Soy Kitchen, la cocina personal de Yong Ping Zhang (Julio Zhang)

Soy Kitchen, la cocina personal de Yong Ping Zhang (Julio Zhang)

Nos sumergimos en el universo gastronómico del chef chino y nos dejamos llevar por su atrevida, creativa y talentosa gastronomía .

Jesús Sánchez Celada17/06/2021

Antes de entrar en materia, es importante matizar ciertos aspectos para poder comprender en su totalidad este artículo y, como consecuencia, este restaurante. Yong Ping Zhang es el chef del restaurante madrileño Soy Kitchen, ubicado en la calle Zurbano. Yong, que en la capital se le conoce como Julio, es chino. Su restaurante no lo es. Y empezamos aclarando este concepto porque en la inmensa mayoría de los casos, tendemos a pensar que un chef chino elabora comida china cuando es un planteamiento absurdo (¿Elabora entonces Dabiz Muñoz comida española?). Soy Kitchen escapa de prejuicios; es como el mismo restaurante se autodenomina un “restaurante de autor” (debo reconocer la pereza que produce este término pero en este caso es bastante descriptivo de lo que nos encontramos). Evidentemente, al ser Julio chino, encontramos muchos matices, sabores, técnicas y elaboraciones de la cocina china pero todo bajo la particular visión del chef, todo interpretado por él (algo que los más heterodoxos de la cocina china no permitirían jamás). Así pues, una vez aclarado que Soy Kitchen es un restaurante de autor cuyo chef es chino, ni más ni menos, comencemos el viaje.

La experiencia de Julio Zhang en nuestro país es amplia, y eso se nota. Llegó a España hace aproximadamente 18 años, más concretamente a Pamplona, en dónde estudió la gastronomía española a conciencia. Su salto a Madrid fue en un pequeño local en la plaza de los Mostenses, un lugar cutre y auténtico que le generó cierta fama. Y de ahí al actual Soy Kitchen.

La sala de Soy Kitchen es oscura e intimistaLa sala de Soy Kitchen es oscura e intimista

Comenzamos con el aperitivo de la casa, una crema Thai elaborada con wasabi y foie, fresca y explosiva. Un buen inicio. El siguiente plato es la Caballa marinada con lardo y crujiente de kubak, un plato que nos presenta la cocina de Zhang a la perfección, es sutil, original, elegante… puro sabor.

Caballa Marinada con lardo con crujiente de KubakCaballa Marinada con lardo con crujiente de Kubak

Continuamos con el Jiaozi de cerdo y gambas acompañado de berberechos encurtidos y camarón seco, un plato con mucha carácter y equilibrio, muy bien ejecutado.

Jiaozi de cerdo y gambas acompañado de berberechos encurtidos y camarón secoJiaozi de cerdo y gambas acompañado de berberechos encurtidos y camarón seco

El siguiente platillo que nos llega es, a mi entender, el mejor plato del menú. Está fuera de carta, así que tendréis que preguntar si lo tienen (personalmente he sugerido insistentemente a Zhang que lo incluya en la carta en cuanto pueda). Se trata de un bocado de endivias encurtidas, una elaboración exquisita, explosiva, elegante, llena de contrastes de sabores y texturas, Cada bocado es un viaje en sí mismo a través de diferentes tipos de sabores, y en cada bocado un nuevo ingrediente se descubre en boca. Un plato que en sí mismo merece un reconocimiento.

El Longjing camarón con té dragón sigue esa línea de la gastronomía del restaurante, en donde claramente diferenciamos las elaboraciones y sabores chinos pero que irremediablemente nos sacan de la tradición para sumergirnos en el universo del chef. Su longjing es pura intensidad.

Longjing camarón con té dragónLongjing camarón con té dragón

Una de las razones por las que más se conoce Soy Kitchen es por la fama que tienen sus Dim Sum, a los que muchos consideran los mejores de Madrid. Damos fe. Podéis olvidaros de esos Dim Sum precongelados que parecen sacados de una máquina de impresión 3d. Los Dim Sum de Zhang son un buen ejemplo de artesanía.

Xiao long bao (Cerdo y gamba con crema de carabinero)Xiao long bao (Cerdo y gamba con crema de carabinero)

Como platos fuertes, probamos (como no podía ser de otra forma) el arroz frito, que Zangh, esta vez si, cocina al modo más tradicional (que no más habitual) y el Cangrejo Azul al wok, un plato este último para remangarse y pringarse, una elaboración que roza la pornografía gastronómica, sabroso y que despierta nuestra “mucha gula”.

Chili crab cngrejo azul al wokChili crab cngrejo azul al wok

No podemos olvidarnos de la bodega del restaurante, con una muy interesante propuesta de maridaje a base de vinos procedentes de pequeñas bodegas, vinos particulares y muy en consonancia con la gastronomía del restaurante. Referencias sorprendentes como La Ola del malillero, un PX, Abbotsdale Swaertland, un Chenin Blanc Sudafricano o el interesantísimo vino tinerfeño Viñátigo.

En definitiva, una experiencia gastronómica que nos ha sacado de Madrid por un rato, transportándonos no a China, sino al particular, original, creativo y divertido universo de Julio Zhang. Un restaurante por el que no nos extrañaría que asomase en algún momento alguna que otra estrella…

Lady Macao, el nuevo asiático que es (mucho) más que un restaurante

Lady Macao, el nuevo asiático que es (mucho) más que un restaurante

Tapas y bebidas exóticas de todo el mundo, buena música, ambientazo, gran terraza... Lady Macao llega con ganas de revolucionar el madrileño barrio de Las Tablas. ¡Y no hay que perdérselo!

Alicia Hernández16/06/2021

Te lo advertimos. Ve reservando mesa en Lady Macao porque la ‘hermana’ del restaurante Macao (Príncipe, 16), que aparece en el número uno de reservas de El Tenedor en Madrid, va a pegar fuerte. Acaba de abrir en Las Tablas, un joven barrio al norte de la capital, con ganas de que vayas a comerte el mundo.

No podrás parar de hacer fotos... ¡hasta en el pasillo del baño!No podrás parar de hacer fotos… ¡hasta en el pasillo del baño!

Lo primero que llama la atención, ya desde la fachada, es la decoración: cada rincón es carne de Instagram. Con neones rojos, pinturas murales, sillones de terciopelo y sombrillas chinas colgando del techo.

Diferentes ambientes para cada momento del día, en Lady Macao.Diferentes ambientes para cada momento del día, en Lady Macao.

¿Y qué nos espera en la carta? Pues más sorpresas, porque en Lady Macao han optado por fusión sin cortapisas. Así, encontrarás platos tan rompedores como Fideuá japo-valenciana de chipirón, los Torreznos al estilo cantonés o unas patatas bravas de kimchi, Chili-crab Singapur con salsa de tomates picantes, chipotle y pan chino con polvo de tomate… Cada bocado es una explosión de sabor.

Fusión, fusión y platos que son puro sabor.Fusión, fusión y platos que son puro sabor.

No faltan recetas de estilo nikkei, como el ceviche y los tiraditos, la ostra Gillardeau con ponzu y chile jalapeño, y el desfile de nigiris japoneses, alguno muy top, como el de toro de atún con salsa de trufa blanca.

Imprescindible: el brioche de pato marinado y mayonesa picante.Imprescindible: el brioche de pato marinado y mayonesa picante.

