Tomar café disminuye el riesgo de sufrir diabetes

La Escuela de Harvard de Salud Pública ha analizado la relación entre el consumo de café y la diabetes más común, la de tipo II. La conclusión del estudio es que beber 3 ó 4 tazas de café al día reduce en un 25% el riesgo de desarrollarla.

25 de febrero de 2014Actualizado el 25 de septiembre de 2015

La Escuela de Harvard de Salud Pública lleva mucho tiempo analizando los efectos del café en la salud y la repercusión de su consumo en distintas enfermedades. Uno de los últimos trabajos ha analizado la relación entre el consumo de café y la diabetes tipo II. Y los resultados han sido muy favorables: el consumo moderado puede disminuir el riesgo de un individuo de desarrollar diabetes tipo II y a regular los niveles de azúcar en sangre. Los estudios se realizaron a un conjunto de 1.109.272 personas entre los que había 45.335 casos de diabetes tipo II. La duración de las observaciones fluctuó entre 10 meses y 20 años.

Las conclusiones han sido presentadas en el Congreso Mundial de Prevención de Diabetes y publicado por el Instituto de Información Científica sobre el Café (ISIC). Y el resultado ha sido  que el riesgo relativo (RR) de tener diabetes en relación al número de cafés consumidos al día, comparado con los que no tomaban café (RR=1) ha sido: 1 café al día RR = 0.92; 2 cafés al día RR = 0.85; 3 cafés al día RR = 0.79; 4 cafés al día RR = 0.75; cinco cafés al día RR = 0.71 y seis cafés al día RR = 0.67. El efecto se ha considerado igual tanto para el café normal como para el descafeinado. Y la conclusión a dichos estudios ha sido que tomar café es beneficioso para disminuir el riesgo de tener diabetes tipo 2, pareciendo además que el efecto protector del café es más amplio para las mujeres que para los hombres.

Beber tres o cuatro tazas de café al día reduce en un 25 por ciento el riesgo de desarrollar diabetes tipo II. Esto se debe a que la cafeína estimula las células pancreáticas, donde se produce la insulina que necesita el organismo. La cafeína (y otro componente del café, la teofilina) estimula el metabolismo y éso, a su vez, dispara el gasto de energía, ya que ésta aumenta: esta situación disminuye las probabilidades de desarrollar la enfermedad, es decir, de desarrollar diabetes tipo II, Mellitus, que es la que padecen el 90% de las personas con diabetes, es decir la gran mayoría. Si se tiene riesgo de diabetes tipo II es bueno tomar café, alternándolo con los descafeinados, y también hacer deporte para consumir energía.

Eva Celada

Periodista y escritora, Eva Celada inició su trayectoria en los ochenta y fue Redactora Jefe de la revista Dona. En los noventa, destacó en medios nacionales e internacionales entrevistando a figuras como la Madre Teresa, Penélope Cruz, el Dalai Lama o Antonio... Ver más sobre el autor