Cómo hacer un huerto urbano en una terraza

Cómo hacer un huerto urbano en una terraza. ¡Súper sencillo!

Nada sienta mejor que comerse las hortalizas que cultiva uno mismo. Descubre en este artículo como montar un huerto urbano. ¡Más fácil de lo que parece!

Álvaro Hontanar07/09/2022

Tener un huerto urbano en la terraza es una excelente opción para consumir hortalizas y alimentos de temporada. Tendremos todo el control pues sabremos a ciencia cierta que productos utilizamos, cosa que no ocurre cuando bajamos a comprar al supermercado.

Además, nada sienta mejor que comer lo que uno cosecha, como todo en la vida. Más allá de la mejora en el sabor, cultivar nuestras propias hortalizas nos concienciará y ayudará a mantener una alimentación más saludable.

Normalmente las terrazas son espacios bastante limitados, pero si sabemos aprovechar al máximo el hueco del que disponemos podremos montar un buen huerto sin necesidad de necesitar un patio o una zona extremadamente amplia.

Aspectos a tener en cuenta antes de montar un huerto urbano

Antes de lanzarnos a la piscina y ponernos a comprar macetas, semillas y plantas como pollos sin cabeza, tenemos que tener en cuenta determinados factores. Aquí analizaremos todos ellos para que no te quede ni pizca de duda.

Valora el espacio

Hay que tener en cuenta el espacio disponible. No es lo mismo un patio que una terraza. En el caso de contar con patio comunitario, deberás preguntarle antes a tus vecinos. Si no te lo permiten, otra opción es alquilar pequeñas zonas. En algunos municipios existen huertos comunitarios suburbanos donde puedes adquirir una pieza de espacio pagando una pequeña cantidad al mes. Lo bueno es que en estos casos podrás solicitar ayuda a las personas que también cultivan allí. No obstante entendemos que esta es una opción algo engorrosa puesto que te fuerza a desplazarte y salir de tu casa.

Hay que ser realistas y tener en cuenta el espacio verdadero del que se disponeHay que ser realistas y tener en cuenta el espacio verdadero del que se dispone

Una vez definido el espacio… hora de revisar la luz

Para nuestro huerto urbano necesitamos un espacio que cuente con luz constante. Las hortalizas necesitan de media entre 5 y 6 horas de sol directo, aunque todo dependerá de lo que se plante.

Alimentos como el ajo, la alcachofa o el brócoli necesitan zonas con pleno sol. Sin embargo, hay otras hortalizas que demandan menos y se pueden cultivar en lugares donde abunda la sombra, como es el caso de la acelga, el apio o la col.

La cantidad de sol que recibirán nuestros cultivos dependerá de la orientación. Espacios ubicados al norte tendrán más dificultades para recibir luz. La mejor ubicación es siempre el sur o el sureste. Por eso, tenemos que echar cuentas de la cantidad de tiempo que nuestros cultivos estarán iluminados para decidir que podemos plantar

Qué plantar en un huerto urbano (en función de la cantidad de luz)

No todas las hortalizas necesitan la misma cantidad de luz. Por ejemplo, las verduras de hoja oscura suelen ser aptas para la sombra, mientras que otros cultivos como los ajos, el calabacín o la cebolla necesitan pleno sol. Aquí te dejamos una lista con ejemplos de cultivo para que decidas que puedes plantar:

Hortalizas que necesitan pleno sol

  • Ajo
  • Alcachofa
  • Brócoli
  • Calabacín
  • Cebolla
  • Fresa
  • Judía
  • Pepino
  • Tomate
  • Perejil
El tomate es una fruta que necesita mucha luzEl tomate es una fruta que necesita mucha luz

Hortalizas que cultivar con sol parcial

  • Escarola
  • Guisantes
  • Habas
  • Patatas
  • Puerros
  • Berenjenas

Verduras que cultivar a la sombra

  • Acelga
  • Apio
  • Col
  • Coliflor
  • Espinacas
  • Lechugas
  • Puerro
  • Rábanos

Qué recipientes utilizar en un huerto urbano

Todo dependerá del espacio que tengas y el dinero que quieras invertir. Hay 3 principales opciones:

  • Mesas de cultivo: Perfectas para gente con discapacidad o mayor. Dispondremos de una superficie en la que trabajar con una altura que nos permitirá mantener la comodidad y evitar posturas extrañas. Hay que tener en cuenta que necesitaremos un espacio amplio y una fuerte inversión inicial.
  • Macetas, jardineras y cajones de cultivo: Las más típicas pero las perfectas para todos aquellos que están empezando. Son baratas e ideales para espacios como balcones o interiores. Lo malo es que tampoco podremos cultivar cantidades grandes con ellas si contamos con poco hueco.
  • Jardines verticales: Permiten plantar muchas hortalizas en muy poco espacio, ya que son macetas apilables que crecen a lo alto. Pueden ser engorrosas para principiantes ya que plantar muchas cosas al iniciarte en el mundo de los huertos urbanos te puede quitar mucho tiempo. Si no tienes mucha práctica es más probable que se te mueran las plantas. Además, son bastante caras, pues requieren de una alta inversión.

