Nájera, bocados gourmet y excelentes vinos para los amantes del buen vivir

Un restaurante con solera que abrió sus puertas en 1959, para conquistar los paladares más sibaritas, con una propuesta gastronómica de gran calidad

Ana S. Diéguez14/05/2021

Todo un clásico. Un restaurante de toda la vida dónde comer francamente bien. Un grato descubrimiento gracias a la recomendación de Pepe Caldas, el simpático dueño de Taberna Puerto Lagasca y de Taberna Los Gallos. Un canario carismático y encantador que a día de hoy sigue estando eternamente agradecido a su gran amigo “Monchete”, Ramón Hidalgo, dueño del restaurante Nájera, por todos los consejos y contactos que le proporcionó, cuando se aventuró a lanzarse de lleno en el ámbito de la hostelería.

El primer restaurante Nájera abrió sus puertas en 1959 en la madrileña calle de Guzmán el Bueno, con el objetivo de ofrecer siempre una carta elaborada con las mejores materias primas. Honestidad, tradición y calidad podrían ser el sello de esta casa de comidas, que ahora también ha hecho su incursión en el exclusivo barrio de Salamanca, concretamente en el número 116 de la calle de Claudio Coello.

Marina, la madre de “Monchete” fue quién animó a su marido, Florencio a quedarse con el primer local. Una pequeña taberna en Guzmán el Bueno que siempre está hasta arriba. El secreto, no escatiman en ofrecernos siempre los mejores productos a muy buen precio.

Un negocio familiar que hace gala de un ambiente agradable y un servicio sumamente atento que se desvive para que nos sintamos como en casa. Recetas caseras y tradicionales, a las que añaden un toque de modernidad. Propuestas que fusionan los sabores más clásicos con matices innovadores para sorprender y conquistar a los paladares más exigentes. Elaboraciones sencillas que buscan conferir un protagonismo indiscutible al producto y que no requieren florituras ni aderezos innecesarios. Una taberna castiza como las de antaño, que conserva el auténtico ambiente de barrio, con ese encanto tan característico que cada vez resulta más difícil encontrar.

Los míticos huevos rellenos de NájeraLos míticos huevos rellenos de Nájera

En esta ocasión, empezamos la ruta en el restaurante Nájera de Guzmán el Bueno, dónde el propio “Monchete” nos cautivó con sus míticos huevos rellenos, una deliciosa ensaladilla rusa, unos tomates raf, que compra a quince euros el kilo y que saben a tomate de verdad, y unas formidables gambas a la plancha que son un verdadero espectáculo.

No pudimos resistirnos a la tentación de visitar el local de Claudio Coello. Un concepto totalmente distinto en cuanto a decoración se refiere. Elegante. Coqueto. Amplio. Predominan las tonalidades azules y la luz natural que se cuela por la amplia cristalera de la fachada. Un precioso restaurante que conserva la esencia de sus orígenes.

Nájera, Claudio CoelloNájera, Claudio Coello

En Nájera de Claudio Coello, probamos una sorprendente propuesta que nos enamoró. Las alcachofas de Jerusalén con huevo y trufa. Un plato que engancha y seguro que nos obliga a volver muy pronto. También saboreamos un formidable puchero, y un divertido bocadillo al que bautizan “Monchito”. Elaborado con solomillo, tomate raf, mayonesa casera y un toque de mostaza, que sin duda merece la pena probar.

El Bocadillo de solomillo "Monchito"El Bocadillo de solomillo "Monchito"

Desgraciadamente, tras la ruta de Nájera al completo, nos resultó completamente imposible probar la tarta de queso casera que Sol prepara con sumo cariño, por lo que será necesario volver…

Nájera nos sorprende con el genuino sabor de esos platos tradicionales que irremediablemente evocan recuerdos y nos sacan una sonrisa. Un local especial con espíritu tabernero dónde, no solo disfrutar de la buena gastronomía, sino también de buenos momentos… Esos que nunca se olvidan.

Restaurante Nájera

Dirección : Calle de Claudio Coello, 116, 28006 Madrid

Teléfono: 91.543.10.82

Precio Medio: 30€

La Giralda, un pedacito del sur en el corazón del barrio de Salamanca

La Giralda, un pedacito del sur en el corazón del barrio de Salamanca

Un entrañable restaurante familiar dónde embriagarse de la esencia y el duende de Andalucía, mientras saboreamos la mejor gastronomía del sur

Ana S. Diéguez07/05/2021

Un restaurante con solera. Una bonita historia. Más de cuatro décadas deleitándonos con las mejores frituras de la capital. En La Giralda, su precursor, el almeriense Carmelo Espinosa, ha querido plasmar desde sus orígenes, la verdadera esencia de su tierra natal, Andalucía.

En la actualidad, La Giralda se alza majestuosamente en la madrileña calle de Claudio Coello y nos conquista con una maravillosa terraza en el exclusivo callejón de Puigcerdá. Un bonito restaurante que rinde homenaje al mundo taurino, haciendo un guiño a los tiempos en los que su dueño arrancó su carrera como novillero. Desde entonces, ha llovido mucho y Carmelo, por casualidades del destino, aparcó su carrera taurina para dedicarse en cuerpo y alma a la restauración, su gran pasión.

Lo que empezó siendo posiblemente la primera freiduría de calidad en Madrid, La Giralda de la calle Hartzenbusch, desembocó en un negocio familiar de éxito que llegó a reunir hasta cuatro locales de La Giralda en la capital. Restaurantes con un denominador común, siempre el mejor producto, elaborado con humildad y grandes dosis de cariño para satisfacer al comensal. A día de hoy, la segunda generación de la familia Espinosa toma el relevo, y aunque Carmelo continúa presente en cuerpo y alma en La Giralda, tres de sus cuatro hijos, María, Germán y Paco, se han incorporado a este bonito proyecto que nos trae a la capital el genuino sabor del sur.

Carmelo EspinosaCarmelo Espinosa

En La Giralda los detalles marcan la diferencia y nunca falta una rica tapa de la casa que acompaña ineludiblemente nuestra consumición. En este caso, las primeras cañas llegaron acompañadas de unas sabrosas patatas con alioli casero y remolacha, que dieron paso a un sensacional salmorejo cordobés. Fresco y ligero, nos condujo a unas riquísimas croquetas caseras de langostinos. Crujientes, calientes y deliciosas, desembocaron en una de las especialidades de La Giralda. Su espectacular plato de fritura variada que nos traslada a las maravillosas playas del sur con cada bocado. Una materia prima de calidad que elaboran con excelencia, logrando transmitirnos todo el sabor y la esencia de Andalucía. Para terminar, no pudimos resistirnos al arroz caldoso de rabo de toro que Carmelo nos recomendó. Una auténtica delicia que sin duda merece la pena probar cuando se visita La Giralda.

La excelente fritura de pescado de La GiraldaLa excelente fritura de pescado de La Giralda

De los postres, todos ellos caseros, probamos. los piononos de Santa Fe, un postre típico de Granada que nos dejó un delicioso sabor de boca y muchas ganas de volver.

La Giralda, un acogedor restaurante en plena Milla de Oro, dónde empaparse de la auténtica esencia de Andalucía y que nos deleita todos los sábados por la tarde con un animado espectáculo de flamenco, de la mano de la increíble Isabel Luna. Un plan divertido y diferente que nos cautiva con todo el salero y el duende del sur.

La Giralda

Dirección: Claudio Coello, 24, Madrid

Teléfono: 91 576 40 69

Precio Medio: 40€

Patio de Leones: Cocina informal en un ambiente para disfrutar

Patio de Leones: Cocina informal en un ambiente para disfrutar

Desde la terraza de Patio de Leones se puede disfrutar del ambiente más madrileño con hermosas vistas a la Puerta de Alcalá y parte del famoso parque del Retiro. Una terraza que dispone de calefacción y metacrilatos con separación de mesas y diferentes ambientes.

Eva Celada28/04/2021

Tanto para el desayuno, en el que se sirven tostas e incluso churros, como para el aperitivo donde se puede tomar algunas buenas raciones, como la comida con platos tradicionales e incluso la merienda, este espacio es un auténtico lujo. Los fines de semana hay un DJ que ameniza con música a los comensales, que van desde amigos, familias, parejas o reuniones de trabajo.

