Cervezas que necesitas tener en tu lista de favoritos

Cervezas que necesitas tener en tu lista de favoritos

La cena de fin de año se acerca y nosotros queremos proponerte un maridaje diferente pero que será un acierto. Tu menú se recordará siempre...

RedacciónArtículo patrocinado28/12/2021

No pretendemos que coloquéis un litro de cualquier cerveza en medio de la mesa y que los comensales hagan uso de ella a discreción, nada que ver. Para que nuestra propuesta sea un éxito, la calidad de la cerveza debe ser máxima. Nosotros hemos elegido algunas de la gama que ofrece Cervezas San Miguel.

Nos hemos decidido por ellas por su calidad, su versatilidad y el juego gastro que nos proporcionan sus diferentes variedades (en 2021 han triunfado en diferentes certámenes internacionales, con más de 57 galardones).

Manila de San Miguel es una cerveza llena de exotismo que abre una ventana al estilo IPL (India Pale Lager) Su elaboración con maltas de mayor tueste aporta intensidad de color, notas tostadas y caramelizadas.

Innovadora y creativa, Yakima Valley de San Miguel nos descubre nuevos aromas y matices ampliando nuestro universo cervecero. Una IPA (India Pale Ale) elaborada a partir de lúpulos americanos del valle de Yakima (EEUU), que le aportan un aroma especiado, afrutado y floral, combinados con maltas que proporcionan cuerpo y color a la referencia.

Magna de San Miguel es una Golden Lager que sigue un cuidadoso proceso de lupulación en tres tiempos con variedades amargas y aromáticas, y que cuenta con las mejores maltas, responsables de su tonalidad dorada intensa.

Selecta de San Miguel es una cerveza tostada extra hecha para personas ávidas de criterio. La selección de las diferentes variedades de maltas y lúpulos, y el proceso de maduración en bodega, le confiere un excepcional aroma y un sabor intenso con toques florales.

Magna Tostada 0,0 de San Miguel conecta con los que buscan la intensidad de una tostada en una 0,0. Una creación cervecera que emplea diferentes tipos de malta para aportar más color, más sabor y un intenso carácter aromático a caramelo y cereales tostados.

San Miguel Especial es una Lager que combina las mejores maltas, responsables de su color dorado ligero y de las suaves notas a cereal y pan blanco, con lúpulos que aportan su fondo floral y su amargor moderado característico.

San Miguel 0,0 abandera un estilo de vida auténtico para los amantes de la cerveza que disfrutan sin renunciar a nada, conservando todo el sabor y 0,0% alcohol.

San Miguel Gluten Free es la variedad de elaborada con los mismos ingredientes naturales que San Miguel Especial pero sin gluten.

San Miguel Fresca es una cerveza Pale Lager elaborada con una cuidada selección de lúpulos. Es suave, refrescante y ligera. Las notas de tofe destacan sobre una sorprendente mezcla de sabores del lúpulo y el cereal con las frutas.

San Miguel Radler es el resultado de la mezcla de cerveza con zumo de limón. Sorprende por su sabor refrescante y único, con matices cítricos.

Completa este palmarés, San Miguel Eco, reconocida como la mejor cerveza ecológica de España. Lanzada en 2011, es la primera cerveza ecológica que se produjo en España.

Este año, la tendencia es cenar con cerveza

La cena de fin de año se acerca y nosotros queremos proponerte un maridaje diferente pero que será un acierto. Tu menú se recordará siempre…

Se acerca el momento de la verdad, esa fecha marcada en rojo en el calendario que llevamos esperando 365 días: la cena de Nochevieja. Por muchas razones, la cena de este día es la más especial del año y nuestro menú debe estar a la altura de tan ilustre ocasión. Tus dotes de chef deben salir a relucir para ofrecer a aquellos que se sienten en tu mesa un banquete digno de recordar.

Pero nosotros queremos proponerte un plus: que tu menú de esta cena no solo sea delicioso, sino que también sea original. Y para ello vamos a modificar el maridaje. Este año, la tendencia es cenar con cerveza.

Cerveza Selecta de San MiguelCerveza Selecta de San Miguel

Entrantes con Selecta de San Miguel

Que nadie menosprecie a los entrantes. Un fracaso nada más empezar puede poner las cosas muy cuesta arriba y que sQue nadie menosprecie a los entrantes. Un fracaso nada más empezar puede poner las cosas muy cuesta arriba y que sea complicado remontar. Los entrantes deben ser no solo sabrosos, sino también vistosos y tener sentido con el menú que viene a continuación. Considera los entrantes como una declaración de intenciones de tu propuesta culinaria.

Para acompañarlos, una cerveza con carácter,  Selecta de San Miguel.. Al combinarla con entrantes como tostas o tartaletas, quichés, snacks salados, foies, tablas de embutidos ibéricos, encurtidos o incluso mariscos descubrirás una enorme variedad de sabores y matices.

Primeros con Yakima Valley de San Miguel

Nos empezamos a poner serios con los primeros platos. Superada la prueba del entrante, aquí ya no tenemos margen dNos empezamos a poner serios con los primeros platos. Superada la prueba del entrante, aquí ya no tenemos margen de error. Los primeros de Nochevieja deben ser sabrosos pero ligeros (que no quiten el hambre de cara al segundo), divertidos, pero sin pasarse (cuidado con los experimentos en esta noche) y, sobre todo: especiales.

No vamos a negar que los clásicos langostinos siempre sientan bien, pero si queremos hacer la noche especial, os proponemos lanzaros a algún tipo de ensalada con ingredientes exóticos que aporten ligereza, pero a la vez intensidad, o si queréis algo de pescado, aderezarlo con especias para que el resultado esté repleto de punch. Y para este primero tan especial, una cerveza especial:  Yakima Valley de San Miguel.

Carnes de caza con romesco y texturas de remolacha, propuesta de Jordi Cruz maridada con una cerveza Magna de San Miguel. Conoce la receta.

