una información extra que puede encontrar el comprador.

Para bien o para mal, en España no existe una larga tradición cervecera, y nuestro idioma no tiene palabras suficientes para definir de una manera clara el estilo de una cerveza. ¿Os imagináis si en lugar de pedir una IPA, tuviéramos que decir: “una cerveza fermentada a temperatura ambiente, de un color entre dorado y ámbar, con un sabor final seco y amargo”? Pues eso, que hablar de estilos de cerveza nos ayuda a entendernos, y esto también ocurre en otros campos de nuestra cultura procedentes del mundo anglosajón, como en el fútbol.

Pero no te preocupes, todas estas listas solo las tenemos que utilizar los profesionales o los muy “frikis”. Como amante de la buena cerveza, quédate con qué estilos son tus favoritos y cuando quieras conocer algo nuevo, en tu local especializado de confianza te sabrán asesorar. Y si nos pillas con no demasiado trabajo, tíranos de la lengua, que algunos podemos estar varias horas hablando de cerveza.

Manuel Lavado Campuzano, fundador de Cerevisia y secretario de AMTEC

El auge de las bebidas fermentadas

El auge de las bebidas fermentadas

El crecimiento de las bebidas fermentadas aumenta cada día. Vino, Cerveza, sidra,  Kombucha… ¿cuál es tu favorita?

Redacción31/08/2021

Comencemos por el principio, que es explicar brevemente qué es una bebida fermentada. Para simplificar, podemos decir que son aquellas obtenidas de un proceso de transformación por la acción de los fermentos (levaduras y bacterias). Es decir, una bebida que se transforma en otra por la acción directa de estos organismos.

Quizás esto suene extravagante, pero el ser humano lleva siglos utilizando esta técnica y las bebidas fermentadas son parte del día a día de la población de cualquier lugar del mundo. Quizás el término “kombucha” o “hidromiel” no sean un clásico de tu vocabulario gastro pero…¿te suena “cerveza” o “vino”?

Pese a que España es un país con una larga tradición vinícola, es la cerveza la reina de los fermentados de nuestro país. De media, en España se consumen 50 litros de cerveza por persona al año, en cambio de vino la cifra baja casi a la mitad, 27 litros de vino.

Si queremos hacer un repaso rápido de las bebidas fermentadas más populares, nos quedamos con las siguientes:

  1. La cerveza: como ya hemos dicho, la fermentada más consumida con diferencia. Para ser más específico, nos centramos en la cerveza artesana, cuyo crecimiento es espectacular, multiplicándose por 20 en una década (en 2010 había unas 70 cervecerías artesanas en España, en 2019 más de 500)
  2. El vino: que vamos a decir de nuestro querido vino, que tantas alegrías nos da. Esta bebida quizás no es la más consumida, pero tiene el honor de ser sin duda la que tiene una mejor reputación.
  3. La sidra: la sidra artesanal es otra de las bebidas fermentadas que están experimentando un gran crecimiento. De hecho, muchas grandes cerveceras se han lanzado a producir sidras (o algo parecido).
  4. La Kombucha: elaborada a base de té fermentado y con baja graduación, la kombucha es ya una realidad entre las bebidas fermentadas más destacadas.

Tal y como nos explica Haritz Rodríguez, el responsable de la tienda online Zukueen el mercado de las bebidas fermentadas cada vez tiene más fuerza la singularidad del producto. Lo genuino, lo artesano y lo natural  está cobrando mucho peso frente a lo industrial y lo artificial. Las bebidas fermentadas aún tienen mucho que decir en este aspecto, con tendencias muy importantes como las bebidas de baja graduación o sin alcohol“.

Ahora te toca a ti decidir: ¿cuál es tu bebida fermentada favorita? 

La cerveza artesana se cuela en la alta cocina vasca

La cerveza artesana se cuela en la alta cocina vasca

Berasategui, Mugaritz o Arzak ya incorporan en sus menús cervezas artesanas.

