Venta Moncalvillo: la exquisita coherencia de la sencillez | Comer
 
Venta Moncalvillo: la exquisita coherencia de la sencillez
Eva Celada

Eva Celada

Fotografías:
Héctor Parra

Traducción:

Publicado el
05/03/2012



Ignacio y Carlos Echapresto, frente a la fachada de su restauranteIgnacio y Carlos Echapresto, frente a la fachada de su restaurante

Muchos situaron Daroca de Rioja en el mapa cuando los señores de la Guía Michelin tuvieron a bien conceder una estrella al restaurante situado en este bello pueblo de poco más de veinte habitantes, convirtiéndose en pueblo más pequeño en tener una estrella de la Roja.

Al margen de anécdotas estadísticas, conocer la cocina que realiza  su chef Ignacio Echapresto, así como el buen hacer en sala y bodega de su hermano Carlos, cuya entrevista os ofrecimos hace unas semanas, bien merece el viaje…

Nombre: Venta Moncalvillo
Dirección: Carretera Medrano nº 6 – Daroca de Rioja (Rioja)
Teléfono: 941 44 48 32
Página Web: www.ventamoncalvillo.com
Tipo de cocina: Cocina de producto riojano, elaborada con talento
Entorno: Comedor acogedor y luminoso, cuyos ventanales dan a la huerta del restaurante.
Servicio: Servicio correcto y ágil, además de familiar.
Accesibilidad: Buena
Ambiente: Familias y parejas, curiosos y aficionados a la gastronomía
Aparcacoches: No, pero dispone aparcamiento propio en la puerta
Precio: Extraordinaria relación calidad-precio.
Fecha visita: Viernes 25 de Noviembre de 2011, Almuerzo

Cocina:

Puerros, ventresca de atún y vegetales con piñones asados y vinagre de HaroPuerros, ventresca de atún y vegetales con piñones asados y vinagre de Haro

Tomamos un menú recomendado por el chef que comienza con Puerros, ventresca de atún y vegetales con piñones asados y vinagre de Haro (10 euros), la primera muestra de cómo lo sencillo, bien realizado, puede resultar exquisito. Seguimos con los Pimientos del cristal asados en leña, con yema de huevo de corral y rebozuelos (9,5 euros), un plato bien presentado y con excelente calidad de los productos.

A continuación probamos las Vieiras salteadas con verduras blancas, crema de coliflor y aceite de tomate (11 euros) delicado y sorprendente el germinado, y seguimos con las Cocochas de merluza asada al sarmiento sobre patatas olvidadas (12 euros), con un producto bien elaborado y una combinación sensata en su justo punto.

Bacalao asado en barro con fritadaBacalao asado en barro con fritada

Como plato de pescados nos ponen el Bacalao asado en barro con fritada (22 euros), que se hace al papillote dentro de una cobertura de barro. Algo pasado de punto el pescado, pero sin duda es un curioso procedimiento que otorga al mismo mucha jugosidad.

Seguimos con las Pechugas de pichón asadas con risotto de boletus edulis (22 euros), excelente la carne y también el arroz, con sabor a guiso: un plato impresionante.

Manzana confitada con sidra, helada, crujiente y naturalManzana confitada con sidra, helada, crujiente y natural

De los diferentes postres artesanos elegimos dos: La Manzana confitada con sidra, helada, crujiente y natural (7 euros), un festival de sabor a manzana en diferentes texturas y con diferentes matices, y terminamos con el Helado de Yogurt de cabra con frutos rojos, rosas y azúcar efímero (7 euros), voluptuoso y con un sabor magnífico.

Los vinos recomendados por Carlos Echapresto fueron: Inédito 2009 Garnacha 100%, con madera de Rioja Baja; y Marqués de Vargas 2005 tinto, con 5% garnacha, que es el máximo permitido, excelentes ambos para el menú.

Observaciones:

Hay un menú degustación por 50 euros con aperitivos, 3 entradas, pescado, carne, pre-postre y postre, también otro con maridaje de vinos 72 euros. Hay un proyecto de crear una carta de vinos “real” en la cava natural que posee el propio restaurante, y donde el comensal tendrá a su disposición las botellas de la carta para verlas, tocarlas e incluso probarlas, y decidir así, con todas las garantías, qué vino acompañará el menú elegido.

Calificación:

Ignacio Echapresto, en la cocina de Venta MoncalvilloIgnacio Echapresto, en la cocina de Venta Moncalvillo

Nos rendimos a estos restaurantes que hacen el más dificil todavía, ofreciendo una cocina excelente, con productos de primera calidad y una creatividad elegante y sencilla, llena de encanto con una excelente relación calidad-precio: productos de la propia huerta, pescados de la mejor pescadería de Logroño -Marino- y, posiblemente una de las mejores de España, y una cocina que, colocada en una gran capital, aumentaría su precio al doble y que en Daroca de Rioja hacen estos dos hermanos con una dignidad y exquisitez admirables. Y es que, sin necesidad de alaracas mediáticas, algunos lo hacen realmente bien…

Puntuación:

9/10

Galería fotográfica:

NOTICIAS RELACIONADAS


DÉJANOS TU COMENTARIO
 
 
Marca la casilla bajo estas líneas antes de enviar tu comentario.
Utilizamos este sistema para evitar comentarios automáticos de publicidad.