Segundos con Magna de San Miguel

A estas alturas de la cena ya tendremos al público rendido ante nosotros pero, ambiciosos, no debemos bajar la gA estas alturas de la cena ya tendremos al público rendido ante nosotros, pero, ambiciosos, no debemos bajar la guardia. El segundo plato queremos que sea épico, y es por ello que probablemente sea la elaboración que más tiempo (y dinero) nos ha costado. Una buena carne roja asada, rellena o sin rellenar, un ave de las que quitan el sentido (capón, pularda, pavo…) o un pescado al horno tipo besugo…y no dejaremos indiferentes a nuestros invitados.

Los estilos de cerveza: qué son y porque es necesario definirlos

Los estilos de cerveza: qué son y porque es necesario definirlos

Mucho más útil es hablar de las cervezas por su cuerpo, grado alcohólico, tostado de las maltas, equilibrio de sabor entre malta y lúpulo, etc. Es decir, lo que llamamos estilos de cerveza.

Manuel Lavado Campuzano07/09/2021

En muchos de nuestros artículos hemos hablado de estilos de cerveza. Es un concepto que utilizamos mucho quienes nos dedicamos a la cerveza, especialmente a la llamada artesanal. En nuestra experiencia vendiendo cerveza artesana, de vez en cuando todavía llega alguien diciendo: «quería una cerveza», entonces hay que explicarle que existen muchos tipos de cerveza y preguntar ¿quieres algo fuerte o ligero?, ¿más amargo o más dulce?… Generalmente con hacer dos o tres preguntas es suficiente para acertar con la recomendación. Entonces, ¿por qué tenemos que hablar de cientos de estilos de cerveza?

En primer lugar, dudo de que alguien haya probado  los miles de cervezas diferentes que se elaboran en todo el mundo,y de que además recuerde las características de todas ellas. Clasificar las cervezas por marcas, y dentro de estas por variedades sería absolutamente imposible.

Otras bebidas fermentadas como el vino, tienen unas características propias de la región en que se cultivan las uvas, y que dependen de su clima, suelo, prácticas tradicionales, etc. Es por esto que existen las denominaciones de origen. En el mundo de la cerveza, la calidad depende más de las recetas y técnicas de elaboración llevadas a cabo por los maestros cerveceros, así como de la experiencia de estos. Por este motivo, salvo algunas indicaciones geográficas o de calidad en algunas cervezas alemanas o belgas, solemos hablar más de estilos que de origen geográfico, pudiendo producirse una Pilsner alemana en Australia por poner un ejemplo extremo.

La enorme variedad hace que clasificar las cervezas por marca sea imposible.La enorme variedad hace que clasificar las cervezas por marca sea imposible.

Definir las cervezas por su color no es suficiente

El gran público sigue pidiendo una cerveza, una cañita o tiende a identificarlas por colores: rubia, tostada o negra se suele decir en España. El color define tan solo algunas características del sabor de una cerveza, pero no todas ni mucho menos, si pedimos una «rubia» estamos pidiendo una cerveza elaborada con maltas no demasiado tostadas, y obviando su cuerpo, grado alcohólico, equilibrio entre malta y lúpulo…

Existen además falsas creencias muy generalizadas, como que una cerveza oscura es más fuerte que una «rubia», por poner solo dos ejemplos: una Dark Lager checa con un color casi negro tiene normalmente menos de un 5 % de alcohol, mientras que en Bélgica nos podemos encontrar con trapenses triples de un bello color dorado con hasta un 9 % de alcohol.

Existen falsas creencias como que una cerveza oscura es más fuerte que una "rubia".Existen falsas creencias como que una cerveza oscura es más fuerte que una "rubia".

¿Qué son los estilos de cerveza?

Cuando la cerveza no era un producto tan globalizado ni estandarizado, lo habitual era que en cada región cervecera se consumieran los estilos locales, dentro de los cuales podía haber más o menos variedad. Podemos suponer que la gente pediría cosas como una pinta de la «especial» o de la «extra fuerte» o de la «suave». De aquí surgiría lo que hoy llamamos estilos clásicos.

Con la craft beer revolution en los Estados Unidos a finales del siglo XX aparecen adaptaciones de estilos clásicos y también nuevos estilos. Pronto esta tendencia se expande por todo el mundo, y los miles de cerveceros artesanos no solo siguen lo que se hace en Estados Unidos, sino que además experimentan con ingredientes y técnicas de elaboración locales. A partir de aquí podríamos hablar por lo tanto, de estilos modernos. Hoy en día, en muchos establecimientos especializados en cerveza, podemos encontrar una gran oferta y variedad y se hace más necesario que nunca «poner orden en el caos».

Uno de los primeros autores que hace un esfuerzo por clasificar las cervezas que se consumen en todo el mundo es Michael Jackson (no el que todos pensamos), que publicó su New World Guide to Beer en 1988. En esta obra trataba de clasificar las cervezas que había probado en sus numerosos viajes, y todavía hoy la consideramos muchos como la guía más completa que se había escrito hasta entonces.

 Aunque no existe una lista oficial de estilos de cerveza, es bastante útil seguir las directrices del BJCP (Beer Judge Certification Program) o de la Brewers Association; ambos publican periódicamente sus guías de estilos actualizadas y están muy al tanto de lo que se mueve en el mundo cervecero.

Si estas guías te parecen demasiado áridas o profesionales, tal vez te sea de utilidad la breve introducción a los estilos que publicamos hace ya algún tiempo aquí en Con Mucha Gula.

Hoy en día, en muchos establecimientos especializados en cerveza, podemos encontrar una gran oferta y variedad de cerveza artesana.Hoy en día, en muchos establecimientos especializados en cerveza, podemos encontrar una gran oferta y variedad de cerveza artesana.

¿Por qué los cerveceros españoles ponen etiquetas en inglés?

Esta pregunta nos la ha hecho mucha gente que se acerca por primera vez a la cerveza artesanal. En realidad los elementos obligatorios que deben figurar en el etiquetado están en español. Lo que ves en inglés, francés o alemán es el estilo de cerveza, que no es un elemento obligatorio, sino una información extra que puede encontrar el comprador.