El bar, así lo define su director Jorge Llovet (también fundador de Ramses, vecino de Patio de Leones), sirve la cerveza en pequeñas cubiteras que permiten tomarlas a la temperatura deseada. La carta está bien diseñada con platos fríos entre los que no faltan las tablas de queso, jamón o el foie, además de la mortadela trufada de Negrini, con tosta de pan y tomate (15 euros) , o las conservas de calidad como los mejillones en escabeche con patatas fritas o los berberechos.

La terraza de Patio de Leones es un auténtico lujo, con vistas a la Puerta de AlcaláLa terraza de Patio de Leones es un auténtico lujo, con vistas a la Puerta de Alcalá

Las raciones frías y calientes continúan proporcionan la posibilidad de compartir diferentes platos, entre ellas la Ensaladilla Rusa (13 euros) bastante mejorable, sale demasiado fría y le falta punch. Sin embargo, son un acierto completo las croquetas de Joselito (13 euros) crujientes por fuera, muy cremosas-casi líquidas por dentro y sobre todo con un sabor a jamón que persiste tras tomarse. Merecen sin duda la pena y son un valor seguro en ese tapeo en la terraza.

El pulpo a la plancha sobre puré de patata con ajada (21 euros) es otro clásico, que aunque está sobre cocido, como es el gusto de los madrileños en su conjunto es correcto. Al igual que las gambas rojas al ajillo (17 euros) que también agradecerían para respetar su calidad menos cocción. También se ofrece la tortilla de patata o los langostinos en gabardina, en definitiva se puede comer muy correctamente de tapeo.

Las raciones son perfectas para comaprtirLas raciones son perfectas para comaprtir

En el terreno de los platos principales, las carnes mandan sobre los pescados, algunos de los que se elaboran de forma correcta como el Rape y Langostinos a la bilbaína (23 euros), sin embargo fallidas las Chuletas de cordero lechal (21 euros) servidas con patatas fritas y pimientos de padrón, las chuletas llevan por encima una salsa de carne concentrada inexplicable que desvirtúa completamente su sabor aportándolas demasiada salinidad. Las patas caseras están muy buenas así como los pimientos.

Los postres son caseros, y probamos la tarta de queso (7 euros) una ración más que para compartir, y en textura y sabor se corresponde a las tartas de queso de corte más tradicional. Probamos también un helado de piña (4 euros), en realidad es un helado de sorbete (está mal denominado en la carta), refrescante de buen sabor, tiene el problema de estar cristalizado.

El restaurante dispone de una carta de cafés que probamos, y de muy buena calidad. Así como el pan rústico de masa madre que no puedes parar de comer. Aunque no tomamos vino, la carta merece la pena, están bien servidos y hay mucha oferta por copas.

El interior de Patio de Leones es una maravilla, con piezas exclusivas de los artistas Sergio Mora y Pepe PuenteEl interior de Patio de Leones es una maravilla, con piezas exclusivas de los artistas Sergio Mora y Pepe Puente

Es una lástima que en los tiempos actuales nos sintamos más seguros al aire libre porque en el caso de Patio de Leones, el interior es una maravilla, con 200 m2 de local, una barra desde la que se pueden ver 500 referencias de vinos así como las piezas exclusivas de los artistas Sergio Mora y Pepe Puente. Solo la contemplación de estas obras ya es una experiencia. Es completamente accesible para personas con movilidad reducida, e incluso hay una ascensor para bajar a los baños, que hay que ver con sus leones en forma de fuente, rememorando a los de la Alhambra.

En definitiva, Patio de Leones es un bar restaurante que merece la pena la visita, porque adapta su “multi propuesta” a las necesidades de sus clientes, tanto horarias como gastronómicas. Desde tomar una cerveza bien servida, una copa de vino con una tabla de embutidos, un vermú especial Martini con un foie, a un guiso o una merienda con   tradicionales churros, e incluso otras más innovadoras y muy correctas. Compartiendo platos se puede comer por 25-30 euros. En lo puramente gastronómico, dentro de los platos que hemos probado, es correcto pero acepta mejora. En su conjunto recomendamos el establecimiento porque no estamos sobrados de lugares seguros, donde pasarlo bien comiendo y bebiendo, y este es uno de ellos.

Patio de Leones.

Calle Serrano, 1 Madrid.

Teléfono 651 555 000

Yugo The Bunker, un enigmático viaje en el tiempo de la mano del imparable Julián Mármol

Yugo The Bunker, un enigmático viaje en el tiempo de la mano del imparable Julián Mármol

Escondido en el centro de Madrid, en la calle San Blas, nos encontramos con un sorprendente espacio, que rebosa magia y nos conquista con una excepcional propuesta gastronómica con toda la esencia nipona

Ana S. Diéguez23/04/2021

Yugo The Bunker, el icónico proyecto del incombustible chef Julián Mármol, es mucho más que un restaurante con estrella Michelin. Un viaje para los sentidos en toda regla que nos hace viajar en el tiempo. Una experiencia sensorial inolvidable que nos seduce nada más traspasar su umbral, con una excepcional réplica de un bunker japonés de la segunda Guerra Mundial.

Un concepto innovador que descoloca y sorprende, haciéndonos  sucumbir a los sorprendentes sabores con los que Julián nos conquista en cada visita.

Un trabajador incansable. Un apasionado de su profesión. Julián disfruta creando, elaborando y sorprendiendo al comensal. Un chef en constante evolución. Un inconformista en constante búsqueda de nuevos sabores, matices y elaboraciones. Como resultado, una experiencia gastronómica que deja huella. Un juego constante de texturas, aromas y fusiones que concluyen en auténticas obras de arte gastronómicas para el deleite de los paladares más sibaritas.

En esta ocasión optamos por probar el menú Omakase, la joya de la corona de Yugo The Bunker. El menú arranca con una espectacular tempura de lubina que dio paso a una degustación de distintas variedades de sashimi. De akami, chutoro, toro, salmón sockeye, salmón albino, ora king salmón, hamachi y lubina. Una auténtica oda al producto que nos condujo a los gunkan. Una deliciosa explosión de sabor en boca en sus tres variedades. De toro, de ora king salmón, de berberechos y de caviar. Todos ellos formidables, aunque nos decantamos por el de caviar, que destaca sobre el resto por su maravillosa textura y su sorprendente sabor.

La cigala con chawan de su coral es un bocado que engancha nada más probarlo, al igual que las fantásticas gyozas. Probamos la de sardina y la de rodaballo salvaje y nos resulta difícil decir cuál nos gustó más. Continuamos con una excepcional degustación de nigiris. Primero, probamos el de viera y continuamos con el de kamatoro, intuyendo con cierta melancolía que el final estaba cerca. Desgraciadamente, así fue, y tras caer rendidos al mítico gunkan de tuétano en dos texturas llegamos al momento del postre.

Una sorprendente torrija de té matcha que fusiona a las mil maravillas la gastronomía nacional con la nipona y que llegó acompañada de unos vanguardistas bomboncitos helados de sake y té verde.

Yugo The Bunker, mucho más que un restaurante con estrella, una experiencia gastronómica que deja huella.

  • Menú Iconic: 125€
  • Menú Acorazado: 135€
  • Menú Omakase:165€

Yugo The Bunker

Calle de San Blas, 4, 28014 Madrid

Teléfono: 91.444.90.34

Precio medio: entre 95€ y 200€

Thaï Garden Arturo Soria

Thaï Arturo Soria, exotismo y elegancia en un entorno idílico

Un precioso restaurante de aire colonial, con una encantadora terraza, dónde disfrutar de la genuina esencia de Tailandia

Ana S. Diéguez16/04/2021

Visitar Thaï Arturo Soria, constituye un viaje sensorial. Una experiencia que nos embriaga nada más cruzar su umbral, para trasladarnos a destinos paradisiacos a través de sabores, aromas y matices que conquistan nuestros sentidos. Fieles a su filosofía, nos deleitan con un exquisito exotismo en el que reina una equilibrada armonía. Maravillosas orquídeas, elegantes velas y enigmáticos budas, nos reciben para adentrarnos en el espíritu de Thaï Arturo Soria. Una inolvidable aventura al Reino de Siam, a través de exquisitos platos que conquistan nuestros paladares desde el primer bocado.