Te dejamos algunas recomendaciones que no puedes dejar de probar: el Curry tailandés de carrillera de vaca, leche de coco y vainas de guisante joven, el brioche de pato marinado con cinco especias chinas y mayonesa picante, los Langostinos Tigre en salsa kewpie con kimuchi y el Mollete de pulen pork que viajó a Pekín con salsa de ciruela, cebolleta y hoisin., ¡eso sí que es fusión!

Los torreznos de Lady Macao son otra historia.Los torreznos de Lady Macao son otra historia.

En la carta líquida, vas a encontrar una buena variedad de vinos de las distintas DO de España y una selección de whiskys japoneses con los que quieren atraer a los gustos más sibaritas.

Lady Macao.

Calle de Palas de Rey, 38. Las Tablas. Madrid.

Tel. 910 934 142.

Taxi a Manhattan un sorprendente y seductor oasis urbano en plena ciudad

Taxi a Manhattan, un sorprendente y seductor oasis urbano en plena ciudad

Gastronomía de fusión en un original local, que nos transporta al corazón de Manhattan sin necesidad de coger un avión

Ana S. Diéguez11/06/2021

Después de pasar un año atípico repleto de restricciones, mascarillas y toques de queda, resulta placentero descubrir espacios que logren trasladarnos a lejanos destinos sin salir de la capital. Lugares originales y seductores como Taxi a Manhattan. Un restaurante cosmopolita en el corazón de Azca, que nos transporta a esos maravillosos rincones neoyorkinos proporcionándonos un soplo de aire fresco en plena vorágine. El lugar ideal para aparcar el estrés y sencillamente dejarse llevar.

La terraza de Taxi a Manhattan, una de las más cosmopolitas de MadridLa terraza de Taxi a Manhattan, una de las más cosmopolitas de Madrid

Nada más cruzar el umbral de Taxi a Manhattan, nos conquista una llamativa decoración que nos transporta a la ciudad que nunca duerme. Grafitis, luces de neón, paredes de ladrillo, enormes lámparas de estilo retro y exóticos jardines verticales. Un estilismo ecléctico y sorprendente que nos tienta a aventurarnos en una insólita experiencia gastronómica. Varios ambientes para que podamos elegir el rincón ideal para cada ocasión. Ya sea para una comida informal, una cena más íntima o simplemente para disfrutar de una copa con amigos. Taxi a Manhattan es como Nueva York. Nunca descansa, y se convierte en el lugar perfecto para cada ocasión. Además, ahora que al fin llega el ansiado buen tiempo, podemos disfrutar de su maravillosa terraza, una de las más cosmopolitas de Madrid, que nos conquista con una frondosa vegetación y por las noches, con una cuidada iluminación para disfrutar plenamente de esas agradables cenas de verano.

Taxi a Manhattan nos sorprende con un  estilismo ecléctico y sorprendenteTaxi a Manhattan nos sorprende con un estilismo ecléctico y sorprendente

Taxi a Manhattan nos recibe con una amplia y acertada carta que destaca tanto por la calidad, como por la cantidad de las raciones. Entrantes ideales para compartir, una amplia variedad de hamburguesas y abundantes propuestas healthy para satisfacer siempre a todo tipo de clientes.

Chupa chups de queso de cabraChupa chups de queso de cabra

En esta ocasión, comenzamos compartiendo unos divertidos chupa chups de queso de cabra. Unas deliciosas bolitas de queso de cabra con toque de pulpa de guayaba, rebozadas en cereales crujientes y acompañadas de una delicada mermelada de tomate casera. Continuamos saboreando una sabrosísima burrata con pesto de tomate tartufato y crujiente de panko almondine con lascas de almendras fritas que es un verdadero espectáculo. La encantadora Kathy nos sugirió probar la hamburguesa brutal lower Manhattan, un acierto en toda regla. Una impresionante hamburguesa de doscientos gramos de carne de ternera picada, doble de queso cheddar curado, bacon crujiente, mayonesa de Chipotle, huevo frito, tomate de la huerta, lechuga trocadero y cebolla morada. La espectacular hamburguesa llegó acompañada de unos deliciosos aros de cebolla y unas riquísimas patatas fritas sazonadas.

Las hamburguesas son una de las especialidades de Taxi a ManhattanLas hamburguesas son una de las especialidades de Taxi a Manhattan

Haciendo auténticos esfuerzos logramos llegar al apartado de los postres dónde nos decantamos por probar la deliciosa lemon pie. Una fantástica tarta de limón y merengue sobre caramelo. de azúcar y hierbabuena.

Taxi a Manhattan, un improvisado viaje a la gran manzana que nos conquista con la genuina esencia de Nueva York a través de una completa y rotunda experiencia en la que todo va sobre ruedas. Próxima parada… La calle de la Basílica número diecisiete.

Taxi a Manhattan

Calle Basílica 17, Madrid

Teléfono: 91.833.4034

Precio Medio: 25€

Madrid Florece, una explosión de arte, flores y gastronomía en los jardines del hotel Gran Meliá Palacio de los Duques

Madrid Florece, una explosión de arte, flores y gastronomía en los jardines del hotel Gran Meliá Palacio de los Duques

El hotel Gran Meliá Palacio de los Duques celebra la primavera con una impresionante instalación de flores en su jardín histórico y un menú con recetas dedicadas a la artista O'Keefee

Alicia Hernández04/06/2021

En pleno Madrid de los Austrias, el hotel Gran Meliá Palacio de los Duques ha reabierto con una sorpresa que está cautivando a todo el que lo visita: Madrid Florece. En el centro de su hermoso jardín interior se ha montado una impresionante instalación, The Faraway, compuesta por 6.500 flores y plantas, con más de 56 especies diferentes, un herbolarium obra de Isabel Marías, directora creativa de Loewe Flores. Se trata de una obra efímera que comisaría y produce el Festival FLORA junto a Gran Meliá y el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, y con la que se rinde homenaje a Georgina O’Keefee, con motivo de la retrospectiva que se exhibe en el museo Thyssen. La artista ha recreado el paraíso vital y estético que O’Keeffe encontró en los paisajes de Nuevo México.

Para disfrutar de este entorno primaveral tan artístico, los chefs de Palacio de los Duques han diseñado dos nuevos platos y dos cócteles (en carta hasta el 8 de agosto) que nos trasladan a los lugares por los que Georgia viajó, o en los que habitó en alguna etapa de su vida. 

Así encontramos en cada uno, una buena medida de ingredientes y productos que nos hacen conocerla a través de los sentidos del gusto, el olfato y la vista como el bocado de aguachile de almeja, mejillón, gamba roja y coral de flor de hibisco. “Hemos querido hacer referencia gráfica al cuadro de la artista Almeja y Mejillón y a su pasión por la recogida de conchas, añadiendo el colorido de sus obras florales y el sabor de su Nuevo México querido”.  

Otra de los platos dedicados a la artista es la recreación del sabroso Estofado Brunswic “un guiso típico de Wisconsin a base de carne y verduras de los ranchos de la zona donde nació Georgia”. Dentro de la carta de bebidas, un cóctel inspirado en los inicios de la artista en Estados Unidos, utilizando el whisky de Bourbon como base y el gusto por pintar Manhattan de noche, y otro inspirado en los sabores de Nuevo México, actúan como un reflejo fluido del papel esencial que jugaron los destinos en su vida y en ella.