Para bien o para mal, en España no existe una larga tradición cervecera, y nuestro idioma no tiene palabras suficientes para definir de una manera clara el estilo de una cerveza. ¿Os imagináis si en lugar de pedir una IPA, tuviéramos que decir: «una cerveza fermentada a temperatura ambiente, de un color entre dorado y ámbar, con un sabor final seco y amargo»? Pues eso, que hablar de estilos de cerveza nos ayuda a entendernos, y esto también ocurre en otros campos de nuestra cultura procedentes del mundo anglosajón, como en el fútbol.

Pero no te preocupes, todas estas listas solo las tenemos que utilizar los profesionales o los muy «frikis». Como amante de la buena cerveza, quédate con qué estilos son tus favoritos y cuando quieras conocer algo nuevo, en tu local especializado de confianza te sabrán asesorar. Y si nos pillas con no demasiado trabajo, tíranos de la lengua, que algunos podemos estar varias horas hablando de cerveza.

Manuel Lavado Campuzano, fundador de Cerevisia y secretario de AMTEC

Las mejores cervezas artesanas para este verano

Las mejores cervezas artesanas para este verano

Hoy te presentamos nuestras recomendaciones de cervezas veraniegas: una selección de las mejores cervezas artesanas para que brindes bajo el sol

Manuel Lavado Campuzano27/07/2021

Ya está aquí de nuevo el verano. Después de un año bastante raro, ya muchos nos hemos vacunado y se van acabando las restricciones para poder viajar y salir de casa a disfrutar de una buena cerveza, por supuesto respetando las recomendaciones de las autoridades sanitarias, queremos que esto se acabe ya, ¿no?

Fuera de las lager industriales que todos conocemos, os queremos recomendar algunas cervezas adecuadas para las altas temperaturas. Hay muchas más, seguramente igual de buenas, pero hacer una lista exhaustiva nos llevaría demasiado tiempo, sería pesada de leer y aún así se nos olvidaría alguna, así que esperamos que nadie se ofenda.

Pilsen

La marca checa Pilsner Urquell. La marca checa Pilsner Urquell.

Estilo con origen en el siglo XIX en la ciudad del mismo nombre en la República Checa, son cervezas entre amarillo y dorado, de aspecto transparente y brillante, con cuerpo muy ligero. Lo más característico de este estilo es su casi perfecto equilibrio entre el dulzor de la malta y el amargor del lúpulo. Podemos decir que tienen una entrada dulce con un final amargo.

  • Importadas: Pilsner Urquell, marca checa con la que todo empezó en 1842.
  • Nacionales: Sanfrutos Lager, Naparbier Paradise, y para quienes les siente mal el gluten Dougall’s Raquera sin gluten.

Munich Helles

Augustiner HellesAugustiner Helles

Estilo típico de Munich (Alemania), también doradas y de cuerpo ligero, son mucho menos amargas que las Pilsen, con un sabor más orientado hacia el dulzor del cereal.

Kölsch

Gaffel Kölsch de AlemaniaGaffel Kölsch de Alemania

Originales de la ciudad de Colonia en Alemania, son cervezas fermentadas a temperatura ambiente (Ale) y por lo tanto con aromas más afrutados que las Lager, que se fermentan en frío. Ligeras y de color pálido con un amargor muy suave.

  • Importadas: Gaffel Kölsch de Alemania

Pale Ale

Cerveza Dougall's 942, sin gluten.Cerveza Dougall’s 942, sin gluten.

Estilo de origen inglés, color entre dorado y cobre, con aromas afrutados y final algo seco y amargo. Como subestilo debemos nombrar las American Pale Ale, generalmente con un amargor más intenso por la utilización de lúpulos americanos.

  • Nacionales: Basqueland Aupa, La Quince Hop Fiction, Dougall’s 942, esta última sin gluten.

Ipa (India Pale Ale)

Caleya Goma 2Caleya Goma 2

El estilo de cerveza más vendido dentro del craft beer o cerveza artesana. Las IPA modernas son la interpretación por los cerveceros de Estados Unidos de un estilo clásico inglés. Con un acusado amargor y muy aromáticas. Existen infinidad de subestilos, de los cuales destacaremos: West Coast IPA o American IPA con un trago final más seco, Session IPA bajas en alcohol, New England IPA con acusado aroma afrutado y amargor más ligero, y las nuevas Cold IPA, con una sensación más ligera en boca al fermentarse con levaduras de tipo Lager.

  • American IPA: Basqueland Imparable, Caleya Goma 2, La Pirata Viakrucis y Dougall’s IPA 4 sin gluten.
  • Session IPA: La Quince God Save The Session, Garage Triangles, Península Puro Tropikal.
  • New England IPA: Dougall’s Hazy IPA, Aqvelarre Die With Your Pink Boots On
  • Cold IPA: La Quince Frost Demon

La mayoría de las cerveceras más punteras sacan nuevas versiones de estos estilos, prácticamente cada semana. En tu cervecería o tienda especializada de confianza, te podrán aconsejar según tus gustos.

Weissbier

Speranto Blanka TigroSperanto Blanka Tigro

Cervezas de trigo originarias del sur de Alemania, muy refrescantes y carbonatadas con una ligera acidez y típicos aromas de plátano y clavo de olor.

  • Importadas: Weihenstephaner Hefeweissbier, Schneider Tap 7, ambas alemanas.
  • Nacionales: Speranto Blanka Tigro, Bidassoa Agiña.

Wit/Blanche

La Quince Salmón GurúLa Quince Salmón Gurú

Cervezas de trigo belgas muy turbias, ligeras y refrescantes, generalmente maceradas con piel de naranja y especias como el cilantro.

  • Importadas: Blanche de Namur, Hoegaarden, ambas belgas.
  • Nacionales: La Quince Salmón Gurú, una interpretación libre del estilo, con yuzu y cardamomo.