Materias primas de primerísima calidad, cuidadosamente elaboradas con grandes dosis de cariño y mucho amor. Un precioso local, que nos incita a evadirnos y disfrutar plenamente de una inolvidable experiencia gastronómica.

Nuestros Favoritos

En esta ocasión, empezamos pidiendo un Laab Kai. Una refrescante ensalada de pechuga pollo delicadamente picado, preparado con menta fresca y chalotas maceradas en zumo de lima. Seguimos con un fantástico Kanom Gib. Unas espectaculares empanadillas de cerdo y langostinos cocidas al vapor, acompañadas de una suave y untuosa salsa que nos cautivó de inmediato. A continuación, saboreamos las perlas Thaï. Unas llamativas vieiras salteadas con hierbas aromáticas y presentadas en su preciosa concha. De los platos principales, optamos por probar el emblemático Massaman Thaï. Una exquisita carne de vacuno al curry rojo con patatas y anacardos.

Perlas Thaï, en Thaï Garden Arturo SoriaPerlas Thaï, en Thaï Garden Arturo Soria

Para terminar, nos sorprendieron con un original postre, el cremoso de coco y maracuyá. Un elegante dulce con sabor coco y maracuyá que llegó acompañado con una fantástica salsa inglesa al jengibre, crumble y helado de limón. El perfecto broche final para una inolvidable velada en un entorno absolutamente paradisíaco.

Cremoso de coco y maracuyá en Thaï Garden Arturo SoriaCremoso de coco y maracuyá en Thaï Garden Arturo Soria

En Thaï Arturo Soria se respira tranquilidad y sosiego. Una embriagadora calma que ayuda a evadirse de la caótica rutina de la ciudad, para adentrarnos en un enigmático universo Thaï. Una vivencia que rebosa encanto y magia e invita a volver muy pronto.

Thaï Arturo Soria

Dirección: Arturo Soria, 205, 28033 Madrid

Teléfono: 91.350.63.68

Salud y seguridad: Toma de temperatura obligatoria · El personal lleva mascarilla · Se toma la temperatura al personal · El personal debe desinfectar las superficies entre clientes 

Precio Medio: 40€

Ocho restaurantes donde tienes que reservar mesa esta Semana Santa

Ocho restaurantes donde tienes que reservar mesa esta Semana Santa

En Madrid, La Rioja, Sevilla, Mallorca y Bilbao. Restaurantes de estreno y algunos que aún tenías pendiente de conocer serán tu plan gastro perfecto.

Alicia Hernández31/03/2021

No podemos salir de nuestra Comunidad Autónoma, pero esa será la mejor excusa para conocer algunos restaurantes que acaban de abrir y los que llevamos tiempo intentando reservar. Aprovecha estos días de fiesta para hacer turismo por tu región y darte unos buenos homenajes gastronómicos.

Cocina Madre, en La Rioja

Cocina Madre es el nuevo proyecto de los hermanos Echapresto, en La Rioja.Cocina Madre es el nuevo proyecto de los hermanos Echapresto, en La Rioja.

Los hermanos Echapresto están de estreno. Ignacio y Carlos regentan Venta Moncalvillo, el restaurante que lleva más de una década haciendo brillar una estrella Michelin en el pueblo riojano de Daroca de Rioja. Y acaban de poner en marcha un proyecto que llega cargado de emociones: Cocina Madre. Este nuevo espacio del restaurante (la planta baja de la casa familiar) ocupa la zona destinada a eventos y nace como “un homenaje a todas las madres cocineras, que han mantenido la esencia de la cocina tradicional y han enseñado a cocinar a las siguientes generaciones, y en especial a ‘Rosi’ nuestra madre, que fue la encargada de los fogones desde la apertura y sin la que nada de lo que hemos conseguido hasta ahora hubiese sido posible”, explican. De esa cocina materna han seleccionado las recetas más entrañables y sabrosas que irán cambiando para formar un menú pegado a la temporada y en el que cocinarán con productos de su huerto, que se cuela por las ventanas del restaurante. El precio del menú es de 38 € e incluye un aperitivo, un entrante, un plato principal y postre, además de agua natural y pan artesano.

Cocina Madre.

Ctra. Medrano 6

Daroca de Rioja, La Rioja

Tel. 941 44 48 32.

Hoteles Gran Meliá: Tenerife, Madrid, Mallorca…

Gran Meliá Hotel del Mar, en Mallorca. Un lugar increíble.Gran Meliá Hotel del Mar, en Mallorca. Un lugar increíble.

Ha llegado el momento de darse un capricho. Algunos de los hoteles Gran Meliá vuelven poco a poco a la actividad y han preparado planes para escaparse en Semana Santa, “Los Caprichos”, y sin salir de nuestra Comunidad. En la costa sur oeste de la isla de Tenerife, el hotel Gran Meliá Palacio de Isora, en primera línea de mar, propone un pack Capricho Marino (desde 390€) que incluye alojamiento en habitación deluxe, cena y desayuno, y salida en barco para avistar ballenas y delfines. Gran Meliá Palacio de los Duques posee un precioso jardín interior en el corazón del Madrid de Los Austrias con la terraza del restaurante Dos Cielos de los Hermanos Torres. Y en Mallorca, no se nos ocurre mejor plan que sentarse a comer en las mesas del restaurante Arrels del Hotel del Mar con la gastronomía más auténtica de la isla y las fabulosas vistas y el rumor del Mediterráneo.

Villa Verbena, en Madrid

Villa Verbena. Con el ambiente de los antiguos kioskos de la Casa de Campo y la mejor cocina castiza.Villa Verbena. Con el ambiente de los antiguos kioskos de la Casa de Campo y la mejor cocina castiza.

Solo pronunciar el nombre de este restaurante ya invita a disfrutar. Villa Verbena acaba de abrir sus puertas y una fabulosa terraza en el gran pulmón de la capital, junto al Lago de la Casa de Campo de Madrid. Sus artífices son los cocineros de Triciclo (Javier Mayor, Javier Goya y David Alfonso), y el grupo The Hat, siempre al frente de interesantes proyectos gastronómicos. En Verbena vas a encontrar una carta llena de sugerencias castizas y muy apetecibles. Tapeo infalible, con las anchoas, croquetas, bravas y torreznos con revolconas. Guisos como los callos a la madrileña, el rabo de toro con salsa de setas o las pochas con bacalao y su pil pil. Y buenos productos asados a la brasas, desde la txistorra de Arbizu o la morcilla de Burgos artesana, a carnes selectas y platos con el sello Triciclo, como el tuétano de vaca a la brasa.

Villa Verbena.

Paseo María Teresa, 3. Casa de Campo. Madrid.

Teléfono: 91.999.30.14

Delacruz, en Sevilla

DeLaCruz es el estreno sevillano que no hay que perderse esta Semana Santa.DeLaCruz es el estreno sevillano que no hay que perderse esta Semana Santa.

Esta Semana Santa no habrá procesiones en Sevilla, pero te proponemos conocer uno de los últimos estrenos que te va a encantar. Delacruz es el nuevo espacio gastronómico de Ovejas Negras, en Tomares, a las afueras de Sevilla. La cocina apuesta por la parrilla con acento criollo. Pasan por las brasas piezas de pollo, entraña de añojo, ojo de bife argentino y solomillos. Pero también pescados, como la lubina de estero, la corvina y facera de atún de almadraba que se aromatiza con la magia del humo. El espacio, decorado con el arte y buen gusto que ponen en todos sus proyectos, se divide en diferentes zonas techadas y al aire libre. Con tres zonas de terraza que hay que reservar con tiempo y que lleva camino de convertirse en el oasis del verano sevillano.

Restaurante DelaCruz.

Camino Viejo, 2. Tomares. Sevilla

Teléfono: 684.453.136

Don Dimas, en Madrid

Elegante y luminoso. Así es Don Dimas, el estreno madrileño que cautiva con su refinado recetario andaluz.Elegante y luminoso. Así es Don Dimas, el estreno madrileño que cautiva con su refinado recetario andaluz.