Si eres un crack de la carpintería siempre puedes ahorrarte un dinero construyendo tus propios cajones de cultivo con palets o cualquier madera que tengas por casa.

Los cajones de cultivo son una de las opciones más comunes a la hora de montar un huerto urbanoLos cajones de cultivo son una de las opciones más comunes a la hora de montar un huerto urbano

El riego en un huerto urbano

Este dependerá no solo de su tamaño, también del tiempo que dispongas. Puedes regar manualmente con una regadera o tener un sistema de riego automático que funcione mediante goteo o con programador.

No hay una respuesta única a la pregunta de: ¿Cada cuánto se debe regar un huerto? Cada hortaliza necesitará una cantidad de agua variable.

Nuestro deber es comprender a las plantas y entender cuando necesitan agua y cuando no, pero eso solamente te lo dará la observación y la experiencia.

Herramientas necesarias en un huerto urbano

Hay ciertas herramientas que son útiles a la hora de poner en marcha un huerto. Algunas de las indispensables son:

  • Palas pequeñas: Para hacer agujeros, tratar la tierra y redistribuirla.
  • Guantes: Necesarios si cultivas hortalizas que pinchen como por ejemplo los calabacines. No son obligatorios al 100% como si ocurre con las palas pero llevar protección nunca está de más.
  • Regadera: En el caso por supuesto de que hayas decido regar el huerto a mano y no echar mano del riego automático.
  • Vaporizador: Este es un artilugio nivel experto y no obligatorio para principiantes. Nos permite aplicar tratamientos vía foliar de forma muy sencilla y uniforme.
  • Azadilla de lanza: Nos ayudará a retirar malas hierbas. De nuevo, no es obligatoria pero si recomendable, especialmente si no quieres acabar con las manos hechas polvo.
Los guantes te evitarán problemas, especialmente con hortalizas como los calabacines, que pueden ocasionarte problemas al intentar retirarlas.Los guantes te evitarán problemas, especialmente con hortalizas como los calabacines, que pueden ocasionarte problemas al intentar retirarlas.

Qué sustrato utilizar en un huerto urbano

Para la primera siembra necesitaremos sacos de sustratos ya preparados. Tenemos que aportarles a las hortalizas los nutrientes necesarios para que crezcan, por lo que debes abstenerte de utilizar tierras para macetas y similares. Los sustratos más comunes y que te servirán para poner en marcha el huerto son:

  • Sustrato universal: Sirve para plantar todo tipo de plantas. Son genéricos y le suelen ir bien a la mayoría de hortalizas.
  • Sustratos específicos: Son más recomendables pero también algo más caros. Hay sustratos que están pensados para favorecer el crecimiento de determinadas plantas. Fíjate bien en la etiqueta y elige el más apropiado.

La elección de un sustrato dependerá de la cantidad de tiempo y dinero que se pretendan invertir. No obstante, un sustrato universal casi siempre irá bien, por lo que si eres principiante tampoco es necesario que te comas la cabeza buscando sustratos específicos para cada elemento en particular.

Y por último… ¿Plantel o semillas?

Siempre será mucho más sencillo comprar la mata cuando ya está algo más desarrollada. De nuevo, dependerá del tiempo que le quieras dedicar, pero lo más recomendable es que los principiantes compren plantel y no se compliquen la vida. Poco a poco ya podrás ir incrementando la dificultad e ir atreviéndote con más cosas. No todos los frutos tienen porqué llegar de primeras (nunca mejor dicho).

Ahora sí que sí: Cómo hacer un huerto urbano

Ya que te hemos mostrado todas las consideraciones que hay que tener en cuenta estás preparado para montar tu propio huerto. Este es un breve resumen de lo que tendrás que hacer para poner en marcha uno:

  1. Definir el espacio
  2. Controlar la cantidad de luz que recibe la zona
  3. Comprar (o fabricar…) recipientes acordes con el espacio
  4. Elegir entre plantel o semillas
  5. Comprar el sustrato correcto y echarlo en los recipientes
  6. Plantar las hortalizas adecuadas dependiendo de los factores analizados. Luz, espacio…
  7. Montar y programar el riego (en el caso de que no se realice a mano)
  8. Y por último el mantenimiento. Regar (en caso de no haber instalado un sistema de riego) y quitar las malas hierbas.

No te agobies si al principio tienes problemas. Podrás ir mejorando con la práctica y la dedicación.