Tiramisú sin gluten

Si hay un postre con genuino sabor italiano, ese es el tiramisú. Para celíacos y alérgicos al gluten, tenemos esta versión preparada por el joven cocinero de MasterChef Mateo Sierra, libre de gluten.

27 de mayo de 2020Actualizado el 30 de abril de 2024
Café, bizcocho, queso mascarpone, huevos, azúcar y cacao. Son los ingredientes del postre italiano más universal que encuentra su origen allá por el siglo XVII en Siena, aunque hay autores que lo sitúan más tarde, en el siglo XIX, en Turín. Sea como fuera, este pastel de café y cacao es hoy uno de los postres más solicitados y no solo en los restaurantes italianos. El concursante de Master Chef, Mateo Sierra Ballarín, es celíaco y conoce bien cómo hay que seguir una dieta sin gluten. En su libro de recetas ¡Sin Gluten!, de editorial Oberon, recoge platos y elaboraciones llenas de sabor y fáciles de preparar, del primero al postre, como este delicioso Tiramisú.
  • Café soluble en agua
  • Cacao en polvo sin gluten
  • Para la plancha de bizcocho:
  • 110 g de harina de arroz
  • 115 g de maicena
  • 5 huevos (separadas yemas y claras)
  • 125 g de azúcar
  • 3 almendras amargas ralladas (opcional)
  • Para la crema de Mascarpone
  • 500 g de queso mascarpone
  • 1 yema de huevo
  • 180 g de azúcar moreno de caña o azúcar blanco
  • Ralladura de una naranja
  • 1 copa de licor Amaretto (opcional)

Dificultad:

Facil

Precio:

Medio

Así lo hacemos:

  1. Para hacer el bizcocho, separar los huevos para montar las yemas con el azúcar (reservando dos cucharadas) hasta que se blanqueen. Luego, las claras a punto de nieve con las cucharadas de azúcar reservadas. Mezclar las harinas previamente tamizadas con las las yemas blanqueadas, con ayuda de una espátula para mantener el aire. Añadir la mitad de las claras, remover con cuidado, y añadir el resto.
  2. Verter la mezcla en una bandeja forrada con papel de hornear y extender por toda la superficie. Cocer en el horno precalentado a 180ºC durante 22 minutos. Cuando el bizcocho esté dorado y firme, pero flexible, estará listo.
  3. Mientras se templa el bizcocho a temperatura ambiente, preparar la crema de mascarpone en un bol amplio montando al baño María suave las yemas con el azúcar durante cinco minutos. Cuando las tengamos cocidas y blanqueadas, las batiremos con el queso y la ralladura de naranja. Dejar enfriar en la nevera para que se asiente.
  4. Cortar el bizcocho del tamaño de la base del recipiente en el que vamos a montar el tiramisú. Emborrachar el bizcocho con un café bastante intenso que podemos aderezar con algún licor como el amaretto italiano de calidad, o también se pueden rallar unas almendras amargas después de mojar el bizcocho para conseguir un efecto parecido.
  5. Colocar la crema mascarpone por encima del bizcocho emborrachado, formando una capa de un centímetro y medio, y alisar bien la superficie para que quede uniforme.
  6. Espolvorear con cacao por encima cubriendo toda la superficie. Se puede adornar con frutos rojos y azúcar glas.