5 platos de cuchara para entrar en calor este invierno

Muchas veces inventar está bien, pero pocas cosas hay mejor que tomarse un tradicional plato de cuchara de tu abuela cuando pega el frío invernal

Álvaro Hontanar17/12/2022

Llega el invierno y con ello el frío, por lo que no hay mejor forma de entrar en calor que tomando unos buenos platos de cuchara sencillos y económicos. Pocas cosas sientan mejor que tomarse un potaje o un cocido hecho por tu abuela o por tu madre -y más cuando tu lo intentas replicar y te sale un churro-. Aquí te dejamos 5 platos de cuchara para que vayas abriendo apetito. ¡No querrás comer otra cosa durante el invierno!

Cocido: uno de los mejores platos de cuchara españoles

Sopa, garbanzos y carne, aunque siempre hay quién también incluye repollo, guindillas o berzas. Lo cierto es que en España hay mil maneras en las que preparar el cocido. Tenemos el maragato, típico de Castilla y León y conocido principalmente porque se toma en el orden inverso al habitual. También está el madrileño, el montañés… Y eso sin tener en cuenta que cada casa tiene su manera peculiar de hacer el cocido.

Aunque tal y como sucede con los platos más famosos de España, este no se libra de polémicas. El cocido también tiene sus propias discusiones: la sopa con la grasa o desgrasada, los garbanzos fuera o dentro de la sopa… ¿Y tú como lo prefieres?

Si hablamos de platos de cuchara españoles, el cocido no puede faltarSi hablamos de platos de cuchara españoles, el cocido no puede faltar

Fabada asturiana: hay vida más allá del cachopo

Siempre que pensamos en Asturias se nos viene a la mente el dichoso cachopo. Normal es que los pobres asturianos se enfaden, ya que hay muchas recetas típicas de Asturias que merecen el mismo o más reconocimiento incluso. Tal y como sucede con la mayoría de platos de cuchara, las combinaciones son infinitas, no hay una composición fija ni un «11 de gala». De costumbre nos solemos encontrar la faba asturiana acompañada de morcilla, chorizo y panceta.

Aunque comer fabada hecha desde cero es un placer inexplicable, lo cierto es que en España tenemos siempre alternativas de calidad en lata que nos pueden sacar en más de una ocasión de un apuro. Para esos días en los que estamos muy atareados, este manjar enlatado se vuelve en nuestro mejor aliado.

Una buena fabada se hace con fabes asturianasUna buena fabada se hace con fabes asturianas

Lentejas: o las comes o las dejas

Este dicho tan popular que hemos oído infinidad de veces de pequeños se sigue utilizando generación tras generación. Con las lentejas sucede una cosa en particular, y es que en nuestra infancia las solíamos odiar, pero conforme van pasando los años comenzamos a amarlas.

A todo el mundo le pasa lo mismo. Cuando venía nuestra madre con el cazo de lentejas a todos nos entraban mil horrores, pero cuando abandonamos el nido, las echamos muchísimo de menos.

Un consejo para los amantes del picante: sustituye el pimentón dulce por picante y ya verás con que regusto más bueno se quedan. Eso sí, no te pases porque si no vas a acabar echando fuego por la boca.

Uno de los platos de cuchara de la abuela más conocido: las lentejasUno de los platos de cuchara de la abuela más conocido: las lentejas

Potaje: el guiso más típico de Semana Santa

Seas o no religioso seguro que en cuanto se aproxima la Semana Santa estás como loco por comerte un buen potaje. Al contrario que la mayoría de platos de cuchara de la abuela, se toma con bacalao en vez de con elementos cárnicos, por lo que es un puchero perfecto para salir de la rutina e introducir componentes diferentes en nuestra dieta. Lo mismo sucede con las espinacas, odiadas por muchos pero indispensables en este manjar debido a que le aportan un toque muy especial. Y para los más puretas, medio huevo duro y ya tienes el potaje perfecto.

Seguramente que te hayas preguntados porqué solamente se toma el potaje en Semana Santa. No es más que para cumplir los preceptos religiosos de esta festividad. Como no se puede comer carne, los pucheros se hacen con verduras y pescado. A mediodía potaje, por la tarde de procesiones y luego unas torrijas, el menú oficial de la Semana Santa en España.

