Victoria por aplastamiento: las hamburguesas smash le ganan la batalla a las gourmets

Victoria por aplastamiento: las hamburguesas smash le ganan la batalla a las gourmets

A base de golpes las Smash burguers se han impuesto en el mercado de las hamburguesas como la opción favorita de muchas personas.

17 de octubre de 2022Actualizado el 18 de abril de 2024

“La felicidad está en la simplicidad de las cosas” y con las hamburguesas parece ocurrir lo mismo. Hemos pasado de encontrarnos cartas súper extensas en las que se describían burguers como si fuesen pociones hechas por el más reputado alquimista a la sencillez más absoluta: carne, bacon y queso. Y ojo, no es una crítica a la nueva tendencia smash, todo lo contrario. Se agradece que la mayoría de hamburgueserías hayan dejado las pretenciosas propuestas culinarias de lado. Era casi imposible saborear al completo una hamburguesa por culpa de toda la malgama de ingredientes que contenían.

La simpleza nunca ha sido mala y en el panorama ‘hamburguesil’ ha vuelto en forma de bola aplastada que se acompaña con los toppings de toda la vida. Por si todavía no sabes de que estamos hablando, en breves instantes saldrás de dudas, ya que te vamos a dar todos los detalles sobre las smash burguers y el porqué de su popularidad.

Atrás quedaron las hamburguesas gourmet que tenían miles de ingredientes

¿Qué es una smash burguer?

En el párrafo anterior ya te hemos dado la clave. Para hacer la smash burguer se coge una bola de carne picada, se coloca sobre la plancha y se aplasta con una espátula. Todo esto tiene un sentido, no solo sirve para sacar fuera la rabia del cocinero. Con la presión que ejerce el instrumento sobre la carne, la bola se aplana y se consigue un mayor punto de contacto con la plancha. De esa forma, se logra una corteza alrededor de la hamburguesa que potencia exponencialmente su sabor.

Atrás quedaron los discos de carne gruesos en los que se podía elegir el punto de la carne. Estas hamburguesas solo tienen un punto (y punto).

Y sí, podrás estar pensando que estas hamburguesas se quedan como la suela de una zapatilla. Pero si han triunfado tanto es precisamente por todo lo contrario. Para evitar lo señalado, se suele añadir algo más de grasa a la carne picada para que quede jugosa.

¿Por qué se han vuelto tan populares?

Al final, las hamburguesas gourmets eran una moda, y como todas, van y vienen. La gente ya se ha cansado del cuchillo y el tenedor o del ponerse pringado cada vez que intentan utilizar las manos como utensilio. Las smash son una burguer de toda la vida que te puedes comer con las manos. Se hacen más manejables y tienen pocos ingredientes. La carne, el queso, el pan, las salas… y como mucho bacon y poco más.

Al ser normalmente hamburguesas más pequeñitas, los más glotones se pueden quedar con hambre. Por eso, en vez de forzar a los clientes a comprar una segunda, muchos locales han optado por incluir smash burguers con más de un disco de carne.

La clave de las smash burguers está en la simpleza de sus ingredientes

La mejor hamburguesa de España es una Smash

Por si fuera poco, el Campeonato de España de hamburguesas a fallado a favor de una smash. La ganadora de este certamen ha sido la Doble Smashed Burguer de la hamburguesería madrileña Junk Burguer.

Esta se compone de dos discos de 120gr. de carne de vaca rubia gallega madurada y salpimentada que se acompañan con queso cheddar fundido, bacon ahumado y su salsa secreta Junk. Todo ello sostenido por un brioche a prueba de balas. Al final, uno de los elementos más importantes de la hamburguesa es el pan. De que sirve tener muchos ingredientes si todos se salen. ¿Verdad?

¿Dónde puedo encontrarla?

El restaurante Junk Burguer se encuentra en la Calle José Abascal, 31 Madrid. Si eres más perezoso, también puedes encontrar sus productos en la mayoría de aplicaciones de delivery: Glovo, Uber Eats y Just Eat.

Así luce la mejor burguer de España © lamejorhamburguesa.com
Jesús Sánchez Celada

Jesús Sánchez Celada es Periodista gastronómico y director de la revista Con Mucha Gula. Su contribución al periodismo gastronómico va más allá de Con Mucha Gula, consolidándose como figura multifacética en el panorama... Ver más sobre el autor