Desde la terraza del Hotel Alhambra Palace pueden disfrutarse unas magníficas vistas de Granada