Toledo al fresco. Cenas de verano en los cigarrales y las terrazas manchegas más exclusivas

¿Quieres vivir una (sabrosa) noche toledana? Te llevamos a los restaurantes que han montado las terrazas más apetecibles para las noches de estío. ¡Y no olvides llevar la rebequita!

Alicia Hernández07/08/2020

Este verano tan diferente nos está dando opción a descubrir algunos de los destinos más cercanos, aquellos a los que pocas veces pensamos ponerle el apellido de veraniego. Queremos llevarte a un Toledo que quizá no conozcas. Lejos del centro histórico, de su judería, del Alcázar y el casco medieval con escaparates llenos de mazapanes y espadas de acero. Un Toledo rodeado de naturaleza  junto al río Tajo, el de sus cigarrales que es como se conoce a las casas de campo, las fincas señoriales de recreo construidas en la orilla sur del río Tajo que tienen su origen en la época romana y que solían contar con un edificio principal y la casita de los guardases, los cigarraleros, rodeado de jardines, olivos y viñas.

Desde aquí, mientras cenas o tomas una copa, se contemplan las maravillosas vistas que plasmó El Greco en sus cuadros. Un auténtico sueño para las noches de verano. Y una oportunidad única para conocer desde dentro estos cigarrales, hasta ahora abiertos solo para eventos y bodas, que han montado sus terrazas de verano con una propuesta gastronómica fresca y muy asequible, liderada por algunos de los cocineros ’embajadores’ de Raíz Culinaria Castilla-La Mancha. 

ADOLFO, EN LOS VIÑEDOS CIGARRAL DE SANTA MARÍA

Adolfo Muñoz, en el Cigarral de Santa María, con viñedos y el fabuloso paisaje de Toledo.Adolfo Muñoz, en el Cigarral de Santa María, con viñedos y el fabuloso paisaje de Toledo.

El nombre del cocinero Adolfo Muñoz va indisolublemente unido al de Toledo. Es su chef más carismático y querido. En el centro del Toledo regenta desde hace 42 su restaurante Adolfo y este verano, motivado por el Covi-19, se ha animado a abrir el Cigarral de Santa María (donde celebra grandes eventos y bodas) para todos sus clientes. Y es todo un acierto. El lugar no puede ser más maravilloso. Además de una vistas impagables del skyline de la capital manchega, con la silueta del Alcázar, la Catedral Primada de Toledo, el Monasterio de San Juan de los Reyes y la Iglesia de los Jesuitas, este cigarral está rodeado de los viñedos de la familia Muñoz y allí está también la bodega donde se elaboran unos vinos increíbles, Pago del Alma, con rarezas como el Pinot Noir y hasta su propio vermú que es perfecto para tomar como aperitivo. En agosto, si te animas, puedes unirte a la vendimia.

Carpaccio de langostinos con frutos Rojos y Lechón a baja temperatura, en la carta de verano del Cigarral de Santa María.Carpaccio de langostinos con frutos Rojos y Lechón a baja temperatura, en la carta de verano del Cigarral de Santa María.

Para las cenas de verano, el cocinero toledano ha preparado una carta (con código QR) llena de productos y elaboraciones veraniegas, como la Sopa fría de melón o el Carpaccio de langostinos con frutos rojos. Para continuar, el chef elabora a la parrilla pescados de temporada, como el bonito del Norte o el Atún rojo de almadraba con encurtidos, y carnes tan exquisitas como el Lechón cocinado a baja temperatura. De postre, para hacerle la competencia a la luna que ilumina Toledo, Adolfo nos invita a probar su Esfera de mousse de yogur, una delicia.

Viñedos Cigarral de Santa María. Cerro del Emperador, s/n. Toledo. 
Tel. 925 252 694.
Cenas de miércoles a domingo, de 20 a 23.30 h.
Hotel Boutique Adolfo. Toledo

LAS CENAS DEL ÁNGEL, CON EL RUMOR DEL TAJO

Cigarral del Ángel, un lugar espectacular junto al río Tajo con cenas de verano únicas: Las Noches del Ángel.Cigarral del Ángel, un lugar espectacular junto al río Tajo con cenas de verano únicas: Las Noches del Ángel.