El potaje es un plato de cuchara muy consumido en cuaresma porque no lleva carneEl potaje es un plato de cuchara muy consumido en cuaresma porque no lleva carne

Sopa de ajo: el plato de cuchara castellano por excelencia

Y para acabar con este particular recorrido cucharero tenemos la sopa de ajo o castellana. Está hecha de caldo, pan, pimentón, laurel, ajo, AOVE y se termina con un huevo escalfado en el centro. Se considera un plato de aprovechamiento, tal y como sucede con otros tantos de la gastronomía española, porque se elabora con las sobras del pan de días anteriores.

En muchos lugares de España ha sido un almuerzo muy popular. Se solía desayunar un café a la salida del sol y horas después se comía la sopa castellana para mantener las fuerzas. En la actualidad se sigue tomando como desayuno en algunas regiones, como por ejemplo Zamora, tras las procesiones nocturnas.

Sopa de ajo o sopa castellana, irresistible con su huevito escalfado.Sopa de ajo o sopa castellana, irresistible con su huevito escalfado.

Los 5 cocidos más famosos en España: ¡querrás probarlos todos!

Dependiendo de donde pidas el cocido puedes encontrarte con cosas totalmente diferentes. Desde el madrileño hasta el andaluz, aquí te explicaremos todas sus características

Álvaro Hontanar22/10/2022

El cocido es un manjar perfecto para entrar en calor cuando el frío rasca. En esos días de otoño o invierno en los que ni apetece salir a la calle se convierte en una de las comidas de referencia en las casas españolas. La sopa, los garbanzos y la carne -normalmente-, todos elementos cotidianos pero que unidos entre sí hacen un plato completo y delicioso.

Además, la costumbre siempre manda que las sobras del cocido se aprovechan. Es más, me atrevo a decir que muchos prefieren las croquetas que se hacen con los restos que el cocido en sí.

Y es que hay mil tipos dependiendo de donde te lo comas. Por eso, aquí te dejamos algunos de los más comunes para que descubras un pedacito de la amplia gastronomía española.

Cocido madrileño, el más conocido en España

El cocido madrileño es una de las variedades más conocidas dentro de España y también fuera. Durante el invierno, es muy sencillo encontrar restaurantes en la capital que lo sirvan. Este consta de tres partes que se sirven sucesivamente: la primera, la sopa de fideos que hace de entrante. La segunda, los garbanzos, que suelen ir acompañados de patata y zanahoria. Y por último la tercera, que consta de la carne y la verdura.

El cocido castellano y el cocido extremeño son muy similares al madrileño, ya que la composición es prácticamente calcada y se consumen en el mismo orden.

El cocido madrileño es uno de los más conocidos internacionalmenteEl cocido madrileño es uno de los más conocidos internacionalmente

Cocido maragato, único porque se toma al revés

El cocido maragato es típico de la comarca de la maragatería, ubicada en Castilla y León. Este tiene una particularidad: se come al revés de lo que estamos acostumbrados. Se toma primero la carne, luego las verduras con los garbanzos y por último la sopa. Este peculiar orden se lo debe a los soldados y militares que comían este plato. En primer lugar comían la carne porque era lo que más energía les aportaba y dejaban para el final la sopa porque era el componente más barato y menos nutritivo.

Si quieres probar un cocido maragato de verdad te recomendamos visitar Astorga, un municipio en la provincia de León y corazón de la maragatería. Ya en él te será muy fácil encontrar lugares acogedores en los que sirvan este manjar.

En el cocido maragato, se deja la sopa para el finalEn el cocido maragato, se deja la sopa para el final

Cocido montañés, nada parecido a lo que tienes en mente

El cocido montañés es una plato típico cántabro que en poco o nada se parece a los cocidos en los que solemos pensar habitualmente. En vez de garbanzos utiliza alubias blancas y se acompaña con embutidos de cerdo y berza. Aunque esta última se sirve en ocasiones con otros cocidos, en el montañés pasa a primer plana y goza de un mayor protagonismo.

Además, aquí no hay 3 fases, no se come por separado. Todo va junto en una fuente desde la que te vas sirviendo tú mismo. Los embutidos más utilizados en la receta tradicional suelen ser la panceta, el chorizo y la morcilla.

El cocido montañés se come todo junto © Wikipedia CommonsEl cocido montañés se come todo junto © Wikipedia Commons

Cocido gallego, hecho con elementos de la tierra

En un buen cocido gallego no puede faltar la materia prima de la tierra. La ternera gallega y los grelos son indispensables para elaborar este plato. Tampoco pueden faltar las hortalizas, pues más allá de los grelos, también se utiliza la naviza, la berza o el repollo.