Berliner Weisse

Guineu Lovin' Fruit Guineu Lovin’ Fruit

Típicas de Berlín (Alemania), se elaboran con malta de trigo y con levaduras y bacterias que producen una fermentación ácida, lo que le da un aroma similar al de un yogur natural. Muy a menudo se les añaden diferentes frutas. Son muy efervescentes y posiblemente las cervezas más refrescantes que existen.

  • Nacionales: Guineu Lovin’ Fruit (con piña, mango y maracuyá).

Y recuerda que si no encuentras alguna de ellas, en tu tienda de confianza, ya sea física u online, te sabrán aconsejar y ofrecer algo similar.

Feliz verano cervecero.

Manuel Lavado Campuzano, fundador de Cerevisia y secretario de AMTEC

¿Cómo se pide una cerveza en Polonia? Fría, caliente y brindando al grito de ¡Na zadrowie!

¿Cómo se pide una cerveza en Polonia? Fría, caliente y brindando al grito de ¡Na zdrowie!

Silesia es la región más cervecera de Polonia. Te llevamos a los museos y fábricas donde se elaboran las cervezas más famosas del país y recorremos los paisajes más fascinantes.

Alicia Hernández13/07/2021

Polonia es el tercer país productor de cerveza de Europa, por detrás de Alemania y Reino Unido. Y la historia de sus cervezas viene de largo. El estilo de cerveza más antiguo de Polonia y uno de los más antiguos de Europa es el Grodziskie que se elaboraba ya por el s. XIV en la ciudad de Grodzisk Wielkopolski. Se trata de una cerveza de malta de trigo ahumada sobre roble. A punto estuvo de desaparecer pero hace unos años se rescató y sigue siendo muy singular, como cuando se la conocía como el ‘champagne polaco’ y se tomaba solo en ocasiones muy especiales.

Silesia, la región más cervecera

La zona de mayor producción se encuentra en la región de Silesia, al sur del país, con su capital, Katowice, situada a unos 70 kilómetros al oeste de Cracovia, su ‘vecina’ más conocida. Será el punto de partida de una ruta que nos llevará a conocer lugares fantásticos con la excusa de tomarnos una cerveza. Desde aquí se exporta la mundialmente conocida cerveza Zywiec y otro tipo más, la Tyskie, de la localidad de Tychy. Zywiec está rodeada de bosques, montañas y valles que invitan a practicar multitud de deportes en la naturaleza durante todo el año y también a navegar por su gran lago.

Lago de Zywiec.Lago de Zywiec.

Pero, volviendo a la cerveza, lo mejor es ir a conocer el origen de la Zywiec. Elaborada en la ciudad del sur de Polonia que le da nombre, su origen se remonta a mediados del siglo XIX, cuando fue fundada por Alberto Federico de Habsburgo en un castillo-cervecería. En los momentos de esplendor del imperio austro-húngaro, la empresa llegó a alcanzar una importancia considerable. Sin embargo, los acontecimientos históricos que sacudieron Europa durante la primera mitad del siglo XX, hicieron que la fábrica cambiara de manos constantemente. Finalmente, tras la Segunda Guerra Mundial, fue nacionalizada, y tras la caída del Muro de Berlín, la adquirió el grupo Heineken, a quien pertenece actualmente.

Museo de la Cerveza, en Zywiec. ©Fot. T. GebusMuseo de la Cerveza, en Zywiec. ©Fot. T. Gebus

Toda la historia se recoge en el Museo de la Cervecería de Zywiec, una visita muy recomendable, presentada con recursos multimedia, hologramas y cientos de piezas y antiguos recuerdos. Los 1.600 m2 del museo se dividen en 18 salas con exposiciones temáticas y algunas de esas piezas que estaban en la antigua fábrica de cerveza en Zywiec se montaron de nuevo en el museo con la idea de que los visitantes pudieran ver todo el proceso de elaboración de la cerveza, desde las viejas cubas a las botellas, cajas y etiquetas. 

Parque Etnográfico de Zywiec. ©Fot. www.slaskie.travel.plParque Etnográfico de Zywiec. ©Fot. www.slaskie.travel.pl

Para seguir indagando en la historia de Zywiec, hay un lugar fantástico para ir en familia porque los niños van a descubrir cosas que ya ni existen. Se trata del Parque Etnográfico, situado a las afueras de la ciudad y formado por un poblado que reproduce la forma de vida de hace siglos. Verás cómo era una casa, sin televisión ni lavadora, de 1930; el trabajo en vivo de un carpintero, el telar o una antigua botica con todos los tarros de hierbas que servían para hacer remedios que aliviaran los problemas de salud de toda la familia. También cuentan con la escuela o la capilla. Un recorrido de lo más entretenido que será todo un descubrimiento para muchos.

Los antiguos depósitos en el Museo de la Cerveza de Tychy.Los antiguos depósitos en el Museo de la Cerveza de Tychy.

Viajamos ahora hasta Tychy para conocer la cerveza Tyskie, probablemente la cerveza rubia más consumida en Polonia, y también la más exportada, principalmente al Reino Unido, donde existe una importante comunidad polaca. Su color dorado cobrizo, además, la hace muy atractiva. El nombre procede de la región en que se produce, Tychy, al sur del país, cerca de la frontera con la República Checa. Actualmente pertenece al grupo SAB-Miller, que la adquirió en 1995, aunque la empresa tiene mucha más historia; fue fundada nada menos que en 1629. La fecha de su fundación aparece en la corona roja que adorna la etiqueta y la chapa. Representa al rey Juan III Sobieski, que curiosamente nació el mismo día que se fundó la cervecera.

Instalaciones de la moderna fábrica de cerveza Tyskie, en Tychy.Instalaciones de la moderna fábrica de cerveza Tyskie, en Tychy.

La visita a la Fábrica de cerveza Tyskie comienza por un recorrido por el museo, dividido en salas que guardan multitud de utensilios, las antiguas cubas de fermentación decoradas con azulejos azules, así como una colección de fotos, jarras de cerveza, barriles, posavasos y mucho más. Además, se puede ver un documental en 3D sobre la historia de la fábrica. Durante el recorrido, un guía nos mostrará la fábrica de cerveza actual parando en los puntos más interesantes, como edificios del siglo XIX, tanques de fermentación impresionantes, las diferentes líneas de producción y el jardín donde encontraremos algún viejo camión de reparto. La visita termina, como era de esperar, con la degustación de una cerveza recién hecha.