Quédate con su nombre: Don Dimas. Es uno de los últimos estrenos de Madrid, en el Barrio de Salamanca, que realmente está imparable de aperturas. Un restaurante lleno de color y elegancia, a los pies del parque del Retiro, que llega con la intención de recrear en la cocina el mundo onírico basado en Don Dimas, el zorro que fuera mascota de Blas Infante (considerado el padre del patria andaluza) y con el que el chef Álvaro Garcés ha querido homenajear sus raíces onubenses. El chef, formado con grandes nombres de la cocina nacional e internacional, como Alain Ducasse, nos propone un viaje al recetario andaluz en el escenario de un encantador bistró parisino. Para empezar, el Salpicón del Señorito, compuesto por gamba blanca, cangrejo, anguila ahumada y mejillón en escabeche se combina con pipirrana y helado de yuzu, las croquetas de pringá o el Tomataso, con tomates llegados de Almería y encurtidos sobre una base de salmorejo y salchichón de presa ibérica. En los principales, sus cazuelas y las cocottes, que van variando, buenas carnes de selección Discarlux, pescados de las lonjas andaluzas, y para acabar, la Tarta cremosa de chocolate con torta de Inés Rosales y aceite Picual. Un viaje seductor al Sur.

Don Dimas.

Castelló, 1. Madrid

Teléfono: 617.244.779

Surfin´ Tacos, en Bilbao

Surfin' Tacos. La nueva taquería mexicana en el corazón de Bilbao.Surfin’ Tacos. La nueva taquería mexicana en el corazón de Bilbao.

Los pintxos están muy bien, pero ¿te imaginas sentir y saborear las calles de México en el corazón de Bilbao? Surfin´ Tacos ha llegado para replicar en el Casco Viejo la esencia callejera de las taquerías mexicanas. Al mando de los fogones está Edgardo Martínez Nieto, natural de San Luis Potosí, México. “No tenemos pinches burritos”, advierte el letrero sobre el mostrador. Aquí se preparan los tacos más representativos del país. La cochinita pibil del Yucatán, el trompo pastor del DF, la lengua del Potosí o los de pescado de Baja California. Todos cocinados con producto de la despensa vasca aderezados con especias importadas del otro lado del charco. El rey de los tacos en Surfin’ es el de chicharrón y pulpo, un trallazo de panceta de sabor marino que te sorprenderá. También hay opciones vegetarianas. ¿Y para beber? Jarritos, chelas, micheladas, refrescos, margaritas, tequila y mezcal.

Surfin’ Tacos.

Barrenkale Barrena, 12. Bilbao

Teléfono: 944.979.267

CoolRooms Palacio de Atocha, en Madrid

Fabulosa terraza en la zona de piscina del hotel CoolRooms Palacio de Atocha.Fabulosa terraza en la zona de piscina del hotel CoolRooms Palacio de Atocha.

El Hotel CoolRooms Palacio de Atocha se ha propuesto que los madrileños disfruten de su ciudad como nunca y vayan de vacaciones al Mejor Hotel Urbano de España nombrado en la prestigiosa guía Gold List. En este elegante y céntrico hotel de la capital, con una preciosa terraza interior rodeando la piscina, han diseñado muchos planes para acertar con nuestros gustos. Incluso con la opción de disponer de la habitación solo por el día para descansar y probar la gastronomía del hotel, el servicio de spa y muchas otras actividades. Resulta muy tentadora la propuesta Semana Santa Gastronómica que incluye alojamiento de una noche en Deluxe Room con desayuno incluido, Cena en el restaurante El Patio de Atocha con platos y sugerencias de Semana Santa, y un curso Delicias de Semana Santa de 2/3 horas. Precio por pareja: 469 €.

Coolrooms Palacio de Atocha.

Atocha, 34. Madrid

Teléfono: 91.088.77.80

El Jefe, en Madrid

La torrija de El Jefe es la estrella de estos días, sin duda.
La torrija de El Jefe es la estrella de estos días, sin duda.

Sin movernos del barrio de Chamberí, la cocina de El Jefe nos invita a viajar. Aquí se rinde homenaje a la street food y una food truck preside en local donde vas a alucinar con el Hot Dog Truck (salchicha ahumada sobre ternera avileña, mix de quesos y pepinillo agridulce); el Wok (salteado de verduras y setas con aguja de Duroc, tallarines y fondo casero) o la Lincoln Hawk Burger (200 g de jugosísima ternera ecológica de Ávila con cebolla agridulce, sofrito de tomate, rúcula, queso Cheddar y patatas fritas dulces). No falta el Sandwich Cubano, el famoso bocadillo originario de la isla caribeña relleno de lomo macerado, lacón, queso Emmental, pepinillo y mostaza, esa receta estrella de la película Chef que inspiró a los creadores de El Jefe. De postre, ahora es tiempo de rendirse ante su Torrija. Aunque está presente todo el año, en Pascua apetece este dulce hecho con pan brioche empapado en leche, azúcar, canela y vainilla, y rematada con crema pastelera casera y azúcar caramelizado.

El Jefe.

Alonso Cano, 103. Madrid

El patio del Four Season: Vermuts con historia y buena gastronomía

El patio del hotel Four Seasons: Vermuts con historia y buena gastronomía

En el hall del Four Season, en Madrid, podemos disfrutar de un excelente aperitivo y acompañarlo con una comida de alta calidad. Uno de los restaurantes de este magnífico hotel de Madrid.

Redacción19/03/2021

Nada más entrar al hall del hotel Four Seasons nos damos cuenta que se trata de un lugar especial en el que se han puesto muchas esperanzas. Desafortunadamente el hotel no ha nacido en el momento perfecto ni en el lugar adecuado y ha tenido que dar sus primeros pasos entre pandemias y restricciones, cierres perimetrales y apagón turístico. Bajo este panorama la cosa pintaba mal. Pero no todo es lo que parece y desde luego no todo sucede según lo previsto y en este caso, y para fortuna de todos (madrileños y no madrileños), el hotel está haciendo gala de una fortaleza suficiente para mostrarse firme ante la adversidad y soportar los chaparrones que vengan. Y una prueba de ello es una de sus tres ofertas gastronómicas: El Patio.

Primero, y por justicia, debemos decir que competir con Dani García no es una tarea sencilla para nadie. El genial chef Marbellí es el responsable de la propuesta gastronómica del restaurante estrella del hotel: Dani. El segundo espacio gastronómico está por ahora cerrado, aunque promete: se trata de Isa, una propuesta de cocina internacional de autor que en breve abrirá sus puertas. Y en tercer lugar encontramos el espacio que hoy nos ocupa y que por situación debería ocupar el primero ya que se encuentra nada más entrar al hotel, en el hall.

Situado en el hall del hotel, El Patio sirve sus comidas y aperitivos en sillones y mesas bajas.Situado en el hall del hotel, El Patio sirve sus comidas y aperitivos en sillones y mesas bajas.

Mesas bajas, sillones y sillas y una pequeña barra en un lateral es todo lo que en principio se divisa del espacio, es más, lo más normal es preguntar si estás en el lugar correcto. Pero si, es exactamente allí. Discreto al máximo. O al menos en lo que al espacio se refiere ya que su oferta gastro no es discreta, sino vistosa y arriesgada.

Empecemos hablando de sus vermuts, algo fundamental ya que cuenta con una exclusiva barrica tradicional de Jerez hecha a medida, la primera de su tipo desde la década de 1960 y ofrece diferentes experiencias en torno a él. Pero vayamos rápidamente a lo que hemos venido a probar: su comida.

El Steak Tartar se sirve con unas finas y logradas patatas trufadasEl Steak Tartar se sirve con unas finas y logradas patatas trufadas

Por una parte, comenzamos con unas espectaculares croquetas de pollo al curry con quisquilla, un mar y montaña explosivo, con la croqueta cremosa y sabrosa por dentro, una cobertura fina y crujiente y todo el contraste de texturas y sabores de las quisquillas. A continuación probamos la ensaladilla rusa, que se acompaña con huevas de cangrejo: fina y elegante pero algo falta de sabor, necesitada de un poco de punch. Muy recomendable el Steak Tartar.

Para finalizar los salados, nos decidimos por la liebre royal y acertamos. Un plato lleno de sabor, elegante y con carácter, perfectamente ejecutado y altamente adictivo.

Los postres de Carles Codina son un auténtico espectáculo visualLos postres de Carles Codina son un auténtico espectáculo visual

Y luego llegan los postes, posiblemente los grandes protagonistas de la carta y con el Chef Carles Codina como responsable de estas excelentes elaboraciones, auténticas obras de arte dulces.