En lo que a contundencia respecta, el gallego sin duda alguna se lleva la palma. Suele tener más componentes que cualquier otro cocido español. Es muy común preparar este cocido tras la matanza, por eso tiende a tener más elementos que otros cocidos. Por ejemplo, este suele incluir lacón y oreja.

Los grelos son innegociables en un cocido gallego © Flickr - LablascovegmenuLos grelos son innegociables en un cocido gallego © Flickr – Lablascovegmenu

Cocido andaluz, conocido por la pringá

La pringá es el elemento más característico del cocido andaluz. Todos los elementos cárnicos que se echan a la olla (morcilla, chorizo, magro, falda, pollo…) se desmenuzan y se mezclan con el tocino añejo -no vale cualquier tocino para elaborar este cocido-.

Esta se suele comer con pan, e incluso, en muchos restaurantes comercializan y venden montaditos hechos de pringá.

Para la pringá se mezclan con el tocino añejo todos los elementos cárnicos © Wikipedia CommonsPara la pringá se mezclan con el tocino añejo todos los elementos cárnicos © Wikipedia Commons

El curioso cocido maragato, único porque se come al revés

Lo más curioso del cocido maragato es que se come al revés. Es decir, comienzas por la carne y terminas con la sopa.

Álvaro Hontanar01/10/2022

Últimamente está muy de moda el cocido maragato. Descubre todos sus secretos y anímate a visitar Astorga, zona por la que se encuentran algunos de los mejores.

¿De dónde es el cocido maragato?

El cocido maragato le debe su nombre a la Maragatería, comarca de la provincia de León. Al principio se tenía como un plato de campo que utilizaban los trabajadores para alimentarse, ya que el cocido es una comida muy abundante que les entregaba la energía suficiente y les aportaba calor en los duros meses de invierno.

¿Qué lleva el cocido maragato?

El cocido maragato está compuesto por los garbanzos, la berza, la sopa, y 7 diferentes tipos de carne: vaca, lacón, patas, oreja de cerdo, cecina, cordero, cabra y tocino. No obstante, la carne no es fija y puede variar en función de los gustos o de lo que se tenga en el momento de la preparación. Por ejemplo, se puede introducir chorizo, gallina, costillas, pollo…

¿En qué orden se come el cocido maragato?

Lo más curioso del cocido maragato es que se come al revés. Es decir, comienzas por la carne y terminas con la sopa.

Y… ¿Por qué se come al revés?

Se dice que se comenzó a tomar a la inversa ya que durante la guerra los soldados se alimentaban empezando por la proteína. Si el enemigo llegaba, al haber comenzado por la carne, se pensaba que el soldado ya estaba bien alimentado para combatir. En segundo lugar comían los garbanzos para ganar energía e hidratos y posteriormente las verduras para obtener las vitaminas necesarias. La sopa se dejaba para lo último porque lo que aportaba principalmente era calor.

También, al ser un plato muy abundante, se pensaba que si tenía que sobrar algo mejor que fuese la sopa, ya que era lo más barato y lo que menos aportaba nutricionalmente.

La sopa se come al final en el cocido maragatoLa sopa se come al final en el cocido maragato

¿Dónde comer cocido maragato?

Los mejores sitios para comer el cocido maragato están en Castilla y León, y más concretamente cerca de Astorga. Uno de los pueblos mejor conservados de la comarca de la maragatería es Castrillo de Polvazares.

Además de contar con un gran número de restaurantes que sirven esta comida, también podrás disfrutar del paisaje y de su hospitalidad.

Dónde comer cocido maragato en Astorga

Por lo general, Astorga y alrededores son las mejores zonas en las que tomar el cocido maragato. Algunos de los mejores restaurantes de este municipio son:

  • Casa Margarita: Es uno de los lugares favoritos de los viajeros. Comida casera y un cocido como lo haría tu abuela.
  • Cuca La Vaina: Un hotel donde probar auténticos manjares de la región como las natillas con bizcocho y el mazapán. No solo destacan en el cocido.
  • Restaurante Coscolo: Allí lo llaman cocido Coscolo, pero guarda la tradición del maragato, solo que cuenta con su propio toque personal.