Así se pide una cerveza

En Polonia vas a poder ir ‘de cañas’ por un precio módico. Una cerveza cuesta en la mayoría de sitios lo mismo que un café. Hablamos de estas cervezas industriales, porque también se elaboran buenas cervezas artesanas, a un precio un poco superior. Lo primero que hay que aprender es a decir cerveza en polaco: piwo. Y a continuación, pedir «una cerveza, por favor, «piwo proszę» o «poproszę piwo«.

Piwo, así es como se dice cerveza en polaco.Piwo, así es como se dice cerveza en polaco.

En Polonia todas las cervezas son o de medio litro o de un litro y los precios bastante asequibles: entre 1,5zl y 10zl (0,36€-2,37€) en supermercados y tiendas pequeñas y entre 10zl-20zl (2,37€-4,74€) en restaurantes, cervecerías y bares nocturnos. ¿Y cómo se toma? La mayoría de los polacos beben la cerveza fría o del tiempo, pero en invierno no es raro ver que la toman caliente con todo tipo de especias, al modo de los vinos calientes, y también hay a quien le gusta añadir algún sirope dulce a la cerveza. Cuestión de costumbres.

Palacios de cuento, castillos medievales y una joya del patrimonio de la humanidad

Si nos damos una vuelta por Silesia, comprobaremos que su pasado como importante cuenca minera dio pie al crecimiento de grandes fortunas, que han dejado como muestra la construcción de hermosos palacios y residencias de magnates. En Pszczyna se visita el palacio de la familia de Hochberg, donde vivió su última inquilina, la Princesa Daisy, una aristocrática inglesa casada con uno de los últimos Hochberg. Cuando el amor se apagó cambió su residencia al palacete de Promnice, que se utilizaba como residencia durante las cacerías, y que hoy es un bonito hotel con encanto.

Palacio de la familia Hochberg, en Pszczyna.Palacio de la familia Hochberg, en Pszczyna.

Para remontarnos a la historia más remota de la región, lo ideal es seguir la Ruta de Los Nidos de Águila, que discurre entre las fortalezas del s. XIV, construidas para proteger Silesia frente a los enemigos. La forman 25 castillos medievales y atalayas a lo largo de 163 km, la mayoría convertidas ya en meros recuerdos de roca que compiten en belleza con los roquedos calizos del macizo del Jura que le dan nombre, gigantescas paredes verticales a las que solo se acercaban los águilas y a las que ahora acuden aventureros escaladores.

Ruta de los Nidos de Águila, en Silesia.Ruta de los Nidos de Águila, en Silesia.

Y si quieres conocer la última joya que se ha incorporado al listado del Patrimonio de la Humanidad, debes hacer la visita guiada a la Mina de Plata, Zinc y Plomo en Tarnowskie Góry, situada a 50 km de la capital de la región, Katowice. Se trata de un gran laberinto subterráneo con casi 150 km de pasillos creados a lo largo de los últimos 400 años en los que se han ido extrayendo los metales. La más curioso de esta mina es el sofisticado e innovador sistema de drenaje del agua que construyeron en su día, junto con otros avances técnicos que supusieron un hito en la minería.

¿A qué sabe Silesia?

Ahora que sabemos qué cervezas pedir, vamos a conocer cuáles son las recetas más populares que nos ofrecerán en Silesia. En la zona preparan Krupniok, un tipo de morcilla que en lugar de llevar arroz se elabora con cereales, normalmente con trigo sarraceno. Suele servirse cortada en rodajas y frita.

Kluski śląskie, uno de los platos típicos de Silesia. ©Fot. UMWSL, www.slaskie.travelKluski śląskie, uno de los platos típicos de Silesia. ©Fot. UMWSL, www.slaskie.travel

Como plato principal, es muy típico el codillo al estilo montañés (de la zona de los Beskides), Golonka po beskidzku, y otro plato de carne y pasta: Kluski slaskie, ñoquis de patata acompañados con rollo de carne elaborado con carnes de cerdo o ternera, que está buenísimo. Para poner la guinda dulce, tienes que probar los chrust, la versión silesiana de un dulce típico de Carnaval, una especie de lazos de hojaldre.

Oficina de Turismo de Polonia. www.polonia.travel.es

Cerveza de Monesterio, la pareja perfecta del jamón ibérico con alma extremeña

Cerveza de Monesterio, la pareja perfecta del jamón ibérico con alma extremeña

La cerveza Lager creada por un maestro cervecero alemán que ha nacido para maridar especialmente con el jamón de bellota 100% ibérico

Alicia Hernández24/06/2021

Juan Frutos llevaba tiempo dándole vueltas a una idea: «crear una cerveza que sepa a cerveza, una cerveza de verdad, y que sea el maridaje perfecto con los ibéricos de mi pueblo, Monesterio”. Este productor de televisión extremeño afincado en Alemania planteó su desafío a una treintena de cerveceras bavaresas de la región de Bamberg, considerada cuna de la cerveza no solo en el país germano sino en el mundo. Y así nació Cerveza de Monesterio Lager Original.

Juan Frutos, creador de la cerveza de Monesterio.Juan Frutos, creador de la cerveza de Monesterio.

Tras un proceso de selección, Juan Frutos se decantó finalmente por el maestro cervecero Georg Ritmmayer, ganador del “European Beer Star” de 2017, la “Berlin Beer Competion” de 2019 o la “Frankfurt International Trophy” de 2019, y cuya familia produce cerveza desde 1422. “Antes de que Colón llegara a América, la familia de Georg ya producía cerveza”.

Juan Frutos buscó al mejor maestro cervecero en Alemania, Georg Ritmmayer, para hacer su cerveza.Juan Frutos buscó al mejor maestro cervecero en Alemania, Georg Ritmmayer, para hacer su cerveza.