O’Keefee es considerada una de las principales figuras de la modernidad estadounidense, desde que en la temprana fecha de 1916 deslumbrara a los círculos artísticos de su país con audaces obras abstractas, Georgia (Sun Prairie, 1887) es a día de hoy una de las pocas mujeres artistas asociadas a las corrientes de vanguardia de la primera mitad del siglo XX en Estados Unidos. La exposición se puede visitar en el museo Nacional Thyssen-Bornemisza hasta principios de agosto.

El jardín histórico del hotel Gran Meliá Palacio de los Duques es un rincón escondido del corazón de Madrid, entre la cuesta de Santo Domingo y la calle de La Bola. Un lugar mágico donde se puede disfrutar de la gastronomía del restaurante del hotel, y dentro se encuentra el restaurante Dos Cielos, de los Hermanos Torres, que ocupa el edificio de las antiguas caballerizas.

Manolo 1934, un referente gastronómico de la cocina tradicional en Madrid

Manolo 1934, un referente gastronómico de la cocina tradicional en Madrid

Sus novedosos "manolinis" reinventan los clásicos callos a la madrileña en una original versión que hace un guiño a la cocina italiana

Ana S. Diéguez04/06/2021

El restaurante Manolo 1934 es un acogedor restaurante familiar ubicado en la madrileña zona de Moncloa, más concretamente en el número ochenta y tres de la calle Princesa. Uno de esos lugares a los que siempre se vuelve, sabiendo que nunca defrauda. En la actualidad, Manuel Rodríguez, ha querido modernizar la propuesta gastronómica que inició su bisabuelo allá por el año 1934, para otorgarle un toque innovador manteniendo siempre el sello característico de la casa.

Fieles a sus principios, en Manolo 1934, la calidad constituye una de sus señas de identidad. Manuel ha seguido los pasos de su bisabuelo en el panorama gastronómico y puede afirmar con orgullo que representa la cuarta generación de hosteleros de su familia. Un terreno complicado. Un sector que ha sufrido enormemente las consecuencias del COVID y que, a pesar de ello, sigue luchando por mejorar y satisfacer a los clientes por encima de todo.

Los sorprendentes "manolinis". Unos sabrosos raviolis rellenos de callos a la madrileñaLos sorprendentes "manolinis". Unos sabrosos raviolis rellenos de callos a la madrileña

En Manolo 1934, encontramos platos de las diversas regiones del territorio nacional. Recetas de la cocina andaluza, catalana y extremeña entre otras, que ahora se renuevan en divertidas propuestas como sus sorprendentes “manolinis”. Unos sabrosos raviolis rellenos de callos a la madrileña, enjugados en su propia salsa para reforzar su sabor. Tradición y vanguardia en un mismo bocado que nos conquista nada más probarlo.

 Manuel ha seguido los pasos de su bisabuelo en el panorama gastronómico y puede afirmar con orgullo que representa la cuarta generación de hosteleros de su familia Manuel ha seguido los pasos de su bisabuelo en el panorama gastronómico y puede afirmar con orgullo que representa la cuarta generación de hosteleros de su familia

La carta de Manolo 1934 está protagonizada por los productos frescos de temporada que elaboran con sumo cariño según las recetas de antaño. Guisos de las abuelas que nos embriagan con recuerdos y matices inolvidables, que se disfrutan siempre bajo la atenta mirada de un servicio sumamente atento y profesional. Una cocina de mercado que se basa en las materias primas de gran calidad elaboradas con sencillez y honestidad con la intención de hacer feliz al comensal.

Nada más llegar, Manolo 1934 nos recibe con una agradable terraza, su mítica barra y un salón dividido en dos estancias cuyas paredes albergan infinidad de momentos e interesantes historias.

Huevos tartufos en Manolo 1934Huevos tartufos en Manolo 1934

En esta ocasión, comenzamos compartiendo unas sabrosas croquetas de cocido. Suaves y cremosas, nos condujeron a unos espectaculares huevos tartufos. Un formidable bocado que nos cautiva nada más probarlo y que dio paso a sus originales “manolinis”. Unos riquísimos y delicados raviolis rellenos de callos a la madrileña que encantan incluso al público más reacio a probar la casquería. Continuamos con un surtido de tres tapas: callos, calamares en su tinta y riñones al Jerez. Una forma divertida e informal de compartir el genuino sabor de la cocina tradicional española y que nos condujo a uno de los platos estrella de la casa, el pulpo a la gallega. Tierno y rebosante de sabor nos traslada a Galicia con cada bocado, desembocando en un abundante plato de rabo de toro, una receta castiza que cosecha infinidad de adeptos.

El Pulpo a la Gallega es uno de sus platos estrellaEl Pulpo a la Gallega es uno de sus platos estrella

Para terminar, probamos dos postres caseros. El tatín caliente de manzana reineta y su cremosa tarta de queso azul que constituye un rotundo estallido de sabor en boca.

Manolo 1934, un clásico de Madrid dónde saborear la mejor cocina tradicional. Un restaurante que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos con propuestas culinarias que fusionan acertadamente tradición y vanguardia. En definitiva, uno de esos locales que nunca defraudan y que logran con creces su objetivo, que salgamos satisfechos pensando en volver MUY PRONTO.

Manolo 1934

Calle Princesa 83, Madrid

Teléfono: 91.544.12.22

Precio Medio: 30€ en sala 15€ en barra

Bar de Fuegos, el templo madrileño de Mauricio Giovanini

Bar de Fuegos, la apuesta madrileña de Mauricio Giovanini

En pleno centro de Madrid, en el Barrio de Chueca, visitamos la nueva propuesta gastronómica del chef argentino.

Jesús Sánchez Celada26/05/2021

El nombre de Mauricio Giovanini hace ya tiempo que se escribe con mayúsculas en el panorama gastronómico español. Concretamente desde que su restaurante Messina, en Marbella, consiguió la Estrella Michelín allá por el 2016. Desde entonces, el chef argentino ha tenido en la cabeza dar el salto a la capital y el momento ha llegado.

No ha querido Mauricio hacer demasiados experimentos, cosa que se agradece, y la cocina que ofrece en su nueva propuesta es una vuelta a sus orígenes, a la Argentina de los asados y las parrillas, con guiños internacionales pero sin perder la esencia y la honestidad que caracterizan al chef (además de su innegable talento). Es sin duda una declaración de intenciones que lo primero que encontremos en el restaurante sean dos espectaculares parrillas en funcionamiento, a la vista del comensal, dejando claro quienes son las auténticas protagonistas del Bar de Fuego.

Nada más entrar al restaurante nos reciben dos espectaculares parrillas argentinas. Foto: ©mikeandvictorNada más entrar al restaurante nos reciben dos espectaculares parrillas argentinas. Foto: ©mikeandvictor

El espacio, con una ubicación inmejorable en la Calle Barbieri, en pleno barrio de Chueca, está diseñado y decorado por Pato Duharte con un estilo provocativo y rompedor, muy integrado tanto con el concepto del local como con el barrio en el que se encuentra. Sin duda, un acierto.

Y vayamos a la comida, que al fin y al cabo es de lo que se trata y lo que nos hará volver (o no) al restaurante. Como decíamos al principio, el concepto es simple: elaboraciones a la parrilla (en su inmensa mayoría) y cocina informal entre la que encontramos pizzas, hamburguesas o cortes de carne. Pero la mano de Mauricio se nota y existe un refinamiento que contrasta con la imagen que solemos tener de este tipo de gastronomía y los platos resultan no solo placenteros de mirar, sino equilibrados y delicados al comer.

