Tortilla de patatas: receta y consejos para que quede perfecta

La tortilla de patatas es un clásico en la gastronomía española, una receta sencilla y sabrosa, auténtica y tradicional. Hoy te contamos paso a paso su receta.

Jesús Sánchez Celada29/04/2020

La tortilla de patatas es una de esas recetas que admite miles de interpretaciones: con cebolla, sin cebolla, con el huevo muy cuajado, con el huevo casi crudo, dorada, más «blanca», con las patatas cortadas de esta forma o de aquella otra, machacando las patatas, sin machacar… en fin, como dice el refrán : «para gustos colores«.

Con la idea de que cada uno llegue a su punto de perfección en función de sus propios gustos, hoy os queremos contar ciertos detalles fundamentales para que este clásico de la cocina española os quede bien, que tengáis las bases para preparar una tortilla de patata tradicional, jugosa y que a partir de ahí ya le podáis incluir todas las variaciones que se os ocurran y tengáis la opción de «poneros creativos».

La tortilla de patata es una de esas recetas que admite miles de interpretacionesLa tortilla de patata es una de esas recetas que admite miles de interpretaciones

¿Qué necesito para hacer una tortilla de patatas?

Para 4 personas, entre alimentos y utensilios vamos a necesitar:

  • Una sartén antihaderente de tamaño mediano (unos 24 cm. de diámetro)
  • Una espátula (para darle forma en la sartén nos va bien una de silicona) o cuchara de madera y una espumadera (para las patatas)
  • Un plato grande (para darle la vuelta a la tortilla)
  • Un bol grande (para batir los huevos)
  • Un cuchillo
  • Papel de cocina (para quitar el exceso de aceite una vez fritas las patatas)
  • Aceite de Oliva
  • 6 huevos
  • 3 patatas medianas
  • Sal

Y eso es todo. Como podréis ver los ingredientes son bien sencillos y los utensilios sin lugar a dudas los tendréis en vuestra cocina.

Primera parte: freír las patatas y batir el huevo

Tal y como hemos advertido en el principio del artículo, ya desde el primer momento encontraréis diferentes interpretaciones de como freír o cortar las patatas. Os contamos la forma más tradicional:

  1. Calentamos abundante aceite en una sartén.
  2. Mientras calienta el aceite. pelamos las tres patatas y las cortamos en rodajas finas.
  3. Añadimos las patatas a la sartén y freímos. Es importante que vigilemos el fuego para que no se nos doren demasiado. Un buen consejo es removerlas de vez en cuando y tapar la sartén con una tapa, de esa forma quedarán en su punto. En esta parte también es importante ir «cortando y machacando» con la punta de la espumadera las patatas, para que no queden trozos grandes y luego se integren bien en el huevo.
  4. Mientras las patatas de fríen, en un bol cascamos los huevos. Batimos mucho hasta que se forme espuma.
  5. Cuando las patatas estén cocinadas, retiramos con la espumadera sobre el papel de cocina, así eliminaremos el exceso de aceite.
Batimos mucho hasta que se forme espumaBatimos mucho hasta que se forme espuma

Segunda parte: integrar los ingredientes

Un poco de pausa en la receta para que los ingredientes se junten.

  1. Añadimos sal en el huevo batido.
  2. Cuando las patatas estén templadas las añadimos al bol (no lo hagáis con las patatas muy calientes ya que podéis cuajar el huevo y conviene no hacerlo)
  3. Removemos y dejamos reposar unos 10 minutos.

Tercera parte: cocinar la tortilla

Y llegó la hora de la verdad qué en realidad, si tenemos una buena sartén, es muy sencilla.

  1. Calentamos la sartén con un chorrito de aceite
  2. Añadimos la mezcla de huevo y patatas y con la espátula (o cuchara de madera) removemos y extendemos por toda la superficie de la sartén. Esperamos unos segundos a que empiece a cuajar en el fondo y removemos una segunda vez. Volvemos a extender y cocinamos moviendo la sartén con el mango para que no se nos dore demasiado. Es importante que la tortilla no se cuaje demasiado o nos quedará seca. Después de la segunda vez que remováis, en menos de un minuto tendréis que darle la vuelta.
  3. Ponemos un plato liso que sea ligeramente más grande que la superficie de la sartén sobre la misma, agarramos la base del plato con una mano y el mango de la sartén con la otra y le damos la vuelta. Después, con cuidado, volvemos a poner la tortilla con el lado cocinado hacia arriba en la sartén.
  4. Otro minuto y la tendremos lista.
Es importante que la tortilla no se cuaje demasiado o nos quedará secaEs importante que la tortilla no se cuaje demasiado o nos quedará seca

 

 

Trucos, consejos y variantes

Os dejamos una serie de tips que os pueden ayudar a darle personalidad propia a vuestra tortilla de patatas.

  1. Parece una obviedad, pero si los huevos son de corral, vuestra tortilla mejorará de forma considerable. El color amarillo de una tortilla de patatas con huevos de calidad es inconfundible.
  2. El cuajado del huevo depende mucho del gusto de cada uno. Hay personas que les gusta que el huevo esté totalmente derretido y otras muy cuajado. En función de vuestros gustos dejar la tortilla más o menos tiempo en la sartén para conseguir vuestro cuajado perfecto.
  3. Una vez batido el huevo, podéis añadirle una pizca de nuez moscada.
  4. La cebolla es un ingrediente muy común en la tortilla de patata. Para incorporarla podéis hacer varias cosas: incorporarla a la sartén en la que se están friendo las patatas unos 10 minutos antes de que se cocinen, cocinarla en una sartén individual y añadirla cuando mezcléis el huevo y las patatas. Otra opción es hacerla caramelizada, cocinándola en una sartén con un chorrito de aceite y un par de cucharadas de azúcar moreno.
  5. Para que quede más cremosa, añadirle al huevo batido un chorrito de leche y volver a batir.