Ventresca de bonito con ‘greentallarín’

30 de septiembre de 2014Actualizado el 23 de marzo de 2020
Lo mejor del bonito del Norte con una original forma de tomar verdura: tallarines de calabacín. Una receta singular, sencilla, rápida de elaborar y muy saludable por su alto contenido en Omega 3.
1 lata de ventresca de bonito en aceite de oliva1 calabacín fresco 1 ramita de albahaca100 gr. de piñones peladosAjoAceite de oliva virgen extra

Dificultad:

Fácil

Precio:

Medio

Así lo hacemos:

Abrir y escurrir la ventresca de bonito.Hacer un pesto con la albahaca, los piñones tostados, el ajo y el aceite de oliva, triturando los ingredientes. Dar punto de sal, colar y reservar.Con la ayuda de una mandolina, hacer ‘tallarines’ de calabacín, blanquear un par de segundos en un cazo con agua hirviendo y un puñado de sal, escurrir y refrescar con agua fría. Reservar.Aliñar el ‘greentallarín’ con el aceite de la ventresca, un poco de sal y pimienta recién molida, poner un poco de pesto en el fondo de un plato, sobre este el greentallarín y terminar con la ventresca de bonito. Acompañar con unos brotes de albahaca y unos piñones tostados.