Comenzamos con unos deliciosos Chipá, unos panecillos de queso y mandioca explosivos en boca y muy sabrosos. A continuación pasamos a la Coliflor (las verduras tienen protagonismo en la carta) que está igualmente elaborada en la parrilla y se acompaña con kimchee y nata agria, ligeramente picante, crujiente, delicada… un plato para repetir. Seguimos con un plato sorprendente que Mauricio denomina Ni Escabeche – Ni Ceviche de Corvina. Este plato está creado, nos cuenta el chef, debido a estudios que afirman que el Ceviche es un invento español, no peruano. De esta forma crea un plato con ají molido, aceite picual, perejil.. una especie de bilbaína extremadamente sutil y muy interesante en boca. Un plato delicado que bien podríamos encontrarnos en Messina.

Ni Escabeche – Ni Ceviche de Corvina, en Bar de Fuegos. Foto: ©mikeandvictorNi Escabeche – Ni Ceviche de Corvina, en Bar de Fuegos. Foto: ©mikeandvictor

Antes de pasar “a lo gordo” probamos dos de los platos informales por excelencia: un sándwich y una pizza. Ambos de mancharse las manos y relamerse los labios. La pizza, a la parrilla como no podía ser de otra forma, está elaborada “a la argentina” y está francamente buena. Nosotros probamos la de Pastrami de Black Angus, rúcula, limón, parmesano y mostaza pero ponemos la mano en el fuego (nunca mejor dicho) por cualquiera de las demás. El Sandwich que probamos es el de ternera con cebolla dulce, chimichurri y tomate seco y nos traslada directamente a las calles de Argentina: sabroso, ostentoso, chorreante de salsa…

Podemos deleitarnos con algunos de sus espectaculares cortes de carne, como esta costilla de Tomahawk. Foto: ©mikeandvictorPodemos deleitarnos con algunos de sus espectaculares cortes de carne, como esta costilla de Tomahawk. Foto: ©mikeandvictor

Como platos principales encontramos carnes y pescados. De estos últimos, podemos decidirnos por unos calamares al curry, lomo de atún o Lubina, que es la elaboración que probamos. El resultado de la parrilla en los pescados, si se hace bien, es muy bueno. En este caso, es excelente. El punto de la lubina perfecto, la piel crujiente… una delicia. Y las carnes, siguiendo en la línea de todo lo anterior: punto de cocción perfecto, producto inmejorable. Es en estos platos cuando el chef acierta y deja que producto hable por sí mismo, ahorrándose elaboraciones innecesarias: un corte de lomo alto argentino no necesita nada más encima (si que sirven como guarnición verduras, crema de maíz o patatas).

Y para acabar, los postres. Probamos una exquisita Piña a la parrilla con soda de lima y pisco, en donde volvemos a encontrar esa mano creativa, elegante y sutil de Mauricio.

En lo que a vinos se refiere, el restaurante cuenta con una muy buena bodega con referencias de vinos españoles y argentinos.

En definitiva, un gusto de restaurante con una carta muy asequible y unos platos muy logrados. Así que en Madrid no nos queda más que decir aquello de “Mauricio ché, que bueno que viniste…

Restaurante Bar de Fuegos

Calle Barbieri 7, Madrid

Teléfono: 91.684.11.62

Precio Medio: 30€

La Parrilla de Arganda, producto y brasa a 15 minutos de Madrid

La Parrilla de Arganda, producto y brasa a 15 minutos de Madrid

Este restaurante ubicado en Arganda del rey ofrece todo lo que necesitamos en estos tiempos que corren: terraza, ventilación en sala, salones privados y muy buena comida.

Redacción24/05/2021

Situado en Arganda del Rey, este restaurante abrió sus puertas hace apenas un mes pero la experiencia de sus propietarios en el mundo de la hostelería está patente en cada detalle y da la sensación de llevar mucho más tiempo en funcionamiento. La Parrilla de Arganda no pretende ser un restaurante de autor, no persigue encontrar un ambiente vanguardista ni apuesta por la innovación y las últimas técnicas culinarias como faro de su propuesta. Nada de eso. La Parrilla de Arganda, tal y como nos cuenta Roberto Fontán, es un restaurante que ofrece comida sin fuegos artificiales, recetas tradicionales con dos protagonistas: el producto y la parrilla. Sobre estos dos elementos se basa toda su carta, en la que encontramos un producto cuidado hasta el más mínimo detalle, de máxima calidad (tienen un huerto propio cercano al restaurante de donde sacan las verduras) y cocinado todo en su punto. Parece mentira, pero se agradece encontrar un lugar en donde su única pretensión es que comamos bien, independientemente de si el plato que nos sirven es más o menos elaborado.

Comenzamos con los entrantes, Croquetas de jamón ibérico y Carabinero, sin ser su plato estrella están bien preparadas, son finas. Continuamos con una sabrosa ensalada en la que encontramos el primer guiño a la parrilla:  pimientos rojos de huerta asados a la brasa con ventresca y con unas deliciosas Zamburiñas, a la parrilla también, servidas únicamente con ajo y aceite (¿para que añadir algo más a un producto que ya de por sí es inmejorable?)

Comenzamos a ponernos más serios con el Bacalao Orly, y aquí, para ser justos, debemos decir que la técnica del chef es excelente: conseguir un rebozado crujiente, sabroso y sin una pizca de grasa implica tener tablas y talento en los fogones.

Como platos principales, un Rodaballo Salvaje a la brasa, perfecto de cocción (se sirve para 2 personas) y un Entrecot de vaca de altísima calidad.

Los postres, caseros, siguen la misma línea que lo anterior. Nosotros probamos la tarta de queso, un poco seca, y la milhoja casera, esta sí sabrosa y muy bien elaborada.

En definitiva, La Parrilla de Arganda es un restaurante perfecto para disfrutar en familia o con amigos (tiene una amplia oferta de salones privados para celebraciones además de una extensa terraza y un patio interior) que cumple todas las medidas de seguridad y cuya cocina es honesta y de alta calidad. 

La Parrilla de Arganda

Av. de Madrid, 47.

Arganda del Rey, Madrid

Teléfono: 91.871.61.62

Precio medio: 35€

Ogrelo y Orecanto, un sabroso viaje a Galicia sin salir de Madrid

Ogrelo y Orecanto, un sabroso viaje a Galicia sin salir de Madrid

Desde hace más de 30 años, la familia Escobar ofrece cocina gallega con productos recién llegados Galicia y jornadas que celebran lo mejor de la temporada.

Alicia Hernández23/05/2021

Adolfo Escobar abrió la marisquería Ogrelo (antes O’Grelo) en el corazón del barrio del Retiro, en Madrid, hace ya más de tres décadas. Y desde entonces, ha sido una de las referencias más valoradas en la capital para disfrutar de los genuinos sabores gallegos. En su carta destacan los mejores mariscos y pescados que siempre llegan fresquísimos a la cocina. Pero también las carnes y recetas gallegas que no pueden faltar nunca, como la empanada. Sus hijos, Jaime, Adolfo y Elisa, han tomado el relevo y dirigen también el segundo restaurante que abrieron en San Sebastián de los Reyes, Orecanto, a 20 minutos del centro de Madrid.

El restaurante, recientemente redecorado, en la calle El restaurante, recientemente redecorado, en la calle

“La calidad de la materia prima es nuestra prioridad, adelanta Adolfo, y siempre buscamos lo mejor del momento”. Así, en el plato encontramos el mejor marisco (centollos, zamburiñas, nécoras, erizos, percebes, almejas, pulpo..) y excelente carne gallega, además de platos muy representativos de la cocina de esta tierra: empanada, lacón, deliciosos arroces y guisos de cuchara que pueden tomarse en cualquier época del año.

