¿Cómo evitar intoxicarnos cuando comemos fresas

Temporada de fresas: cómo evitar los pesticidas

La temporada de fresas ya está aquí. Os contamos como aprovechar al máximo esta fruta, sus beneficios y como evitar los pesticidas y las posibles intoxicaciones

21 de abril de 2024

Llega la primavera y, con ella, el hipnótico color rojo y el inconfundible aroma de las fresas aparecen en las fruterías y mercados. De marzo a mayo es temporada de fresas y fresones en España, unas frutas que han tenido una simbología sexy y sensual desde siempre. Y no es para menos. Se trata de una de las frutas favoritas en general de la población. Con nata, con leche, con azúcar, con chocolate, solas… No hay quien se resista a unas fresas en estado de maduración óptimo y en temporada. En los últimos años, podemos encontrar fresas en el supermercado, me atrevería a decir que, durante todo el año.  

El cultivo de fresas en España supone una parte muy importante del total de la producción agrícola. Especialmente famosas son las fresas de Huelva, aunque hay otras muy valoradas como las de Murcia, Almería y Valencia. No todas las fresas se cultivan en el campo. De sobra son conocidos los mares de plástico de Almería o las mallas de Murcia. Estos cultivos permiten modificar el calendario de siembra y de recolección. Así, tenemos fresas disponibles en los supermercados prácticamente durante la totalidad del año. 

Beneficios de las fresas

Si piensas en comida saludable o en fotos instagramebales de dieta sana, seguro que en tu cabeza aparecen las fresas. Y cierto es que estamos ante una de las frutas más saludables del mercado. Las fresas aportan únicamente 36 calorías por cada 100 gramos. Entre los beneficios infinitos de las fresas podemos encontrar su alto contenido en fibra que ayuda a la digestión y a la regulación de nuestro organismo, al igual que el alto contenido en antioxidantes, vitaminas y minerales. 

Un fresa contiene cerca de 20 pesticidas diferentes 

Las fresas son una rica fuente de vitamina C, incluso mayor que la de las afamadas naranjas. Son un buen aliado para proteger y empoderar al sistema inmunológico frente a constipados y frente a otras enfermedades como las cardiovasculares. Por su alto contenido en vitamina K y potasio, son también un buen aliado para fortalecer la salud de los huesos. En definitiva, analizando las fresas desde sus aportes a nuestro organismo, queda claro que se trata de un fruto muy saludable y con un impacto muy positivo. Pero, ¿sabías que las fresas son uno de los alimentos más contaminados de pesticidas y productos químicos? 

¿Sabemos lo que comemos? Una fresa contiene cerca de 20 pesticidas diferentes 

Las fresas son uno de los frutos con mayor número de pesticidas. De hecho, según la lista The Dirty Dozen’ , es el alimento más contaminado por éstos químicos. Este estudio refleja que, una sola fresa puede contener en torno a 20 diferentes pesticidas, algunos de los cuales la Organización Mundial de la Salud identifica como contaminantes de frutas. Lo que a tus ojos es un delicioso batido saludable de fresas es a tu organismo un coctel de bacterias y plaguicidas. 

Lo mejor, consumir fresas ecológicas y solo en temporada

Las fresas son muy susceptibles a las plagas de insectos y animales no deseados, y más aún en temporada de fresas. La razón es que, al no tener piel ni cáscara lo que es una llamada a los insectos. El polen, el atractivo olor y el néctar es la combinación perfecta para plagas, animales e insectos. Después estos insectos y plagas pueden llegar a nuestro estómago. Para evitarlo, en muchos cultivos se usan los, ya mencionados, pesticidas e insecticidas. Estos productos son aún más peligrosos para nuestro organismo. ¿Cómo podemos evitar la intoxicación cuando comemos fresas? Podemos lavar las fresas, pero muchas veces, no es suficiente. 

¿Cómo podemos evitar intoxicarnos al comer en temporada de fresas? 

En temporada de fresas, para retirar los restos de insecticidas y pesticidas, muchas veces pasar las fresas por debajo del grifo puede no ser suficiente. Para eliminar la contaminación de las fresas existen otros métodos muy populares como lavarlas con agua o en vinagre de manzana. Aún así, con estas formas de lavar las frutas, no te garantizas seguridad al 100%. La única forma por la que es posible consumir fresas limpias y libres de químicos es apostar por cultivos ecológicos

La temporada de fresas y los cultivos ecológicos , preferiblemente de Huelva, son plantaciones sostenibles, respetuosas con el medio ambiente y con tu organismo. Los cultivos ecológicos de fresas de temporada garantizan que las fresas que estás consumiendo mantienen todas sus propiedades, nutrientes y vitaminas y, además, están totalmente libres de químicos. Son terrenos muy controlados por la Regulación Europea que no permite el uso de fertilizantes químicos, insecticidas, plaguicidas ni transgénicos. 

En yogur con frutos secos, una de las formas más ricas de comer fresas

Con el consumo de fresas ecológicas, y en general de frutas y verduras ecológicas, proteges el medio ambiente, ayudas a reducir la erosión del suelo y proteges a tu organismo de posibles intoxicaciones con químicos. 

Una fruta de oro

Pero no hay miedo. Si eres consciente y consumes fresas de forma correcta, esta fruta tiene un impacto muy positivo en tu salud como ya hemos explicado. Es un fruto de oro, perfecto en platos salados y dulces. Algunas ideas de recetas con fresas van desde una ensalada de espinacas, fresas y queso de rulo de cabra, hasta una deliciosa tarta de fresa, perfecta para un cumpleaños o para celebrar un día al aire libre. Esta fruta es una de las mejores aliadas en una vida saludable. Prueba a añadirlas a tus yogures para darles un toque dulce natural, a tus batidos post-entrenamiento o a tus postres.  

Claro que comer fresas es beneficioso, siempre y cuando se haga de manera correcta. No es suficiente solo con lavarlas. Una fresa puede contener más de 20 pesticidas diferentes y otros productos químicos que, además de reducir su calidad y sus características organolépticas, son un cóctel de intoxicación para nuestro organismo. Por eso, te recomendamos consumirlas en temporada de fresas y apostar, siempre que sea posible, por fresas de cultivos ecológicos de Huelva. Porque cada fruta tiene su estación y consumirlas fuera de ella va en contra del ciclo de la naturaleza. 

Isabel Deleuze

Isabel Deleuze, periodista bilingüe por la Universidad Carlos III de Madrid, está especializada en periodismo gastronómico, con artículos de nutrición, restaurantes y recetas de cocina como algunos de sus puntos más... Ver más sobre el autor