Redacción18/06/2021

En el prestigioso Barcelona Beer Challenge 2021, que ya celebra su sexta edición, una cerveza rompió todos los récords y alcanzó una cifra jamás obtenida hasta la fecha, con 32 puntos, Nunca en la historia del certamen se había conseguido tal puntuación. Hablamos de Basqueland Brewing. La cervecera vasca, que elabora cervezas  lupuladas de estilo californiano ha conquistado el certamen con sus 5 referencias, pero su IPA ha sido la más aclamada.  Los datos de Basqueland nos hablan de la enorme proyección de la cervecera (en 2023 esperan doblar su producción hasta alcanzar los 1.2 millones de litros. A su vez, el mundo de la cerveza vive un auge que se está colando en las mejores cocinas, y restaurantes con prestigiosos reconocimientos. El maridaje con cerveza es ya un hecho.

Kevin Patricio, CEO de Basqueland ha trabajado en grandes cocinas, como la de Arzak. Fue su experiencia en estos restaurantes lo que le hizo lanzarse, junto a su socio Ben, a la aventura de crear su propia cerveza. El riesgo de entonces ahora tiene su recompensa. Como ellos, otras cervezas artesanas han visto cómo los grandes restaurantes vascos con estrellas Michelin o soles Repsol llamaban a sus puertas para incorporar sus elaboraciones en los maridajes de sus menús. Restaurantes como Elkano, Arzak, Akelarre, Martin Berasategui, Mugaritz o Amelia ya incorporan estas cervezas en sus propuestas gastronómicas.

Hemos pasado de elaborar diez variedades el primer año a alcanzar una horquilla de 60 u 80 tipos de cervezas diferentes cada año. Aunque las cervezas lupuladas en todas sus variantes tienen mucha aceptación entre nuestros fans, nos atrevemos con todo.  En el caso de las cervezas más extremas buscamos, incluso, inspiración en los postres, donde identificamos ingredientes que pueden funcionar bien en una cerveza, desde frutas a cacao”, explica Oscar Sáez, maestro cervecero de la Basqueland.

Cold Ipa: ¿El último invento de los cerveceros de EEUU?

Cold Ipa: ¿El último invento de los cerveceros de EEUU?

En febrero de este año 2021 oímos hablar de un nuevo estilo de cerveza nacido en Portland (Oregon). En concreto se trataba de una colaboración entre Wayfinder Beer y Ecliptic Brewing etiquetada como Cold IPA.

Manuel Lavado Campuzano27/05/2021

¿Qué es esto de Cold IPA? En palabras de Kevin Davey, maestro cervecero de Wayfinder, sería una IPA con adjuntos (maíz o arroz), que permiten que la cerveza tenga cierto cuerpo y sea seca sin demasiado amargor. Además fue fermentada con levadura lager pero a temperatura ambiente como una Ale (18º C).

Para quienes no domináis los detalles técnicos de la elaboración de cerveza, podríamos traducir esto diciendo que sería un híbrido entre una IPA y una lager, una cerveza fuerte en grado alcohólico y en amargor, pero ligera en boca y de trago largo.

Solo era cuestión de tiempo que los cerveceros de nuestro país se lanzarán a elaborar alguna referencia de este nuevo estilo. Como no nos gusta hablar de oídas, hemos catado para vosotros las dos primeras que nos han llegado: Burning Ice de La Pirata, y Frost Demon de La Quince. Os dejamos nuestras notas de cata:

Burning Ice de La Pirata

Burning Ice de La PirataBurning Ice de La Pirata
  • Formato: lata de 44 cl.
  • Ingredientes: agua, malta de cebada, copos de arroz, lúpulo (20 g/l de Citra, Motueka y Nelson Sauvin) y levadura lager.
  • Alcohol: 7,5 % vol.
  • Aspecto: color dorado, ligeramente turbia, espuma blanca, fina y persistente, muy efervescente.
  • Aroma: suave olor a cítricos, melocotón y fruta tropical.
  • Sensación en boca: cuerpo medio y muy carbonatada, final seco y amargo.
  • Sabor: afrutado, similar al aroma.
  • Impresión general: similar a una IPA americana, pero más carbonatada y con final más seco.

