Viñadores del Atlántico, el proyecto de Hijos de Rivera para rescatar a las pequeñas bodegas gallegas

Viñadores do Atlántico es un proyecto de Hijos de Rivera en favor del desarrollo sostenible y la dinamización económica de zonas vitivinícolas, con el objetivo de apoyar el trabajo de pequeñas bodegas gallegas.

Redacción29/11/2022

Siempre que pensamos en Galicia nos viene a la mente sus costas, sus mariscos y pescados, su ternera, pero ¿Qué pasa con los vinos gallegos?. El vino nace del conocimiento ancestral que ha pervivido a lo largo de los siglos. Desde la Edad Media, la terra de Galicia nos ha regalado grandes vinos que han conseguido asombrarnos a todos con su enorme calidad. Gracias a este Viñadores del Atlántico hoy ha llegado el momento de luchar por conservar este legado.

El proyecto Viñadores do Atlántico ha sido diseñado por Hijos de Rivera con la idea de apoyar a pequeñas bodegas gallegas que estén comprometidas con el mantenimiento y la recuperación de las raíces enológicas de la región, rescatando variedades autóctonas como la branco lexítimo o la merenzao. Estas bodegas eran minoritarias o estaban al borde de la desaparición. Es por ello que ha sido tan importante su labor en este proyecto.

Viñadores del Atlántico, el proyecto de Hijos de RiveraViñadores del Atlántico, el proyecto de Hijos de Rivera

Una variedad con la raza Betanzos

La variedad branco lexítimo es la variedad autóctona de la tierra de Betanzos. Gracias a dos pequeñas bodegas familiares, Casa Beade y Bodegas Rilo, hoy en día podemos seguir disfrutando de esta maravillosa variedad, que aun siendo la autóctona de la zona estaba casi desaparecida de los cultivos. Hemos recuperado un vino blanco fresco, muy afrutado y floral, con notas cítricas y minerales, que con tan sólo probarlo nos trasporta directamente a sus campos gallegos.

Merenzao, ancestral y única

La varidad  merenzao es la segunda variedad que han querido rescatar con este programa. Es una variedad autóctona y ancestral de la D.O Ribeira Sacra cuyo uso era prácticamente inexistente hasta la llegada de la bodega Ponte da Boga. Una pequeña bodega familiar que apostó por la recuperación de dicha variedad y la elaboración de un vino monovarietal.

Un vino que presenta un color rojo pálido con matices ocres, con fuerte aromas a frutos rojos y florales, que nos trasporta a un bosque, una pradera con la hierba mojada, con un aire fresco y puro. En boca podemos notar una entrada amable que nos regala una sensación golosa acompañada de equilibrio y elegancia. En definitiva podemos hablar de un vino 100% Galicia, que nos trasporta a sus paisajes y cultura y nos hace sentir un poco más cerca del norte.

Bodega Ponte da BogaBodega Ponte da Boga

Descubre el Proyecto Viñadores do Atlántico

El proyecto Viñadores do Atlántico nació con el fuerte convencimiento de que se podía mejorar la zona de producción vitivinícola. Sumado a la fiel a la naturaleza inconformista de Hijos de Rivera, Viñadores do Atlántico ha buscado la forma de generar un mayor impacto positivo en el zona. Esto lo ha conseguido a través de la colaboración con las bodegas y los viticultores locales que trabajan con esfuerzo para poner en valor el potencial enológico de esta tierra.

A través de la recuperación de estas variedades autóctonas, el proyecto consigue contribuir a la dinamización de la economía local en el medio rural gallego y al desarrollo sostenible de la zona. Es por todo esto que todas las bodegas seleccionadas emplean prácticas responsables que, aunque utilizan técnicas modernas y actuales, ayudan a la conservación del entorno, y una fuerte transmisión de los valores tradicionales de la zona.