Otro cigarral que nos permite adentrarnos por primera en sus espacios y jardines es el Cigarral del Ángel, con Las Noches del Ángel, cenas de verano con el sello del chef Iván Cerdeño (con una estrella Michelin, dos Soles Repsol y embajador de Raíz Culinaria Castilla-La Mancha) al frente de su cocina. El lugar es impresionante, un cigarral histórico que se precia de ser el más antiguo y que cuenta con una ermita del siglo XI y la vivienda que hasta los años 90 fue propiedad de la poetisa Fina de Calderón. Una gran finca con preciosos jardines y paseos arbolados hasta donde se cuela el sonido del Tajo que discurre justo al lado. Hasta ahora, nos cuentan, este fantástico lugar estaba destinado a bodas y eventos, así que en cuanto se supo que abría sus puertas la respuesta fue inmediata y el cigarral se llena cada noche para disfrutar de sus diferentes terrazas (para cenas o solo copas), siempre con la mejor postal de Toledo de fondo. El restaurante gastronómico de Cerdeño se encuentra dentro de este complejo pero no abrirá hasta septiembre.

Terrazas con vistas al Tajo y la cocina del chef Iván Cerdeño en el Cigarral del Ángel.Terrazas con vistas al Tajo y la cocina del chef Iván Cerdeño en el Cigarral del Ángel.

La carta de las Noches del Ángel es fresca y desenfadada, con raciones y copas que pueden degustarse en sus enormes terrazas con vistas al río, empezando por la Mejor croqueta de jamón Joselito del mundo, que defendió el jefe de cocina del Cigarral, Alberto García, en Madrid Fusión 2020; la zamburiña en ceviche de coco, el brioche de rabo de vaca con rúcula y o la lubina frita con mojo rojo y el tartar de atún de almadraba con huevo rotos como aciertos seguros. Un grupo de música ameniza la cena que se alarga sin prisas hasta la madrugada.

Cigarral del Ángel Custodio. Carretera de Puebla De Montalbán, s/n. Toledo.
Tel. 925 25 67 45
Abre de 20h a 02h de la mañana, de miércoles a domingo.

CIGARRAL DE LAS MERCEDES, AL NATURAL

El Cigarral de las Mercedes es un balcón privilegiado de Toledo, con un entorno natural cuidado al detalle.El Cigarral de las Mercedes es un balcón privilegiado de Toledo, con un entorno natural cuidado al detalle.

El Cigarral de Las Mercedes, con Javier Medina al frente de su cocina, es otra de las opciones veraniegas para descubrir más acerca de la mejor gastronomía castellanomanchega desde su mirador. Entramos en otro lugar hasta el momento reservado solo para unos pocos afortunados. Este cigarral cuenta además con un boutique hotel 17 habitaciones con terraza privada y vistas al lago y cuatro villas, elegante y acogedor, que ahora abre también al público, por lo que la escapada que nos propone es perfecta.

Javier Medina, el cocinero del Cigarral de las Mercedes, con uno de los platos más veraniegos: ensalada de tomate rosa.Javier Medina, el cocinero del Cigarral de las Mercedes, con uno de los platos más veraniegos: ensalada de tomate rosa.

Esta finca de más de cinco hectáreas esconde un mirador natural de Toledo. Todo está cuidado al detalle y la vegetación conjuga de forma armoniosa con los diferentes espacios. “Del pasiajismo se ha encargado el estudio de la prestigiosa Ana Luengo, nos comenta Fernando Lleida, propietario del cigarral”. Una grandiosa encina nos da la bienvenida a la zona de mesas destinada ahora a las cenas, Casual Dinner, con platos tan apetecibles como la Ensalada de tomate rosa, boconccini (bolitas de queso mozarella), albahaca y anchoas, el Chipirón plancha con pisto tiznao y lactosa de ibérico, la Tortilla mexicana de maíz con guacamole, vieiras y chile rojo o el Pulpo con papas, mahonesa de kimchi y ensalada wakame. También hay opciones veganas, como el Tiradito vegetal o la Hamburguesa veggie. Alrededor del estanque se distribuyen los sofás y mesas bajas donde tomar un aperitivo y alguno de los cócteles que se anuncian en una carta con sugerentes ilustraciones de cada uno de los combinados: Aperol Spritz, Negroni, Sangría, Mojito, Margarita, Mimosa… Una noche inolvidable rodeado de naturaleza y las vistas impagables de la Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Cigarral de las Mercedes. Ctra. Piedrabuena, 72. Toledo.
Tel. 925 252 064.
Abre de miércoles a domingo, de 20 h a 02 h de la madrugada.

Y además…

A dos minutos en coche del casco histórico, encontramos otro rincón perfecto para el verano en el Hotel Cigarral el Bosque, que cuenta con una terraza con vistas de la capital y del Tajo. La azotea del Hotel Carlos V, en pleno corazón de Toledo, ofrece una de las mejores vistas de la ciudad para poder ver la puesta de sol, probar su carta o tomarse un cóctel. Al otro lado de la ciudad, en uno de los edificios más emblemáticos, se encuentra el Parador Nacional de Toledo, desde cuya terraza se puede ver la Catedral, el Alcázar y las sinagogas, y disfrutar de platos castellanomanchegos.