Erizo con salsa de champagne, un entrante de lujo con sabor a mar.Erizo con salsa de champagne, un entrante de lujo con sabor a mar.

En la carta de Orecanto encontramos recetas muy apetecibles y algunas sorprendentes para abrir boca, como el Carpaccio de Rape con vinagreta de confitura de tomate, el Erizo gratinado con salsa de champagne y puerro, el Salpicón de marisco o el imprescindible Pulpo a la gallega tradicional aunque también lo preparan en otras versiones, como a la brasa o a la plancha.

Carpaccio de rape con vinagreta de confitura de tomate y cebolleta.
Carpaccio de rape con vinagreta de confitura de tomate y cebolleta.

Si pasamos a los platos principales, cuesta elegir entre pescados y carnes, por calidad y cantidad, porque la oferta es muy amplia y además siempre hay opciones fuera de carta o alguna jornada especial con ingredientes de temporada como gran protagonista. Es el caso de las Jornadas de la Centolla de Ría y del Mejillón de Roca, ya clásicas de estos restaurantes, pero también las del Bacalao, que acaban de terminar, o las del Atún de Almadraba de Cádiz que se celebran estos días. Si llegas con la idea de tomar un pescado, déjate aconsejar y acertarás seguro con la recomendación del día.

Solomillo al punto, servido en sala, en el restaurante Orecanto.Solomillo al punto, servido en sala, en el restaurante Orecanto.

En el apartado de las carnes, estas llegan también con el sello gallego, excelentes. Además, el servicio en sala es impecable. En nuestra visita nos decantamos por el Solomillo trinchado al momento y acompañado de la salsa de su jugo, grelos, pimientos de Padrón y patatas. Los arroces son otro punto fuerte de Ogrelo y Orecanto, con los clásicos como el de Bogavante y otros más originales, como el Asopado con Berberechos, el de Carabineros y Jamón o el de Capón y Verduras.

No olvidamos los postres, donde conviene mirar también a Galicia y disfrutar de las Filloas con crema o nata, pero también del Flan casero, la Tarta de Santiago o las de Queso o Manzana. Y hay que hacer también un mención especial a la bodega, muy completa y con precios ajustados, con especial atención, cómo no, a los vinos gallegos.

Junto al restaurante Orecanto, vas a encontrar una tienda, La Lonja de Orecanto, con alimentos frescos, mariscos recién cocidos, platos preparados y muchos otros productos gallegos, desde conservas a licores. Desde hace un año, al take away ha incorporado un rápido servicio de delivery que abarca casi todo el perímetro madrileño y asegura la máxima calidad de los productos también en las entregas.

Restaurante Ogrelo. Menorca, 39. Madrid. Tel. 914 097 204

Restaurante Orecanto. Avda. de Somosierra, 180. S S de los Reyes. Madrid. Tel. 916 523 131

Restaurante Cadaqués, cocina con alma mediterránea

Restaurante Cadaqués, cocina con alma mediterránea

En la conocida como milla de oro de la gastronomía madrileña, la calle Jorge Juan, recientemente ha abierto sus puertas Cadaqués, un nuevo restaurante que supone una oda al producto y una vuelta a la esencia de lo natural y de lo auténtico en bocados sublimes de mar y montaña.

María Jesús Gómez Talaván21/05/2021

No nació con vocación de arrocería pero lo cierto es que en el poco tiempo que lleva abierto (desde enero) este restaurante se ha convertido en uno de los imprescindibles para tomar un buen arroz en Madrid. Y la fama es merecida. Sus arroces son diferentes, algunos arriesgados y poco usuales, como el de conejo y caracoles o el de pato y salsifíes; otros más tradicionales, como el Brut (arroz negro con sepia, rape y almeja) o el de bacalao. Y otros que son, sencillamente, una apuesta segura, como el de bogavante. Elijas el que elijas, el sabor genuino está garantizado. En ellos no influye solo la materia prima, también la técnica y es que todos están cocinados al fuego con madera de naranjo, lo que les confiere un aroma único que se goza con los cinco sentidos.

Arroces a la leña con madera de naranjoArroces a la leña con madera de naranjo

La magia ocurre en su espectacular cocina vista donde los comensales pueden admirar (sin riesgo de incomodar) el ritmo acompasado y ágil de los cocineros que obran sus creaciones con el protagonismo de los fuegos. Cada uno para su producto. Así, los pescados y la carne se hacen al carbón, los arroces a la leña y las costillas de cordero se cocinan con sarmiento. Todo un ritual digno de presenciar.

Aunque este restaurante es un recién llegado, el dominio de la parrilla le viene de lejos. Concretamente desde hace más de 25 años, los mismos que el Grupo Sagardi, propietario de Cadaqués, lleva reivindicando y exportando el noble oficio de los parrilleros vascos a través de la maestría de los hermanos Iñaki y Mikel López de Viñaspre.  

Pero Cadaqués no solo destaca por sus arroces, lo hace por mucho más. Aquí huyen de las estridencias, lo que importa es el producto. El de calidad. Sin aderezos. El natural. El Grupo Sagardi se define como la gastronomía de los orígenes y es precisamente esos orígenes lo que da rienda suelta a una carta que se impregna de los sabores mediterráneos y de platos milenarios que cautivan más por el fondo que por la forma.

Cigalitas de CadaquésCigalitas de Cadaqués

La esencia del mar se siente y degusta, en toda su plenitud, en una selección de mariscos nobles de proximidad: navajas del Delta del Ebro, cigalitas Cadaqués, gamba roja del Puerto de Roses, ostras, mejillones picantitos, coquinas o almejas de cuchillo. Un paraíso para los amantes de estas joyas del mar. Continúa con una selección de platos y raciones entre los que figuran algunas especialidades propias de la gastronomía catalana como la “coca de recapte”, elaborada con sardinas anchoadas, la esqueixada “empedrada o una elaboración de mar y montaña que se ha convertido en el santo y seña de la casa: ventresca de cerdo ibérico con panceta de bonito de Ondarroa (hazme caso, pídela para compartir). Como platos principales, además de la selección de arroces, encontrarás exquisitos pescados, carnes a la brasa y una selección de platos de cuchara elaborados con mucho mimo. En el capítulo dulce, la carta es corta pero incluye algunos postres primorosos como la crema catalana o la tarta de chocolate, mucho más ligera de lo que imaginas.

La espectacular y ligera tarta de chocolateLa espectacular y ligera tarta de chocolate

Un restaurante con alma marinera

El magnetismo de este restaurante no solo se refleja en su comida, también en su decoración, obra del diseñador Txema Retana. En el interior de local, dispuesto en dos plantas que ocupan la anterior tienda-taller del diseñador Hannibal Laguna, se han conservado los espectaculares ventanales que dejan pasar abundante luz natural. El comedor principal, ubicado en la planta de arriba, es un acogedor espacio decorado con motivos marineros, ladrillo visto, lámparas de rafia y espejos dorados que, en su conjunto, provoca una mezcla armoniosa y elegante que caracteriza a la bahía de Cadaqués. En la planta inferior se encuentra otro comedor que ofrece la opción de emplearse como reservado para eventos de empresas o familiares.

