Los vinos de Alsacia: un viaje a través de los sentidos

Los vinos de Alsacia: un viaje a través de los sentidos

Alsacia, la región francesa con raíces germánicas, es una tierra de espectaculares vinos en donde encontramos al genuino viticultor Ostertag.

Diana Isabel Esteban12/01/2021

Hablar de la región vitivinícola gala con raíces en Alemania y que produce todo tipo de vinos, es hablar de Alsacia. Viticultor innovador de esta zona, que practica la biodinámica e introdujo el uso de la barrica de manera sutil dejando el protagonismo a la fruta, es hablar de André Ostertag.

Estrenamos año, 2021, con las esperanzas puestas en que sea mejor que el 2020. Y, a falta de poder viajar, les propongo descubrir la región gala de Alsacia: tierra de vinos blancos esencialmente, aunque también podemos catar tintos, rosados, interesantes dulces y hasta espumosos (el famoso Cremant d´Alsace)

Esta estrecha región de 190 km de ancho por 50 km, regada por el río Rín, se ubica en la parte más noreste de Francia y está protegida de la lluvia y la influencia marítima por la cordillera de los Vosgos; lo que le confiere un clima semicontinental, es decir, cálido, soleado y más seco de lo usual. Por ello, aunque la chaptalización está autorizada por la denominación de origen Alsacia, únicamente la suelen emplear en años fríos.

Alsacia es una  tierra de vinos blancos esencialmente, aunque también podemos catar tintos, rosados, dulces y espumosos Alsacia es una tierra de vinos blancos esencialmente, aunque también podemos catar tintos, rosados, dulces y espumosos

Alsacia ofrece un abanico extenso de suelos que van desde rocas graníticas, pizarras y arenas hasta blancas tierras calizas. En sus más de 15.600 hectáreas de viñedo, hallamos castillos fortificados, herencia de su ubicación fronteriza con Alemania y Suiza. En ella se cultivan principalmente riesling, gewürztramainer, moscatel y pinot gris, que denominan nobles, además de pinot noir, auxerrois, klevener y sylvaner.

Los vinos alsacianos se pueden identificar visualmente por sus botellas de flauta, también conocidas como renanas o alsacianas: más altas de lo normal, con cuello alargado y etiquetas en las que suelen reflejarse el nombre de la uva o –en las mejores– del pago del que procede el vino.

Alsacia ofrece un abanico extenso de suelos que van desde rocas graníticas, pizarras y arenas hasta blancas tierras calizasAlsacia ofrece un abanico extenso de suelos que van desde rocas graníticas, pizarras y arenas hasta blancas tierras calizas

Podemos disfrutar de su Ruta del Vino, desde el norte en Marlenheim hasta el sur en Thann, atravesando la capital del vino alsaciano, Colmar, magnífica forma de conocer en profundidad los 51 grand cru, su gastronomía y las tradiciones de sus gentes.

En el norte, a 30 kilómetros de Estrasburgo, en el municipio de Epfig, se ubica Domaine Ostertag, bodega familiar fundada en 1966 por Adolphe Ostertag y en la actualidad gestionada por André Ostertag.

Subversivo, incoformista, gran defensor de la viticultura biodinámica y entusiasta de la gastronomía, el arte y la cultura, es mi viticultor (así se autodenomina) favorito de esta región.

André Ostertag. Foto: © worldoffinewineAndré Ostertag. Foto: © worldoffinewine

Su apellido significa “Día de Pascua” y el símbolo que mejor lo representa es el cordero pascual. Por ello, el logo de la bodega es un cordero en medio de una manada que va contracorriente, manera más que acertada para comunicar su filosofía de elaborar.

Dispone de 14 hectáreas de viñedo propio divididas en 80 parcelas, que con la ayuda de su hermana cultiva las uvas sylvaner, riesling, pinot blanc, tokay-pinot gris, pinot noir, gewürztramainer, moscatel ottonel y moscatel de grano menudo. Con una producción de cerca de 100.000 botellas anuales.

Sus vinos apasionan por su franqueza, su facilidad de comprensión y su pureza y expresan de manera clara y directa el terruño del que proceden. Dentro del amplio porfolio de la bodega, se distinguen claramente tres líneas de vinos diferentes.

Sus vinos apasionan por su franqueza, su facilidad de comprensión y su purezaSus vinos apasionan por su franqueza, su facilidad de comprensión y su pureza

La primera es la de los vinos de fruta con la que busca resaltar la tipicidad varietal de las uvas riesling, gewürztramainer o sylvaner procedentes de las parcelas más sencillas cerca de Epfig.

La segunda es la de los vinos de terruño o vinos de piedra, parcelarios de riesling, gewürztramainer y pinot gris procedentes del grand cru de Muenchenberg –que es la flor y nata de la bodega– y de otros pagos ilustres como Fronholz, Zellberg o Heissenberg. Sus etiquetas suelen ser cuadros pintados por la esposa de André, Christine, siempre con motivos vitícolas

La tercera y última categoría es la de los llamados vinos de tiempo y corresponde a vinos dulces. Las uvas son de vendimias tardías, es decir, sobremaduras, que pueden o no desarrollar botrytis. Solo se producen en años en que se dan las condiciones climatológicas adecuadas.

Alsacia es todo un viaje a través de los sentidos.