Entre las cervezas creadas por Cervezas Extremeñas de Monesterio SL, destaca la Lager Original. Se trata de una cerveza altamente lupulada cuyo amargor y los frescos aromas herbales le dan un toque inicial afrutado que concluye con las notas amargas del lúpulo saphir. Fresca y muy equilibrada, es una cerveza ideal para aperitivos y platos ibéricos y, marida especialmente bien con el jamón de bellota 100% ibérico.

Fresca, equilibrada y 100% ibérica, así es la Lager Original.Fresca, equilibrada y 100% ibérica, así es la Lager Original.

CERVEZAS DE PUEBLO

El proyecto de Juan Frutos no acaba aquí, sino que está prevista la puesta en marcha de la fábrica en Monesterio en 2022. “Sacamos un producto ideado en Monesterio, compramos la cebada y el trigo ecológicos en nuestra región, pero la producimos y envasamos con Rittmayer. Y eso es lo que va a cambiar», adelanta.

Y es que Juan Frutos, al ver las cada vez más numerosas noticias sobre la “España vaciada”, se animó fundar esta empresa en su pueblo. “Me gustaría que desde el primer día tengamos cervezas que compitan con las más conocidas del mercado. Eso supondrá un enorme impulso en creación de empleo para mi pueblo”, asegura Frutos. Por esta razón, sostiene, “no quería hacer experimentos probando recetas para ver qué sale. Había que hacer algo de verdad, serio y contando con aquellos que saben de verdad hacer cerveza”.

Cervezas de Monesterio. www.lacervezademipueblo.com

Escuelas de Wara Wara y su cerveza solidaria

Escuelas de Wara Wara y su cerveza solidaria

No solemos hablar de una cerveza en concreto, pero esta vez hacemos una excepción que creemos que es por una buena causa.

Manuel Lavado Campuzano15/06/2021

Escuelas de Wara Wara es una organización sierraleonesa que tiene como objetivo mejorar la educación primaria de los niños de Sierra Leona. Desde el año 2012 llevan construidas 32 escuelas y reformadas 7, trabajando sobre el terreno con los aldeanos. Además han ayudado ya a 120 maestros a conseguir titulación universitaria.

Por supuesto, para este tipo de proyectos solidarios, las donaciones que haga la sociedad civil son importantes. Pero lamentablemente no todo el mundo puede colaborar de manera desinteresada. ¿Qué tal si además de colaborar recibes a cambio una buena cerveza artesana?

Nuestros amigos de Beer Bang y Taninos Asesinos lo han hecho posible, elaborando una cerveza solidaria de estilo Munich Helles. Los beneficios obtenidos en su distribución a tiendas especializadas y bares se destinarán integramente a Escuelas de Wara Wara. Dicho en números, por cada cerveza que compres estarás colaborando con 0,50 euros.

Beer Bang

Beer Bang es una tienda especializada en cerveza artesana situada en el mercado de La Guindalera en Madrid. Además de ofrecer a sus clientes lo mejor en cerveza, cuentan con elaboración propia bajo las marcas Eterna y Albufera de Vallecas. Con su fundadora Nora al frente se han encargado del diseño y elaboración de la receta.

Taninos asesinos

Taninos Asesinos es una pequeña empresa distribuidora de vino, cerveza y conservas, formada por Jesús y Ana. Ellos se encargan de hacer llegar la cerveza solidaria a tu punto de venta favorito de manera totalmente altruista.

LA CERVEZA SOLIDARIA 2021

Foto © CerevisiaFoto © Cerevisia

Lo de poner el año en la etiqueta nos lleva a pensar que esta iniciativa haya nacido para perdurar en el tiempo.

Munich Helles es un estilo de cerveza Lager (fermentación en frío) con origen en el sur de Alemania, elaborada con maltas pálidas y de cuerpo ligero, donde se busca principalmente resaltar un rico sabor a cereal perfectamente equilibrado por la calidad de los mejores lúpulos alemanes.

La hemos catado para vosotros, tanto la versión en barril como la de botella, y aquí están nuestras notas:

  • Apariencia: color dorado pálido, transparente y brillante, efervescente. Espuma blanca de poca persistencia en la versión de botella, mejor en la versión de barril.
  • Aroma: Intenso olor a grano de cereal y masa de pan con sutiles notas especiadas de los lúpulos.
  • En boca: Intenso sabor a cereales en el paladar con ligero dulzor. Final del trago seco y bien equilibrado sin apenas amargor. Muy carbonatada, y de trago muy largo.
  • Impresión general: representa muy bien al estilo Munich Helles, no encontramos ningún defecto en sabor  ni aroma. Únicamente recomendaríamos mejorar la persistencia de la espuma para ser más acorde a su estilo. La podemos recomendarcomo cerveza de diario. Al ser suave y refrescante, con bajo contenido alcohólico y sin sabores agresivos, es muy adecuada para los días calurosos que se avecinan. Se puede consumir sola como aperitivo o acompañando platos de pasta, arroz, carnes de pollo y de cerdo, pescados blancos… Muy apropiada para personas que no consumen habitualmente cerveza artesana, ya que no encontrarán sabores demasiado nuevos o extremos

Manuel Lavado Campuzano, fundador de Cerevisia y secretario de AMTEC

falsos mitos sobre la cerveza

8 falsos mitos sobre la cerveza

¿Quieres estar bien informado sobre las verdades y mentiras que se cuentan sobre la cerveza?

Con Mucha Gula18/01/2021

En el maravilloso mundo de la cerveza es fácil encontrarse ciertas afirmaciones que, aunque extendidas en el imaginario colectivo, son rotundamente falsas. Mitos que van pasando de boca en boca hasta parecer reales. Muchas de estas falsas creencias nos dan una imagen distorsionada de la realidad y hacen que en muchas ocasiones podamos cometer errores a la hora de degustarlas. Una buena información y buscar siempre fuentes fiables es fundamental para estar correctamente informado.

Hoy queremos ayudaros a aclarar una serie de afirmaciones muy extendidas y que no son correctas para que los amantes de la cerveza podáis disfrutar de vuestra bebida favorita de la mejor forma posible.