Restaurante Cadaqués

Dirección: C/ Jorge Juan 35, Madrid

Teléfono: 913 60 90 53

Precio medio: 40 €

El Quinto Sabor, sigue la estela hacia la estrella

El Quinto Sabor sigue la estela hacia la estrella

Tras haber recibido el galardón "Plato Michelin 2021", el restaurante cada vez está más cerca de conseguir la ansiada estrella

Ana S. Diéguez18/05/2021

Alta cocina a precios razonables. En El Quinto Sabor, su chef, el increíble Antonio María Ventura, nos seduce con una espectacular propuesta gastronómica a través de esmerados menús degustación que seducen, conquistan y convencen. Un rotundo acierto en Villaviciosa de Odón, que acerca la alta cocina a todos los públicos gracias a unos precios más que razonables.

Tras sus cuatro años de vida, El Quinto Sabor continúa cosechando adeptos incondicionales, lo cual no es de extrañar. Una excepcional propuesta gastronómica que nos deleita con auténticas obras de arte. Sabores diferentes. Estudiados juegos de texturas y matices. Asombrosos emplatados. Una experiencia única que genera adicción.

https://youtu.be/Rqc9P0VUBN0

Antonio no cesa en su empeño de crear, innovar y mejorar. Cambia los menús con frecuencia para enganchar al comensal, logrando superar siempre nuestras expectativas. Partiendo de materias primas de una calidad excepcional, confecciona unos menús equilibrados y saludables. Por este motivo, independientemente de la cantidad de platos que degustemos, jamás sentimos una sensación de pesadez. Todo está estudiado al mínimo detalle para confeccionar menús que, sin duda, merecen recibir el ansiado galardón. Tiempo al tiempo.

En esta ocasión, nos aventuramos a probar el Menú Gourmet, que comienza con una magnífica degustación de aceites premium.

Degustación de AOVEDegustación de AOVE

Continuamos con un original combo degustación de entrantes. El primer plato de este apartado, una espectacular yema de corral cocinada a baja temperatura.  Elaborada con texturas de la huerta y brunoise de cecina con aceite de oliva virgen extra de trufa blanca, constituye un verdadero espectáculo visual y una maravillosa explosión de sabor en boca. El combo prosigue con un fantástico hummus de garbanzos con sardina ahumada y cherrys confitados, y finaliza con su mítico foie brûlèe con confitura de higos, frambuesas y frutos secos, que se mantiene siempre por petición del público.

Yema de corral cocinada a baja temperaturaYema de corral cocinada a baja temperatura

A continuación, y para limpiar el paladar nos sorprenden con una fabulosa crema de verduritas naranjas asadas y toques cítricos que da paso a los platos principales.

Dos opciones. Carne y pescado. En esta ocasión, nos dieron a escoger entre unos formidables lomos de lubina al vapor con salsa de limón al estragón acompañados de unas riquísimas papas arrugas y boniato asado o un sabroso medallón de ternera lechal asada en salsa de ciruelas con ensalada de rúcula y avellanas. Una complicada elección, ya que ambos platos son una auténtica delicia.

De postre, tres opciones. Por un lado, un refrescante zumo detox. Por otro el postre del chef. Finalmente, café con dulce gourmet. Un final perfecto que nos dejó con un inolvidable sabor de boca y muchas ganas de repetir.

Salud y seguridad

  • Es obligatorio reservar
  • Mascarilla obligatoria
  • Toma de temperatura obligatoria
  • El personal lleva mascarilla
  • Se toma la temperatura al personalEl personal debe desinfectar las superficies entre clientes 

El Quinto Sabor

Dirección: Av. Quitapesares, 17, 28670 Villaviciosa de Odón, Madrid

Teléfono: 910 28 38 78

Precio Medio: 40€

Menú ejecutivo: 29,90€

Menú 13 experiencias: 65 €

Nájera, bocados gourmet y excelentes vinos para los amantes del buen vivir

Un restaurante con solera que abrió sus puertas en 1959, para conquistar los paladares más sibaritas, con una propuesta gastronómica de gran calidad

Ana S. Diéguez14/05/2021

Todo un clásico. Un restaurante de toda la vida dónde comer francamente bien. Un grato descubrimiento gracias a la recomendación de Pepe Caldas, el simpático dueño de Taberna Puerto Lagasca y de Taberna Los Gallos. Un canario carismático y encantador que a día de hoy sigue estando eternamente agradecido a su gran amigo “Monchete”, Ramón Hidalgo, dueño del restaurante Nájera, por todos los consejos y contactos que le proporcionó, cuando se aventuró a lanzarse de lleno en el ámbito de la hostelería.

El primer restaurante Nájera abrió sus puertas en 1959 en la madrileña calle de Guzmán el Bueno, con el objetivo de ofrecer siempre una carta elaborada con las mejores materias primas. Honestidad, tradición y calidad podrían ser el sello de esta casa de comidas, que ahora también ha hecho su incursión en el exclusivo barrio de Salamanca, concretamente en el número 116 de la calle de Claudio Coello.

Marina, la madre de “Monchete” fue quién animó a su marido, Florencio a quedarse con el primer local. Una pequeña taberna en Guzmán el Bueno que siempre está hasta arriba. El secreto, no escatiman en ofrecernos siempre los mejores productos a muy buen precio.

Un negocio familiar que hace gala de un ambiente agradable y un servicio sumamente atento que se desvive para que nos sintamos como en casa. Recetas caseras y tradicionales, a las que añaden un toque de modernidad. Propuestas que fusionan los sabores más clásicos con matices innovadores para sorprender y conquistar a los paladares más exigentes. Elaboraciones sencillas que buscan conferir un protagonismo indiscutible al producto y que no requieren florituras ni aderezos innecesarios. Una taberna castiza como las de antaño, que conserva el auténtico ambiente de barrio, con ese encanto tan característico que cada vez resulta más difícil encontrar.

Los míticos huevos rellenos de NájeraLos míticos huevos rellenos de Nájera

En esta ocasión, empezamos la ruta en el restaurante Nájera de Guzmán el Bueno, dónde el propio “Monchete” nos cautivó con sus míticos huevos rellenos, una deliciosa ensaladilla rusa, unos tomates raf, que compra a quince euros el kilo y que saben a tomate de verdad, y unas formidables gambas a la plancha que son un verdadero espectáculo.

No pudimos resistirnos a la tentación de visitar el local de Claudio Coello. Un concepto totalmente distinto en cuanto a decoración se refiere. Elegante. Coqueto. Amplio. Predominan las tonalidades azules y la luz natural que se cuela por la amplia cristalera de la fachada. Un precioso restaurante que conserva la esencia de sus orígenes.

Nájera, Claudio CoelloNájera, Claudio Coello

En Nájera de Claudio Coello, probamos una sorprendente propuesta que nos enamoró. Las alcachofas de Jerusalén con huevo y trufa. Un plato que engancha y seguro que nos obliga a volver muy pronto. También saboreamos un formidable puchero, y un divertido bocadillo al que bautizan “Monchito”. Elaborado con solomillo, tomate raf, mayonesa casera y un toque de mostaza, que sin duda merece la pena probar.

El Bocadillo de solomillo "Monchito"El Bocadillo de solomillo "Monchito"

Desgraciadamente, tras la ruta de Nájera al completo, nos resultó completamente imposible probar la tarta de queso casera que Sol prepara con sumo cariño, por lo que será necesario volver…

Nájera nos sorprende con el genuino sabor de esos platos tradicionales que irremediablemente evocan recuerdos y nos sacan una sonrisa. Un local especial con espíritu tabernero dónde, no solo disfrutar de la buena gastronomía, sino también de buenos momentos… Esos que nunca se olvidan.