En resumen, un lugar sorprendente y agradable para disfrutar de un buen rato entre grandes vermuts y muy buena gastronomía.

El Patio (Hotel Four Seasons)

Calle de Sevilla, 3

Madrid

La Cabra Bakery: una propuesta gastronómica 360

La Cabra: una propuesta gastronómica 360º

En el castizo barrio madrileño de ChamberÍ visitamos este restaurante con una amplia propuesta que va desde desayunos a cócteles, picoteo o afterworks.

Redacción12/03/2021

Corren malos tiempos para la hostelería y los negocios que tienen la suerte (o la temeridad, o la valentía o la pasión) de seguir abiertos deben reinventarse, adaptarse y multiplicar la oferta para sobrevivir. Un buen ejemplo de ello es La Cabra, ubicado en la Calle Francisco de Rojas, en el castizo barrio madrileño de Chamberí: buenos desayunos, meriendas, una pequeña terraza, un interior amplio y cuidado, take away, vinoteca, cócteles, afterworks… la oferta es tan amplia que se complica no encontrar en el restaurante lo que buscas.

Los excelentes desayunos de La Cabra son caseros y se pueden recoger para llevar.Los excelentes desayunos de La Cabra son caseros y se pueden recoger para llevar.

Para ir por partes e intentar centrarnos y profundizar en alguna, hablaremos de dos de sus propuestas: los desayunos y la carta de su restaurante.

Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos, que los desayunos que ofrecen son de un altísimo nivel. Excelentes dulces elaborados a diario en su obrador se unen a unos espectaculares cruasanes de mantequilla, crujientes, tiernos y sabrosos, un exquisito pan au chocolat, sus muy conseguidas magdalenas o las cookies, que ofrecen de varios sabores. Pero sin lugar a dudas, destacamos por encima de todo su pan de aceite. Una maravilla.

Uno de los mejores platos de La Cabra: la ensaladilla rusaUno de los mejores platos de La Cabra: la ensaladilla rusa

La carta del restaurante es perfecta para picar entre varios, ya que en su propuesta pesan más los platos para compartir que los individuales. Se agradece la posibilidad de pedir medias raciones de un buen número de elaboraciones y de esa forma tener la oportunidad de probar más platos de la carta. Destacamos la Ensaladilla Rusa, que sirven con un crocante y está exquisita, buena temperatura, con su “punch” justo y muy sabrosa; su plato de Zamburiña y salsa Mornay es elegante y delicado, con un buen producto y buena técnica. La ensalada de pulpo y guacamole rompe un poco la línea delicada y sutil de los anteriores platos, ya que es algo tosca la presentación y el exceso de guacamole esconde el pulpo. Muy recomendable también sus piquillos con carrillera de ternera y sus excelentes croquetas de jamón.

Muy recomendable su tarta de piquillos y carrillera de terneraMuy recomendable su tarta de piquillos y carrillera de ternera

En lo referente a vinos, encontramos una amplia bodega con más de 180 referencias que harán las delicias de los más aficionados.

En definitiva, un restaurante con el que nos quedamos con ganas de probar más, y eso es siempre buena señal…

La Cabra

Calle Francisco de Rojas, 2

28010 Madrid

Cómete Madrid, plato a plato, en el restaurante Salino

Cómete Madrid, plato a plato, en el restaurante Salino

Carnes, verduras, quesos, legumbres, vinos... El cocinero Javier Aparicio busca y cocina productos locales para su menú 100% madrileño.

Alicia Hernández07/03/2021

Hasta el 21 de marzo, el restaurante Salino de los hermanos Aparicio, Javier y Paco, nos invita a descubrir a los pequeños productores de la Comunidad de Madrid. Su cocinero, Javier Aparicio, se ha encargado personalmente de recorrer, pueblo a pueblo, toda la Comunidad para ver de cerca el trabajo de agricultores, ganaderos y bodegueros, poner en valor su trabajo sacrificado y artesano y llevarse buenos productos para la despensa de los restaurantes (Salino, La Raquetista y Cachivache).

La Caperuza es una pequeña ganadería y quesería de Bustarviejo que llevan las hermanas Concha y Laura Martínez.La Caperuza es una pequeña ganadería y quesería de Bustarviejo que llevan las hermanas Concha y Laura Martínez.

Esta es la segunda edición que dedica a unas Jornadas de Pequeños Productores con las que consigue poner rostro y nombre a muchos de los ingredientes con los que elabora el Menú Cómete Madrid, mostrar quién está detrás de las materias primas más singulares que encuentra en la Comunidad de Madrid. Una auténtica cocina de Km.0, con productos cultivados, criados y elaborados por personas que contribuyen a mantener vivo el medio rural. Aparicio ha diseñado una serie de platos que podrán tomarse en formato Menú degustación pero también de forma individual, y que estarán en los ‘fuera de carta’ de Salino.

Roberto Rodríguez con los judiones de Cantalahuerta, en Montejo de la Sierra.Roberto Rodríguez con los judiones de Cantalahuerta, en Montejo de la Sierra.

La primera parada del menú se centra en los ahumados, los embutidos, las verduras y las legumbres de Madarcos, Alalpardo, Villa del Prado y Quijorna y comienza con un damero de salmón y butifarra blanca con mostaza de hierbas seguido de bacalao y caballa con vinagreta verde y encurtidos y un guiso de garbanzos de Quijorna con morcilla de Alalpardo y grelos de Villa del Prado. 

Damero de salmón ahumado en Madarcos y butifarra de Alalpardo.Damero de salmón ahumado en Madarcos y butifarra de Alalpardo.

La ruta continúa hasta llegar a las granjas ganaderas de Colmenar Viejo con un goulash húngaro de búfalo de agua de Colmenar Viejo, orechiette y lombarda de Aranjuez a la madrileña y una terrina de cordero colmenareño, ajos morados de Chinchón, humus de judiones de la Sierra del Rincón y espárragos de San Martín de la Vega.

Cordero colmenareño, de la ganadería Lechal Colmenar.Cordero colmenareño, de la ganadería Lechal Colmenar.

El menú termina con una Tabla de quesos madrileños con chutney de madroños, llegados de queserías artesanas como La Caperuza, de Bustarviejo, La Cabezuela, de Fresnedillas de la Oliva o La Rosa Amarilla, de Chinchón.

El maridaje también lleva el sello madrileño, y en este caso es Paco Aparicio, sumiller de Salino, quien ha hecho la selección de vinos y cervezas: un Albillo Real de Miguel Santiago; Cadalso 2018, una Garnacha de Cadalso de los Vidrios; Priamo Reserva 2013, un Merlot inédito que la familia Herrera elabora en Villarejo de Salvanés; y Cerveza La Cibeles Imperial IPA.

Restaurante Salino. Menorca, 4. Madrid
Menú Cómete Madrid: 55€ y 75€ con maridaje.

¿Dónde se prepara el mejor cocido madrileño de Madrid? De ruta castiza por la capital

¿Dónde se prepara el mejor cocido de Madrid? De ruta castiza por la capital

Aprovechando que estamos en plena XI Edición de la Ruta del Cocido madrileño, nos vamos a visitar los más emblemáticos de la capital.

Redacción05/03/2021

Afrontar un listado de esta guisa es una tarea titánica e injusta, ya que muy probablemente se nos escape más de un restaurante cuyo cocido te hace ver el cielo. Pero ciertamente, los restaurantes que recomendamos son sin duda auténticos especialistas de este mítico y tradicional plato (o platos) madrileño, verdaderos oásis del garbanzo y las viandas.

Un consejo: ¡desayuna ligerito antes de visitarlos!

Malacatín

Cocido Madrileño en MalacatínCocido Madrileño en Malacatín

Más clásico: difícil. Más castizo: imposible. El restaurante Malacatín, en pleno centro de Madrid, nos ofrece un maravilloso cocido desde que se inauguró allá por el año 1895. Una sensacional y sabrosa sopa de fideos, garbanzos, repollo y la carne más jugosa que te puedas imaginar. Y por si fuera poco, un pollo enterito para ti y una salsa de tomate de 10.