La diferencia de calorías entre las una cerveza con alcohol y una sin alcohol es de apenas 50 caloríasLa diferencia de calorías entre las una cerveza con alcohol y una sin alcohol es de apenas 50 calorías

1- La cerveza sin alcohol no tiene calorías

La diferencia de calorías entre las una cerveza con alcohol y una sin alcohol es de apenas 50 calorías, por lo tanto no es una cifra considerable para esta afirmación. Es más, existen estudios que afirman que tomar cerveza con moderación, sea cual sea su graduación alcohólica no engorda.

2- Las cervezas oscuras son más fuertes que las cervezas doradas

Se tiende a creer que cuanto más oscura es una cerveza, más fuerte es y más alcohol tendrá. El color de una cerveza variará en función de las maltas que se utilicen en su fabricación pero eso no tiene nada que ver con la graduación alcohólica. Un claro ejemplo de lo que decimos es la cerveza Guinnes, de color negro, que contiene 4,2º de alcohol mientras muchas cervezas doradas pueden incluso superar los 8º.

3- Las cervezas de lata son peores

En absoluto. Mucha gente piensa que las cervezas de botella de vidrio son de mejor calidad que las de lata, aludiendo a un supuesto sabor a metal,  pero es algo que no es cierto. Las latas que se fabrican en la actualidad llevan un revestimiento plástico por lo tanto el líquido no entra en contacto con el metal y su sabor es el mismo que si estuviesen en un recipiente de vidrio.

Las latas que se fabrican en la actualidad llevan un revestimiento plástico por lo tanto el líquido no entra en contacto con el metal Las latas que se fabrican en la actualidad llevan un revestimiento plástico por lo tanto el líquido no entra en contacto con el metal

4- Las buenas cervezas se venden en botellas verdes o transparentes

Las botellas verdes que abundan en muchas cervezas son fruto de la escasez de botellas marrones que se produjo tras la segunda guerra mundial. El impacto de la luz del sol sobre la cerveza puede dañar sus propiedades organolépticas, por ello las botellas originales de las cervezas eran marrones o de color ámbar, ya que eran las que mejor protegían el contenido de las mismas. Esto no significa que las botellas verdes sean malas para la cerveza, ya que la tecnología actual elabora vidrios que protegen su contenido independientemente del color de la botella.

5- En Inglaterra se bebe la cerveza caliente

No es cierto, aunque existen matices en esta afirmación. Las cervezas más comunes en Reino Unido son las Tipo Ale, cervezas de alta fermentación cuyos matices se aprecian mejor a una temperatura más alta. Este tipo de cerveza se recomienda servir a partir de los 7 grados.

6- La cerveza hay que tomarla fría

Siguiendo el punto en el que hablábamos de la temperatura de las cervezas en Inglaterra, existe una creencia general sobre la temperatura de la cerveza. Parece que hay que servirla prácticamente congelada. Esto no es correcto. Un frío excesivo tapará los matices de muchas cervezas por lo tanto la temperatura correcta debe rondar entre los 5 y 6º C.

Existe una variedad tan grande de cervezas, con diferentes matices y sabores, que son perfectamente válidas para un maridajeExiste una variedad tan grande de cervezas, con diferentes matices y sabores, que son perfectamente válidas para un maridaje

7- La cerveza no sirve para maridajes con comida

Otra afirmación que hace mucho daño a los grandes amantes de la cerveza es la que señala que no son aptas para maridajes, algo totalmente falso. Existe una variedad tan grande de cervezas, con diferentes matices y sabores, que son perfectamente válidas para un maridaje, incluso si hablamos de alta cocina. Es más, muchos grandes restaurantes utilizan cervezas para potenciar el sabor de sus elaboraciones al igual que hacen con el vino.

8- Las cervezas americanas son de mala calidad

Otra de las grandes mentiras que podréis escuchar sobre las cervezas es que solo se hacen buenas cervezas en Alemania o Bélgica y que en lugares como EEUU no se elaboran cervezas de calidad. Falso. En Estados Unidos existen miles de pequeñas fábricas que elaboran cervezas artesanas de muchísima calidad.

Falsas creencias sobre la cerveza

¿Es necesario tomar la cerveza bien fría? ¿Viene bien servirla en jarras congeladas? ¿la cerveza en lata es peor? o ¿puedo beber directamente de la botella? son algunas de las preguntas que te contestamos hoy.

Manuel Lavado Campuzano10/11/2020

Cuando organizamos catas para gente que se inicia en el mundo de la cerveza, el objetivo es que los asistentes, además de disfrutar y pasar un rato agradable, aprendan algo sobre esta bebida, y salgan con curiosidad por seguir explorando estilos, ingredientes, sabores, aromas… En pocas palabras, que empiecen a ver la cerveza como algo más que una simple bebida refrescante y ligeramente alcohólica.

Pero como efecto colateral, aparte de enseñar también aprendemos; el tener la oportunidad de hablar con no expertos nos da una visión de las falsas creencias más extendidas sobre la manera en que se debe consumir una cerveza. Hoy dedicamos este artículo a intentar desterrar mitos.

La cerveza bien fría

No necesariamente. Existen, como ya hemos comentado en muchas ocasiones, infinidad de estilos de cerveza, y cada uno de estos estilos tiene su temperatura recomendada de servicio. Podemos disfrutar de una Pilsen checa servida a 5º C o de una Barley Wine británica a 12º C. El frío excesivo tapa los sabores y aromas haciendo que todo sepa más o menos igual, y nos priva de poder apreciar todos los matices de una buena cerveza. ¿Qué necesidad hay de tomar la cerveza rozando el punto de congelación? Haz la prueba con tu cerveza favorita y verás que te resulta más agradable a 5 o 6º C, que a 2.