Restaurante Nájera

Dirección : Calle de Claudio Coello, 116, 28006 Madrid

Teléfono: 91.543.10.82

Precio Medio: 30€

La Giralda, un pedacito del sur en el corazón del barrio de Salamanca

La Giralda, un pedacito del sur en el corazón del barrio de Salamanca

Un entrañable restaurante familiar dónde embriagarse de la esencia y el duende de Andalucía, mientras saboreamos la mejor gastronomía del sur

Ana S. Diéguez07/05/2021

Un restaurante con solera. Una bonita historia. Más de cuatro décadas deleitándonos con las mejores frituras de la capital. En La Giralda, su precursor, el almeriense Carmelo Espinosa, ha querido plasmar desde sus orígenes, la verdadera esencia de su tierra natal, Andalucía.

En la actualidad, La Giralda se alza majestuosamente en la madrileña calle de Claudio Coello y nos conquista con una maravillosa terraza en el exclusivo callejón de Puigcerdá. Un bonito restaurante que rinde homenaje al mundo taurino, haciendo un guiño a los tiempos en los que su dueño arrancó su carrera como novillero. Desde entonces, ha llovido mucho y Carmelo, por casualidades del destino, aparcó su carrera taurina para dedicarse en cuerpo y alma a la restauración, su gran pasión.

Lo que empezó siendo posiblemente la primera freiduría de calidad en Madrid, La Giralda de la calle Hartzenbusch, desembocó en un negocio familiar de éxito que llegó a reunir hasta cuatro locales de La Giralda en la capital. Restaurantes con un denominador común, siempre el mejor producto, elaborado con humildad y grandes dosis de cariño para satisfacer al comensal. A día de hoy, la segunda generación de la familia Espinosa toma el relevo, y aunque Carmelo continúa presente en cuerpo y alma en La Giralda, tres de sus cuatro hijos, María, Germán y Paco, se han incorporado a este bonito proyecto que nos trae a la capital el genuino sabor del sur.

Carmelo EspinosaCarmelo Espinosa

En La Giralda los detalles marcan la diferencia y nunca falta una rica tapa de la casa que acompaña ineludiblemente nuestra consumición. En este caso, las primeras cañas llegaron acompañadas de unas sabrosas patatas con alioli casero y remolacha, que dieron paso a un sensacional salmorejo cordobés. Fresco y ligero, nos condujo a unas riquísimas croquetas caseras de langostinos. Crujientes, calientes y deliciosas, desembocaron en una de las especialidades de La Giralda. Su espectacular plato de fritura variada que nos traslada a las maravillosas playas del sur con cada bocado. Una materia prima de calidad que elaboran con excelencia, logrando transmitirnos todo el sabor y la esencia de Andalucía. Para terminar, no pudimos resistirnos al arroz caldoso de rabo de toro que Carmelo nos recomendó. Una auténtica delicia que sin duda merece la pena probar cuando se visita La Giralda.

La excelente fritura de pescado de La GiraldaLa excelente fritura de pescado de La Giralda

De los postres, todos ellos caseros, probamos. los piononos de Santa Fe, un postre típico de Granada que nos dejó un delicioso sabor de boca y muchas ganas de volver.

La Giralda, un acogedor restaurante en plena Milla de Oro, dónde empaparse de la auténtica esencia de Andalucía y que nos deleita todos los sábados por la tarde con un animado espectáculo de flamenco, de la mano de la increíble Isabel Luna. Un plan divertido y diferente que nos cautiva con todo el salero y el duende del sur.

La Giralda

Dirección: Claudio Coello, 24, Madrid

Teléfono: 91 576 40 69

Precio Medio: 40€

Patio de Leones: Cocina informal en un ambiente para disfrutar

Patio de Leones: Cocina informal en un ambiente para disfrutar

Desde la terraza de Patio de Leones se puede disfrutar del ambiente más madrileño con hermosas vistas a la Puerta de Alcalá y parte del famoso parque del Retiro. Una terraza que dispone de calefacción y metacrilatos con separación de mesas y diferentes ambientes.

Eva Celada28/04/2021

Tanto para el desayuno, en el que se sirven tostas e incluso churros, como para el aperitivo donde se puede tomar algunas buenas raciones, como la comida con platos tradicionales e incluso la merienda, este espacio es un auténtico lujo. Los fines de semana hay un DJ que ameniza con música a los comensales, que van desde amigos, familias, parejas o reuniones de trabajo.

El bar, así lo define su director Jorge Llovet (también fundador de Ramses, vecino de Patio de Leones), sirve la cerveza en pequeñas cubiteras que permiten tomarlas a la temperatura deseada. La carta está bien diseñada con platos fríos entre los que no faltan las tablas de queso, jamón o el foie, además de la mortadela trufada de Negrini, con tosta de pan y tomate (15 euros) , o las conservas de calidad como los mejillones en escabeche con patatas fritas o los berberechos.

La terraza de Patio de Leones es un auténtico lujo, con vistas a la Puerta de AlcaláLa terraza de Patio de Leones es un auténtico lujo, con vistas a la Puerta de Alcalá

Las raciones frías y calientes continúan proporcionan la posibilidad de compartir diferentes platos, entre ellas la Ensaladilla Rusa (13 euros) bastante mejorable, sale demasiado fría y le falta punch. Sin embargo, son un acierto completo las croquetas de Joselito (13 euros) crujientes por fuera, muy cremosas-casi líquidas por dentro y sobre todo con un sabor a jamón que persiste tras tomarse. Merecen sin duda la pena y son un valor seguro en ese tapeo en la terraza.

El pulpo a la plancha sobre puré de patata con ajada (21 euros) es otro clásico, que aunque está sobre cocido, como es el gusto de los madrileños en su conjunto es correcto. Al igual que las gambas rojas al ajillo (17 euros) que también agradecerían para respetar su calidad menos cocción. También se ofrece la tortilla de patata o los langostinos en gabardina, en definitiva se puede comer muy correctamente de tapeo.

Las raciones son perfectas para comaprtirLas raciones son perfectas para comaprtir

En el terreno de los platos principales, las carnes mandan sobre los pescados, algunos de los que se elaboran de forma correcta como el Rape y Langostinos a la bilbaína (23 euros), sin embargo fallidas las Chuletas de cordero lechal (21 euros) servidas con patatas fritas y pimientos de padrón, las chuletas llevan por encima una salsa de carne concentrada inexplicable que desvirtúa completamente su sabor aportándolas demasiada salinidad. Las patas caseras están muy buenas así como los pimientos.

Los postres son caseros, y probamos la tarta de queso (7 euros) una ración más que para compartir, y en textura y sabor se corresponde a las tartas de queso de corte más tradicional. Probamos también un helado de piña (4 euros), en realidad es un helado de sorbete (está mal denominado en la carta), refrescante de buen sabor, tiene el problema de estar cristalizado.

El restaurante dispone de una carta de cafés que probamos, y de muy buena calidad. Así como el pan rústico de masa madre que no puedes parar de comer. Aunque no tomamos vino, la carta merece la pena, están bien servidos y hay mucha oferta por copas.