Restaurante Malacatín

Calle de la Ruda nº 15

Lhardy

Cocido Madrileño en LhardyCocido Madrileño en Lhardy

No nos movemos del centro para visitar otro clásico entre los clásicos de la gastronomía madrileña: Lhardy, ubicado a pocos metros del Congreso de los Diputados (no te asustes si te encuentras con algún político comiendo en la mesa de al lado). El cocido se sirve con sus garbanzos, patatas, zanahorias, repollo, tuétano de caña, bola y sus carnes de puchero.

Restaurante Lhardy

Carrera de San Jerónimo nº 8

El Café de la Ópera

Cocido Madrileño en El café de la ÓperaCocido Madrileño en El café de la Ópera

El Café de la Ópera no aparece en esta lista solo porque en el 2015 obtuvo el premio a los mejores garbanzos, ni por ofrecer la posibilidad de comer en un espacio tan emblemático como La Ópera de Madrid, sino porque su cocido está buenísimo. Croquetas, Guindillas y cebolletas, la sopa con fideos, sus garbanzos castellanos y las verduras, carnes de alta calidad y una estupenda salsa de tomate con comino. Y encima acaban de inaugurar un servicio take away y delivery.

El Café de la Ópera

Calle de Arrieta 6

Los Galayos

Cocido Madrileño en Los GalayosCocido Madrileño en Los Galayos

En la misma Plaza Mayor, podrás disfrutar de uno de esos cocidos que quita el sentido en Los Galayos. Este mítico establecimiento se fundó en 1894 y fue un local muy frecuentado por artistas y poetas (se dice que acogió la última reunión de la talentosa Generación del 27). Su cocido se sirve en dos vuelcos y en puchero de barro, como debe ser para conservar intacto su sabor. Una sopa de cocido primero y los garbanzos, patatas, ropollo, pollo, zanahoria, chorizo, panceta, jamón y la pelota de carne picada. Casi nada.

Restaurante Los Galayos

Plaza Mayos nº1 (tiene otra entrada por la Calle Botoneras 5)

Taberna Pedraza

Cocido Madrileño en Taberna PedrazaCocido Madrileño en Taberna Pedraza

No podríamos hacer este listado sin incluir a Taberna Pedraza en él. Su lema “Volver al origen” nos da una idea de la propuesta del local, una revisión a la tradición y a la cocina de siempre. Su cocido: tres vuelcos, como dice la más purista tradición. Primero una sopa desgrasada a la que se añade la pelota, cebolleta y unas piparras. Los otros dos vuelcos: las legumbres y las carnes del puchero. Un espectáculo.

Taberna Pedraza

Calle Recoletos nº 4

El Charolés

Cocido Madrileño en El CharolésCocido Madrileño en El Charolés

Los lunes, miércoles y viernes hay fiesta en el Charolés, y es que son los días que se prepara el Gran Cocido Charolés en este restaurante ubicado en San Lorenzo de El Escorial, más concretamente en el famoso edificio de “La casa de Doctores”. Esta maravilla consta de bojiganga de sopa de cocido, garbanzos de Fuentesaúco, patatas gallegas, zanahoria de rama dulce, codillos de jamón con tajada, costillares de ternera charolesa o alcachofas de Tudela, entre otras cosas. Todo muy ligerito.

Restaurante El Charolés

Calle Floridablanca, 24 (San Lorenzo de El Escorial)

Cena, cócteles y Monólogos en la terraza del Santo Domingo

Cena, cócteles y Monólogos en la terraza del Santo Domingo

Hoy queremos proponerte un planazo por Madrid que incluye humor , buena cocina y una de las mejores vistas de la ciudad.

Redacción24/02/2021

La crisis que ha traído consigo la Covid-19, como ya todos sabemos, ha golpeado con fuerza a muchos sectores, pero sin duda, la hostelería y el turismo han sido dos de los más damnificados debido a los cierres y al frenazo turístico internacional. Pero como suele suceder en la vida, de las dificultades suelen surgir grandes oportunidades, y es la creatividad y el emprendimiento los dos pilares en los que nos debemos sustentar en estos tiempos inciertos. Un buen ejemplo de esto es la iniciativa que la terraza del Santo Domingo lleva a cabo estos días: humor y gastronomía en un espacio abierto, una combinación ganadora.

Las magníficas vistas de Madrid que ofrece la terraza del Santo Domingo es uno de sus grandes atractivosLas magníficas vistas de Madrid que ofrece la terraza del Santo Domingo es uno de sus grandes atractivos

Cada jueves de este mes de Febrero, de 19:00 a 20:30 se ha podido asistir a la actuación de tres monologuistas (aún queda una noche más, la de mañana día 25) que compiten por el premio que se entregará en la gran final, el jueves 4 de Marzo. Además, ese mismo día se sorteará entre los asistentes una cena para 2 personas en la terraza, un aliciente más para asistir esa noche. La iniciativa ha tenido una gran acogida, tanto entre el público de la terraza como entre los actores que se han presentado al certamen.  

Las claves: humor, que siempre hace falta pero más en estos momentos, unas excelentes vistas del centro de Madrid, las que ofrece la terraza del hotel entran probablemente en el top-10 de la capital, y una buena y cuidada gastronomía, que incluye platos para compartir y grandes elaboraciones como la tosta de ventresca de bonito sobre tomate y pimiento, la hamburguesa de vacuno, el costillar a baja temperatura con crema de patata y salsa teriyaki o un espectacular cochinillo deshuesado confitado a baja temperatura. Y por si fuera poco, una buena carta de cócteles.

Todo un planazo: ya no tienes excusa para reírte un poco y brindar por la buena vida.

La mejor ruta de restaurantes en Madrid para celebrar el Día Mundial de las Legumbres

La mejor ruta de restaurantes en Madrid para celebrar el Día Mundial de las Legumbres

Hoy recorremos la gastronomía de los orígenes, de los guisos reposados y de los platos que despiertan los recuerdos. Prepara la cuchara que del guiso ya se encargan estos restaurantes madrileños.

María Jesús Gómez Talaván10/02/2021

Alimento básico de la Dieta Mediterránea, las legumbres son ricas en vitaminas y minerales, aportan proteínas, energía y fibra. Además, son baratas, versátiles y perfectas para combatir el frío.  Ahora que lo clásico vuelve a estar de moda, te invitamos a que nos acompañes por este recorrido en el que repasamos los platos más icónicos elaborados con legumbres y te decimos dónde puedes degustarlos.

Casa Orellana

Garbanzos con langostinos de Casa Orellana
Garbanzos con langostinos de Casa Orellana

En pleno barrio de Las Salesas, Casa Orellana ha ido conquistando al público madrileño con una carta que cuenta con elaboraciones populares y creaciones del chef Guillermo Salazar llenas de tradición y auténtico sabor castizo. Todo ello, dentro de un espacio dispuesto para hacer honor al aperitivo y donde el tapeo y mojar pan están a la orden del día. Para los que quieran sentarse a comer alrededor de un guiso reconstituyente, recomendamos los garbanzos con langostinos, una receta de mar y montaña absolutamente deliciosa.

Restaurante Casa Orellana

C/ Orellana, 10. Madrid

Tel. 915 02 41 82

Cadaqués

Alubias blancas con tripas de bacalao y bull negre de Cadaqués. Alubias blancas con tripas de bacalao y bull negre de Cadaqués.

Se trata de uno de los recientes restaurantes que, valientemente, han abierto sus puertas este año, una decisión que les honra. Cadaqués es la última apuesta del Grupo Sagardi y que supone una inmersión gastronómica en la tradición milenaria de la cocina de los pescadores del mediterráneo. Entre sus guisos destacan las alubias blancas de la DOP Mongeta del Ganxet Vallès-Maresme, preparadas con tripa de bacalao y de bull negre, un embutido tradicional catalán típico de las zonas de la Garrotxa, Girona y el Prepirineo, muy similar a la morcilla, que aporta un sabor único a este plato.

Restaurante Cadaqués

C/ Jorge Juan, 35. Madrid

Tel. 913 609 053

La cocina de María Luisa

Pochas con liebre de La Cocina de María LuisaPochas con liebre de La Cocina de María Luisa

Vecino del anterior, este veterano restaurante bebe de la tradición y de la pasión de María Luisa, chef y alma de este proyecto, que transmite corazón y sabor en cada plato. Aquí hay cocina de verdad, de esa que te transporta a la infancia y despierta los recuerdos. Y si hay un plato que nos lleva a la infancia eso, sin duda, son las legumbres, un alimento que, probablemente, no hayas aprendido a apreciar hasta tu etapa adulta. Si echas de menos todo el tiempo perdido, no te preocupes, porque en La Cocina de María Luisa tienen varias recetas sacadas de los fogones de nuestras abuelas: lentejas con verduras, alubias pintas, alubias blancas estofadas o pochas o ave o libre. Una parada obligatoria para los amantes de la buena mesa.