Cada estilo de cerveza tiene su temperatura adecuadaCada estilo de cerveza tiene su temperatura adecuada

El vaso o jarra congelados

Rotundamente no. Aparte de todo lo que hemos señalado en el párrafo anterior, la escarcha pegada a las paredes del vaso nos va a impedir apreciar el color de la cerveza, qué maltas se han utilizado, si es una cerveza filtrada o no. Si los maestros y maestras cerveceros se esfuerzan en dar a sus cervezas un bonito aspecto, respetemos su trabajo. Además, el contacto con el hielo va a aguar la cerveza empeorando su sabor. Y por si todo esto fuera poco, el guardar los vasos en un congelador junto a otros alimentos puede hacer que se impregnen de aromas extraños y no deseados.

El contacto con el hielo de una jarra congelada va a aguar la cerveza empeorando su saborEl contacto con el hielo de una jarra congelada va a aguar la cerveza empeorando su sabor

Pido una pequeña para que no se caliente

No. Pide la cerveza en cantidades pequeñas si quieres beber poco. Si te vas a tomar 3 o 4 cañas, mejor pide una jarra grande o una pinta. Además de que normalmente te saldrá más económico, no tiene  nada de malo que la cerveza aumente ligeramente de temperatura mientras te la bebes. Según se vaya calentando, podrás ir apreciando diferentes matices de sabor y aroma, y la experiencia resultará mucho más satisfactoria.

Si te vas a tomar 3 o 4 cañas, mejor pide una jarra grande o una pintaSi te vas a tomar 3 o 4 cañas, mejor pide una jarra grande o una pinta

Beber directamente de la botella

No lo recomendamos. Vale, si estás en la verbena de tu pueblo o en una barbacoa en el jardín de un amigo, puede ser la opción más cómoda, lo aceptamos. Pero la botella no te va a dejar ver la cerveza, el tener la nariz fuera del recipiente tampoco te va a permitir apreciar los aromas de las maltas y lúpulos. Si pides una botella de vino en un bar o restaurante, ¿te la bebes «a morro»? Pedimos el mismo respeto para la cerveza.

No recomendamos beber directamente de la botellaNo recomendamos beber directamente de la botella

La cerveza en lata es peor

Para nada. Es un prejuicio bastante extendido entre los profanos. Oímos cosas como que sabe a metal. Esto es totalmente falso: las latas que se utilizan hoy en día llevan un revestimiento plástico, por lo que la cerveza no tiene contacto alguno con el metal. Si no me crees, haz una cata a ciegas con la misma cerveza en lata y en botella, y si es una cerveza industrial pasteurizada, seguramente no notes ninguna diferencia. En cervezas artesanas sin pasteurizar, especialmente las muy lupuladas como las de estilo IPA, notarás incluso que la versión en lata conserva mucho mejor los aromas frescos y afrutados del lúpulo. Se sabe desde hace tiempo que la exposición prolongada a la luz oxida los componentes del lúpulo, produciendo lo que los expertos llaman olor a mofeta. En este sentido, la lata protege la cerveza mucho mejor que las botellas (que deberían ser siempre de vidrio oscuro).

Existe un falso prejuicio hacia las latasExiste un falso prejuicio hacia las latas

La marca «x» es néctar de dioses, la marca «y» es pis de gato

Normalmente esto son prejuicios totalmente infundados. Se suelen hacer comparaciones entre la cerveza industrial más consumida en tu ciudad, pueblo o región, con cervezas de calidad y precio similar procedentes de otras zonas. Curiosamente la mejor es siempre la tuya, e incluso hay personas que se lo toman como algo personal, como ser de un equipo de fútbol o de un partido político, adoptando una especie de «nacionalismo cervecero». La realidad es que las lager industriales que se consumen masivamente en casi todo el mundo, son cervezas bastante estandarizadas y sin demasiados matices, con procesos de fabricación muy similares. Si estás dispuesto a que se te caiga algún mito, organiza una cata a ciegas de cervezas industriales. Posiblemente descubras que lo que odiabas no era tan diferente de lo que amabas.

Celebra tu particular Oktoberfest 2020

La gran fiesta de la cerveza tendrá que esperar al año que viene, pero os proponemos no dejar pasar el día y dedicarle un pequeño homenaje.

Manuel Lavado Campuzano19/09/2020

Hace ya un año os contábamos la historia de la Oktoberfest. En este 2020 estaba prevista su celebración entre el 19 de septiembre y el 4 de octubre. Sin embargo ya conocéis la situación de alerta sanitaria que estamos viviendo en todo el mundo, por lo que ha tenido que ser cancelada. No son buenos tiempos para las ferias de cerveza y menos para organizar eventos multitudinarios.

Pero no por ello tenemos que dejar de celebrar nuestra pequeña Oktoberfest particular, por supuesto con las medidas de seguridad adecuadas. Es muy posible que en tu ciudad alguna pequeña cervecería o tienda especializada traiga algunas cervezas especiales de Oktoberfest en estas fechas, solo tienes que hacer una busqueda rápida en la red. Si no es el caso, puedes comprarlas a distancia en alguna de las muchas tiendas online existentes. Además de no perderte la gran fiesta de la cerveza, estarás ayudando al pequeño comercio, que bastante mal lo está pasando con esta situación totalmente inesperada.

Aunque cualquier cerveza sea buena para celebrar, queremos recomendar los estilos propios de esta época: Festbier y Märzen.

  • Las Festbier son cervezas de color dorado, con un intenso aroma a cereal, ligeras pero con algo más de cuerpo que las Pils que se consumen habitualmente en Alemania, elaboradas especialmente para la temporada de ferias de otoño. Su amargor es muy suave.
  • Las Märzen se elaboran con maltas algo más tostadas siendo de un color rojo cobre. Algo más fuertes en cuerpo y grado alcohólico que las Festbier, su sabor es dulce y apenas presentan amargor.

Desde aquí queremos ser optimistas y os decimos O zapft is!, la tradicional frase en dialecto bávaro con la que el alcalde de Munich abre la fiesta después de romper un barril de madera con un mazo, y que podríamos traducir como «¡Ya está abierto!». Disfrutad de una buena cerveza. Prost!

Manuel Lavado Campuzano, fundador de Cerevisia y secretario de AMTEC