China reduce los aranceles de los embutidos españoles

El jamón y los embutidos españoles se han asentado en mercados internacionales como China o Estados Unidos. Entre los factores que dificultan la exportación destacan los costes arancelarios. Mediante diversos acuerdos se ha conseguido reducirlos, el último gracias a la empresa Embutidos Fermín.

Ruth Cordero Delgado08/04/2021

El pasado 22 de marzo la empresa pionera en exportación de embutidos españoles, Embutidos Fermín, solicitó al departamento de aduanas chino un cambio en la clasificación del código arancelario de este tipo de alimentos.  Los embutidos, que estaban clasificados en el capítulo 02 ahora han pasan a al capítulo 16, lo que repercute directamente en la reducción del arancel, bajando los precios de exportación e importación.

De esta manera se ha conseguido que ahora solo se aplique el 5% del arancel frente al 25% que se aplicaba anteriormente. La principal consecuencia de esta bajada ha sido la súbita demanda de estos productos por el sector chino, según explica Santiago Martín, director de la empresa: “Es una gran noticia para todo el sector cárnico español. En tan solo una semana desde la bajada de los aranceles, en Fermín hemos recibido un 70% más de llamadas de potenciales clientes en China”.

En 2019 se exportaron a China más de 48.000 toneladas de jamón, según el Consorcio del Jamón Serrano Español (CJSE).En 2019 se exportaron a China más de 48.000 toneladas de jamón, según el Consorcio del Jamón Serrano Español (CJSE).

Una de las claves para lograr esta bajada de aranceles fue la última visita de presidente chino, Xi Jinping a España durante la que se formalizó el acuerdo. La Administración General de Aduanas de la República Popular de China y Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España pactaron un protocolo por que se permitía la exportación del “Jamón Ibérico Entero” y embutidos como el lomo, el chorizo o el salchichón.

En este sentido hay que tener en cuenta las altas exigencias sanitarias del Gobierno Chino para los embutidos curados. Tan solo 11 de las 48 empresas autorizadas para exportar al país asiático pueden exportar también esos productos.

Gracias al cambio en la clasificación arancelaria de los embutidos, se han abaratados los costes de exportación.Gracias al cambio en la clasificación arancelaria de los embutidos, se han abaratados los costes de exportación.

Embutidos Fermín lleva en el mercado chino desde 2009 siendo la primera empresa española en exportar jamón ibérico y embutidos en el octubre de 2019. Actualmente realiza fuera de España el 90% de sus ventas, teniendo presencia sobre todo en el mercado chino y en el estadounidense. Para favorecer la entrada en el país americano, la empresa creó su propia filial en Nueva York de la que es socio el chef José Andrés.

Además, Fermín es la única empresa española que cuenta con cinco premios SOFI, unos de los galardones más importantes de la gastronomía en Estados Unidos otorgados por la Asociación Nacional de Comercio de Productos Gourmet de Estados Unidos.

Nutriscore no aprueba el jamón ibérico, la OCU tampoco

El polémico medidor nutricional ahora pone en el punto de mira al jamón Ibérico. Esta delicatesen no ha pasado con nota su “semáforo de calidad”, siendo catalogada con una D. ¿A qué se debe?

Ruth Cordero Delgado12/03/2021

¿Qué es nutriscore?

Esta etiqueta es un indicador nutricional que califica, mediante cinco letras, la calidad de un determinando alimento (A bueno, E muy malo, pasando por B, C y D). Nutriscore está sobre todo indicado para alimentos compuestos por varios ingredientes y, en general, para productos ultraprocesados.

Desde la OCU (Organización Consumidores y Usuarios) advierten que antes de valorar esta herramienta, es necesario hacer unas consideraciones previas:

  • En primer lugar, este sistema compara la valoración nutricional global de los alimentos de una misma familia, por lo que no debemos comparar la “nota” que reciben los yogures con la de los quesos, ni la del jamón con la de los refrescos.
  • Teniendo en cuenta que Nutriscore valora sobre todo los ultraprocesados, tampoco podemos considerar excelente un producto “A” ni consumirlo en exceso.
  • Para ello, recordando que cuantos menos ultraprocesados comamos, más saludable será nuestra dieta, la recomendación es optar por uno que mejor valoración tenga dentro de su misma categoría.

¿Qué pasa entonces con el jamón?

En España el consumo de carne roja es muy elevado y excede de las recomendaciones sanitarias. Esto también ocurre con la carne procesada cuyo consumo se recomienda aún menos, tanto en frecuencia como en cantidad.  La carne procesada se presenta en nuestra nevera en forma de salchichas (tipo Frankfurt), carne en lata, curados, salazones, ahumados y también jamón ibérico.

 La carne procesada se presenta en nuestra nevera en forma de salchichas (tipo Frankfurt), carne en lata, curados, salazones, ahumados y también jamón ibérico La carne procesada se presenta en nuestra nevera en forma de salchichas (tipo Frankfurt), carne en lata, curados, salazones, ahumados y también jamón ibérico

El problema de los embutidos

Atendiendo a la valoración que da Nutriscore a este tipo de productos, y la observación que ha realizado la OCU en base a la información nutricional de cada uno, el resultado es que ninguno se ajusta a las recomendaciones dietéticas.

Lo que más destaca de los embutidos procesados es su gran cantidad de grasa y de sal. Y es precisamente estos dos componentes por los que el jamón ibérico ha obtenido las letras D y E, en el medidor. Por ello, al igual que otros embutidos, se recomienda un consumo frecuente y moderado.

Además, de los 200 productos que ha tenido en cuenta la OCU, solo dos de ellos, la pechuga de pavo y el jamón cocido, reciben la nota B y ninguno de ellos obtiene la A.

El jamón ibérico ha obtenido las letras D y E, en el medidorEl jamón ibérico ha obtenido las letras D y E, en el medidor

Para evitar toda polémica, la OCU sostiene que Nutriscore no pretende demonizar ningún producto, tan solo informar al consumidor de qué procesados son mejor opción.