Restaurante La Cocina de María Luisa

C/ Jorge Juan, 42. Madrid.

Tel. 91 781 01 80

Villoldo

Alubias blancas de VilloldoAlubias blancas de Villoldo

Sin salirnos del círculo del Barrio Salamanca, Villoldo trae un trocito de Palencia a la capital, con una carta que rinde homenaje a las alubias, la estrella de la casa. Es tal el éxito que tiene este plato y tan indispensable en la comanda, que puede disfrutarse en tres formatos: prueba, media ración y entera y de tres formas diferentes: alubias viudas de la Vega de Saldaña, alubias con hongos (en temporada) y alubias pintas con su compango (fuera de carta). Una visita obligada, no solo por la honesta cocina que practican las hermanas Pedrosa, sino porque el triestrellado Dabiz Muñoz definió a este restaurante como “la mejor casa de comidas de la capital”. Con esa presentación, sobran las palabras.

Restaurante Villoldo

C/ Lagasca, 134. Madrid.

Tel. 910 224 552

Prístino

Lentejas con sus sacramentos de PrístinoLentejas con sus sacramentos de Prístino

Especializado en el recetario tradicional madrileño, el restaurante Prístino, cuyo nombre evoca aquello que se mantiene inalterado, puro, primigenio, hace honor a su nombre, y de qué manera. Aquí encontramos platos de toda la vida, esos que componen el imaginario culinario de toda una generación que aprecia la calidad, el sabor y lo bien hecho. En el capítulo de legumbres destacan las lentejas con sus sacramentos, y es que ¿qué sería un campo sin sus flores? Para que puedas disfrutar de esta genuina comida en casa, Prístino estrenó hace unos meses su servicio de delivery “Mamotreto. Criado por la abuela”, con el mismo sabor del restaurante pero en tu propio hogar.

Restaurante Prístino

C/ Eduardo Dato 8. Madrid

Tel. 917 373 640

XI Ruta del Cocido Madrileño

El famoso cocido madrileño del restaurante MalacatínEl famoso cocido madrileño del restaurante Malacatín

Y hemos dejado para el final el plato estrella: el cocido madrileño. Tan importante y valiosa es su aportación a nuestra gastronomía que hasta tiene su propia ruta y, ojo, porque la puedes disfrutar desde ya y hasta el próximo 31 de marzo. El pasado 1 de febrero arrancó uno de los eventos gastronómicos más consolidados de la región: la XI Ruta del Cocido Madrileño, y lo hace con la participación de 40 restaurantes, la mayoría de la capital.

Este año, como novedad y adaptándose a la nueva normalidad, el cocido podrá llevarse a casa gracias al servicio a domicilio que prestan alguno de los restaurantes colaboradores de esta edición, entre los que se encuentran clásicos como Lhardy, Malacatín, Los Galayos, Casa Maravillas o La Clave. En todos ellos se puede saborear el arte del cocido a un precio entre los 20 y los 40 euros, así que, con tantas facilidades ¿quién no se da un homenaje?

NaDo, la Galicia que no te esperas en Madrid

NaDo, la Galicia que no te esperas en Madrid

El chef coruñés, Iván Domínguez, abre literalmente su cocina con las recetas gallegas de 'interior' que son pura sorpresa, sabor y recuerdo.

Alicia Hernández05/02/2021

A NaDo se entra y se sale por la cocina tras atravesar una puerta de dos hojas (tan discreta que es fácil pasar de largo) que nos traslada a la Galicia rural, al pueblo donde las casas permanecen abiertas, dispuestas a recibir visitas en cualquier momento.

La cocina es lo primero que encontramos en NADO, un restaurante de una sola nave, con las mesas corridas al final.La cocina es lo primero que encontramos en NADO, un restaurante de una sola nave, con las mesas corridas al final.

Esa sensación de hogar se respira en NaDo. Iván Domínguez ha convertido una vieja carbonera del centro de Madrid en un acogedor restaurante de una nave única que al chef le recuerda también a la estructura de un barco que ha desembarcado en Madrid, con todo su ímpetu e ilusión, en plena pandemia. Su cocina es franca, muy personal y se muestra abierta a los comensales que se sitúan en una mesa privilegiada, pegada a los fogones, y al fondo, en la mesa única que con un práctico sistema permite ir moviendo las tapas y adaptarse a cada reserva.

Iván Domínguez, chef de NaDoIván Domínguez, chef de NaDo

El chef ha querido trasladar su NADo de A Coruña a Madrid. Hace años ya nos trajo sus recetas atlánticas al restaurante Alabaster y esta vez son los platos de interior, con antiguas recetas y técnicas que las familias siguen conservando en sus casas, las que nutren la carta y el menú degustación, y donde los pescados abundan. “Busco poder vincular los grandes conocidos de nuestra cultura gastronómica como es el marisco, el producto fresco y el Atlántico, con otros conceptos de nuestra tierra, menos conocidos, por ejemplo, la salitre, el humo, el adobo, el escabeche o el secado al sol”, adelanta Iván Domínguez. Esos recursos que hacían posible que el mar llegara al interior.

Las mesas, con una estructura de madera, se distribuyen dependiendo del número de comensales.Las mesas, con una estructura de madera, se distribuyen dependiendo del número de comensales.

Este ‘viaje’ de Galicia a Madrid lo hace cargado de productos gallegos y haciendo interesantes paradas por el camino, en León o en Segovia, donde incorpora ingredientes para su carta. La sorpresa llega con cada receta que además, busca la inspiración en el producto fresco, de temporada, con lo que la emoción está asegurada en cada visita, porque los platos cambian prácticamente a diario. Así es que esa es la primera pista para comer en NaDo… dejarse llevar. Se puede pedir a la carta, breve y con sugerencias del día, o el menú degustación Viaxe Atlántico (68€), con diferentes aperitivos, siete platos principales y dos postres.

Las patatas suflé con crema de boquerones en vinagre de NaDo.
Las patatas suflé con crema de boquerones en vinagre de NaDo.

El recorrido comienza con un homenaje a Madrid con un agradable bocado de patatas suflé rellenas de una crema de boquerones en vinagre que nos traslada al ‘cañeo’ madrileño en la barra del bar. Para tomarse más de una.

Fabes de Lourenzá 'sin almejas' de NaDoFabes de Lourenzá ‘sin almejas’ de NaDo

La primera receta que consigue descolocarnos son las Fabes de Lourenzá ‘sin almejas’. Un plato intenso de sabor a mar que aportan las algas, pero en nuestra mente están esas almejas. Y lo están también en realidad, convertidas en una crema que se añade al guiso, nos desvela el chef. Tan delicioso que nos sabe a poco.

Xarda 'a la prusiana' con asa de cántaro (berza), y jugo de jamón de Lalín en NaDoXarda ‘a la prusiana’ con asa de cántaro (berza), y jugo de jamón de Lalín en NaDo

La Xarda (o caballa) ‘a la prusiana’ con asa de cántaro (berza), y jugo de jamón de Lalín mantiene los sabores intensos, con un pescado de textura perfecta que se cura con agua de mar.

En NaDo elaboran su propio pan con masa madre, de maíz y de trigo, cortado en grandes rebanadas.En NaDo elaboran su propio pan con masa madre, de maíz y de trigo, cortado en grandes rebanadas.

En esta línea de pocos ingredientes con un resultado impecable está el Salmonete a la brasa, jugo de espinas y puré de nabo-nabiza o el Guiso de setas, jamón de pato y escabeche de cerceta en el que resulta inevitable mojar el pan que hacen en el propio restaurante, de trigo y de maíz, con masa madre y buena miga.

Llostro de centollo, un plato que atrae todas las miradas.Llostro de centollo, un plato que atrae todas las miradas.