El interior de Patio de Leones es una maravilla, con piezas exclusivas de los artistas Sergio Mora y Pepe PuenteEl interior de Patio de Leones es una maravilla, con piezas exclusivas de los artistas Sergio Mora y Pepe Puente

Es una lástima que en los tiempos actuales nos sintamos más seguros al aire libre porque en el caso de Patio de Leones, el interior es una maravilla, con 200 m2 de local, una barra desde la que se pueden ver 500 referencias de vinos así como las piezas exclusivas de los artistas Sergio Mora y Pepe Puente. Solo la contemplación de estas obras ya es una experiencia. Es completamente accesible para personas con movilidad reducida, e incluso hay una ascensor para bajar a los baños, que hay que ver con sus leones en forma de fuente, rememorando a los de la Alhambra.

En definitiva, Patio de Leones es un bar restaurante que merece la pena la visita, porque adapta su “multi propuesta” a las necesidades de sus clientes, tanto horarias como gastronómicas. Desde tomar una cerveza bien servida, una copa de vino con una tabla de embutidos, un vermú especial Martini con un foie, a un guiso o una merienda con   tradicionales churros, e incluso otras más innovadoras y muy correctas. Compartiendo platos se puede comer por 25-30 euros. En lo puramente gastronómico, dentro de los platos que hemos probado, es correcto pero acepta mejora. En su conjunto recomendamos el establecimiento porque no estamos sobrados de lugares seguros, donde pasarlo bien comiendo y bebiendo, y este es uno de ellos.

Patio de Leones.

Calle Serrano, 1 Madrid.

Teléfono 651 555 000

Yugo The Bunker, un enigmático viaje en el tiempo de la mano del imparable Julián Mármol

Yugo The Bunker, un enigmático viaje en el tiempo de la mano del imparable Julián Mármol

Escondido en el centro de Madrid, en la calle San Blas, nos encontramos con un sorprendente espacio, que rebosa magia y nos conquista con una excepcional propuesta gastronómica con toda la esencia nipona

Ana S. Diéguez23/04/2021

Yugo The Bunker, el icónico proyecto del incombustible chef Julián Mármol, es mucho más que un restaurante con estrella Michelin. Un viaje para los sentidos en toda regla que nos hace viajar en el tiempo. Una experiencia sensorial inolvidable que nos seduce nada más traspasar su umbral, con una excepcional réplica de un bunker japonés de la segunda Guerra Mundial.

Un concepto innovador que descoloca y sorprende, haciéndonos  sucumbir a los sorprendentes sabores con los que Julián nos conquista en cada visita.

Un trabajador incansable. Un apasionado de su profesión. Julián disfruta creando, elaborando y sorprendiendo al comensal. Un chef en constante evolución. Un inconformista en constante búsqueda de nuevos sabores, matices y elaboraciones. Como resultado, una experiencia gastronómica que deja huella. Un juego constante de texturas, aromas y fusiones que concluyen en auténticas obras de arte gastronómicas para el deleite de los paladares más sibaritas.

En esta ocasión optamos por probar el menú Omakase, la joya de la corona de Yugo The Bunker. El menú arranca con una espectacular tempura de lubina que dio paso a una degustación de distintas variedades de sashimi. De akami, chutoro, toro, salmón sockeye, salmón albino, ora king salmón, hamachi y lubina. Una auténtica oda al producto que nos condujo a los gunkan. Una deliciosa explosión de sabor en boca en sus tres variedades. De toro, de ora king salmón, de berberechos y de caviar. Todos ellos formidables, aunque nos decantamos por el de caviar, que destaca sobre el resto por su maravillosa textura y su sorprendente sabor.

La cigala con chawan de su coral es un bocado que engancha nada más probarlo, al igual que las fantásticas gyozas. Probamos la de sardina y la de rodaballo salvaje y nos resulta difícil decir cuál nos gustó más. Continuamos con una excepcional degustación de nigiris. Primero, probamos el de viera y continuamos con el de kamatoro, intuyendo con cierta melancolía que el final estaba cerca. Desgraciadamente, así fue, y tras caer rendidos al mítico gunkan de tuétano en dos texturas llegamos al momento del postre.

Una sorprendente torrija de té matcha que fusiona a las mil maravillas la gastronomía nacional con la nipona y que llegó acompañada de unos vanguardistas bomboncitos helados de sake y té verde.

Yugo The Bunker, mucho más que un restaurante con estrella, una experiencia gastronómica que deja huella.

  • Menú Iconic: 125€
  • Menú Acorazado: 135€
  • Menú Omakase:165€

Yugo The Bunker

Calle de San Blas, 4, 28014 Madrid

Teléfono: 91.444.90.34

Precio medio: entre 95€ y 200€

Thaï Garden Arturo Soria

Thaï Arturo Soria, exotismo y elegancia en un entorno idílico

Un precioso restaurante de aire colonial, con una encantadora terraza, dónde disfrutar de la genuina esencia de Tailandia

Ana S. Diéguez16/04/2021

Visitar Thaï Arturo Soria, constituye un viaje sensorial. Una experiencia que nos embriaga nada más cruzar su umbral, para trasladarnos a destinos paradisiacos a través de sabores, aromas y matices que conquistan nuestros sentidos. Fieles a su filosofía, nos deleitan con un exquisito exotismo en el que reina una equilibrada armonía. Maravillosas orquídeas, elegantes velas y enigmáticos budas, nos reciben para adentrarnos en el espíritu de Thaï Arturo Soria. Una inolvidable aventura al Reino de Siam, a través de exquisitos platos que conquistan nuestros paladares desde el primer bocado.

Materias primas de primerísima calidad, cuidadosamente elaboradas con grandes dosis de cariño y mucho amor. Un precioso local, que nos incita a evadirnos y disfrutar plenamente de una inolvidable experiencia gastronómica.

Nuestros Favoritos

En esta ocasión, empezamos pidiendo un Laab Kai. Una refrescante ensalada de pechuga pollo delicadamente picado, preparado con menta fresca y chalotas maceradas en zumo de lima. Seguimos con un fantástico Kanom Gib. Unas espectaculares empanadillas de cerdo y langostinos cocidas al vapor, acompañadas de una suave y untuosa salsa que nos cautivó de inmediato. A continuación, saboreamos las perlas Thaï. Unas llamativas vieiras salteadas con hierbas aromáticas y presentadas en su preciosa concha. De los platos principales, optamos por probar el emblemático Massaman Thaï. Una exquisita carne de vacuno al curry rojo con patatas y anacardos.

Perlas Thaï, en Thaï Garden Arturo SoriaPerlas Thaï, en Thaï Garden Arturo Soria

Para terminar, nos sorprendieron con un original postre, el cremoso de coco y maracuyá. Un elegante dulce con sabor coco y maracuyá que llegó acompañado con una fantástica salsa inglesa al jengibre, crumble y helado de limón. El perfecto broche final para una inolvidable velada en un entorno absolutamente paradisíaco.

Cremoso de coco y maracuyá en Thaï Garden Arturo SoriaCremoso de coco y maracuyá en Thaï Garden Arturo Soria

En Thaï Arturo Soria se respira tranquilidad y sosiego. Una embriagadora calma que ayuda a evadirse de la caótica rutina de la ciudad, para adentrarnos en un enigmático universo Thaï. Una vivencia que rebosa encanto y magia e invita a volver muy pronto.

Thaï Arturo Soria

Dirección: Arturo Soria, 205, 28033 Madrid

Teléfono: 91.350.63.68

Salud y seguridad: Toma de temperatura obligatoria · El personal lleva mascarilla · Se toma la temperatura al personal · El personal debe desinfectar las superficies entre clientes 

Precio Medio: 40€