Frost Demon de La Quince

Frost Demon de La QuinceFrost Demon de La Quince
  • Formato: lata de 44 cl.
  • Ingredientes: agua, malta de cebada, lúpulo (Citra BBC, Loral, Ahtanum y Kazbec) y levadura.
  • Alcohol: 6,66% vol.
  • Aspecto: color dorado, transparente, espuma blanca, fina y de persistencia media, muy efervescente.
  • Aroma: suave, cítrico y terroso.
  • Sensación en boca: cuerpo ligero, muy carbonatada, final ligeramente amargo.
  • Sabor: bien equilibrada, sabor a lúpulo en toda la boca y ligero sabor dulce a cereal en el paladar.
  • Impresión general: sí nos sugiere un estilo diferente al de una clásica IPA, tiene el carácter de una lager ligera pero con más protagonismo del lúpulo.

Nuestra opinión

A pesar de que Frost Demon no utiliza adjuntos (algo que el que suscribe defiende como seña de identidad de la cerveza artesana), después de catarla nos ha recordado más a lo que imaginábamos al leer la descripción del estilo por su inventor. En el caso de Burning Ice, la adición de arroz le da más sequedad en el trago final, pero tenemos dudas sobre si el público no experto la distinguiría a ciegas de una American IPA.

Teniendo en cuenta que estamos ante un nuevo estilo craft y habiendo catado solo dos referencias que hemos encontrado bastante diferentes, no vamos a resolver dudas sino a plantear interrogantes.

¿Las Cold IPA pretenden acercar las IPA al público de lagers?

Si es así nos parece que su grado de alcohol es demasiado elevado para quien considera la cerveza una sencilla bebida refrescante.

¿Es simplemente un subestilo diferente para el consumidor de cerveza artesana? Y si fuera así, ¿han llegado para quedarse o serán tendencia de una temporada?

Nuestros seguidores y seguidoras más cerveceros, seguramente recuerden las Brut IPA de hace un par de años, una variedad que llegó haciendo mucho ruido y se fue en silencio por la puerta de detrás.

La respuesta a estas preguntas nos la dará el tiempo. Mientras tanto seguiremos atentos a todo lo que pase en el mundo de la cerveza y os lo estaremos contando.

Manuel Lavado Campuzano, fundador de Cerevisia y secretario de AMTEC

Estilos británicos de cerveza: God save the Beer

Como característica común de las cervezas británicas está la escasa carbonatación, son en líneas generales cervezas sin apenas burbujas, en las que no encontraremos las espumas cremosas y persistentes típicas de los estilos centroeuropeos.

Manuel Lavado Campuzano10/04/2021

Fuera de las cervezas industriales ampliamente distribuidas, cuando el gran público piensa en cervezas de importación, se suelen nombrar las belgas de abadía, las lagers o de trigo alemanas o las pilsen checas. Sin embargo en las islas británicas se elabora una gran variedad de estilos de cerveza, muchos de ellos bastante desconocidos todavía, con la excepción tal vez de las stout, por la gran expansión en todo el mundo de una conocida marca irlandesa, que creo que no es necesario mencionar.

Puesto que existen estilos británicos para todos los gustos, no vamos a hacer una clasificación demasiado técnica o histórica, sino que vamos a intentar responder a la pregunta ¿Qué me apetece probar hoy?

ALGO LIGERO Y NO MUY AMARGO

  • Scottish Ale: Cervezas originarias de Escocia, con un porcentaje de alcohol de entre un 3 y un 5 %. Generalmente oscuras con tonos cobre o castaños. Destaca el sabor dulce a caramelo de sus maltas tostadas. Amargor prácticamente nulo. Se elaboran en tres variedades: Light, Heavy y Export, según su porcentaje de alcohol.
  • Dark Mild: Una cerveza inglesa con un color entre castaño y negro. Alcohol inferior al 5 %. A pesar de su cuerpo ligero presenta intensos sabores a caramelo y chocolate por sus maltas fuertemente tostadas.
  • Brown Ale: Un poquito más fuerte, pudiendo llegar hasta un 6 % de alcohol. De color castaño como su nombre indica, con sabores de pan tostado o bizcocho.
  • Porter: Grado alcohólico entre 4 y 6 %. Color de castaño a negro. Cuerpo medio e intenso sabor a chocolate. Podrían considerarse una versión más fuerte de las dark mild.
En las islas británicas se elabora una gran variedad de estilos de cerveza.En las islas británicas se elabora una gran variedad de estilos de cerveza.