El Llostro de centollo es otro de los platos que requiere una explicación que escuchamos atentamente, “el llostro es un embutido similar al chorizo y en esta receta se rellena con carne de centollo”. Llega a la mesa en el caparazón y se monta luego en cada plato repartiendo una porción bañada con una emulsión de la propia centolla. Una presentación laboriosa y muy singular que consigue sorprender.

El flan de Iván Domínguez es ya un clásico para relamerse.El flan de Iván Domínguez es ya un clásico para relamerse.

La bodega cuenta con casi un centenar de reseñas de vinos, con gran presencia de los gallegos, algunos embotellados para NaDo, a los que se irán incorporando los descubrimientos que haga la sumiller Clara Zorita en su búsqueda entre los vinos de Jerez o nuevos vinos naturales.

El final de la comida se endulza con tres postres, el helado de queso de Cebreiro con jugo de membrillo y nueces, el brownie de chocolate, aceite de oliva y cascarillas, y el irresistible y cremoso flan de NaDo que en La Coruña preparan para llevar por aclamación popular. El café de pota servido en tazas artesanas (como el resto de la vajilla) anuncia una tranquila sobremesa con el orballo salpicando los cristales de las ventanas, que parece haber llegado también desde Galicia.

Restaurante NaDo.

Calle Prim, 5. Madrid.

Mawey, tacos mexicanos y ‘burritos’ con guiños castizos

Si tienes antojo de unos buenos tacos, tu sitio es Mawey. Una taquería moderna que nació en el barrio madrileño de Chamberí y ahora cuenta con El Cártel de Mawey con 'burritos' para llevar y sucursales en Galicia.

Alicia Hernández29/01/2021

Cuando los cocineros Fernando Carrasco y Julián Barros (curtidos en famosos restaurantes como el mexicano Punto MX, Zaranda, Piñera o Loft 39) crearon Mawey tenían claro que sería un lugar donde disfrutar de una comida llena de chispa, como es la mexicana, pero fusionada con los sabores patrios y, sobre todo, con sus toques más creativos y personales. La elección del nombre tampoco es casual. Mawey recuerda el amor por el tequila de sus creadores, que se extrae de la planta magüey, y el placer de disfrutar con los amigos o güeys, como se les llama en México de forma cariñosa.

Con la carta en la mano (ahora en el código QR por motivo de la COVID) vamos descubriendo todo un mundo de sabores originales en esta jovial taquería: los Tacos de oreja y sepia con salsa de chile habanero; de panceta glaseada con chipotle y tamarindo; el clásico de Pastor con cebolleta y piña, el Árabe con adobo de pasilla y crema mexicana; el de Cochinita Pibil o el de Carnitas de pato con mole rojo manchamanteles.

Taco Árabe, uno de los preferidos de la carta, que cuenta con una docena de variedades.Taco Árabe, uno de los preferidos de la carta, que cuenta con una docena de variedades.

Las tortillas son de maíz o de harina de maíz azul, así que los celíacos aquí pueden pedir su taco sin gluten. También hay opciones para vegetarianos y tienes que dejar hueco para probar sus quesadillas y el riquísimo guacamole, machacado al momento y al punto picante que elijas.

Para empezar, Huevos Rancheros.
Para empezar, Huevos Rancheros.

Antes de lanzarnos a ‘taquear’, hay que hacer una parada en los entrantes de Mawey y abrir boca con el imprescindible guacamole recién hecho, las mollejas de ternera enchipotladas o los huevos rancheros que elegimos en esta ocasión. Con el chorizo picante, salsa de tomatillo verde, salsa de chipotle ahumado y una crema de queso camembert casera. Solo queda romper el huevo con puntilla y envolver bien todo con la tortilla azul crujiente que sirve de base.

Taco de pez mantequilla, otra manera (muy sabrosa) de tomar pescado.Taco de pez mantequilla, otra manera (muy sabrosa) de tomar pescado.

El desfile taquero comenzó (siguiendo los consejos de nuestro camarero) por el Gobernador, con gambones salteados, queso Oaxaca fundido y el polvo de kikos que te hace crujir de placer. Después llegó uno de nuestros preferidos y quizá el más sorprendente: el Tikin-Xic de pez mantequilla. El pescado viene envuelto en un marinado de achiote y el toque picante se lo da el chile de árbol. ¡Un imprescindible! Con el listón bien alto apareció otro bocado inolvidable: Taco de carne de res con salsa tártara de jalapeños.

MICHELADAS Y MARGARITAS

Michelada, cócteles y cervezas mexicanas. En Mawey la bebida es también su plato fuerte.Michelada, cócteles y cervezas mexicanas. En Mawey la bebida es también su plato fuerte.

A Mawey se viene a comer… y a beber. Cuenta con una amplia carta de chelas (cervezas) mexicanas, aguas de sabores, cócteles con Margaritas y Mezcales de mil sabores y, sobre todo, las micheladas porque aquí (aseguran sus fans) preparan las mejores de Madrid.

‘BURRITOS’ PARA LLEVAR

El Cártel de Mawey es la oferta de Delivery y Take Away, con burritos como plato principal.El Cártel de Mawey es la oferta de Delivery y Take Away, con burritos como plato principal.

Con la llegada de la pandemia, Mawey decidió crear un servicio de comida a domicilio y take away y así nació El Cártel de Mawey, que ofrece una selección de burritos, como el de cochinita pibil con queso oaxaca, burrito de pollo club, de aguja de cerdo asada con adobo al pastor, de costilla de ternera Tecoripa, de carnitas con salsa chipotle o burrito árabe. Se puede recoger en su local del barrio de Argüelles o pedir a través de plataformas como Glovo o Just Eat. En Galicia, donde los chefs Fernando y Julián han llevado su comida mexicana, también han creado El Cártel y hasta un burrito con sabor gallego con productos tradicionales de la región: lacón, oreja, queso Arzúa, pimientos de padrón y salsa de pimentón ahumado.

Mawey Taco Bar. Olid,6; San Bernardo, 5.

El Cártel de Mawey. Blasco de Garay, 10. Madrid. Rúa da Travesía de Vigo, 14. Vigo; Hotel Ciudad de Compostela. Avenida de Lugo 213, Santiago de Compostela.




La H ES Muda: 12 hamburguesas,12 meses, 12 destinos

La H ES Muda: 12 hamburguesas,12 meses, 12 destinos

La hamburguesería La H ES Muda presenta “12 hamburguesas, 12 destinos”. Un sabroso y divertido viaje por el mundo a través del paladar.

Redacción22/01/2021

La H ES Muda, una de las hamburgueserías más conocidas de Madrid (cuenta ya con cuatro locales en la capital) nos propone un viaje gastronómico alrededor del mundo sin moverse de la capital. Esta iniciativa gastronómica, denominada “12 hamburguesas, 12 destinos”, pone sobre la mesa distintas hamburguesas que homenajean a diversas regiones del mapamundi a través de los sabores e ingredientes más representativos de lugares como la India, China, Holanda, Alemania, el mar Caribe o los Estados Unidos. Cada mes homenajeará con una hamburguesa a cada una de estas regiones mediante elaboraciones que nos trasladan su esencia en forma de hamburguesa.

Enero es el turno de la India con su hamburguesa Hanita. El restaurante ha seleccionado ingredientes con notas que recuerdan a este país asiático que, gracias a una sutil combinación, se fusionan con sabores más occidentales como son el pollo especiado crispy, la rúcula, la cebolla roja, el tomate, los champiñones salteados y la mayonesa de mango y curry que se emplean para su elaboración.

H Muda: Enero se estrena con Hanita y los sabores de la IndiaH Muda: Enero se estrena con Hanita y los sabores de la India

’12 hamburguesas, 12 destinos’ nos invita a un jugoso viaje retrospectivo por el mundo a través de la gastronomía, una aventura cuya siguiente parada, que tendrá lugar en febrero, será China coincidiendo con el comienzo al Año Nuevo Chino que este año conmemora al buey. Este animal representa la prosperidad alcanzada a través de la fortaleza y el trabajo según la astrología de este país por lo que la hamburguesa que rendirá tributo al país llevará, como ingrediente principal, la carne de este bovino. 

Las podrás disfrutar en sus restaurante o si lo prefieres te llevan el pedido a casa.

Descubre su apetecible carta en www.lahesmuda.es

Precio Menú Hope: 9 euros
Precio medio:  12 euros