fallas2024valencia

Consejos gastronómicos para vivir las Fallas

¿Dónde y qué comer en Fallas? Las mejores tradiciones gastronómicas valencianas durante las fiestas y consejos para vivir estas Fallas 2024 con intensidad

Nuria Soriano16 de marzo de 2024Actualizado el 18 de abril de 2024

Si ya has soltado algún que otro “hoy hace día de Fallas”, es señal inequívoca de que la fiesta valenciana por antonomasia está muy cerca. Durante 5 días, la ciudad suena a música, pasacalles y verbenas, y huele a pólvora, flores y chocolate con churros. Visitar los monumentos, vibrar con el terratrèmol final de las mascletás y no perderse ni una noche de castillo son algunas de las tradiciones típicas de estas fiestas. Y entre tantos planes falleros, el estómago comienza a rugir.

Menos mal que las Fallas de Valencia están repletas de suculentas tradiciones gastronómicas que alimentan cuerpo y alma. Paella en mesa o para llevar, churrerías ambulantes y chocolaterías con historia y, por supuesto, el esmorzaret que no falte. Coge fuerzas, ve abriendo boca y acompáñanos en esta ruta de consejos gastronómicos para una semana fallera absolutamente deliciosa.

Buñuelos, churros y chocolate: gasolina para un día completo de Fallas

Si por algo se caracterizan las Fallas, es por que el lugar donde se disfrutan y se viven realmente es a pie de calle, también en lo que respecta a la comida. Durante estos días, prácticamente en cada esquina y plaza de la ciudad, se instalan puestos de churros y buñuelos. Estos dulces fritos y rebozados con azúcar son la mejor manera de recuperar energía después de una tarde de Ofrena o una noche de verbena. Algunas de las churrerías ambulantes más grandes y famosas de Valencia se encuentran en las zonas más céntricas, como la Plaza de la Virgen, la calle Xàtiva o la Plaza del Mercado. Pero, si vas a visitar algunas fallas de barrios más alejados, no te preocupes: los puestos de churros y chocolate están por todas partes.

Buñuelos de calabaza

Si te cansas de andar (las Fallas pueden ser muy intensas), también puedes disfrutar de esta dulce tradición valenciana en algunos de los establecimientos de churros y buñuelos con más renombre de la ciudad. En pleno barrio de Ruzafa, la Buñolería El Contraste ofrece estos dulces falleros durante todo el año, pero es del 15 al 19 de marzo cuando más triunfan sus churros, porras y buñuelos de calabaza elaborados con masa frita tradicional. Otros lugares míticos donde disfrutar de este manjar local son las históricas Horchatería El Collado, muy cerca del Mercado Central, y Horchatería Santa Catalina, junto a la renovada Plaza de la Reina. Ojo, si hace buen tiempo, hasta puede ser buen momento para la primera horchata con fartons o el primer helado de la temporada.

¿Qué comer en Fallas? Paella valenciana, por supuesto

La paella es una asignatura obligada para los domingos de muchos valencianos. Sin embargo, nunca se disfruta más de este plato local que durante las fallas. En Casa Carmela, considerado uno de los templos de la auténtica paella valenciana, cuentan con más de 100 años de tradición, y elaboran este plato típico con materias primas de la mejor calidad y a fuego de leña. En este restaurante de la Malvarrosa, la paella se come al centro y con cuchara de madera, como manda la tradición.

Otro lugar insigne donde disfrutar del verdadero sabor de este arroz valenciano es El Racó de la Paella, en Ruzafa. Ubicado en una casona centenaria decorada con azulejos y murales típicos valencianos, en este restaurante podrás degustar la paella valenciana con pollo, conejo y caracoles, lentamente cocinada con fuego de leña de naranjo. Y ya que estás por la zona, puedes aprovechar para ver las fallas de Sección Especial Cuba-Literato Azorín y Sueca-Literato Azorín.

Esmorzaret faller: la tradición valenciana más deseada

Las noches falleras pueden ser muy largas, y no hay nada que cure mejor la resaca que un bocadillo gigante relleno con carnes, salsas, verduras…. Vamos, con lo que tú quieras. Una parada obligatoria para disfrutar del auténtico almuerzo valenciano en Fallas es Bar Nuevo Oslo, situado en la zona de Extramurs. Su vitrina repleta de raciones deliciosas te hará la boca agua.

El esmorzaret valencià es más que una comida para la gente que habita en la terreta. Se trata, más bien, de toda una institución. Y por eso, no es de extrañar que el almuerzo cuente con sus propios premios, los Cacau d’Or. Dos bares que se han alzado con este galardón en 2023 son Ca Rakel, con una mención especial por su bocata Almussafes, y Gastro Trinquet, que cuenta con dos establecimientos: Casa Baldo 1915 y Pelayo Gastro Trinquet. Solo un aviso: ve con hambre a cualquiera de estos lugares, porque además del bocadillo, los cacaos y olivas, la bebida y el café, también sirven tapas clásicas como las bravas o el esgarraet.

Arroces y comida para llevar: ¡en Fallas no se cocina!

Visitar monumentos, asistir a mascletás y castillos, quedar con amigos y toda la retahíla de planes que nos traen estas fiestas, dejan poco espacio para las obligaciones. Dicho de otra manera: en Fallas, olvídate de cocinar. Lo mejor que puedes hacer es pedir un bocata para llevar en algún puesto callejero y llevártelo allí donde vayas a seguir disfrutando del ambiente fallero. Si buscas algo más gourmet y contundente, apunta estas casas de comidas con solera donde podrás encargar raciones de arroces y otros platos mediterráneos. En Comidas Garrido, en la calle Ángel Guimerà, preparan paellas y fideuà a fuego lento y con ingredientes de calidad.

Igual que en La Tauleta, un local ubicado en la zona de Quatre Carreres que sirve raciones take away de platos de toda la vida. Por cierto, son especialistas en arroces: negro, del senyoret, de bogavante, de verduras… ¡Una delicia 100% casera! Por supuesto, no podemos dejar fuera de la lista a Rausell, un restaurante y casa de comidas con 70 años de historia donde disfrutar de pastas, arroces, carnes, tapas y postres. En Fallas, ¡la comida se pide para llevar!

En definitiva, las Fallas de Valencia no solo son un festín para los ojos y los oídos, sino también para el paladar. Desde los dulces buñuelos y churros con chocolate que revitalizan tras largas jornadas falleras, hasta la paella valenciana en lugares emblemáticos, pasando por el tradicional esmorzaret, la oferta gastronómica durante estas fiestas es abundante y deliciosa. Además, con la opción de llevar comida de establecimientos locales, es posible disfrutar de la auténtica cocina valenciana sin perderse ni un momento de la fiesta. ¡Larga vida a las Fallas y su inigualable sabor!

Nuria Soriano

Nuria Soriano es una periodista y escritora especializada en la redacción de contenidos con una trayectoria profesional que abarca más de una década, destacando por su versatilidad y experiencia en diversos medios, marcas y agencias. Además, es autora del libro: “La chica que convirtió las cicatrices en... Ver más sobre el autor