ALGO LIGERO Y AMARGO

Bitter: Aunque bitter quiera decir amargo en inglés, el nombre puede ser engañoso. Eran cervezas más amargas de lo habitual cuando empezaron a producirse, pero los gustos han cambiado y hoy en día es fácil encontrar estilos mucho más amargos. De color entre ámbar y cobre, presentan un rico sabor dulce a malta tostada con un final algo amargo y seco. Se suelen elaborar tres variedades: ordinary bitter, best bitter y extra special bitter; con porcentajes de alcohol entre el 3 y el 6 %. Es lo que se suele servir en los pubs de Inglaterra si pides simplemente una ale, o lo que los ingleses llaman una real ale (una ale auténtica).

Pale Ale: Originariamente fueron versiones en botella de las bitter que se solían servir de barril. Hoy se considera un estilo por derecho propio. De color entre dorado y ámbar, el sabor de la malta es suave y ligero, destacando más el amargor del lúpulo, con aromas herbales o florales. El porcentaje de alcohol no suele superar el 5,5 %.

IPA inglesa: El estilo original que inspiró a las IPA americanas, las cervezas artesanales modernas más populares. Las India Pale Ale son una versión más extrema, tanto en porcentaje de alcohol (hasta el 7 %) como en amargor, de las pale ale. Su nombre deriva del hecho de que por sus características, eran cervezas ideales para exportar a las colonias, ya que se conservaban mejor en los largos viajes en barco. Existe controversia sobre si se elaboraron a propósito para la exportación, o se aprovechó un estilo ya existente para este fin. De color entre dorado y ámbar, presentan un suave sabor a malta, destacando su final muy seco y amargo. Tienen algo más de equilibrio entre malta y lúpulo que sus primas americanas.

VENGA, PONME ALGO FUERTE

  • Strong Ale: Entre un 7 y un 12 % de alcohol. Color entre ámbar y castaño, sabor a caramelo y mucho cuerpo.
  • Old Ale: Color entre cobre y negro y fuerte graduación alcohólica. A menudo maduradas o envejecidas durante largo tiempo, lo que les puede dar un carácter oxidado similar al de un vino. Los aromas son afrutados por la fermentación, sin demasiado carácter tostado.
  • Stout: De color negro, con mucho cuerpo, y aromas y sabores que recuerdan a café y chocolate negro. La versión fuerte de las porter.
  • Imperial Stout: Versión fuerte de la Stout, con un porcentaje de alcohol de hasta el 12 % y un cuerpo mucho más denso. Ya hemos hablado de su historia y características en este otro artículo.
  • Barley wine: Literalmente vino de cebada. Graduación alcohólica de hasta un 12 %. Una versión más fuerte de una old ale, a menudo envejecidas en barricas de madera. Sabores que nos recuerdan a un vino dulce o a un licor. Para ser bebidas en pequeños sorbos.

Manuel Lavado Campuzano, fundador de Cerevisia y secretario de AMTEC

Imperial Stout: el poder del lado oscuro

Imperial Stout: el poder del lado oscuro

Cuando hablamos de cerveza artesana, el estilo más popular es sin duda el estilo IPA en todas sus variantes. Pero no todo en la vida es lúpulo y amargor, y si nos preguntarán por el segundo estilo más popular en este mundillo craft beer, nuestra respuesta sería sin duda la Imperial Stout.

Manuel Lavado Campuzano23/03/2021

¿Qué es una Imperial Stout? Vayamos por partes, y en primer lugar hablemos de qué es una Stout. La palabra inglesa Stout podríamos traducirla al castellano como robusta. En el siglo XVIII se popularizó en Inglaterra un tipo de cerveza conocida como Porter, elaborada con maltas fuertemente tostadas que le daban un sabor intenso a pan tostado, con notas de café o chocolate, así como un color castaño mucho más oscuro que el de otros estilos de cerveza.

Algunos pubs comenzaron a elaborar dos variedades de cerveza Porter; una ligera para consumir a diario, y otra algo más fuerte para ocasiones más especiales; a esta última se la empezó a conocer como Stout Porter (Porter robusta). Con el paso del tiempo se abrevió a Stout y hoy en día consideramos a las Porter y a las Stout como dos estilos diferentes.

La corte imperial rusa

Ya sabemos más o menos lo que es una Stout, ¿pero cómo ascendió hasta la categoría Imperial?

Las cervezas oscuras inglesas llegaron a conocerse en la corte imperial rusa debido a intercambios comerciales entre ambos países. Se cuenta que las Stout eran muy apreciadas por la emperatriz Catalina la Grande, y que las compraba directamente a cerveceros ingleses. En aquellos tiempos las comunicaciones eran mucho más complicadas que ahora, y las cervezas para exportación se elaboraban con mayor cuerpo e intensidad alcohólica para que se conservaran mejor en los largos viajes. Por todo ello, a esta versión más fuerte de las Stout se la conoce como Russian Imperial Stout (Stout Imperial Rusa), o simplemente Imperial Stout.

Hoy en día, en la era moderna de la cerveza artesana, el adjetivo Imperial ha pasado a significar “cerveza más fuerte de lo normal”, y así nos podemos encontrar en las etiquetas cosas como Imperial IPA, Imperial Pilsen, o Imperial “lo que sea”… la imaginación de los cerveceros y cerveceras modernas no conoce límites todavía.

Las cervezas oscuras inglesas llegaron a conocerse en la corte imperial rusa debido a intercambios comerciales entre ambos paísesLas cervezas oscuras inglesas llegaron a conocerse en la corte imperial rusa debido a intercambios comerciales entre ambos países

Las Imperial Stout modernas

Ya hemos contado en alguna ocasión, que muchos estilos clásicos estuvieron a punto de caer en el olvido con la industrialización y estandarización de la cerveza a finales del siglo XIX. Esto se solucionó con la llamada revolución craft beer ocurrida en los Estados Unidos en las últimas décadas del siglo XX. Las Imperial Stout se beneficiaron de este renacimiento de la cultura cervecera, añadiendo variedad al utilizarse lúpulos y levaduras típicamente americanas.

Características:

¿Qué esperamos encontrar al abrir una botella o pedir una pinta de Imperial Stout?

El color de una Imperial Stout  estará entre castaño muy oscuro y negro opaco. Para apreciar todos sus matices, debemos mirar a un punto de luz a través del vaso o copa. Cervezas que parecen negras sobre la mesa, pueden presentar un bonito color rubí al observarlas de esta manera.

En sus aromas destacará el café o el chocolate negro. Pero no debemos quedarnos en lo superficial, ya que suelen ser cervezas complejas donde también podemos encontrar vainilla, frutos secos o frutas negras. Incluso si han sido maduradas o envejecidas pueden presentar notas similares a las de un vino de Oporto.

En boca notaremos los sabores intensos del cereal tostado hasta casi quemarlo. El equilibrio admite muchas posibilidades según la creatividad del cervecero, y encontraremos algunas Imperial Stout muy dulces y otras muy amargas. El cuerpo de estas cervezas es muy denso, piden ser bebidas en pequeños sorbos (cervezas de trago corto).

El color de una Imperial Stout  estará entre castaño muy oscuro y negro opacoEl color de una Imperial Stout estará entre castaño muy oscuro y negro opaco

Por su cuerpo y grado alcohólico (superan el 7% de volumen de alcohol, pudiendo llegar a más del 12 %) son ideales para ser guardadas y envejecidas. Podemos encontrar en el mercado muchas de estas cervezas envejecidas en barricas de madera que han contenido vino, whisky u otros licores.

Maridan muy bien con quesos muy curados y añejados, o con carnes rojas asadas. Son una delicia acompañando postres a base de chocolate, o una simple tableta de un buen chocolate negro. Perfectas para beber solas, después de una comida o cena, disfrutando de una película, un partido de fútbol (o de tu deporte favorito), o una charla en buena compañía.

Recomendaciones

Como representante del clásico estilo inglés, no dejéis de probar la Imperial Stout de Samuel Smith’s.

Elaboradas en España nombraremos:

  • Black Block de La Pirata
  • Oro Negro de Sanfrutos
  • Aupa Tovarisch de Laugar
  • Brea de Redneck Brewery
  • Vanilla Black Velvet, colaboración entre La Quince y Guineu.

Por último, si oyes por ahí a un aficionado a la cerveza artesana hablar de un “petróleo” o un “petrolaco”, se está refiriendo a una Imperial Stout, y muchos cerveceros plasman esto en el nombre que les dan o en el diseño de las etiquetas.

Manuel Lavado Campuzano, fundador de Cerevisia y secretario de AMTEC